Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



La cruz y la espada.pdf


Vista previa del archivo PDF la-cruz-y-la-espada.pdf

Página 1 2 3 45649

Vista previa de texto


Los ejércitos de hace 2.500 años combatían generalmente en línea frontal hasta que uno de ellos
quedaba derrotado. Casi siempre ganaba el más numeroso. En cambio, en la famosa batalla de
Cannas (216 A.c.) Anibal practicó la guerra de movimientos. Hizo retroceder su centro, en tanto que
reforzó sus flancos y los lanzó sobre los flancos y la retaguardia de los romanos hasta que les aniquiló
a 60.000 de sus 72.000 combatientes”(2)
Se han estudiado cientos y cientos de batallas de la historia antigua. Todas ellas, en perspectiva,
aparecen como 'hechos'. ¿Cuál podría ser su significado?..
Es evidente que esas batallas tenían como único móvil el botín, el ganar territorio y esclavos. Era una
finalidad restringida y quizá por eso desaparecieron tantos pueblos, sucesivamente, sin dejar más que
aislados detalles de su existencia. Otro significado de aquellas innumerables luchas es que la guerra
nació con el hombre, y al parecer, el hombre no puede emprender nada grande, ni resolver problemas
graves, si no recurre a la guerra. Esta se halla presente, ya sea para reformar, para esclavizar, para
liberar o para defender la propia existencia. La vida es lucha.
Ese es un posible común denominador que podemos encontrar al darle un vistazo a la historia antigua.
Concretado un poco más:
1.-EI Imperio Egipcio empezó a existir hace seis o siete mil años. Se sabe que tuvo grandes
constructores, notables fundadores de ciudades, sacerdotes y filósofos, y que su progreso se entretejió
con guerras.
Algunos de sus hechos notables son sus ruinas con más de cien columnas, cubiertas de jeroglíficos, y
la gran pirámide de 146 metros de altura, con 6.5 millones de toneladas de roca tallada, que requirió el
trabajo de varias generaciones.
Otro hecho es que los egipcios no dejaron propiamente una historia clara de su existencia. Se ha
requerido de especialistas, egiptólogos, para extraer información.
(1) Armas de la Edad de Bronce. Gral. Adolfo León Ossorio.
(2) Campañas Sumarias.- Academia Militar de West Point. Traducción del Colegio Militar de México.
Se dice que la gran pirámide tenía por objeto ser tumba de los reyes, embalsamados de tal manera
que pudieran conservarse por milenios. ¿Afán de eternidad unido a la materia
inerte?.. Quizá Chautebriand llegó más hondo al decir: "El hombre no ha elevado semejante sepulcro
por el sentimiento de su nada, sino por el instinto de su inmortalidad".
¿Concebirían, pues, la idea de eternidad? Pero como fueron añadiendo dioses a sus diversos altares,
incluso el "buey apis", no llegaron a formar ninguna creencia que les diera sentido claro de
trascendencia. En cuanto a la esfinge, de veinte metros de altura, Pedro Ouspensky opina que "es la
mirada de un ser que piensa en siglos y en milenios". Tal vez, pero no se ha podido barruntar qué es lo
que pensaba.
O sea que no es tan sencillo encontrar significados en la historia de los egipcios, aunque se disponga
de numerosos 'hechos'. Ante esta dificultad se puede concluir, fácilmente, en que la grandeza de
Egipto fue extinguiéndose "como tarde cansada que muere en el desierto". Pero esto equivale a no
decir nada.
Muy vinculada con Egipto se encuentra la historia judía, que pretende cumplir 5.758 años en el actual
1998. Esta historia habla de que el padre de los hebreos, Abraham, combatió contra los babilonios y
llegó a Egpto
1.800 ó 2..000 años antes de Cristo. Agrega que en Egipto vivían 70 hebreos que al cabo de muchos
años se multiplicaron, y que cuando Moisés los sacó de ahí, había 600.000 varones, sin contar
mujeres y niños. ¿Fecha del éxodo? Tal vez 1.300 años antes de Cristo.
En este punto se empiezan a encontrar tales o cuales significados. Por ejemplo, que el pueblo judío
tenía un sentido tan fuerte de identidad que fue el único en rastrear sus orígenes hasta época tan
remota como 2.000 o más años antes de Cristo. Que su orgullo de raza era tan vivo que en 17 siglos
de estancia en Egipto -cuando menos- no se mezclaron con los egipcios ni dejaron que éstos se
mezclaran con ellos. Además, que al salir de Egipto iban bajo un mando unido de sacerdotes y de
guerreros. Entre ellos no había separación de poderes. Política y religión caminaban unificadamente.
También es visible el hecho de que consideraban esencial.la carrera de las armas, "la Espada", pues
Moisés hizo vagar 40 años a su pueblo, por el desierto, en espera de una nueva generación con mayor