Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



Manual de Introducción a la Botánica, 2da Edición Fontúrbel, Achá y Mondaca .pdf



Nombre del archivo original: Manual de Introducción a la Botánica, 2da Edición - Fontúrbel, Achá y Mondaca.pdf
Título: CAPTULO 1
Autor: Diego Mondaca

Este documento en formato PDF 1.6 fue generado por Acrobat PDFMaker 8.1 for Word / Acrobat Distiller 8.1.0 (Windows), y fue enviado en caja-pdf.es el 27/12/2016 a las 15:47, desde la dirección IP 186.90.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2124 veces.
Tamaño del archivo: 10.6 MB (277 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Editorial Publicaciones Integrales
© 2007

Francisco E. Fontúrbel Rada
Universidad de Los Lagos
Osorno, Chile

Darío Achá Cordero
Universidad de Trent
Peterborough, Canadá

Diego A. Mondaca Gutiérrez
Universidad Mayor de San Andrés
La Paz, Bolivia

Publicaciones Integrales © 2007

Publicaciones Integrales de Bolivia
En Internet: http://www.publicacionesintegrales.8m.com
La Paz, Bolivia.
Portada: Flor silvestre del Hibisco de Coral (Hibiscus schizopetalus) de los bosques montanos de los
Yungas de La Paz
Diseño y fotografía: Francisco E. Fontúrbel.
Contratapa: Palabras del Dr. Stephan G. Beck.
Ilustración: Adesmia polyphylla, de Carlos Maldonado
Armado, composición y edición electrónica: Francisco E. Fontúrbel.

Forma correcta de catalogar esta obra:
FONTÚRBEL, F.E.
ACHÁ, D.
MONDACA, D.A.
MANUAL DE INTRODUCCIÓN A LA BOTÁNICA
Segunda edición
Publicaciones Integrales. La Paz, 2007
ISBN: 99905–0–548–9
MATERIA: Botánica
Formato: 215 x 275 mm
Páginas: xviii + 252

Forma recomendada de citar esta obra:
FONTÚRBEL, F.E., D. ACHÁ & D.A. MONDACA. 2007. Manual de Introducción a la Botánica. 2º
edición, Ed. Publicaciones Integrales, La Paz, 252p.

Depósito legal: 4–1–963–04
ISBN: 99905–0–548–9
© Por Francisco E. Fontúrbel, Darío Achá y Diego A. Mondaca
© Por esta edición, Publicaciones Integrales
Primera edición: 1999
Segunda edición: 2007

La presente edición electrónica es de distribución gratuita, por lo que se autoriza su copia y difusión
siempre y cuando se cite adecuadamente la fuente y no se modifique, altere o ensamble este documento de
forma alguna, sin previo consentimiento escrito de los autores.
© 1999–2007, todos los derechos reservados.

A nuestras familias y amigos por su apoyo incondicional
A quienes hacen y desean hacer ciencia
A nuestras inspiradoras musas

Agradecimientos
La publicación de esta segunda edición es el resultado del trabajo de los autores y el
apoyo desinteresado de un selecto grupo de personas, sin cuyo concurso no habría
sido posible.
Por esto, deseamos hacer público nuestro agradecimiento a la Dra. Mónica Moraes
por ser la principal impulsora de la primera edición, y al Dr. Javier Cerdà, quien en
vida fue director del Laboratorio de Biología “San Calixto” e hizo posible la
publicación del primer Manual de Introducción a la Botánica. Agradecemos además al
Ing. Oscar Gumucio, gerente de ABACOS Ltda y a Virginia Padilla de la Editorial del
Instituto de Ecología, por el auspicio brindado en la primera edición.
A nuestros revisores, Dr. Stephan Beck, Dr. Javier Cerdà, Lic. Emilia García, Dr.
Abul Kalam, MSc. Rosa Isela Meneses, Lic. Ana Portugal y MSc. Juan Pablo Torrico,
quienes pacientemente orientaron y enriquecieron el contenido de los capítulos.
Un agradecimiento especial a Cecilia Pabón y a don Carlos Maldonado por su
talentoso aporte en parte del material gráfico.
A la Lic. Narel Paniagua; Rosember Hurtado; Dr. Antonio Peres Velasco; Dr. Carlos
Gerke; Isabel Fontúrbel; Neil y Mariana Pickers; Heidy Resnikowsky; Luis Castello
y al personal del laboratorio de SIG de PAF–BOL; Dr. Gabriel Baracatt, Dra. Carola
Hurtado y Lic. Luis Pabón del SERNAP; Dr. Timothy Killeen; Lic. María Cristina
Ruiz; Dra. Hilda Rada; Patricia Palacios; Carlos Molina, y al Ing. Rolando
Campuzano, quien en vida fue decano de la Facultad de Ciencias Puras y Naturales de
la UMSA, por su invalorable apoyo durante el largo proceso de elaboración de este
texto.
Finalmente, agradecemos al Dr. Javier Cerdà (QEPD), por el prólogo y al Dr. Stephan
Beck por sus comentarios para la contratapa.

Revisores
Dr. Stephan Beck
Director del Herbario Nacional de Bolivia
Docente e investigador de la Carrera de Biología de la
Universidad Mayor de San Andrés

Dr. Javier Cerdà S.J.
Director del Laboratorio de Biología “San Calixto”
Miembro de número de la Academia Nacional de Ciencias de Bolivia

Lic. Emilia García
Herbario Nacional de Bolivia
Directora de la Carrera de Biología de la
Universidad Mayor de San Andrés

Dr. Abul Kalam
Docente de las carreras de biología y agronomía de la
Universidad Mayor de San Andrés

MSc. Rosa Isela Meneses
Subdirectora del Herbario Nacional de Bolivia

Dra. Mónica Moraes (1º Edición)
Herbario Nacional de Bolivia
Docente e investigador de la Carrera de Biología de la
Universidad Mayor de San Andrés

Lic. Ana Portugal
Herbario Nacional de Bolivia

MSc. Juan Pablo Torrico
Instituto de Biología Molecular y Biotecnología
Docente e investigador de la Carrera de Biología de la
Universidad Mayor de San Andrés

Prólogo
Con las presentes letras pretendo prologar el MANUAL DE BOTÁNICA, renovado y completamente
transformado con el nombre de MANUAL DE INTRODUCCIÓN A LA BOTÁNICA, de los señores
Francisco Fontúrbel, Darío Achá y Diego Mondaca, alumnos de la Carrera de Biología, de la Universidad
Mayor de San Andrés de La Paz (UMSA), quienes me han pedido una dedicatoria a su nueva edición.
Quiero felicitarles porque, en el lapso de un poco más de un año, agotaron su primera edición, si bien
reducida, no menos apta y eficaz para ayudar y orientar a los alumnos de la Carrera de Biología.
La Segunda Edición, sale completamente renovada y aumentada. Es ya un libro que no tiene las
características de un manual, sino de un texto que llega a ayudar y colaborar a los alumnos y alumnas de los
últimos cursos de Secundaria y a los destinatarios de Ciencias Biológicas, Agronomía y otras Carreras.
Resulta, a mi modo de ver, un libro fundamental para los estudiantes, de las mencionadas y otras carreras, que
necesitan una mano que les ayude, en poner las bases de la Investigación Científica y los conocimientos
fundamentales para el estudio. Por este motivo debiera de estar en todas las bibliotecas de los Colegios de
Secundaria y de la Universidad, para unos como libro de estudio y para otros de consulta y en este sentido los
estudiantes de los primeros cursos de Biología y Agronomía, en especial, lo deberían llevar siempre en la
mano. Un buen libro es el mejor compañero o compañera.
Consta de nueve capítulos fundamentales de conceptos claros, que demuestran la altura que han alcanzado los
mencionados autores. Como en todas las cosas humanas siempre susceptibles a perfección o mejoramiento,
así como ha habido una renovación grande y fundamental en esta segunda edición, en las siguientes, como lo
espero, ha de haber otra mejora grande, en especial en el último capítulo de las Técnicas de Laboratorio y
Campo, que según mi parecer por razón de espacio no ha podido ser implementado como los otros capítulos,
para no aumentar el volumen y hacerlo más asequible a los estudiantes.
Les he de manifestar que para publicar un libro hay que tener valor. Vaya pues, mi felicitación y estímulo.
Que no decaigan sus ánimos en este trabajo, que de continuarlo les va a reportar grandes beneficios en su
carrera y a nivel profesional. Siembren ahora para recoger más adelante el agradecimiento y los frutos que
cosechen en otros estudiantes. Deseo que sean un ejemplo para todos.
Enhorabuena. Que Dios les bendiga, sus esfuerzos.
Amigo y antiguo profesor:

Dr. Francisco Javier Cerdà S. J. (1)
Director Laboratorio de Biología “San Calixto”

La Paz, Noviembre 2002
(1)

Francisco Javier Cerdà Durà (Gerona 1922 – La Paz 2005), sacerdote jesuita, teólogo y doctor en biología. Fue
fundador, promotor y director del Laboratorio de Biología “San Calixto” desde 1966, institución que gracias a su
dedicación y acertada dirección se convirtió en un referente internacional de la investigación científica en Bolivia. Fue
autor de numerosas publicaciones científicas, libros de textos, y ante todo, un docente que formó a muchas generaciones
de biólogos. Su generosa contribución fue fundamental para la publicación de la primera edición de este texto, en 1999.

Prólogo a la primera edición
Seguramente muchos de los esfuerzos y empeños de nuestra Carrera de Biología durante los últimos años,
han buscado asegurar una secuencia lógica en la enseñanza desde los elementos más básicos para consolidar
una mejor formación en el área de la botánica. De hecho, la inclusión de la materia Introducción a la
Botánica en el programa curricular de Biología inicia un perfil más consecuente, tanto en las áreas de
especialización como de la información disponible al futuro profesional y que posteriormente se particulariza
con materias troncales y electivas para satisfacer las expectativas individuales.
Bajo este proceso, se refleja un compromiso implícito para concentrar referencias y fuentes de consulta
accesibles a la comunidad estudiantil, particularmente si consideramos cierta debilidad en nuestras bibliotecas
y – pese al afán colectivo por actualizarnos – no siempre aseguramos reunir todo lo vigente o recientemente
publicado. De tal forma, que cada grupo de estudiantes nuevos que ingresa a nuestra comunidad plantea la
necesidad de contar con una orientación fundamentada, no solo en las clases teóricas y prácticas exigidas para
adelantar los diferentes niveles de formación curricular.
Por otro lado, la interacción de los biólogos bolivianos en espacios que diversifican sus capacidades, ofertan
también la consideración de un amplio espectro de información que no necesariamente se encuentra
compilada en un solo documento. Entonces, las perspectivas para informar al futuro biólogo respecto a todos
los elementos que serán clave en la secuencia de materias se hacen más complejas, pero también se
enriquecen.
Para particularizar la presentación de la presente guía es importante retener el claro protagonismo que
plantearon Darío, Francisco, Diego e Iván, quienes después de finalizar su primer semestre en la Carrera,
manifestaron su interés por aportar en el ensamble de una guía – basada en el programa analítico de
Introducción a la Botánica – para facilitar la orientación a los estudiantes que ingresan a Biología. Si bien la
estructuración de esta guía se basó en este programa, hay que recalcar que fueron innumerables las
oportunidades en que se tuvo que limitar su entusiasmo por integrar los capítulos con lujo de detalles y
gráficos, pues el pensum de Biología y las materias del área de Botánica se encargarían de satisfacer un
programa más desmenuzado y con un alcance académico lógicamente organizado para acceder a información
más completa.
El desafío por desarrollar la presente guía fue asumido con especial dedicación por los cuatro estudiantes,
quienes también trabajaron para el diseño del formato, la integración de gráficos y en la asignación de
capítulos completos, todos sometidos a una intensa fase de seguimiento y corrección para pulir las versiones
finales. Seguramente durante estos últimos meses, ellos asimilaron las divergencias en estilo y redacción de
cada uno, por lo que es de especial importancia que hayan incursionado en la integración de características y
personalidades para conjuncionar esta experiencia – tal vez prematura– en la preparación de esta Guía, como
base fundamental para el área Botánica de nuestra Carrera.
La articulación temática de la presente guía, responde a los siguientes capítulos: El primer capítulo incluye
una presentación sobre la investigación científica y la metodología científica. El segundo es un tratamiento
introductorio de la botánica como ciencia, sus especialidades y ramas de interacción, así como una referencia
a la botánica en Bolivia, las áreas protegidas y las formaciones de vegetación. El capítulo tercero incorpora
un resumen sobre morfología y anatomía vegetal: la organización y diversidad vegetal, desde el nivel
molecular, celular y de tejidos, para luego considerar niveles de diferenciación como talo, vástago y cormo.
El cuarto incluye una introducción a la fisiología vegetal, enfatizando en los procesos fotosintéticos y de
respiración. El quinto se refiere a la clasificación botánica, tanto conceptual como metodológica. El sexto
hace referencia a la evolución vegetal y elementos básicos sobre filogenia. El séptimo concentra temas
relacionados a los fundamentos biológicos, ciclos de vida y reproducción vegetal. El octavo hace referencia

al enfoque de los organismos vegetales y su ambiente, las interacciones con animales (dispersión,
polinización). Finalmente, el noveno compila el componente complementario práctico y de sus técnicas con
sus respectivas instrucciones para implementar los laboratorios y salidas al campo, que ha sido modificado en
base al programa de Laboratorio de Introducción a la Botánica.
Cada uno de estos capítulos incluye el fundamento teórico por tema, junto a gráficos (fotos, tablas y
esquemas ilustrativos), un cuestionario para facilitar la auto evaluación y las fuentes consultadas;
eventualmente se añade además otra lista de referencias que son sugeridas para ampliar información.
Finalmente y para facilitar la consulta de esta guía, se presenta un índice completo de términos técnicos
seleccionados.
Bajo todos los antecedentes mencionados y con la vivencia personal de haber disfrutado la labor empeñada
por mis queridos estudiantes, aprovecho dedicar este prólogo a las nuevas generaciones que ingresan a
nuestra carrera y a sus compromisos para adelantar etapas con evidentes criterios de madurez y
responsabilidad. Esta Guía es una prueba de ello.

Mónica Moraes R., Ph. D.
Docente Investigador – Área Botánica
Carrera de Biología
Universidad Mayor de San Andrés

La Paz, Marzo 1999

viii

Prefacio
Esta nueva edición de Manual de Introducción a la Botánica se comenzó a elaborar en abril de 2000 y el
primer borrador se terminó en febrero de 2001, y el borrador final se terminó en noviembre de 2002. La
decisión de los autores de elaborar esta segunda edición, responde a la necesidad de contar con un texto
sintético, accesible y acorde a la realidad de nuestro contexto. Dicha necesidad fue cubierta –en parte– con la
primera edición de este libro, que fue más un primer intento de publicación que un texto de consulta
establecido, de amplio alcance. La consolidación de este proyecto enfrentó no pocos problemas al momento
de buscar financiamiento para su impresión, varios fueron los ofrecimientos pero ninguno llegó a concretarse,
demorando la salida oficial de este texto por 5 años, periodo en el que se realizaron revisiones y
actualizaciones importantes a los contenidos. Hoy, aprovechando el avance de la informática y el impacto de
Internet, ponemos este texto a disposición del público de forma gratuita.
La primera edición se publicó pensando en cubrir las necesidades de los estudiantes de la asignatura de
Introducción a la Botánica, correspondiente al primer semestre de la carrera de biología de la Universidad
Mayor de San Andrés, y grande fue nuestra sorpresa al saber que dicho material fue acogido por estudiantes y
docentes de otras carreras universitarias en distintos departamentos del país, y también fue utilizado en varios
colegios como texto de consulta, y que en algunos casos, hasta superó las fronteras del país.
Es por ello, que esta segunda edición, corregida, aumentada y renovada, pretende llegar a un amplio grupo de
estudiantes de secundaria, curso pre–facultativo y primeros semestres de carreras relacionadas, directa o
indirectamente. Este libro ya no pretende ser solamente una guía para una asignatura, sino que pretende ser
una base introductoria a la botánica, y que pueda convertirse en un texto básico de consulta para estudiantes y
docentes, en el contexto Latinoamericano.
Es así, que esperamos que en el futuro nuestro texto deje de ser usado sólo a nivel universitario, y constituya
parte del conocimiento básico de bachilleres y técnicos, subiendo el nivel de preparación científica en la
región. Con este objetivo, se han reformulado profundamente los capítulos 3, 4, 6, 7 y 8, los que han sido
mejorados y extendidos para abarcar otras áreas de conocimiento, mientras que los capítulos 1, 2, 5 y 9 han
sido ampliamente corregidos y complementados. Además se han añadido tres secciones de mucha utilidad
para los estudiantes: los anexos didácticos, el diccionario de términos y el índice alfabético. Al final de cada
capítulo se han añadido textos y páginas web de referencia, para que los estudiantes puedan ampliar sus
conocimientos.
También se ha creado una página en Internet, con material didáctico de apoyo a los estudiantes y docentes,
que les permita tener información actualizada en todo momento, así como disponer de algún software gratuito
de gran utilidad.
Esperando que este material le sea de utilidad, dejamos este libro en sus manos…

Francisco E. Fontúrbel
Darío Achá C.
Diego A. Mondaca G.

Índice de materias
Dedicatoria

i

Agradecimientos

iii

Prólogo

v

Prólogo a la primera edición

vii

Prefacio

ix

Índice de materias

xi

Capítulo 1: La investigación científica
Introducción
¿Qué es la ciencia?
Características de la ciencia
Importancia de la definición de ciencia
La investigación
Origen del pensamiento científico formal y la investigación científica
Ciencia básica y ciencia aplicada
Ciencia y sociedad
El flujo del conocimiento científico a la sociedad
El nuevo paradigma de la ciencia en la sociedad
Contextos de la ciencia y la investigación científica
La deducción
La inducción
La abducción o retroducción
La analogía
La construcción
La intuición
La casualidad o azar
El contraste
Pasos del método científico
Observación de la realidad
Hipótesis
Experimentación
Resultados
Discusiones
Conclusiones
Literatura citada
Algunas consideraciones importantes sobre las hipótesis y los resultados
Aplicación del método científico
Las ciencias experimentales y las ciencias sociales
Las ciencias experimentales
Las ciencias sociales
De los hechos a la ambigüedad
Recolección de material para la preparación del informe científico
Biblioteca
Anotaciones
Comunicación personal

1
1
1
1
2
2
2
3
4
4
4
4
4
5
5
5
6
6
6
6
6
7
8
8
8
8
8
9
9
10
10
10
11
11
11
11
12
13

El flujo de la información científica en el mundo contemporáneo
La Bibliografía
Libros y folletos
Tesis
Conferencias, congresos y reuniones
Monografías en serie
Publicaciones periódicas
Internet
Fichas bibliográficas

13
14
15
15
15
15
15
16
17

Capítulo 2: Introducción a la botánica. Botánica en América Latina
Introducción
Origen y evolución de los organismos vegetales
Estudio de los organismos vegetales: ramas y especialidades de la botánica
Ciencias relacionadas con la botánica
Especialidades de la botánica
Ramas de la ciencia botánica
Estudio de la distribución geográfica de la flora
Reinos florales
Reino Holoártico
Reino Paleotropical
Reino Neotropical
Reino de Cabo Esperanza
Reino Australiano
Reino antártico
Reino floral de los océanos
Botánica en América Latina y botánica en Bolivia
Los convenios internacionales y su impacto
Áreas naturales protegidas en América Latina
Botánica en Bolivia
Riqueza e importancia de la botánica
Pisos ecológicos de Bolivia
Economía y botánica en Bolivia
Ecología y botánica en Bolivia

21
21
22
24
24
25
25
26
26
26
26
26
27
27
27
27
27
28
28
30
30
31
31
33

Capítulo 3: Niveles de organización
Introducción
La química de la vida: introducción a la bioquímica
Agua
Carbono
Carbohidratos
Lípidos
Proteínas
Nucleótidos
La célula
Tamaño de la célula
La pared celular
La membrana citoplasmática
El núcleo
El citoplasma
Los ribosomas
El retículo endoplasmático
Aparato de Golgi

37
37
37
37
39
40
41
42
43
43
44
45
46
47
48
50
50
50

xii

La vacuola
Las mitocondrias
Los cloroplastos
Otros plastos
Los principales tejidos de la planta
Los meristemas y el crecimiento primario
El crecimiento secundario
Parénquima
Colénquima
Esclerénquima
El xilema
El floema
Epidermis
Organografía
La raíz
El tallo
La hoja
La flor
El fruto

51
51
52
52
53
53
54
55
55
55
56
56
57
58
59
60
60
61
62

Capítulo 4: Bioquímica y fisiología
Introducción
Nociones básicas sobre la energía
Leyes termodinámicas
Energía libre
Metabolismo
Enzimas
ATP: Unidad energética de la célula
Incorporación de importantes compuestos a la planta
Movimiento del agua
Incorporación del agua y los minerales a la planta
Intercambio de gases
Muchos compuestos no son incorporados a la planta sino que deben ser sintetizados
Fotosíntesis
La luz solar y la energía lumínica
Pigmentos
Fase lumínica
Fosforilación cíclica
Fosforilación fotosintética
Fase oscura
Las plantas C3 y la fotorespiración
Las plantas C4
Las plantas CAM
Respiración celular
Glucólisis
Via aerobia
Ciclo de Krebs
Cadena de transporte de electrones

65
65
65
65
66
66
67
70
71
71
72
73
73
73
74
75
76
77
77
78
79
80
80
81
81
82
83
83

Capítulo 5: Sistemática y taxonomía
Introducción
Historia de la sistemática y la taxonomía
Época del hombre prehistórico

87
87
87
87
xiii

Época de las grandes civilizaciones
Época de la edad media
Época del Renacimiento
Época de Linneo
Época de la teoría de la evolución de Darwin
Clasificación
Sistemas de clasificación
Taxón
Tipos de clasificación
Nomenclatura botánica
Nombres de los taxa
Formación de epítetos específicos en latín
Tipos de epítetos específicos
Nombre de taxa de rango superior a género
Pronunciación de los nombres científicos en latín
El Código Internacional De Nomenclatura Botánica
Principios del CINB
Proceso de determinación taxonómica
Las claves botánicas
Estructura de las claves
La evolución y su relación con la taxonomía
Sistemática filogenética
Importancia de la botánica sistemática
Colecciones en Herbarios
Importancia de los herbarios

87
88
88
88
88
89
89
90
92
92
93
93
93
94
94
94
94
95
95
96
96
97
98
98
98

Capítulo 6: Genética y Evolución
Introducción
ADN y ARN: Cromosomas
Cromosomas y genes
Flujo de la información: transcripción y traducción
Genética y proporciones mendelianas
Primera ley de Mendel
Segunda ley de Mendel
Proporciones y cálculos
Casos especiales: variación de las proporciones mendelianas
Mutaciones
Ingeniería genética y biotecnología
Evolución
Teorías de la evolución
Conceptos de especie
Filogenia
Filogenia de los grupos vegetales más importantes
División Cyanophyta
División Phaeophyta
División Rhodophyta
División Chlorophyta
Filogenia de las plantas vasculares
Adaptación y exaptación
Variabilidad poblacional y niveles de parentesco
Selección natural
Selección estabilizadora
Selección direccional

101
101
101
102
103
104
104
105
106
106
107
107
108
110
110
111
112
113
113
113
113
113
114
116
118
118
119

xiv

Selección desorganizadora
Híbridos
Tipos de hibridación
Ventajas y desventajas
Formas especiales de hibridación y dispersión. Formas de adquirir fertilidad

119
120
121
122
123

Capítulo 7: Diversidad y desarrollo
Introducción
Reproducción
Reproducción asexual
Reproducción sexual
División celular
Mitosis
Meiosis
Diferenciación celular y desarrollo
Alternancia de generaciones: las fases gametofítica y esporofítica
Reinos de interés botánico
Reino Mónera
Reino Protista
Reino Fungi
Reino Plantae
Algas
Cianófitos
Euglenófitos
Pirrófitos
Crisófitos
Clorófitos
Charófitos
Feófitos
Rodófitos
Ciclo vital
Hongos
Zygomycetes
Eumycota
Ciclo vital
Líquenes
Ciclo vital
Briófitos
Ciclo vital
Pteridófitos
Ciclo vital
Gimnospermas
Ciclo vital
Angiospermas
Dicotiledóneas
Monocotiledóneas
Ciclo vital
Patrones fenológicos
Picos fenológicos
Patrones de floración y fructificación

127
127
127
127
129
129
129
131
133
134
135
135
135
135
135
135
136
137
137
137
137
137
138
138
138
138
139
139
139
140
140
141
141
141
142
143
143
143
144
145
145
146
146
147

Capítulo 8: Ecología
Introducción

149
149
xv

Conceptos básicos de ecología
El ambiente abiótico
Biomas
Tundra
Taiga
Bosques caducifolios
Praderas templadas
Chaparrales
Selvas tropicales
Sabanas
Desiertos
Hábitats acuáticos
Poblaciones y comunidades
Tamaño poblacional
Dispersión
Modelos matemáticos que explican el crecimiento
Comunidades
Ecología microbiana
Dinámica de los ecosistemas
Pirámides y redes tróficas
Flujo de energía
Ciclos biogeoquímicos
Sucesión ecológica
Estructura de las poblaciones vegetales
Formas de vida
Distribución vertical
Distribución horizontal
Especies indicadoras
Relaciones ecológicas
Interacciones ecológicas
Relaciones entre plantas y otros organismos vivos
Polinización
Polinización por factores abióticos
Polinización por factores bióticos
Autopolinización
Coevolución insecto-planta en la polinización
Estrategias de polinización
Principales insectos polinizadores
Dispersión y latencia de semillas
Dispersión por medio de factores abióticos
Dispersión por medio de factores bióticos
Dispersión de poblaciones
Latencia de semillas
Ecología, conservación y desarrollo
Integración entre economía y medio ambiente
El desafío actual de Latinoamérica
Capítulo 9: Técnicas de campo y laboratorio
Introducción
Normas de laboratorio
Normas para el trabajo en campo
Normas para la presentación del informe de laboratorio
Presentación de los resultados
xvi

149
151
153
153
154
155
155
155
156
156
157
157
158
158
159
160
161
161
161
161
162
163
164
165
165
165
165
166
166
166
168
170
170
170
171
171
172
173
173
173
173
174
174
175
177
178
181
181
181
182
182
183

Práctica 1: El microscopio
Práctica 2: La célula
Práctica 3: Potencial hídrico
Práctica 4: Movimiento del agua en la planta
Práctica 5: Pigmentos fotosintéticos
Práctica 6: Técnicas y equipo de campo (salida de campo)
Práctica 7: Simulación de la selección natural
Práctica 8: Reproducción vegetal y ciclos de vida
Práctica 9: Taxonomía
Práctica 10: Formas de vida y pisos ecológicos (salida de campo)
Bibliografía recomendada para la elaboración de informes

184
190
192
195
198
201
204
206
208
211
215

Anexo 1: Eras geológicas

217

Anexo 2: Organografía y criterios morfológicos

219

Anexo 3: Listado de familias de plantas vasculares de Bolivia

235

Diccionario breve de términos botánicos

239

Índice alfabético

249

xvii

CAPÍTULO 1

LA INVESTIGACIÓN CIENTÍFICA
n la medida que el hombre fue
desarrollando sus conocimientos y sus
habilidades también mejoraban sus
métodos de investigación, es decir, éstos eran cada
vez mejor fundamentados y tenían un mayor
margen de credibilidad. Es por ello que luego de
esos avances se pudieron diferenciar, en forma
general, dos tipos de conocimientos: el
conocimiento común (o empírico) y el
conocimiento científico. El primero es aquel que
lo podemos aprender en la vida cotidiana, se
caracteriza por ser predominantemente superficial,
subjetivo, sensitivo, no sistemático y acrítico.
Entonces podemos ya suponer las grandes
diferencias que tiene este conocimiento empírico
con el conocimiento científico, que se rige por
conocimientos metódicos con pretensión de
validez, y tiene como instrumentos generales a la
reflexión y al razonamiento lógico. Este tipo de
conocimiento se adquiere mediante el observar
una realidad concreta, formular preguntas como
consecuencia de las observaciones, proponer una
hipótesis que conteste a las preguntas, comprobar
experimentalmente la hipótesis o refutarla, y llegar
a conclusiones que puedan hacerse extensivas
(teorías) y que puedan ser usadas, a futuro, para el
beneficio del hombre.
Ahora bien, el principal problema en el que se
cayó fue que, si bien los investigadores realizaban
sus trabajos según las reglas del conocimiento
científico, éste no era uniforme, es decir que cada
quien tenía su propio método, es por ello que
luego de muchos años se planteó un método
básico y universal, denominado método
científico. Éste nos sirve tanto para formular como
para responder a esas inquietudes, sobre "[...]qué
es el enfoque sistemático de la información del
universo" (Jencsen & Salisbury 1988). El empleo
del método científico es lo que distingue a la
ciencia de los otros tipos de conocimiento. El
conocimiento científico no es definitivo y el
método científico se encarga de perfeccionarlo
(Zorrilla & Torres 1995).

¿QUÉ ES LA CIENCIA?
Si bien la palabra ciencia es muy común en el lenguaje
formal en los ámbitos académicos, universitarios y
científicos aun no se ha encontrado una definición
única y universal para este concepto, ya que su propia
amplitud hace que tenga diferentes acepciones según el
contexto en el que se maneja. De manera general,
podemos asumir como una definición genérica la que
nos da el diccionario:
Ciencia, Conocimiento exacto y razonado de ciertas
cosas; conjunto de conocimientos sistemáticamente
ordenados.
Esta definición genérica es muy amplia y puede tener
diferentes interpretaciones en función al contexto en el
que se maneje, por ejemplo un científico experimental
y un cientista social o un metafísico pueden basarse en
este mismo concepto básico pero darle una
contextualización diferente en función a su formación
profesional, sus conocimientos y los paradigmas que
rijan su esquema de pensamiento.
Entonces, para fines prácticos de este texto, podemos
regirnos a la siguiente definición de ciencia:
Ciencia es el conjunto de conocimientos ordenados
sistemáticamente, y que son obtenidos por medio del
empleo del método científico.
Características de la ciencia
La ciencia, dentro de su diversidad de definiciones y
concepciones, tiene dos características inmutables, que
son las etapas de la ciencia y el producto final de la
ciencia.
Las etapas de la ciencia son dos:
1) La investigación. Referida a todo el proceso de
aplicación del método científico sobre una
determinada problemática a fin de encontrarle una
respuesta.
2) La aplicación. Es la fase en la que le damos una
utilidad a lo obtenido en la investigación,
constituye la parte activa de la respuesta a la
problemática.

Capítulo 1
El producto final de la ciencia, sea cual sea su
concepción, es el conocimiento.
Importancia de la definición de ciencia
La definición genérica de ciencia y sus demás
acepciones son importantes por:
x

Porque nos delimita lo que es y lo que no es
conocimiento científico.
Porque establece el carácter de la información
científica y no científica en función al tipo, los
alcances, la fiabilidad, la confiabilidad, la
significancia y la relevancia que cada una
pueda tener.
Porque nos define el papel del investigador
dentro del ámbito académico y científico, y
también dentro de la sociedad en su conjunto.
Porque en base a esta definición se delinean
estrategias de educación e investigación.

x

x
x

La investigación
Ya sabemos que la ciencia tiene como producto
final el conocimiento, pero ¿cómo generamos este
conocimiento?. La forma de generar conocimiento
científico es por medio de la investigación.
De la misma forma que con la ciencia, la
investigación tiene tantas concepciones como
corrientes de pensamiento hay. Sin embargo,
vamos a adoptar la siguiente definición básica que
nos da el diccionario:
Investigación, acto o efecto de investigar; hacer
diligencias para descubrir una cosa; indagar;
registrar.
La investigación es parte del instinto más
primitivo del ser humano: la curiosidad.

Quizás un bebé es uno de los mejores ejemplos
prácticos sobre lo que es la investigación
científica, ya que los bebés descubren su entorno
por medio de la investigación, ellos miran, tocan,
huelen y prueban todo lo que los rodea y de esa
manera adquieren conocimiento, aunque en este
caso es, como se mencionó anteriormente,
conocimiento empírico porque no es obtenido
mediante la aplicación del método científico.
2

Como se puede deducir del párrafo anterior, la
investigación es un concepto bastante amplio, y no se
restringe, por ende, a un laboratorio o a una biblioteca,
ya que trasciende el ámbito científico y académico, y
de una u otra manera forma parte de nuestra vida
cotidiana.
Origen del pensamiento científico formal y la
investigación científica
Como casi todos los aspectos de la ciencia y el
conocimiento occidental, las ciencias y la investigación
ligada a ellas comenzó formalmente en la antigua
Grecia, con grandes pensadores como Aristóteles,
Platón o Teofrasto y muchos otros “padres” de las
ciencias, que simplemente fueron los primeros en
sistematizar la información bajo un orden discrecional
definido (aunque diferente en muchos aspectos al que
manejamos hoy en día) y la escribieron en textos que
conservaron estos pensamientos y estos conocimientos
para las futuras generaciones de pensadores. Hoy en
día, los pocos documentos de esa época que aun se
conservan son atesorados como verdaderas obras
maestras del pensamiento antiguo.
Sin embargo, los griegos no fueron los únicos ni los
primeros en desarrollar ciencia, investigación y
conocimiento científico. En el oriente, los hindúes
comenzaron esta tarea varios miles de años antes que
los griegos, ellos poseían un legajo muy rico de
conocimientos sobre la vida, la naturaleza y el hombre,
que hasta el día de hoy se pueden apreciar en los
vedas, que son documentos fundamentales para el
pensamiento hinduista. En la antigua China y en el
Japón también se desarrollaron grandes cantidades de
información, parte de ella fue escrita, la otra se
transmitió oralmente. El legajo de conocimientos de
oriente no fue considerado como el origen formal de
las ciencias, porque la integración oriente–occidente se
dio después de la aparición de los grandes pensadores
griegos.
Pero no fueron los orientales los únicos marginados del
origen formal, en occidente también existieron
importantes avances en las culturas de América Central
y América del Sur, cuna de florecimientos humanos sin
precedentes como los mayas, los aztecas, los
tiwanacotas, los quechuas o los aymaras. Y basta dar
una mirada a la cosmovisión andina para darnos
cuenta que ellos tenían un conocimiento científico muy
profundo de su medio y de muchas otras cosas que
trascienden la razón, la percepción sensorial y los
paradigmas tradicionales. Nuestras culturas ancestrales

La investigación científica
también tuvieron grandes pensadores anónimos
que generaron una forma de ver el mundo
sumamente particular, en la que la tierra es la
madre (Pachamama) y los seres humanos somos
los hijos, siendo que el sentimiento de gratitud y
veneración que se genera hacia la naturaleza les
permitió vivir en armonía con su medio ambiente.
La cultura de América Latina es muy rica, y
posiblemente es más antigua que los grandes
pensadores griegos, su “desventaja” en el mundo
occidental fue no haber plasmado todos estos
conocimientos por escrito, ya que estas culturas se
basaron fundamentalmente en la transmisión oral
del conocimiento.
Ya vimos que el origen del pensamiento científico
y la investigación es mas bien multicéntrico y que
no se restringe a la antigua Grecia. Sin embargo,
de forma general, se pueden reconocer seis etapas
fundamentales en la “evolución” del pensamiento
científico:
1) Etapa no formal. La etapa no formal del
conocimiento científico y la investigación se
desarrolló durante la prehistoria y el inicio de
las civilizaciones primitivas, donde la mayoría
de los hombres eran nómadas y vivían una
existencia “al día”, una existencia sui generis,
basada fundamentalmente en el conocimiento
empírico.
2) Etapa formal. Como ya vimos anteriormente,
se define históricamente el comienzo formal
del pensamiento científico en la antigua
Grecia.
3) La edad media. Quizás la edad media fue el
estancamiento más grande de la ciencia y la
investigación, que quedaron coartadas durante
el periodo de dominio de la inquisición
católica, puesto que estas prácticas eran
consideradas como brujerías y quienes las
practicaban (o sea, los científicos) recibían
grandes castigos que muchas veces,
implicaban la muerte. En la edad media el
poco avance de la ciencia se debió al secreto y
muy bien disimulado trabajo de algunos
religiosos como Alberto Magno.
4) El renacimiento. Durante el nacimiento la
ciencia tuvo un gran empuje luego que
desapareció
la
inquisición,
grandes
personalidades como Leonardo Da Vinci
caracterizaron esta próspera época.

5) La edad moderna. Con el empuje del
renacimiento, la edad moderna fue una época de
pleno avance de la ciencia.
6) Nuestros días. La ciencia contemporánea ha
avanzado vertiginosamente gracias al desarrollo de
la investigación científica y al paradigma
productivo. Se estima que el avance científico de
los últimos diez años fue superior al de los
anteriores cien años.
Ciencia básica y ciencia aplicada
La ciencia tiene como objetivo principal el generar
conocimiento, y éste conocimiento se puede utilizar
para mejorar las condiciones de vida del ser humano.
En este punto realizamos una distinción clave, pero a
la vez polémica en muchos ámbitos: la contraposición
de ciencia básica y ciencia aplicada. Las ciencias
básicas o también llamadas ciencias fundamentales
buscan explicar la esencia de una realidad, describirla
y conocerla a fondo para explicar sus causas
inmediatas y sus causas últimas, en este caso, el fin de
la ciencia básica es ampliar la frontera de nuestro
conocimiento. La ciencia aplicada, en cambio, busca
dar al conocimiento generado una aplicación en la vida
diaria que coadyuve a mejorar la calidad de vida del
ser humano por medio del mejoramiento de los
productos, servicios o procesos. Ahora bien, la
discusión en este sentido es b bastante confusa, a partir
de la pregunta clave: ¿Hacemos ciencia básica o
ciencia aplicada?, y de ahí se derivan debates
bizantinos sobre si es necesaria la ciencia básica,
especialmente en países en vías de desarrollo, como lo
son la mayor parte de los que componen el continente
Sudamericano, muchos plantean que en este tipo de
realidades únicamente se debería hacer ciencia
aplicada y no “malgastar” dinero en ciencia básica.
Pero pensemos en lo siguiente… en realidad ciencia
básica y ciencia aplicada son un binomio indivisible,
ya que no puede existir una sin la otra: no puede haber
ciencia aplicada sin el conocimiento generado por la
ciencia básica, y la ciencia básica encuentra su
motivación de conocer más por las limitaciones que
experimenta la ciencia aplicada. En resumen, ambas
ciencias son necesarias para realizar investigación, de
cualquier tipo. El factor más importante en la
aplicación del método científico, y más aún en el uso
que se le da a los resultados obtenidos, es
definitivamente el ser humano.

3

Capítulo 1
Ciencia y sociedad
Muchas veces parece que la ciencia es un
elemento aislado del aspecto social por la
concepción “clásica” que se tiene de los
científicos, muchas veces concebidos por las
personas como ermitaños aislados del mundo
exterior (sensu Richard 2003b)
Sin embargo, esta situación es falsa, ya que la
ciencia es y siempre fue parte la sociedad, puesto
que se constituye en un factor fundamental para el
desarrollo de la misma. De hecho, la relación entre
ciencia y sociedad es muy estrecha, ya que la
primera permite a la segunda conocer las
potencialidades y amenazas de su medio, dándole
una ventaja competitiva sobre el resto, ya que en
el mundo moderno la información es poder.
La ciencia en la sociedad permite y facilita la
generación de tecnología apropiada y mejora la
calidad de vida de las personas porque nos hace
más independientes de la tecnología y los
conocimientos foráneos, que muchas veces no se
aplican a la propia realidad.
El conocimiento científico tiene un ciclo muy
importante en la sociedad, el que será explicado
con más detalle a continuación.
El flujo del conocimiento científico a la
sociedad
El conocimiento científico fluye en la sociedad en
cuatro etapas fundamentales:
1) La investigación científica. El proceso mismo
de la generación de la información por medio
de la aplicación del método científico.
2) El conocimiento científico. Resultado del
trabajo de los investigadores. Para ingresar a
la sociedad, el conocimiento científico debe
ser divulgado, por medio de la publicación.
3) La generación de tecnología. Una vez que el
conocimiento científico se ha obtenido, este
debe aplicarse (recuerde las dos etapas de la
ciencia), y la aplicación de estos
conocimientos se suele traducir en la
producción de nuevas tecnologías.
4) El paso a la sociedad. La introducción de la
tecnología en la sociedad representa la mejora
de la calidad de vida.
4

Estas cuatro etapas no son lineares, mas bien son
cíclicas ya que existe un efecto multiplicador y de
retroalimentación positiva.
El nuevo paradigma de la ciencia en la
sociedad
Bajo la visión de este paradigma, la ciencia y la
investigación científica son parte fundamental e
integral de la sociedad, pasando los conocimientos y la
información generada a los diferentes niveles de la
misma, propiciando la generación de nuevas
tecnologías y el consiguiente aumento en la calidad de
vida.
De este modo, las sociedades que más producción
científica tienen serán las que tengan un mayor
desarrollo tecnológico y una mayor independencia de
gestión en lo económico y en lo social.
La filosofía bernaliana (corriente filosófica de John D.
Bernal) es la que plantea que el científico tiene un rol
más allá del mero papel intelectual, puesto que tiene un
papel social y político muy importante en la misma, y
es la base del paradigma productivo.
Lamentablemente este paradigma aun es una falacia en
muchos países de América Latina, y en especial en
Bolivia, donde el trinomio I+D+I (investigación +
desarrollo + innovación) están restringidos a grupos
muy pequeños de visionarios vocacionales que le
dedican su tiempo a este tema, normalmente lejos de la
luz pública y a título de sacrificio personal, ya que en
Bolivia y en los demás países donde se da esta
situación, los investigadores suelen ser mal pagados y
su trabajo, consiguientemente, poco valorado.

CONTEXTOS DE LA CIENCIA Y LA INVESTIGACIÓN
CIENTÍFICA

La investigación científica se maneja de manera
general en 8 contextos fundamentales: la inducción, la
deducción, la abducción, la analogía, la construcción,
la intuición, la casualidad y el contraste (de acuerdo
con Richard 2003a)
La deducción
Del Latín deductio, que significa sacar o separar. La
deducción se caracteriza por ir de lo general a lo
particular, en base a datos generales aceptados como
válidos, por medio de un razonamiento lógico, pueden

La investigación científica
deducirse varias suposiciones de las distintas
realidades particulares que de éstas pueden
derivar. La deducción es el enlace de juicios que
levan a la inferencia. Una inferencia o
razonamiento es el resultado de la combinación de
dos o más juicios. (Cuadro 1–1). El método
deductivo va de lo general a lo particular, es decir
que extrapola el comportamiento “estándar” a los
casos particulares. Se dice que Einstein habría
elaborado la teoría de la relatividad por medio de
un razonamiento deductivo.

La abducción o retroducción
El término abducción, propuesto por Peirce, se refiere
al proceso de razonamiento en el que se obtiene algún
conocimiento a partir de un hecho curioso o fortuito,
inesperado o inexplicable, que pasa a una conjetura o
hipótesis que lo explique, hipótesis que posteriormente
deberá ser contrastada. Peirce opina que este método
de descubrimiento es propio de los revolucionarios, y
propuso el término en base a los métodos de inducción
y deducción, de Aristóteles.

La inducción
Del Latín inductio, que quiere decir conducir,
introducir, llevar a. En este caso, al contrario del
expuesto anteriormente, se va de lo particular a
lo general. Una de las características principales
de la inducción es que obliga al investigador a
ponerse en contacto directo con la realidad. El
investigador debe acumular observaciones y
experimentaciones con relación al asunto en
estudio hasta llegar a descubrir cuales son las
razones, leyes o principios que gobiernan los
procesos
naturales.
Este
método
es
preferentemente aplicable en el caso que se
estudien objetos relativamente pequeños, por que
hay la posibilidad que se estudie cada uno de ellos.
El postulado esencial nos dice que el investigador
debe estar sin nociones preconcebidas o hipótesis
previas. En la actualidad se trata de eliminar éste
método, ya que se lo considera una falacia, ya que
–según algunos autores– aplicando éste método no
se puede llegar a conclusiones totalmente
certificadas. (Cuadro 1–2). Gay–Loussac obtuvo la
segunda ley de los gases por medio del método
inductivo.

Ahora bien, Kneller propone mas bien el término
retroducción para definir el proceso por el cual el
científico encuentra una anomalía y propone diversas
hipótesis para tratar de explicarlo. Este es básicamente
el mismo proceso explicado por Peirce con el nombre
de abducción. Un ejemplo de este caso es el modelo
geométrico de las órbitas de Marte planteado por
Kepler.
La analogía
La analogía es una forma de razonamiento mediante la
cual se va de un caso particular a otro sin relación
aparente, y usualmente se practica entre áreas del
conocimiento sin una vinculación evidente, su empleo
es usual en las ciencias históricas y ocasionalmente en
las ciencias biológicas. Darwin usó la analogía al
explicar la selección natural y la supervivencia del más
apto al compararla con la teoría del crecimiento
poblacional de Malthus. En biología la analogía
también es usada para explicar la funcionalidad de
ciertas adaptaciones, como por ejemplo las alas de una
mosca y de un ave, que son de un origen ontogénico
muy diferente, pero cumplen la misma función.

5

Capítulo 1
La construcción
El método de la construcción se basa en la
conjetura de tres elementos: los datos, el respeto
por las reglas y las hipótesis filosóficas básicas
(como ser el realismo, el determinismo ontológico
y epistemológico y el formalismo).
La intuición
La intuición se identifica en este contexto como el
conocimiento directo. En el sentido de Mario
Bunge (1987), también se conoce como inferencia
catalítica, es decir el paso directo y rápido de una
proposición a otra. De este modo, la intuición es lo
contrario a una inferencia como sería la prueba
formal de validez de la lógica. De todas maneras,
de acuerdo con Bunge, queda claro que la
aprehensión de un concepto en forma directa
depende de la capacidad y grado de información
del sujeto. Muy posiblemente se toma como
intuición a un proceso más prolongado y
complejo, que involucra varios pasos que no son
evidentes o se realizan de manera inconsciente o
subconsciente.

De la misma manera que la ciencia estudia los
problemas para encontrar soluciones, el método
científico también se constituye en un problema,
aunque un poco más filosófico, en el entendido que
cabe preguntarse si es necesario contar con un método
para hacer ciencia, cuestionarse también se este
método es único y universal o pueden existir otros
métodos, y si éste es único y determinante. De igual
manera que como sucede con los conceptos de ciencia
e investigación, pueden haber tantas respuestas
diferentes a estas interrogantes como personas hay para
responderlas.
Para tratar de responder –al menos parcialmente– los
cuestionamientos anteriores, es necesario distinguir
método y metodología. Un método es el conjunto
ordenado de normas que debemos seguir en un
determinado procedimiento, mientras que la
metodología es el estudio de estas normas y su
aplicación. Popper (1967) considera como método
científico a las reglas del juego de la ciencia,
diferenciando las reglas lógicas de las reglas
metodológicas, siendo las últimas esenciales para la
ciencia, ya que ésta se caracteriza por la metodología
que sigue y no por el marco lógico en el que se
desenvuelve.

La casualidad o azar
Es un procedimiento muy discutido, e incluso
rechazado por algunos autores, ya que se basa en
fenómenos estocásticos y aleatorios ocasionales, y
no en la observación sistemática y ordenada de
fenómenos.
La casualidad se suele rechazar de la investigación
científica, ya que el conocimiento científico se
basa en la relación causa–efecto.
El contraste
El contraste consiste en la oposición de una
hipótesis contra otra.

PASOS DEL MÉTODO CIENTÍFICO
El método científico es la base del conocimiento
científico, ya que éste es un conjunto de pasos
sistemáticos, ordenados y coherentes que nos
permite generar la información científica
necesaria.

6

Antes del método científico como lo conocemos hoy
en día hubo varios otros “intentos” de sistematizar y
normar el accionar de la ciencia, métodos tan antiguos
como el propio Aristóteles o Platón con su método
dialéctico fueron sucedidos vez tras vez por métodos
nuevos y más novedosos, hasta llegar al origen mismo
del método científico que hoy conocemos, en el siglo
XVII con Francis Bacon. Los enunciados de Bacon se
fueron modificando más en forma que en fondo a lo
largo de los años formando nuevas concepciones de lo
que es método científico e investigación científica.

La investigación científica
más

repetirse, es algo que no cae bajo la jurisdicción de la
ciencia.

Para poder llevar a cabo una investigación
aplicando el Método Científico se siguen los
siguientes pasos (en el Cuadro 1–3 se muestra un
resumen esquemático):

Para realizar investigación debemos tener la capacidad
de hacer observaciones que, en lo posible, sean
siempre adecuadas y objetivas (al menos, lo más
objetivamente posible). El observador requiere que las
percepciones no estén afectadas por prejuicios de
ninguna naturaleza, ni sufra sesgos, ni desviaciones
voluntarias, accidentales o subconscientes.

Quizás el exponente contemporáneo
importante en este aspecto es Mario Bunge.

Observación de la realidad
Esta se la realiza principalmente con los sentidos,
aunque generalmente es necesaria la ayuda de
instrumentos científicos que nos permitan obtener
una mayor precisión.
Este proceso de observación es el que nos permite
descubrir y al mismo tiempo poner en evidencia
las condiciones de los fenómenos del objeto
estudiado. Ya sabemos que para la ciencia es
indispensable la observación, y si hay algo que no
se puede observar o cuya observación no puede

Preguntas para realizar las hipótesis: el proceso de
investigación tiene que responder al propósito mismo
de la observación, formulando preguntas (véase el
Cuadro 1–4).
Luego de la formulación de las preguntas se buscan
respuestas lógicas, las cuales deben estar relacionadas
con las observaciones anteriores. Este tipo de
respuestas lógicas y fundamentadas en los principios
científicos se las denomina “hipótesis”.

7

Capítulo 1
Hipótesis
Se refiere a las posibles respuestas que se dan a los
problemas planteados anteriormente, siguiendo un
pensamiento lógico y apoyándose en los
conocimientos científicos adquiridos previamente.
La respuesta tentativa a un problema propuesto se
la denomina hipótesis.
La hipótesis constituye una herramienta que ayuda
a ordenar, estructurar y sistematizar el
conocimiento mediante una proposición. La
hipótesis implica una serie de conceptos y juicios
tomados de la realidad estudiada, que nos llevan a
la esencia del conocimiento.

y tediosas explicaciones en texto (una buena tabla o
figura pueden ahorrar mucho texto), es conveniente
también, tanto para el autor como para en lector, la
presentación de los resultados en varias tablas
pequeñas y no así una que sea muy extensa y compleja.
La implementación de figuras tiene la finalidad de
hacer más comprensible el informe o trabajo científico,
además de economizar espacio en texto. Las figuras en
un artículo científico no son un adorno, como podrían
serlo en artículos de tipo popular.

Ya que la prioridad es la comprobación de la
hipótesis, ésta debe ir relacionada con algunas
formas en que se podría comprobar la hipótesis
misma, a éste proceso se lo denomina
experimentación.

“En conclusión, la presentación de los resultados debe
ser objetiva, exacta, lógica y clara. Pero hay que
recordar que a menos que el experimento haya sido
bien diseñado, los datos tomados en forma oportuna,
exacta y completa, y el análisis estadístico de los
mismos haya sido apropiado, mal puede sacar el lector
conclusiones objetivas, exactas, lógicas y claras de la
presentación de los resultados. Muchas veces la
confusión está en el experimento y no en el artículo"
(Molestina et al. 1988).

Experimentación

Discusiones

Es uno de los procesos más importantes del
método científico, puntos como la observación,
preguntas e hipótesis pueden ser planteadas de una
forma deductiva, pero cuando ya entramos a la
parte de la experimentación todo debe ser
comprobado de cualquier forma lógica posible. La
parte de la experimentación nos puede conducir a
la comprobación que un fenómeno se presenta
siempre de la misma manera bajo las mismas
condiciones.

Esta parte, a diferencia de las demás, es donde se
puede apreciar el grado de madurez intelectual y
preparación del investigador, aquí se relacionan los
datos experimentales y así se llega a conclusiones
válidas con las hipótesis planteadas y aprobadas
previamente.

En esta parte experimental se puede aceptar o
rechazar una hipótesis, si la hipótesis es favorable
también nos indica si es posible generalizarla.

En resumen la discusión debe: (según Molestina et al.
1988).
a)
b)

c)
Resultados
Este es otro punto de especial importancia, en este
se reflejan los aspectos tanto positivos como
negativos que conlleven importancia en el trabajo
y además que se hayan realizado de forma
correcta.
La presentación de estos resultados debe realizarse
(de preferencia) de forma cronológica, distribuidos
correctamente con subtítulos para una mayor
comprensión. Esta presentación puede ser tanto en
texto como en forma de gráficas o tablas, las
cuales pueden sustituir perfectamente a las largas
8

d)

e)

Establecer relaciones entre causas y efectos.
Deducir las generalizaciones y principios
básicos que tengan comprobación en los hechos
experimentales.
Aclarar las excepciones, modificaciones o
contradicciones de las hipótesis, teorías y
principios directamente relacionados con los
hechos estudiados.
Señalar las aplicaciones práctica o teóricas de
los resultados obtenidos, con clara indicación de
los límites impuestos.
Comparar los resultados obtenidos con estudios
anteriores similares o experiencias previas en el
área.

Conclusiones
Tenemos que poner en claro que las conclusiones no
son un resumen ni tampoco recomendaciones, son los

La investigación científica
juicios emitidos por el investigador sobre la base
de la síntesis de los resultados. Esto amerita la
expresión más clara y concreta posible de los
resultados, confirmando que la hipótesis es
verdadera.
Estas conclusiones deberán reflejar los alcances y
limitaciones del estudio (de acuerdo con Zorrilla
& Torres 1995). En esta parte es donde el trabajo
científico adquiere claridad, además de indicar en
forma lógica y concisa los hechos nuevos del
descubrimiento, es decir, su aporte nuevo a la
ciencia. Estas conclusiones deben ser un aporte
original que debe salir del análisis del autor, de lo
contrario se perdió el tiempo en la elaboración del
trabajo.
Las conclusiones debe basarse en los hechos
comprobados, estos pueden ir ordenados de
manera que sean de mayor comprensión.
Literatura Citada
Un trabajo científico que no refleje las fuentes de
consulta (bibliografía) es susceptible a duda, es
decir, que se desconoce si es que el autor conoce
de literatura o si es que éste quiere dar la
impresión que todo lo que dice es original y
nuevo. Además un trabajo sin bibliografía carece
de sustento científico y no puede ser considerado
como información seria, y menos aun, confiable.
La bibliografía es el sustento para el contenido de
nuestro trabajo, ya que es usada tanto para
comprobar algo dicho o añadir otros
conocimientos. Las citas bibliográficas varían
mucho en cada libro, pero domina el método de
poner solamente la literatura citada y ordenarla en
forma alfabética. A continuación presentamos
algunas de las reglas para las citas bibliográficas:
a)

b)
c)

Se exige un método uniforme para todos los
artículos y la bibliografía verifica las citas y
las arregla para conformarlas en formas
establecidas.
Van arregladas en orden alfabético de
autores.
No se usan abreviaturas de títulos de revistas
de libros, etc.

Se tiene que tener mucho cuidado en poner de
forma correcta las citas bibliográficas, no se tiene

que abreviar la cita de un libro por el sólo motivo de
ahorrar espacio.
Todavía no se tienen normas generales para la puesta
de las citas bibliográficas, es decir que hay una
infinidad de métodos, de los cuales la mayoría son
incorrectos ya que simplifican y hasta pareciera que
quisieran sacrificar la identidad del autor en aras de la
economía de espacio.
Algunas consideraciones sobre las hipótesis y los
resultados
Las hipótesis son una parte muy importante del método
científico, y su adecuado manejo puede y debe
repercutir positivamente en el desarrollo de la
investigación y en la calidad de los resultados a ser
obtenidos.
Las hipótesis se pueden dividir en tres grandes grupos:
a) Hipótesis empíricas
b) Hipótesis vulgares
c) Hipótesis científicas
A su vez, las hipótesis científicas se pueden dividir en
dos:
x
x

Hipótesis científicas de bajo nivel u observables
Hipótesis científicas abstractas o no observables

Las hipótesis de bajo sin nivel son aquellas
consideradas como observables, es decir, que los
resultados que se espera obtener serán perceptibles a
través de los sentidos, en otras palabras, resultados
palpables. Mientras tanto, las hipótesis científicas
abstractas se basan en la obtención de resultados no
perceptibles por medio de los sentidos.
La adecuada formulación de las hipótesis nos facilitará
a obtención de los resultados. Los resultados
científicos son susceptibles a ser analizados
estadísticamente y en base a criterios definidos de
comparación (pruebas paramétricas y no paramétricas)
no se deja lugar a dudas.
Algo importante que no se debe perder de vista es que
no existen resultados “buenos” o “malos” y que el cero
también es un resultado. Siempre y cuando los
resultados hayan sido obtenidos por medio de la
correcta aplicación del método científico son válidos,
aunque no reflejen precisamente lo que estábamos
esperando que suceda. Tampoco se debe perder de
9

Capítulo 1
vista que los resultados que obtengamos deben
responder a la problemática de manera puntual y
concreta.

Una de las grandes cualidades del método científico es
la de poder dejar siempre la posibilidad de la
modificación de las teorías hechas a la luz de los
nuevos descubrimientos.

APLICACIÓN DEL MÉTODO CIENTÍFICO

Uno se preguntará ¿dónde entra la estadística en el
método científico?. En el caso de las ciencias
biológicas y con mayor razón en las sociales, no
podemos tener una certeza absoluta
del
comportamiento de un fenómeno. En genética por
ejemplo, decimos que el 95% de los casos estudiados
se observó que el carácter rugoso de las arvejas daba
una segregación de 3 a 1, por lo cual se puede inferir
que se trata de un carácter simple mendeliano.

Para la aplicación del método científico es
necesario seguir los siguientes pasos:
La enunciación del problema que queremos
resolver.
Buscar la literatura que nos ayudara a encontrar la
solución a nuestro problema.
Nuestro aporte investigativo, el cual pretende
probar la hipótesis que se planteó al inicio del
trabajo.
Presentación de un informe en el que se comunica
el éxito o fracaso de nuestra hipótesis planteada.
El problema, recordemos, puede ser enunciado de
la mente del investigador, pero el proceso ya se
complica cuando se entra en la parte de la
observación y experimentación ya que es cuando
el hombre entra en contacto con los materiales, el
mundo físico para su experimento, y es por ello
que siempre en esta parte existirá un factor de
error, el cual no podemos evitar, pero si disminuir.

Esta no es una absoluta certeza, sin embargo, la
estadística nos ayuda a acercarnos a la verdad, o mejor
dicho, nos proporciona una medida de cuán cerca de la
verdad nos encontramos, basándose en la ley de las
probabilidades. (Molestina et al. 1988).
Esto quiere decir que las estadísticas nos ayudan a
saber cuan cerca de la hipótesis verdadera nos
encontramos. Ya sabemos que el hombre no puede
llegar a la verdad absoluta por cuestiones inherentes a
la naturaleza humana del mismo, es por ello que
recurrimos a métodos que nos ayuden a acercarnos a
la verdad, y uno de ellos es la estadística.

LAS CIENCIAS EXPERIMENTALES Y LAS CIENCIAS
Debido a que el hombre no puede percibir una
realidad del problema es que se ve en la necesidad
de postular modelos de los fenómenos naturales
de acuerdo con la información que recibe de sus
cinco sentidos. El objeto de la postulación de
modelos es el de poder predecir el
comportamiento de los fenómenos, y así poder
entenderlos con un sentido científico.
De manera general los pasos para la aplicación del
método científico son:
1) Postular un modelo basado en las
observaciones o medidas.
2) Confrontar las predicciones basadas en éste
modelo con observaciones experimentales y
mediadas hechas a posteriori.
3) Adaptar o remplazar el modelo de acuerdo con
la información obtenida por medio de las
observaciones y medidas hechas a posteriori.

10

SOCIALES

El debate entre las diferencias y similitudes entre las
ciencias experimentales y las ciencias sociales parece
ser una historia sin fin, al igual que las peleas entre los
partidarios de una y otra.
Las ciencias experimentales
Se conocen como ciencias experimentales a aquellas
que utilizan y se rigen de forma estricta a la aplicación
del método científico. Entre estas ciencias están, por
ejemplo, la química, la matemática, la física, la
biología, la electrónica, la geología, la medicina, la
bioquímica y un largo etcétera.
Las ciencias experimentales se dividen en dos grupos
principales:
x

Las ciencias formales, que son las que no se basan
en la experiencia sensible, y

La investigación científica
x

Las ciencias fácticas, que se basan en la
experiencia sensible.

La ciencia formal por excelencia es la matemática.
La mayor parte de las demás ciencias
experimentales son ciencias fácticas.
Según Bunge (1967), las ciencias fácticas tienen
15 características fundamentales, que son:
1) El conocimiento es fáctico, es decir, se basa en
la experiencia sensible.
2) El conocimiento científico trasciende los
hechos.
3) La ciencia es analítica.
4) La investigación científica es especializada.
5) El conocimiento científico es preciso y claro.
6) El conocimiento científico es comunicable.
7) El conocimiento científico es contrastable.
8) La investigación científica es metódica, es
decir que es planificada, no al azar.
9) El conocimiento científico es sistemático.
10) El conocimiento científico es general.
11) El conocimiento científico es legal, porque
responde a las leyes de la naturaleza.
12) La ciencia es explicativa.
13) El conocimiento científico es predictivo.
14) La ciencia es abierta.
15) La ciencia es útil.
Las ciencias sociales
Son aquellas que tienen como objeto de estudio al
ser humano como individuo y como parte de una
sociedad, cultura o grupo humano, en el sentido
más amplio del concepto. Las ciencias sociales
pueden emplear el método científico, pero no
como una condición obligatoria como lo hacen las
ciencias experimentales, ya que también pueden
recurrir a otro tipo de técnicas y métodos de
investigación, que usualmente resultan más
subjetivos. Entre estas ciencias están, por ejemplo,
la antropología, la sociología, etc.
De los hechos a la ambigüedad
La principal diferencia entre los dos tipos de
ciencia que vimos, es que las ciencias
experimentales se basan en hechos concretos,
demostrables, repetibles y comprobables a través
de la matemática y la estadística.

Las ciencias sociales, en cambio, poseen un
componente de subjetividad muy fuerte debido al
empleo de métodos cualitativos subjetivos, que dejan
margen a la especulación y una diversidad de
interpretaciones sobre los resultados.
Algunas ciencias como la antropología y la psicología
se encuentran en una especie de limbo en esta
discusión, ya que ambas emplean componentes de
ciencias experimentales y sociales, y muchas veces la
parte más difícil es transversalizar ambas en un
conjunto coherente.
La psicología, por ejemplo, puede ejercer como ciencia
experimental al momento de estudiar la fisiología del
cerebro y del cuerpo humano para explicar en términos
anatómicos, bioquímicos y/o fisiológicos los
problemas de salud del paciente. Pero cuando entra a la
parte psíquica de la persona ejerce como ciencia social,
ya que la interpretación de los trastornos del paciente
dependerá del psicólogo y de la persona examinada, ya
que cada persona es diferente en su manera de ver e
interpretar los hechos.

RECOLECCIÓN DE MATERIAL PARA LA
PREPARACIÓN DEL INFORME CIENTÍFICO
Generalmente el autor de un trabajo científico tiene
una base de conocimientos acerca del tema que va a
desarrollar, pero sin embargo normalmente se
necesitan hacer investigaciones adicionales o recabar
mayor información. El investigador debe descubrir lo
que ha sido publicado sobre su tema; llenar las lagunas
de sus conocimientos; verificar su trabajo con el de
otros; conocer las relaciones que tiene su trabajo con
los de otros.
Las fuentes principales para la recopilación de éste tipo
de información se tienen: la biblioteca, el laboratorio,
el campo y la comunicación personal.
Biblioteca
El primer paso para realizar un trabajo consiste en
revisar la literatura concerniente al tema (Fig. 1–1), y
para esto tenemos:
Obras de referencia Las obras de referencia nos
ayudan a encontrar información específica, un dato
cualquiera o una información general sobre el tema
escogido. Este tipo de información se encuentra en la
mayoría de las bibliotecas separada en una sección
11

Capítulo 1

Fig. 1–1: La biblioteca es una fuente de información muy importante. En las bibliotecas especializadas, además de
libros se suelen encontrar diversas revistas científicas de temas específicos.

aparte. Tenemos varias clases de obras de
referencia como ser: (a) Enciclopedias; (b)
Diccionarios; (c) Manuales bibliográficos; (d)
Anuarios; (e) Atlas y diccionarios geográficos; (f)
Diccionarios y guías; (g) Almanaques y manuales
estadísticos;
(h)
Publicaciones
periódicas
(journals); (i) Revistas de literatura.

Folletos. En el caso de que las publicaciones como
boletines y circulares no salgan en forma periódica se
los llama folletos. Este tipo de información proviene
generalmente de centros de investigación, y
departamentos de extensión. La mayoría de estos salen
en series numeradas, pero también se los publica
sueltos.

Libros. El autor debe saber en primer lugar cuales
son los libros especializados que existen sobre su
tema, estos son diferentes de las referencias
bibliográficas anteriores. Estos libros se
encuentran en los catálogos de fichas de la
biblioteca, donde cada uno esta indicado por autor,
título y otros datos bibliográficos, generalmente
organizados por autores, títulos o materias en
forma alfabética.

Otras fuentes. Este tipo de información tiene una corta
circulación y es por ello que no se los puede publicar
en imprentas u otros medios que los puedan hacer
permanentes en el mercado. Estas fuentes pueden ser:
proyectos, informes de viajes,
informes de
conferencias, informes de reunión de la institución y
documentos de trabajo.

Publicaciones periódicas. Para la redacción
técnica es muy importante el contar con la
información más reciente que sea posible, es por
ello que las publicaciones periódicas son
importantes ya que contienen ese tipo de
información, estas pueden ser revistas (journals),
boletines, circulares, anales de instrucciones
científicas y otras publicaciones emitidas en lapsos
de tiempo regulares.

Es conveniente que durante el proceso de investigación
se vaya elaborando un cuaderno de notas para ahí
poder escribir todas las ideas o datos que sean de
importancia. Esto se aplica tanto en las lecturas hechas
en biblioteca como en las observaciones de campo y
laboratorio.

12

Anotaciones

Notas bibliográficas. Los datos bibliográficos se los
puede escribir junto con los apuntes o compendios,
pero es mucho mejor hacer una tarjeta por cada libro o

La investigación científica
artículo que se plantea ver o usar. Para elaborar
estas tarjetas primero se escribe el nombre del
autor, título del trabajo, los datos de publicación y
el número de catálogo de la biblioteca. El tamaño
de las tarjetas más usadas es de 7.5 X 12.5 cm.

el contacto directo entre el entrevistado y el
entrevistante. Rigen los mismos consejos que en las
entrevistas, teniendo en cuenta que es más difícil
conseguir una respuesta por carta que por entrevista
directa.

Apuntes. Los apuntes realizados en el transcurso
del trabajo, especialmente las de laboratorio y
campo son importantes por que así se puede llevar
un control metódico del trabajo. Estos pueden ir
ordenados en secuencia lógica dentro de cada
grupo. De esta manera es muy fácil acceder a la
información en el momento que se escribe el
borrador del trabajo.

Cuestionario. Esta forma de conseguir información se
basa en la elaboración de una serie de preguntas que
puedan ser respondidas con un mínimo de esfuerzo,
estas respuestas deben ser fáciles de interpretar o
tabular.

Documentación. Para al elaboración del escrito se
tomaron algunas ideas y resultados de otros
autores, los cuales deben ser reconocidos. Para
esto hay muchas formas de hacer las citas, las que
mencionaremos más adelante. Básicamente se
debe de tener los siguientes principios: (1) una cita
aceptable debe dar el autor, el título y los datos de
publicación (lugar, nombre de la revista, casa
editora del libro, fecha, número de páginas) con
suficientes detalles como para permitir al lector
analizar la fuente a partir de la información
suministrada; (2) se debe seguir uniformemente
cualquier estilo de citas que se escoja (fide
Molestina et al. 1988).
Comunicación personal
Es la manera de recoger información de personas
y no de materiales impresos. Los principales casos
son: entrevistas, la carta personal y cuestionario.
Entrevista. Primeramente tenemos que conseguir a
la persona que vamos a entrevistar, la cual tiene
todo el derecho a saber de lo qué se trata y cual es
la finalidad de la misma. Se debe preparar una
serie de preguntas y tomar nota de las respuestas
sin alterar el ritmo de la conversación. La
información recibida debe estar acreditada en el
escrito, la cual deberá estar contemplada en el
cuerpo del documento, y va de la siguiente
manera: Comunicación personal de J. Simonetti,
Universidad de Chile, 5 de octubre de 2002. No se
aconseja poner las comunicaciones personales en
la parte de la Literatura Citada ya que el lector no
puede acceder a éstas en una biblioteca.
Carta personal. Tiene básicamente el mismo
efecto que una entrevista, excepto que no se tiene

Los cuestionarios reciben normalmente severas
críticas, pero muchos de sus inconvenientes se pueden
eliminar si se los elabora con cuidado y se los
administra de manera eficaz a sujetos que se hallen en
la capacidad de responder. Para una buena elaboración
de los cuestionarios se tienen que tomar lo siguiente:
a)
b)
c)
d)
e)

Relación con el encuestado.
Marco de las preguntas.
Distribución de las preguntas.
Presentación de las instrucciones y formato del
cuestionario.
Obtención de respuestas sinceras.

El flujo de la información científica en el mundo
contemporáneo
Son varios los medios impresos en los que se difunde
el conocimiento producto de la investigación científica,
pero no todos ellos actúan de la misma manera y tienen
características y finalidades diferentes.
De manera general, se reconocen seis tipos de
publicaciones de difusión científica: las revistas
especializadas o journals, las revistas de revisiones
(reviews), las revistas científicas generales, los libros
científicos especializados, los libros generales y las
enciclopedias de conocimiento popular.
Los journals especializados son revistas científicas de
alto nivel técnico en las que se publican artículos
originales e inéditos de investigación, donde los
científicos comunican por primera vez los resultados
de sus trabajos. Los journals suelen tener un campo de
estudio muy bien delimitado y suelen ser muy
exigentes con el nivel de las publicaciones. Los
journals de prestigio cuentan con comités revisores
conformados por expertos de varios países del mundo.
La información científica, tarda aproximadamente un
año en llegar a los journals a partir del momento en
13

Capítulo 1
que se generó. Es por ello, que los journals son la
fuente de información más actualizada que hay.
El público al que se orientan los journals es
bastante restringido, pues la especificidad y el
nivel de la temática hacen que los artículos de este
tipo de publicaciones sean de interés para poca
gente. La difusión de los artículos de una
determinada temática en journals genera corrientes
de opinión y a veces incluso controversia en los
grupos de científicos del área, y estos a su vez,
luego de haber leído y/o publicado una serie de
artículos en el área deciden escribir un artículo de
revisión (más conocido como review) en el que no
se presentan resultados de investigación inéditos,
sino mas bien que se discute un conjunto de
artículos y se emite un criterio al respecto.
Usualmente quienes escriben reviews son
especialistas en el tema. Los reviews por lo
general son notas cortas con bastante sustento
bibliográfico. Existen revistas que solamente
publican reviews y otras que los publican junto
con artículos originales de investigación. Los
reviews suelen salir un par de años después de la
aparición de los artículos de investigación. Son
una buena fuente de consulta.
Las revistas científicas generales reúnen
información de journals y reviews sobre un tema
específico y las condensan en artículos con
lenguaje menos técnico, dirigido a un espectro
más amplio de lectores. La información suele
llegar a las revistas generales unos 3 a 5 años
después de haberse generado.
Luego de que la información sobre un
determinado tema ha circulado por revistas
especializadas y generales, ha generado opinión y
bastante discusión, puede ser reunida en un libro
científico especializado que trate sobre la temática.
La información llega a los libros especializados en
unos 8 años después de haberse generado.
Los libros generales y la información de las
diferentes revistas se van haciendo más populares
y cuando su difusión y aceptación son mayores,
uno o más autores reúnen estos conocimientos en
libros generales, donde pasan a formar parte de un
extenso conjunto de datos, tratados con mucha
menos profundidad que en las revistas. Se dice que
la información llega a los libros unos 10 años
después de haberse generado.
14

Y finalmente, los conceptos más genéricos de los
libros se reúnen en grandes compilaciones
multitemáticas denominadas enciclopedias, las que
pueden venir impresas, en CD–ROM, en vídeos, etc.
Al mismo nivel de las enciclopedias se encuentran
algunos documentales genéricos. En este caso, la
información tarda más de 10 años en llegar a la fuente
de consulta.
Ahora resultará evidente al lector la diferencia que hay
entre consultar un artículo de un journal y un libro, ya
que aunque ambos textos hayan sido publicados el
mismo año, la actualidad de la información se lleva
unos 9 años de diferencia.
Si volvemos al esquema anterior, veremos la secuencia
del flujo anteriormente explicado, pero también
notaremos que en determinados niveles existen flechas
que indican retroalimentación. Y efectivamente, en
los primeros niveles del flujo existe un efecto de
retroalimentación positiva, ya que la gente que
consulta journals, reviews y revistas encuentra en estos
medios de información de utilidad para seguir
investigando y seguir produciendo nueva información.
En el caso de los libros especializados se pone una
línea discontinua, porque la retroalimentación para este
caso es poca.
Entonces, podemos decir que al momento de realizar
un trabajo, es conveniente apoyarnos más en artículos
de journals y en reviews que en libros, pues de esta
manera estaremos manejando información mucho más
actualizada, aunque la consulta de este tipo de
publicaciones sea más difícil y costosa comparada a la
de un libro.

LA BIBLIOGRAFÍA
Esta debe proporcionar información clara y completa
de las fuentes que se emplearon para la preparación del
informe científico.
En algunos caso se las clasifica en categorías como ser:
libros, revistas, periódicos, informes, ensayos y otros,
pero por lo general se los dispone en orden alfabético.
Este último método es el más apropiado.
Los elementos que tiene que contener una referencia
bibliográfica en forma muy general son:

La investigación científica
Autor; año de publicación; Título y Subtítulo;
Información sobre el documento, tales como notas
tipográficas, volumen y número de revista, etc.
El orden de estos puntos pueden varías según el
tipo de bibliografía a la que nos estemos
refiriendo.
Libros y Folletos
Los datos bibliográficos necesarios para poder
rotular un libro o folleto se los puede encontrar en
la cubierta, falsa portada, colofón, solapa,
introducción o prefacio.
Una rotulación de un libro en forma completa
tiene que ir de la siguiente manera.
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)

Autor
Año de publicación
Título; subtítulo, cuando es importante
Mención del traductor
Mención del editor intelectual
Número de edición, si no es la primera
Lugar de publicación: ciudad (o país
solamente en el caso de indicarse la ciudad)
8) Casa editora
9) Numeración de páginas
10) Mención de serie comercial (optativa)

3)
4)
5)
6)
7)
8)

Si el documento solo menciona el nombre de la
conferencia, congreso o reunión y no tiene título, se
debe crear uno de acuerdo con su contenido. En otros
títulos se puede mencionar los siguientes: trabajos
presentados, informe, actas, memoria, etc. este título se
redacta en el idioma del evento y se encierra entre
corchetes.
Monografías en serie
Las monografías en serie son aquellos libros y folletos
que se relacionan entre sí por un título colectivo en
serie. Son publicados generalmente por organizaciones
gubernamentales, internacionales o privadas.
Las características de éste tipo de publicaciones son las
siguientes:
x
x
x
x

Tesis
La referencia bibliográfica de una tesis, se realiza
de la misma manera que la monografía, pero
poniendo luego del título la palabra Tesis seguida
del grado académico en forma abreviada en el
idioma en que esta redactada la tesis.
Conferencias, Congresos y Reuniones
Los informes, memorias, actas, memorias de
conferencias, congresos, reuniones, simposios,
nacionales o internacionales, se anotan por el
nombre mismo de la conferencia, congreso o
reunión, cuyo nombre se considera como el autor
del evento. Los elementos que componen la
referencia bibliográfica de este tipo de evento son
las siguientes:
1) Nombre de la Conferencia, Congreso o
Reunión
2) Número de la Conferencia, año en que se
celebró, localidad donde se realizó.

Año de publicación del documento
Título; subtítulo
Mención del editor intelectual
Lugar de publicación
Casas editorial
Páginas o volúmenes

Se publica en forma separada y consecutiva
Area temática similar
Periodicidad irregular
Ordenada numéricamente bajo el título de serie,
tal como boletín, circular, informe, contribución,
publicación o sus equivalencias en otros idiomas.

La referencia bibliográfica debe ir con el siguiente
orden:
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)

Autor
Año de publicación
Título; subtítulo, cuando es importante
Mención del traductor y/o editor intelectual
Número de la edición si no es la primera
Institución que la publica
Número de páginas o volúmenes

Publicaciones periódicas
La publicación periódica es aquella obra editada por lo
general con título distintivo, en fascículos o partes a
intervalos regulares, en orden numérico o cronológico
y que pretende continuar indefinidamente. Incluye
trabajos sobre temas diversos en un solo ejemplar, con
la colaboración de varias personas. En este tipo de
publicaciones están comprendidos: revistas (journals),
periódicos o diarios.
15

Capítulo 1
Internet
a) En Revistas. La referencia bibliográfica
completa de artículos que aparecen en una
revista va de la siguiente manera.
1)
2)
3)
4)

Autor
Año de publicación
Título del artículo
Nombre de la revista en la cual aparece el
artículo
5) Nombre del país donde se publica
6) Volumen y número de revista
7) Página inicial y página final del artículo

Esta fuente de información computarizada que es una
de las más actualizadas debido al dinamismo y la
diversidad de lugares a los que se puede recurrir hace
que se la considere como una fuente importante de
información (Fig. 1–2).
Al igual que los anteriores medios de información se
deben cumplir las normas de "Derechos de Autor", es
decir que se tiene que poner la fuente a la que uno
recurrió, de forma exacta y clara.
La forma de rotulación de la fuente es la siguiente:

b) Artículos Periódicos o Diarios. La referencia
bibliográfica completa para periódicos o
diarios incluye:
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)

Autor del artículo, si lo hay
Año de publicación del periódico
Título del artículo
Nombre del periódico
Ciudad y país de publicación
Mes y días de publicación
Paginación.

1) Se debe de poner la dirección exacta del lugar del
Web.
2) Se escribe esta dirección de Internet en negrillas o
en otro color de tinta.
3) Siempre va subrayada toda la dirección del Web.
En caso de tomar un artículo científico publicado en
Internet, se debe realizar la cita como si se tratase de
una revista, indicando además la dirección de la página
Web donde éste se obtuvo.

Fig. 1–2: Internet es hoy en día un medio muy dinámico que nos permite acceder a grandes cantidades de información
en todos los campos. Las páginas Web (hojas electrónicas) como esta, nos permiten acceder a texto, gráficos y
multimedia desde cualquier parte del mundo.

16

La investigación científica
Fichas bibliográficas
Estas tienen relación con las
anotaciones
que
estudiamos
anteriormente. La elaboración de
dichas
fichas
esta
dada
principalmente
para
el
ordenamiento del material de
consulta al que uno recurre en el
proceso de la investigación
científica (Fig. 1–3). Estas fichas se
pueden clasificar en:
1) Fichas textuales. Son aquellas
en las que se copia de forma
textual una parte de una obra.
Por lo general serán unas pocas
líneas que nos permitan contar
Fig. 1–3: Ejemplo de la estructura que debe tener una ficha bibliográfica.
con un juicio o información
importante.
2) Fichas bibliográficas. Esta lleva el registro
completo de la referencia del libro o revista, se Cuando citamos a una fuente bibliográfica en el texto,
las presenta ordenadas alfabéticamente. Tiene se emplea una cita corta por razones de espacio y
la función de darnos las referencias de la comodidad, como el lector ya habrá podido observar a
bibliografía que se utilizó para la lo largo del texto, la forma de citar un texto dentro del
texto es emplear el apellido y el año entre paréntesis,
investigación.
3) Fichas resumen. En algunos casos las ideas por ejemplo: (Molina 2001), si son dos autores:
que plantean los autores no conviene (Molina & Luna 2000), y si son tres o más autores,
transcribirlas textualmente, y es por ella que se solamente se nombra al primero y se añade la
elabora un resumen, lo cual resulta más terminación et al. –que significa “y colaboradores”,
cómodo. También es mejor tener fichas por ejemplo: (Palacios et al. 1999).
resumen por cada libro leído para así tener una
síntesis de nuestra biblioteca personal.

CUESTIONARIO
1)
2)
3)
4)
5)
6)
7)
8)
9)

Realice un cuadro comparativo entre deducción e inducción.
¿Qué diferencias hay entre ciencia básica y ciencia aplicada?
Nombre en forma correlativa, todos los pasos del método científico y explique brevemente de cada uno.
Mediante un ejemplo, elabore un diagrama de flujo de los pasos y procedimientos del método científico.
Según su propio análisis, discuta sobre la importancia del método científico y su relación con la biología.
¿Cuáles son los materiales necesarios para una buena elaboración del documento científico?
¿En qué se diferencia la comunicación personal de la consulta bibliográfica?.
Rotular: un libro, una tesis, un artículo de periódico y un artículo de revista (journal).
¿Cuál considera que es la importancia de la red Internet al momento de recolectar información para un
trabajo científico?. Considere aspectos positivos y negativos.
10) Menciones las tres clases de fichas bibliográficas explicando la finalidad de cada una de ellas.

17

Capítulo 1

REFERENCIAS













Bunge, M. 1987. La ciencia, su método y su filosofía. Editorial Siglo XX, Buenos Aires, 110p.
Jeffrey, B. & A. Garland. 1967. The Study of Biology. Addison Wesley Publishing, EUA, pp 27–48.
Jencsen, W. & F. Salisbury. 1988. Botánica. Procesos Educativos S.A., México D.F. pp 7–9.
Mason, R. & D. Lind. 1998. Estadística para administración y economía. 8º edición. Editorial
Alfaomega. México D.F., pp 2–4, 17–20.
Molestina, C., C. Arias, C. Cruz, A. Gorbitz, A. Maclean, M. Nocetti, L. Salinas, A. Samper. & H. Tuya.
1988. Fundamentos de Comunicación Científica y Redacción Técnica. IICA, San José, pp 13–16, 39–44,
49–65, 71–77, 211–236.
Morales, C. 1985. Manual de Zoología Tomo 1. Instituto de Ecología – UMSA, La Paz, pp 4–5, 23–24,
64–69.
Navia, C. 1998. La Metodología, la investigación y el método científico en la Universidad Boliviana.
Periódico El Diario, La Paz, 23 de agosto. Sec. 6º, pp .
Popper, K. 1967. Conjeturas y refutaciones. Editorial Paidos, Buenos Aires.
Richard, E. 2003a. Metodología de la Investigación y Comunicación Científica y Académica. UMSA,
Fac. Tec., UPG, Serie Apuntes No. I. Editorial Theratos, La Paz, 134p.
Richard, E. 2003b. Docencia, política y sociedad, hacia un nuevo perfil docente investigador universitario
para el tercer milenio, en Latinoamérica. En: E. Richard (Ed.). Curso de Diplomado en Metodología de la
Investigación y Comunicación Científica y Académica. Editorial Theratos, La Paz, 39p.
Vandalen, D. & W. Mayer. 1971. Manual de Técnica de Investigación Educacional. Paidos, Buenos
Aires, pp 466–468.
Zorrilla, S. & M. Torres. 1995. Guía para elaborar La Tesis. Fuentes Impresoras S.A., México D.F., pp
29–41, 37–38, 46–76.

LECTURAS COMPLEMENTARIAS RECOMENDADAS
Asimov, I. 1973. Introducción a la Ciencia Vol. I y II. Ediciones Orbis, Madrid.
Baker, J. & G. Allen. 1970. Biología e investigación científica. Fondo Educativo Interamericano, EUA.
Campbell N., L. Mitchell & J. Reece. 1994. Biology: Concepts & Connections. Editorial Benjamin
Cummings, EUA.
Daniel, W. 1996. Bioestadística: Base para el análisis de las ciencias de la salud. Editorial Limusa,
México DF.
Eid, R. 2005. Uso, desuso y abuso de las hipótesis: una defensa del planteamiento metodológico. Serie
de documentos de Metodología de la investigación # 30, Escuela Militar de Ingeniería, La Paz, 54p.
Eid, R. 2005. Guía propedéutica para la epistemología y la investigación. Serie de documentos de
Epistemología, # 2, Centro de Estudios de Postgrado e Investigación, Universidad Mayor, Real y
Pontificia de San Francisco Xavier de Chuquisaca, Sucre, 117p.
Molestina, C., C. Arias, C. Cruz, A. Gorbitz, A. Maclean, M. Nocetti, L. Salinas, A. Samper. & H. Tuya.
1988. Fundamentos de Comunicación Científica y Redacción Técnica. IICA, San José.
Villee C., E. Solomon, C. Martin, D. Martin, L. Berg & W. Davis. 1992. Biología. 2º edición, Editorial
Interamericana x McGraw–Hill, México DF.

18

La investigación científica

PÁGINAS EN INTERNET
9
9
9
9
9
9

Asociación de biólogos estudiantes: http://www.abe.walk.to
Biocrawler (buscador científico): http://www.biocrawler.com
Buscador de biología en español: http://www.biologia.org
Manual de Introducción a la Botánica 2º edición: http://www.mbotanica.8m.com
Monografías Argentina: http://www.excelente.com.ar
Monografías: http://www.monografias.com

Para información actualizada, nuevos enlaces y material didáctico adicional visitar:

http://www.mbotanica.8m.com

19

Tristerix corymbosus (Loranthaceae), planta hemiparásita del bosque Valdiviano
Fotografía: F.E. Fontúrbel 2007

20

CAPÍTULO 2

INTRODUCCIÓN A LA BOTÁNICA
BOTÁNICA EN AMÉRICA LATINA
a botánica es la ciencia, parte de la biología,
que estudia lo referente a los vegetales. Ésta
constituye un estudio integral de las formas
de vida, fisiología, evolución, ecología y distribución
de este grupo, en el sentido más amplio de la palabra
y con el apoyo de todas las ciencias relacionadas a la
misma. La botánica ha existido desde la antigüedad,
y ha pasado de ser simplemente un conocimiento
empírico a ser una ciencia.
Desde tiempos históricos el ser humano ha
dependido de los vegetales en gran medida, y por
ello se ha avocado a su estudio. Éstos son los
organismos productores primarios, base de la cadena
trófica, por ello, las plantas son tanto alimento
directo como indirecto para el hombre, puesto que
son también el alimento de diversos animales, de los
que también éste se alimenta.
Las plantas verdes son las encargadas de transformar
la energía lumínica proveniente del sol en energía
química por medio de la formación de compuestos
orgánicos, se encargan de producir la mayor parte de
la biomasa terrestre y de convertir el dióxido de
carbono (CO2) proveniente del ambiente y la
respiración en alimento y oxígeno atmosférico (O2).
Desde tiempos remotos, el hombre ha necesitado de
los vegetales para la alimentación, ornamentación,
salud y construcción. Para tales fines, ha producido
cultivos y ha domesticado algunas especies para
aprovechar mejor los beneficios que éstas le traen.
Con el paso del tiempo, se han ido dando otras
utilidades a las plantas y actualmente son empleadas
en diversas formas (por ejemplo, muchos
medicamentos tienen origen vegetal).
Actualmente el hombre sigue empleando cultivos y
domesticando especies, pero ahora por medio del
perfeccionamiento de métodos y técnicas de cultivo
y la biotecnología, para abastecer las necesidades del
hombre moderno y las poblaciones en constante
crecimiento (según Cuerda 1993).
Como cualquier otra ciencia, la botánica es un
conjunto de conocimientos sistemáticamente

ordenados que sigue los pasos del método científico
(véase el Capítulo 1) y basa sus resultados en la
observación,
formulación
de
hipótesis
y
experimentación. Producto de muchos años de
exploración y estudio es el actual inventario de
diversidad vegetal (véase el Capítulo 7), sin
embargo, todavía queda una gran parte de la riqueza
vegetal mundial que todavía no ha sido investigada,
clasificada ni registrada. Cada año se describen
nuevas especies para la ciencia y se conoce más de
las que ya fueron descritas.
A veces se piensa que el estudio de la biología
comprende principalmente a la zoología, dejando a
la botánica como un complemento, pero eso no es
cierto ni mucho menos correcto. La botánica tiene
igual importancia que la zoología, la microbiología o
la biología celular puesto que éstas conforman un
estudio integral de la vida y el conocimiento de las
dos ciencias es igualmente importante para conocer
“la vida” y comprender las relaciones ecológicas tan
estrechas que existen entre ellas (véase el Capítulo
8).
Un estudio profundo del antiguo Reino “vegetal” ha
llevado a la separación del mismo en cuatro nuevos
reinos, puesto que las características de algunos
organismos no permitían seguir agrupándolos como
plantas, en sentido estricto. Estos nuevos reinos son:
el Reino Protista, el Reino Monera, el Reino Fungi
y el Reino Plantae (fide Kimball 1984).
El Reino Monera comprende a todos los
microorganismos procariotas, que no poseen un
núcleo verdadero, aquí se incluyen a las bacterias y
cianobacterias. El Reino Protista comprende a los
microorganismos eucariotas (con un núcleo
verdadero), como ser las algas o los protozoos
flagelados. Protistas y Moneras fueron separados de
las plantas y los animales porque existen organismos
que reúnen características de ambos, y además
presentan características únicas.
El Reino Fungi comprende a los hongos, que fueron
separados de las plantas debido a todas las
diferencias que existen entre ellos, ya que los hongos

Capítulo 2
son tan diferentes de las plantas como de los
animales. Finalmente, el Reino Plantae agrupa a las
plantas, tanto no vasculares como vasculares, las
cuales se verán a detalle en el Capítulo 7.
Woese y colaboradores (1990) plantean un nuevo
sistema de clasificación de los seres vivos, propuesto
en función a las relaciones de parentesco
determinadas por medio de modernos métodos
moleculares. En este sentido, el nuevo sistema de
clasificación plantea como punto de partida a un
ancestro universal del cual se desprenden tres
dominios (categoría jerárquicamente superior al
Reino): Archea, Bacteria y Eucarya. El domino
Archea incluye a las arqueobacterias y el domino
Bacteria a las eubacterias, que en la clasificación
anterior estaban juntas dentro del Reino Monera,
pero que han mostrado estar evolutivamente muy
separadas, y en el tercer dominio (Eucarya) se
incluyen a los cuarto Reinos restantes de células
eucariotas. Según estudios moleculares, las
eubacterias están más cercanamente emparentadas a
las células eucariotas que a las arqueobacterias
(Woese et al. 1990).

ORIGEN Y EVOLUCIÓN DE LOS ORGANISMOS

cualquiera sea la teoría que se acepte, es claro que la
vida en la Tierra no se habría podido originar en
ausencia de agua. Así mismo, la generación del
oxígeno molecular (O2) y la transformación de la
atmósfera primitiva de reductora a oxidante fue otro
paso clave en la evolución, siendo probablemente las
bacterias fotosintéticas las principales responsables
de este proceso (fide Fontúrbel & Molina, 2004).
Una de las teorías más modernas y aceptadas acerca
del origen de la vida plantea que inicialmente la
Tierra era un conjunto de elementos químicos
inorgánicos en constante transición por medio de
diversas reacciones, y gracias a las descargas
eléctricas atmosféricas se fueron formando
moléculas cada vez más complejas, las que a su vez
dieron origen a los compuestos orgánicos y éstos
posteriormente a los primeros seres vivos (fide
Villee et al. 1992).
Hace 2.000 millones de años, los seres vivos han
dominado todos los ambientes anaeróbicos (sin
presencia de oxígeno). Los organismos presentes en
estos sistemas fueron heterótrofos, y gracias a la
simplicidad de su organización (procariotas) y su
diversidad metabólica consiguieron alimentarse de
materia química, orgánica e inorgánica.

VEGETALES

Los registros geológicos sugieren que el planeta
Tierra se formó aproximadamente hace 5.500
millones de años, y la primera evidencia de vida
apareció hace 4.500 millones de años. Se presume
que estas primeras formas de vida fueron organismos
ancestrales muy simples, de los cuales se derivaron
los procariotas y los eucariotas (para más
información véase el Capítulo 6).
Existen diversas teorías acerca de la formación del
planeta Tierra y el origen de la vida en el mismo. De
acuerdo con Fontúrbel & Palomeque (2004) plantean
dos teorías: la primera, conocida como teoría de la
condensación, sugiere que la Tierra se formó por la
condensación de materia en el espacio, mientras que
la segunda teoría, conocida como la teoría del
visitante, sugiere que un en un principio existía un
único planeta que fue impactado por un meteorito y
cada uno de los fragmentos que resultaron de la
colisión se convirtió en un planeta independiente. En
este sentido, Fontúrbel & Molina (2004) plantean
dos teorías para el origen del agua en la Tierra, una
teoría de origen in–situ y otra que plantea que el
agua provino, en gran medida del espacio exterior;
22

La capacidad de contrarrestar la ausencia de
oxígeno, llevó a estos organismos a ser
completamente dependientes del medio acuático y la
energía lumínica proveniente del sol (Cronquist
1997). Paralelamente se desarrollaron los
organismos capaces de utilizar energía química a
partir de compuestos inorgánicos, los cuales se
denominan comúnmente quimiolitótrofos. También
existen organismos fotosintéticos anoxigénicos, los
cuales hacen una fotosíntesis con un donador de
electrones diferente del oxígeno.
Posteriormente,
otros
organismos
que
se
desarrollaron luego de los primeros heterótrofos
consiguieron utilizar la energía lumínica para
generar alimento, gracias a especies químicas
complejas
denominadas
pigmentos.
Estos
organismos utilizan la luz solar y el CO2 para
sintetizar sustancias alimenticias, y el producto
secundario de este proceso es el oxígeno molecular
que se fue aportando a la atmósfera paulatinamente
por millones de años. Algunos de estos organismos
autótrofos fueron los primeros vegetales.

Introducción a la botánica. Botánica en América Latina
Cuadro 2–1: Equivalencias entre las eras geológicas animales y vegetales.

Era animal
Eozoico
Paleozoico
Paleozoico
Paleozoico
Paleozoico
Paleozoico
Paleozoico
Paleozoico
Mesozoico
Mesozoico
Mesozoico
Mesozoico
Cenozoico
Cenozoico

Periodo
Precámbrico
Cámbrico
Ordovícico
Silúrico
Devónico
Carbonífero
Pérmico inferior
Pérmico superior
Triásico
Jurásico
Cretácico inferior
Cretácico superior
Terciario
Cuaternario

Era vegetal
Eofítico
Eofítico
Eofítico
Paleofítico
Paleofítico
Paleofítico
Paleofítico
Mesofítico
Mesofítico
Mesofítico
Mesofítico
Cenofítico
Cenofítico
Cenofítico

En la actualidad se especula bastante acerca del
origen de los cloroplastos en las células eucariotas.
Una de las hipótesis más aceptadas es la que sugiere
que los cloroplastos son procariotas ancestrales
incorporados dentro de los eucariotas a manera de
endosimbiontes (sensu Smith & Wood 1997). De
todas maneras, este es un tema en el que todavía
falta realizar mucha investigación para poder afirmar
algo en concreto.
Se calcula que los organismos autótrofos y
heterótrofos coexisten en el planeta hace 3.400
millones de años, y producto del metabolismo de
estos seres es la atmósfera que se conoce
actualmente, compuesta por una mezcla de gases
(oxígeno, nitrógeno, dióxido de carbono y argón),
así como la capa de ozono (O3) que es un filtro de
rayos ultra violeta (Fontúrbel & Molina 2004).
Inicialmente, todos los organismos vegetales eran
acuáticos, pero las presiones de un medio en
constante cambio, obligaron a la migración terrestre,
proceso que tomó millones de años para una correcta
adaptación a las nuevas condiciones (sensu
Fontúrbel & Palomeque 2004). La acción del medio
sobre la diversidad genética, dio lugar a producción
de organismos mutantes, capaces de vivir en hábitats
diferentes.
Posiblemente la migración del agua a la tierra
constituya el paso evolutivo más importante para las
plantas y los animales, puesto que se requiere de un
mayor esfuerzo para asegurar la supervivencia en un

Organismo representativo
Cianobacterias
Algas eucariotas
Musgos, algas
Psilófitos
Pteridófitos
Musgos
Gimnospermas

Angiospermas

medio tan agreste como el terrestre. Si se compara
un alga marina con un árbol, las diferencias son
evidentes, el alga no posee ningún sistema de sostén
o de transporte porque no lo necesita, en cambio un
árbol necesita sostenerse sobre la tierra y contar con
medios efectivos para transportar agua y nutrientes a
toda la planta.
El hombre apareció en la Tierra hace
aproximadamente 2 millones de años según la
mayoría de los autores (aunque investigaciones
recientes sugieren incluso 7 millones de años), y es –
quizá– el factor que más influyó en la ecología y la
evolución de las especies.
Las eras geológicas se separan en cuatro grandes
etapas, pero la división de las mismas generalmente
está determinada por los eventos animales (por ello
poseen la terminación zoico). Sin embargo, también
existe un cuadro de eras geológicas basando en los
eventos vegetales. El cuadro 2–1 muestra las
equivalencias entre las eras geológica animales y
vegetales (ver también los Anexos).
Las plantas se diferencian de los animales gracias a
un conjunto de características que los hacen tan
distintos, que al final lo único que llegan a tener en
común son características celulares y moleculares
ancestrales. La tabla 2–1 muestra un breve resumen
de las principales diferencias entre ambos grupos.
Como se puede observar, estas diferencias marcan
una frontera muy bien definida entre ambos grupos,
23

Capítulo 2
Tabla 2–1: Listado de las diferencias fundamentales que
existen entre vegetales y animales.

Plantas
Animales
Desplazamiento limitado Mayor
movilidad
y
amplia capacidad de
desplazamiento
Autótrofos (presencia de Heterótrofos
(sin
clorofila)
clorofila)
Presencia
de
pared Ausencia de la pared
celular
celular
Crecimiento
Crecimiento determinado
indeterminado
Presencia de vacuolas
Ausencia de vacuolas
Ausencia de centriolos
Presencia de centriolos
Poca irritabilidad
Mayor irritabilidad

debido a que la organización de cada uno de ellos es
distinta.
El estudio más detallado del Reino Plantae llevó a
dividir el gran conjunto de individuos que abarca
este término en dos partes: las plantas inferiores y las
plantas superiores. Sin embargo, los términos
superior e inferior no son correctos para denominar a
estos grupos de plantas porque ambos poseen
características propias y un desarrollo individual, y
por lo tanto uno no es “mejor” o “superior” que el
otro. Para ello, los términos de plantas inferiores y
plantas superiores fueron reemplazados por plantas
no vasculares y plantas vasculares haciendo
alusión a la característica de presentar o no un
sistema interno de transporte. Usualmente se
incluyen a los hongos y protistas afines en las
plantas no vasculares, para fines prácticos.
Si bien el término plantas inferiores es equivalente al
de plantas no vasculares y el de plantas superiores al
de plantas vasculares, no es correcto hacer uso de
ambos con el mismo tratamiento. Los grupos
“inferiores” deben denominarse no vasculares y los
“superiores” vasculares, cualquiera sea el caso. Las
plantas no vasculares hacen referencia a las bacterias
fotosintéticas, cianobacterias, algas, hongos,
líquenes y briófitos. Las plantas vasculares se
refieren a las gimnospermas y a las angiospermas
solamente. El grupo de los pteridófitos (helechos) es
considerado como un grupo de transición entre
ambos grupos, por poseer una organización interna
intermedia, pero se encuentran clasificados
actualmente entre las plantas vasculares.
24

ESTUDIO DE LOS ORGANISMOS VEGETALES:
RAMAS Y ESPECIALIDADES DE LA BOTÁNICA
La botánica pudo llegar sola hasta cierta parte de
su desarrollo. Actualmente, necesita de varias
ciencias complementarias para poder seguir
profundizando el estudio de los vegetales. Esta
relación entre las ciencias, produjo una serie de
especialidades
botánicas
–que a su vez–
colaboran al interdesarrollo de las mismas.
Ciencias relacionadas con la botánica
La lista de las ciencias relacionadas con la botánica
es demasiado extensa y en constante aumento para
mencionarla completa, sin embargo, entre las
principales ciencias relacionadas con la botánica
están la anatomía, morfología fisiología, ecología y
evolución. Otras ciencias afines son fitogenética,
etnobotánica, embriología, ontogenia, zoología,
historia, palinología, geología, antropología,
arqueología,
microbiología,
limnología,
oceanografía, genética, química, química orgánica,
fitoquímica, entomología, agronomía, climatología,
farmacología y bioquímica.
Las relaciones entre este conjunto de ciencias afines,
puede llevar a la formación de algunos grupos
específicos, por ejemplo: la ecología, ecología
vegetal y la zoología se encuentran relacionadas
entre sí de manera especial en cuanto se refiere al
estudio botánico, ya que los organismos vegetales no
pueden vivir sin relacionarse con el medio físico y
biológico que les rodea.
La geología, historia, historia vegetal, palinología,
antropología y la arqueología también se encuentran
relacionadas entre sí para el estudio botánico porque
gracias a ellas es posible apreciar la trayectoria
evolutiva de las plantas en el transcurso de la historia
bajo la influencia de los acontecimientos. Aquí
también pueden mencionarse a la etnobotánica y a la
biología folclórica, que toma en cuenta el uso que le
daban y le dan las diferentes poblaciones del mundo
a las plantas.
La rama de la genética se encarga de establecer
líneas de parentesco por similitud de secuencias
entre los diferentes organismos vegetales. Pueden
darse casos en los cuales un análisis de ADN es la
única manera de confirmar el parentesco de dos

Introducción a la botánica. Botánica en América Latina
organismos morfológicamente muy distintos, o por
el contrario, para rechazar hipótesis de parentesco de
organismos morfológicamente muy similares.
Finalmente, las ciencias más específicas como la
ecología de la reproducción, por ejemplo, estudian
relaciones especiales entre los vegetales, y en este
caso, los insectos, que son vectores de polinización y
dispersión de semillas. La interacción insecto–planta
es muy compleja, y la coevolución entre ambos
grupos es un tema controversial. Este tema se tratará
a más detalle en el Capítulo 8.
Especialidades de la botánica
Así como las ciencias relacionadas, las
especialidades botánicas son múltiples y extensas.
Las principales especialidades son la botánica
sistemática,
genética
botánica,
botánica
microbiológica y botánica económica. Esta lista
puede extenderse indefinidamente si se aumenta el
grado de especialización, por ejemplo si se trata de
botánica de frutos o botánica de palmeras tropicales
de Bolivia.
Las especialidades de la botánica surgen de la
conjunción de la botánica pura con otras ciencias
derivadas de la biología. Las ciencias derivadas de la
biología son la genética, la bioquímica, la biofísica,
etc., que surgen de la reunión de la biología con
bases matemáticas, químicas y
físicas
respectivamente. De la misma manera, la botánica
puede trabajar conjuntamente con estas ciencias para
crear las nuevas especialidades.
Ramas de la ciencia botánica
La botánica comprende tres ramas fundamentales: la
rama sistemática, la rama económica y la rama
ecológica.
La rama sistemática (Fig. 2–1) es teórica y
descriptiva. Comprende los estudios sobre
taxonomía, clasificación y en cierta medida genética.
Esta rama es la encargada de determinar los niveles
de parentesco entre los organismos vegetales, y de
ordenarlos de acuerdo a niveles jerárquicos basados
en el grado de similitudes comunes.
La rama económica es de naturaleza práctica
(aplicada para obtener beneficios). Comprende todas
las ciencias como la farmacología, la fitoquímica, la
etnobotánica, etc., ramas cuyo trabajo y resultados

Fig. 2–1: Relaciones de la taxonomía con ciencias
afines que contribuyen a su desarrollo.

son de utilidad al hombre y representan un
movimiento económico de cualquier magnitud. Los
vegetales son fuente de alimentación y de numerosas
sustancias útiles para el ser humano, por ejemplo, la
homeopatía se basa en la curación de males y
enfermedades a base de extractos naturales
vegetales. Industrialmente, se producen numerosos
fármacos a partir de vegetales, como la penicilina
(un antibiótico muy común) que se extrae del hongo
Penicillium.
La rama ecológica es aquella que integra las dos
anteriores. Comprende especialidades como la
geobotánica, la botánica marina y la fisiología. Esta
rama se encarga de establecer las relaciones del
mundo vegetal (a nivel de poblaciones y
comunidades) con el entorno, de manera que se
puedan explicar las relaciones que existen entre los
organismos vivos con los factores abióticos.
Empleando estas tres ramas, la botánica realiza el
estudio de la vida vegetal tomando en cuenta la
flora, las comunidades vegetales y la ecología
vegetal (Villee et al., 1992). Estos tres estudios se
encuentran íntimamente relacionados, puesto que el
estudio de la vegetación tiene mucho que ver con la
diversidad florística, y las interacciones ecológicas
con los dos estudios anteriores (Fig. 2–2).
El estudio de la flora está referido a la biodiversidad
botánica existente, es decir, estudia la diversidad
florística mundial.
Finalmente, la ecología vegetal trata las
interacciones inter e intraespecíficas de las
comunidades vegetales, las interacciones del
conjunto de comunidades con el medio, y cómo
influyen dichas interacciones en la distribución y
25


Documentos relacionados


Documento PDF tesis doctoral agust n paviolo web
Documento PDF tesis doctoral ver nica quiroga 2013 jaguar y puma en chaco
Documento PDF documento excel anuario
Documento PDF 2la etnobotanica tres puntos
Documento PDF dsf
Documento PDF cartel semana cultural final


Palabras claves relacionadas