Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Gracia y Verdad .pdf



Nombre del archivo original: Gracia_y_Verdad.pdf

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por Writer / OpenOffice 4.0.0, y fue enviado en caja-pdf.es el 17/06/2014 a las 19:59, desde la dirección IP 187.172.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1457 veces.
Tamaño del archivo: 3.9 MB (27 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Gracia y Verdad
por Blanca García

Todos los Derechos Reservados. Ninguna parte de esta publicacion puede ser
reproducida en ninguna forma o medio, incluyendo escaneo, fotocopia, etc. Sin el
debido permiso de propietario de los derechos.
Copyright © 2014 Blanca García

Tabla de Contenido
1. La Creación
2. El Engaño
3. Las Consecuencias
4. La Salvación
5. El Proceso
6. El Resultado
7. La Promesa
8. El Infierno
9. Los Dos Caminos
10. Sugerencia

1. La Creación
Génesis 2:7
Eclesiastés 3:11
Job 32:8

A la voz de nuestro Padre Dios, todos los seres vivos brotaron de la Tierra, pero cuando se trato de
la creación del hombre, Dios con sus propias manos lo formó.
Tomo lodo e hizo un hermoso cuerpo de barro, le puso alma como a los animales y en ese nivel
hubiéramos quedado, pero Dios sopló en su nariz el aliento de su vida, haciéndolo humano y eterno
y se le conoce como "espíritu humano".

Génesis. 2:7
Eclesiastés. 3:11
1ª Corintios 15:45
1ª Tesalonicenses 5:23

Ese divino soplo que Dios puso en el cerebro del hombre se llama conciencia y está en el espíritu
humano.
Dios le dio al hombre un cuerpo de barro que es como un estuche en el cual se guarda el alma, que
Dios le dio para que disfrutara de todo lo que El preparo para él, y le dio el espíritu para que
conociera a su Creador, tuviera fe, se comunicara, con El y recuperarlo si se le perdía.
Como sucedió.

Efesios 2:18,19

La conciencia está en la parte frontal del cerebro, generalmente se le llama mente.
Por medio de la conciencia el hombre puede conocer a Dios, comunicarse con El y conocerse a sí
mismo.
En ella están los valores que todo hombre debiera practicar, que son: el juicio, la reflexión, el
razonamiento, el entendimiento, la vergüenza, la fe, la cordura el respeto, la medida, etc.
Pero cuando Adán y Eva dejaron a Dios, la conciencia se les apago y se entregaron a la
desvergüenza, cometiendo toda clase de impurezas.
Efesios 2:18, 19

Génesis 1:24 y 25
1ª Corintios 15:39 y 40

A los animales sólo les puso alma por eso se llaman animales, pues alma es anima.
Todos ellos brotaron de la tierra y su alma es como una maquinita que dirige toda su existencia
meramente orgánica y natural.
En ella están instalados en su cerebro: sus instintos, su inteligencia, sentidos, sentimientos, memoria,
voluntad e impulsos.
Ellos aprenden algunas cosas especiales, por adiestramiento, pero no tienen códigos morales, que
cumplir, y cuando mueren su alma y su ser ahí quedan, ni van al cielo, ni al infierno.

2. El Engaño
Salmo 8:5
Génesis 2:17

Adán y Eva vivían sumergidos en la gloria de Dios con una conciencia brillante, conocen a su
creador y platican con El, pues les ha enseñado un lenguaje. Ahora su juicio, su obediencia y
fidelidad va a ser probada.
En el huerto están los arboles de la vida y el conocimiento del bien y del mal.
Ellos eran inocentes.
Y Dios les dio un mandamiento “No comerás del fruto del árbol del conocimiento del bien y del
mal, porque si comes de él: Morirás”.

Isaías 14:12
Ezequiel 28:17

Satanás, enemigo de Dios y de los hombres, por su rebelión, fue desechado de la gloria de Dios y
cayó en esta tierra y quiere hacer de ella, su imperio;
él ha oído, como Dios les entrega toda la creación a Adán y Eva y los ha hecho señores de todo y los
codicio ardientemente; sabe del mandamiento y la advertencia;
ahí está la oportunidad y ahora hará todo posible para llevarlos a la desobediencia, separarlos de
Dios y despojarlos de todo,
adueñarse del planeta y llenarlo de gente rebeldes y malignos, semejantes a él.

Génesis 3:1-6
2ª Corintios 11:3

Satanás es el padre de la mentira, es el engañador y le dijo varias mentiras a Eva para llevarla a la
desobediencia, se metió en la serpiente y le dijo:
I.
II.
III.

Dios no quiere que coman del fruto de los arboles.
Dios es mentiroso: si comen de ese fruto, no morirán.
Dios no quiere que sean “sabios”.

La convenció y ella deseo ardientemente comer del fruto prohibido y llamo a su esposo para que el
también comiera.
Adán se olvido completamente de la voluntad de Dios, atendiendo a la voz de su mujer que había
seguido el consejo de Satanás.

Efesios 2:2
Efesios 4:17, 18, 19
2ª Corintios 4:4
Romanos 1:28
1ª Timoteo 4:2

Este fue el día más terrible para la humanidad, en el cielo, y en la tierra, toda la creación se
conmovió;
Satanás, una vez que los tuvo en su poder les apago la conciencia y se acomodo en el lugar
santísimo de su cerebro, donde mora el soplo divino, recinto del espíritu humano;
y tomo control de su alma, perdiéndola y extraviándola y nada más se mueve por sus instintos e
impulsos.
Deshumanizado como un “zombi” y con la personalidad de Satanás.

3. Las Consecuencias
1ª Corintios 15:32
1ª Corintios 2:14
Juan 8:44
Mateo 8:28
Tito 1:12
Romanos 6:6

He aquí la razón de porque habiendo Dios hecho al hombre a su imagen y semejanza, el se comporta
como un animal o peor y proclama que vino del chango.
A esta etapa salvaje del hombre, el señor lo llama hombre animal, viejo hombre.
Luego pasa a un estado civilizado, moldeado por la religión y la educación, pero sin desarraigar su
vieja y mala naturaleza y llegada la tentación sale a relucir, enfocada siempre en dañar a los demás.
Cristo nos ofrece una nueva naturaleza, si nos entregamos a Él y nacemos de nuevo. Y es el hombre
espiritual y humanizado.

Y los hombres con esa maldita naturaleza diabólica invadieron la tierra llenándola de violencia y de
maldad y hasta aquellos que habían decidido ser de Dios, se pervirtieron
y nada mas Noé, hallo gracia a los ojos de Dios a quien le peso haber hecho al hombre y decidió
barrerlo de la tierra.
Dios ordeno a Noé, preparar un barco en que se salvara él y su familia y las especies de animales.
Sin embargo, después del diluvio, el pecado sigue porque esta arraigado en la mente del hombre.
Y Satanás la controla.
De los tres hijos de Noé, nada más Sem, formo parte del linaje de Jesús.

Juan 12:31
1ª Juan 5:19
Juan 7:7

Juan 14:30
1ª Juan 2:5-17
Efesios 2:2

Romanos 8:5-8
Juan 15:18, 19
Efesios 6:12

Adueñado del planeta y de la creación entera, Satanás invade hasta la atmosfera y se constituye en
príncipe de este mundo y del la potestad del aire
y organiza toda la vida del hombre con sistemas que lo mantengan tan ocupado que no piense en
Dios y en su necesidad de salvación de su alma.
Haciéndolo 100% materialista.
Estos sistemas son: Políticos, Religiosos, Educativos, Comerciales, de Comunicación, de Diversión,
etc.
Este es el mundo que aborreció a Jesucristo y lo crucificó y El nos ad-vierte que: si amamos a Dios,
no amemos a este mundo, ni las cosas que están en el mundo.
1ª Juan 2: 15-17

4. La Salvación
Mateo 2:16
Mateo 1:18-25
Lucas 2:7
Juan 3:15, 16

Dios no ha olvidado la promesa hecha a
Adan y Eva cuando los hecho de su presencia, de proveerles un Salvador nacido de mujer que le
daría en la cabeza a la serpiente, Satanás; y atreves de las edades lo ha procurado.
En su primer acercamiento, descendió al Sinaí para darles mandamien-tos, para conocer Su
voluntad, conocer el pecado, regular la conducta de unos con otros y para juzgarnos; pero no
pudieron obedecerlos.
Necesitaban el poder del Espíritu Santo, el cual no vendría, si no se efectuaba el máximo sacrificio
del hijo de Dios, en carne: El Salvador pro-metido, nace en el pueblo de Belén y lo ponen en un
humilde pesebre.

Génesis 3:15
Juan 3:15, 16
Romanos 5:1

Jesús viene a pelear la más feroz batalla.
Un solo hombre contra el mundo cuyo gobernador es Satanás; una guerra que no se compara con la
que hacen los hombres por el poder, El vino a pelear por ti y por mí, no con espada ni con ejércitos
sino con el poder de Dios;
la vida contra la muerte, la verdad contra la mentira, el amor contra el odio.
Probando rotundamente ser el unigénito de Dios y por las edades, el valor de su sacrificio está
latente para perdón de todo aquel que quiera arrepentirse y venir a Él.
Satanás hará todo lo posible por impedirlo, desde que estaba en el vientre de María lo quiso matar y
durante su ministerio, lo tentó y lo estuvo asechando y en complicidad de los gobernantes y líderes
religiosos, lo llevo a la cruz.

Mateo 28:1-7
Marcos 16:1-7
Lucas 24:1-7
Juan 20:1-10
Hechos 1:1-3

Al crucificar a Jesús Satanás creyó haber triunfado; pero ese fue el día de gran victoria para la
humanidad y gran derrota para Satanás, y más aún al tercer día se levanto de la tumba,
venciéndola muerte, otro enemigo con el que el diablo nos amenazaba, pues él es el emperador de la
muerte, pero Cristo con su muerte nos dio la vida y con su resurrección, nos trajo la gloria del
Espíritu Santo.
Si Cristo no hubiera resucitado, vana sería nuestra fe, no tendríamos vida eterna, tendríamos temor a
la muerte y no tendríamos consuelo y esperanza.
Si no hubiera resucitado su testimonio se hubiera diluido en el tiempo.

5. El Proceso
Mateo 28:20
Juan 17:7-11

Juan 3:13
Hebreos 1:3

Juan 14:15-18
Hebreos 8:1

Juan 14:21, 23 y 26
Hechos 1:4-11

Juan 16:7
Hebreos 7:25

Cristo ascendió al cielo de donde había venido porque nadie ascendió al cielo, sino el que descendió
del cielo, y se sentó al lado derecho del Padre,
viviendo siempre para interceder por nosotros como nuestro sumo sacerdote, y rogo al Padre que no
nos dejara solos como huérfanos, que nos mandara Su Santo Espíritu que es la tercera manifestación
de Dios.
Y el Espíritu de Cristo que vino para estar con nosotros para siempre, hasta el fin del mundo.

Hechos 2:1-4
Hechos 10:42-46
Hechos 8:17

Y llego el Espíritu Santo, el día del pentecostés, 50 días después de la crucifixión;
de todas las multitudes que oyeron a Jesús y fueron sanados y liberados por Jesús, nada más 120,
estaban orando en una recamara de un segundo piso en Jerusalén.
Se oyó un terremoto, hubo un temblor y soplo un viento recio y lenguas de fuego se asentaron sobre
cada uno de ellos y empezaron a hablar en otras lenguas dando testimonio de Jesucristo, haciendo el
evangelio universal;
pues ese día había muchos extranjeros en la ciudad.

Juan 14:15-18
Juan 1:11-13
Juan14:21, 23 y 26
Juan 16:7-11
Juan 12:31
Hechos 17:24
Hechos 26:18
1ª Corintios 6:20

El Espíritu Santo es el que hoy tenemos de Dios, es Cristo que vino en Espíritu a morar en nosotros
individualmente y hacernos santuarios de Dios.
Su templo.
El Espíritu santo es la vida de la Iglesia, El nos engendra para ser hijos de Dios.
El nos atrae a Dios, enseñándonos lo que es bueno y lo que es malo, la verdad y guiándonos al
arrepentimiento y dándonos Poder para obedecer.
La meta del Señor fue conquistar la mente del hombre y retomar el lugar santísimo de su conciencia
y echar fuera al que la controlaba.

6. El Resultado
Efesios 4:22 y 24
Romanos 6:6
Romanos 8:16
Romanos 1:20-32
Colosenses 1:13

Romanos 7:20 y 23
1ª tesalonicenses 5:23
Gálatas 5:24
Juan 3:3, 6 y 7
Apocalipsis 3:16

Gálatas 2:20
1ª Pedro 1:3 y 23
Gálatas 5:22 y 23
2ª Corintios 5:17
Colosenses 3:9 y 10

Al entregarnos a Cristo sucede un milagro al unirse nuestro espíritu con el Espíritu Santo y
engendrar un nuevo hombre que será semejante a Cristo, recuperando la imagen de Dios que se
perdio cuando Adan y Eva cayeron en la tentación.
Ahora no solo se despertó la conciencia y comienzan a aparecer las virtudes o valores naturales,
como son el juicio, la cordura, la propiedad, etc. Sino que el Espíritu Santo produce en nosotros
frutos de Amor, Gozo, Paz, tolerancia, Bondad, Misericordia, Fe, Mansedumbre y dominio propio.
A veces nos creemos “buenos” porque se nos cultivo con religión y educación, pero Dios dice que
no hay ninguno bueno, todos necesitamos arre-pentirnos o nos convertimos en asquerosos tibios o
monstros del mal.

Hechos 1:18
Mateo 28:18-20
Juan 3:16
1ª Pedro 2:5

Lucas 24:41 y 47
Juan 15:26
Efesios 2:20-22
Mateo 8:11

Marcos 16:15-18
Juan 10:16
2ª Corintios 5:18

Y este es el evangelio que Cristo mando a sus apóstoles que llevaran a todas naciones: Que Dios,
por su buena voluntad, acepta y perdona a todo aquel que viene a El contrito y humillado, haciendo
la paz con el hombre por medio de nuestro Señor Jesucristo,
y que con cada creyente, tanto judíos como de otras naciones formaran un solo cuerpo, llamado
Iglesia y son aquellos que, dejando atrás al mundo de Satanás, siguen a Cristo y son cada uno, como
una piedra viva de ese gran edificio espiritual cuya cabeza es Cristo
y nosotros su cuerpo, guiados por el Espíritu Santo.
Si los apóstoles no hubieran sido investidos por el Espíritu santo no habrían podido cumplir la gran
misión.

7. La Promesa
Mateo 24:30, 31 y 42
Filipenses 2:15
Juan 14:3
Juan 14:3
1ª Tesalonisenses 4:15-18

Efesios 1.13
1ª Corintioos 15:51, 52 y 53
Hechos 1:11

Cristo prometió volver por nosotros que somos Su Iglesia y muy pronto viene el día en que eso
sucederá y nos vamos a identificar con El por el sello que puso en nosotros que es el Espíritu Santo,
que puso en nosotros cuando creímos en El y nos entregamos, el cual será como un imán que nos
atraerá a El mismo.
El no nos preguntara si somos buenos o malos, o de que religión o iglesia somos, pues El nos conoce
por este sello del Espíritu Santo.
El mundo es como una noche obscura y los únicos que brillamos para Dios somos sus hijos.
Urge obtener este sello para ser arrebatados por Cristo en su venida.
Jesús dijo: “velad y orar porque no sabéis el día ni la hora en que vendrá Jesús nuestro Señor”.

Juan 14:2 y 3
Juan 17:24
Mateo 6:9
Hebreos 13:22
Apocalipsis Capitulo 21
Mateo 25:34
Mateo 8:11

Apocalipsis 21:7
1ª Tesalonisenses 4:17
1ª Corintios 2:9

Dios ha preparado un hermoso lugar para los que le amaron y pelearon la batalla de la fe y fueron
vencedores.
Recuperaremos el paraíso, pero no en esta tierra sino en el cielo, es una hermosa ciudad llamada la
nueva Jerusalén.
Cristo les prometió a sus seguidores que después de morir y resucitar, iría a preparar un lugar para
ellos.
Pablo dice que ojo no ha visto, ni oído a oído lo que Dios nos ha preparado; ahí, no habrá llanto, ni
dolor.
No necesita luz del sol ni luna porque Dios la ilumina, ahí no entrara cosa pecaminosa, y lo más
glorioso es que estaremos siempre con el señor y veremos Su Rostro.

8. El Infierno
9.
Hebreos 2:2
Apocalipsis 21: 8
Apocalipsis 19:20
Lucas 16:23

Hebreos 9:26, 29 y 31
Mateo 25:41
Marcos 9:42-48
Apocalipsis 20:10, 14 y 15
Ezequiel 33:11
2ª Pedro 3:9

Antes de que Dios hiciera al hombre, había creado un hermoso ángel que es el principal de de su
corte, el cual se rebelo contra Dios y El lo desecho, cayendo en este planeta donde tentó a Adán y
Eva,
separándolos de Dios, por desobediencia y Dios preparo un lugar de castigo, así como prepa-ro un
lugar para los que le aman.
Ese lugar de castigo se llama Infierno; es un lugar terrible un lago de fuego y azufre ardiendo y ahí
irán los que aborrecen a Dios y desecharon el sacrificio de Cristo; El no quiere que perezcamos ahí,
sino que nos arrepintamos y vivamos.
Algunos buscan las puertas del infierno aquí en la tierra, pero la puerta al infierno es el pecado.

9. Los Dos Caminos
Jesucristo dijo: Entrad por la puerta angosta; porque angosta es la puerta que lleva a la vida y
pocos son los que la hayan.
Mateo 7:13 y 14

Hoy tu decides a quien servir y a donde vas.
Jesús dijo: Porque ancha es la puerta que lleva a la perdición y muchos son los que entran por ella.
Mateo 7:13

10. Sugerencia
Estimado lector:
Te sugiero que leas detenidamente todas las citas bíblicas anotadas,
para que te asegures de cómo todo está escrito y que sea de mayor bendición para tu vida.


Documentos relacionados


Documento PDF la victoria de jesus
Documento PDF tener que perderlo todo para convertirme
Documento PDF librito domingo de resurrecci n
Documento PDF infiltraci n mundial
Documento PDF mooji bendici n de navidad
Documento PDF gracia y verdad


Palabras claves relacionadas