Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



drogodependencias prevencion .pdf



Nombre del archivo original: drogodependencias-prevencion.pdf
Título: Cursos toda España y Latinoamérica de educación, trabajo social y animación sociocultural
Autor: a

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Microsoft Word - cursoadolescentesenriesgo.doc / novaPDF Professional Desktop Ver 7.7 Build 388 (Windows XP Professional Edition (SP 3) - Version: 5.1.2600 (x86)), y fue enviado en caja-pdf.es el 17/12/2013 a las 19:41, desde la dirección IP 77.27.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1209 veces.
Tamaño del archivo: 138 KB (15 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


PREVENCIÓN DE DROGODEPENDENCIAS
Desde la perspectiva psico-social, podremos clasificarlas:
* Drogas que producen dependencia psíquica, física, tolerancia: Encuadrando
en este grupo el alcohol, los barbitúricos, narcóticos, anfetaminas, cocaína,
nicotina.
* Drogas que producen dependencia psíquica y tolerancia, pero dependencia
física: Las anfetaminas, los alucinógenos, los tranquilizantes, las xantinas
(cafeína, teofilina), y el tabaco (en éste último, existen trabajos que parecen
demostrar la existencia de un síndrome de abstinencia tras el cese de su
consumo, lo que implicaría el reconocimiento de la dependencia psíquica al
tabaco).
* Drogas que producen dependencia psíquica, pero no dependencia física ni
tolerancia: Tales como los alucinógenos, y la cocaína cuando se consume
inhalada (dado que si la forma de consumo es intravenosa, se desarrolla
tolerancia y dependencia física).
Clasificación según su peligrosidad:
* Las más peligrosas son las que crean dependencia física y/o psíquica con
mayor rapidez y que poseen más toxicidad.
* Las menos peligrosas son las que sólo crean dependencia psíquica y con
menor rapidez además de poseer menor toxicidad.
* De mayor a menor peligrosidad, las drogas se clasifican en cuatro grupos:
- Grupo 1: Opiáceos y derivados.
- Grupo 2: Barbitúricos y alcohol.
- Grupo 3: Cocaína y anfetaminas.
- Grupo 4: LSD, cannabis…
Clasificación según sus efectos:
Pueden dividirse en:
- Estimulantes.
- Depresoras.
- Alucinógenas.

MENORES Y DROGAS
El hombre, a medida que va creciendo física y psicológicamente, va pasando
por una serie de transformaciones con sus respectivas crisis. La adolescencia
se considera el momento más crítico.
La adolescencia es un periodo de transición entre la infancia y la edad adulta

(de 15-16 años a los 19-20 años). No es una etapa tormentosa, rebelde o
conflictiva, sino de cambios que sufre el adolescente; lo que sí puede
desembocar en cierta rebeldía o conflictividad.
Las transformaciones que sufre el adolescente son tanto físicas como
psíquicas, pero también sociales y afectivas:
-A nivel físico se da un desarrollo rápido que no terminará hasta llegar al
período de madurez.
-A nivel psíquico, el adolescente se encuentra en un estado intermedio entre
niño y adulto, produciéndose un cambio en los valores que hasta ahora le eran
válidos. Los padres ya no son los ídolos y deben buscarlos entre los
compañeros de la pandilla o en héroes del deporte, la música… La
personalidad se va formando al igual que la autoestima, que se crea y
desarrolla en el niño y en el joven a través del contacto directo, del afecto de
interés por aquello que hace, del diálogo con los padres y las demás personas
de respeto. Es un factor importante que puede llevar al joven a quererse a sí
mismo tal como es o a odiarse y no estar a gusto consigo mismo pudiendo
llevarle a conductas de inadaptación social.
-A nivel social los adolescentes no se sienten integrados en una sociedad para
la cual han sido preparados técnica y humanamente, pero que luego le niega el
derecho al trabajo o a un puesto de responsabilidad o decisión.
-A nivel afectivo puede aparece una inseguridad en sí mismo debido a sus
cambios. No se comprende a sí mismo ni se siente comprendido, dándose una
discrepancia con los adultos.
El adolescente, ante cualquier crisis que no sepa solucionar y con carencias
afectivas, educativas o sociales, puede encontrar una salida fácil en la droga,
evadiéndose de sus problemas o rechazando su asunción.

PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS
Planificación de programas sociales
POR QUÉ PLANIFICAR
A fin de organizar la acción socioeducativa o la intervención preventiva, que se
plasmará en proyectos sociales, se hace preciso planificar, ésto es, saber qué
queremos hacer y de qué manera vamos a hacerlo. De esta forma no sólo
tendremos un marco referencial, sino que evitaremos acciones sin contenido,
sin método y con un alto grado de activismo.
Según Pineault, la planificación es «un proceso continuo de previsión de
recursos y servicios necesarios para conseguir los objetivos determinados
según un orden de prioridad establecido, permitiendo elegir la o las soluciones
óptimas entre muchas alternativas; esta elección toma en consideración el

contexto de dificultades, internas y externas, conocidas actualmente o
prevesibles en el futuro».
(Pineault, R. y Daveluy, C.: La planificación sanitaria. Ed. Masson. Barcelona,
1989).
Todos los agentes sociales implicados en la prevención deben conocer por
qué, cómo, cuándo, dónde y con quién se llevará a cabo la tarea preventiva, a
fin de coordinar actuaciones, equipos y recursos. Para garantizar la eficacia de
la intervención socioeducativa es fundamental que ésta se adapte a las
características del medio sobre el que se va a incidir. Con este fin se hace el
análisis de la realidad, que nos permitirá la evaluación de los resultados
directos e indirectos del proyecto social.
Se trata entonces de:
- Buscar soluciones a una situación problemática
- establecer estrategias y prioridades,
- determinar los objetivos y
- formular una serie de pronósticos sobre la situación futura.
Se planifica a partir del conocimiento de unos recursos, de un problema que
deseamos cambiar y de unos objetivos que nos marcamos para iniciar un
proceso (estrategias y prioridades) de transformación de la realidad, llegando a
un mayor grado de bienestar general.
Planificamos porque:
- existe una circunstancia determinada: una situación problemática;
- hay un malestar general ante esa situación;
- alguien se hace responsable de modificar esa situación;
- deseamos conocer la relación entre la acción emprendida y los resultados
obtenidos;
- los recursos existentes son escasos y queremos conocer los precisos para la
obtención de unos objetivos determinados;
- pretendemos analizar las posibles causas e iniciar un plan de acción;
- ofrecemos alternativas mediante la puesta en marcha de un proceso para la
consecución de unas metas sociales.
Pero habrá que ejercitarse en la escucha de los problemas, tener en cuenta los
intereses de las personas a las que va dirigida la acción, su apoyo y su
aceptación. Imaginemos que deseamos poner en marcha un Programa
Comunitario de Prevención, donde los beneficiarios serán todos los miembros
de un barrio, desde niños a ancianos. Habrá que captar y considerar el sentido
general, su visión del problema, las alternativas que proponen, el compromiso
que están dispuestos a adoptar, la responsabilidad que asumirán. Se trata de
que la comunidad sea la auténtica protagonista desde el inicio de la
programación.
Las ventajas de que participen los miembros de la comunidad en el proceso de
planificación son varias:

- Perciben mejor la solución de los problemas de su entorno porque viven a
diario las situaciones reales que los generan;
- tienen experiencia de la utilización de los recursos del barrio;
- se sumarán a ese proceso que les hace protagonistas;
- toman conciencia de la necesidad de trabajar en equipo, coordinadamente;
- aunarán esfuerzos, ideas y compromisos;
- asumirán aciertos y errores como proceso de cambio;
- tendrán mayor confianza en el equipo gestor;
- se fortalece la organización comunitaria, se asumen roles, se distribuyen
responsabilidades…
Los principios de la planificación son de racionalidad, previsión, universalidad,
unidad, continuidad e inherencia. Se trata de conceptos fundamentales y que
tienen validez general:
PRINCIPIO DE RACIONALIDAD
Se trata de seleccionar inteligentemente las alternativas de acción, con sus
ventajas e inconvenientes, hasta llegar a una conducta final coherente que
permita la optimización de los recursos.
PRINCIPIO DE PREVISIÓN
La previsión del futuro nos marcará unos plazos para la ejecución de las
diferentes acciones de un programa. La planificación no se puede improvisar,
ya que nos llevaría a dispersión de recursos humanos, técnicos y materiales, o
al activismo.

PRINCIPIO DE UNIVERSALIDAD
La planificación englobará todas las etapas del proceso económico, social y
administrativo, previendo las consecuencias que producirá su aplicación.
PRINCIPIO DE UNIDAD
Los planes de actuación deben estar integrados entre sí.
PRINCIPIO DE CONTINUIDAD
Con el fin de buscar el rendimiento óptimo de los recursos, la planificación no
tiene límite en el tiempo.
PRINCIPIO DE INHERENCIA
Planificamos la forma de conseguir unos objetivos. Ello es inherente a cualquier
organización humana que se plantea a corto, medio o largo plazo unas metas a
alcanzar si desea progresar económica y socialmente.
Para que una planificación sea eficaz debe:
- Partir de un proyecto político que lo sustenta;
- ser capaz de transformar la realidad;
- establecer las diferentes etapas del proceso;
- haber una economía de medios compatible con una mayor eficacia;
- proponer objetivos alcanzables.

DROGODEPENDENCIAS: FACTORES DE RIESGO
Prevenir significa anticiparse, actuar antes de que surja un problema para evitar
su incidencia, reduciendo las consecuencias y mejorando las condiciones
actuales. Para ello es necesario conocer las causas que lo origina para poder
actuar sobre ellas, sino la intervención sería ineficaz.
Los factores de riesgo son aquellas características, hábitos o condiciones
individuales, culturales y sociales que, interactuando en un determinado
momento, menosprecian o distorsionan el peligro, por lo que incrementan las
posibilidades de que una persona pueda consumir drogas. También podríamos
hablar de circunstancias personales, familiares y grupales que influyen para
que se produzca un comportamiento concreto. Estos factores también inciden
en el aumento del número de individuos que experimentan con drogas y en la
disminución de la edad de inicio.
Así, cuando un sujeto se inicia en el consumo, está influenciado por:
a) La sustancia; que tiene sentido cuando cumple una función para el sujeto.
b) El contexto cultural y social (familia, escuela, amigos, ambiente).
c) La conducta del sujeto, o sea, las respuestas a los estímulos que recibe
según sus propios intereses y valores.
En el caso de un programa preventivo nos interesan más los factores de riesgo
y protección que la sustancia concreta, pues estos factores no son exclusivos
del problema de las drogodependencias, por lo que dificultan también
enfrentarse exitosamente a los avatares de la vida.
La prevención trata de influir sobre el mayor número de factores de riesgo y de
defensa, que son variables según la edad, el sexo, el contexto social, etc.
Consecuentemente, el éxito de un programa preventivo estará relacionado con
la capacidad para aunar esfuerzos y coordinar las acciones dirigidas a la
comunidad, escuela, familia… donde podamos abarcar la mayor cantidad de
factores de riesgo y protección.
Veamos con más detalle cuáles son esas características sociales, culturales,
ambientales e individuales que pueden considerarse factores de riesgo:
- LOS VALORES DOMINANTES:
Los valores fundamentales como la responsabilidad, la ética, el esfuerzo o la
solidaridad han sido desplazados por la competitividad, el consumismo, el
placer, el prestigio… que están presentes en el estilo de vida -ligado a la
«sociedad del ocio»- de muchos sectores de la población juvenil y que pueden
repercutir en el inicio y el mantenimiento del consumo de drogas.
- LOS HÁBITOS SOCIALES:
En el contexto de una cultura determinada, el individuo adquiere hábitos y
actitudes que ejercen su influencia en conductas de consumo: Ante cualquier

malestar físico o psíquico se recurre con facilidad a fármacos para poder
superarlo.
- LA DESORGANIZACIÓN SOCIAL:
Aquellas comunidades en la que no existen lazos sociales o donde hay
carencias de servicios culturales, deportivos y sociales, se pueden considerar
zonas de alto riesgo y, por tanto, un factor de desprotección para niños y
adolescentes que necesitan fórmulas de vinculación con la sociedad.
- ACTITUDES DE SUBGRUPOS JUVENILES:
Existen actitudes, presentes en los subgrupos juveniles, que actúan como
favorecedoras del consumo de todo tipo de drogas, entre ellas:
- La falta de perspectiva en un futuro mejor;

- la búsqueda de sensaciones agradables y una vida «a tope» como síntoma
de frustración;
- la vivencia de lo inmediato, sin prever las consecuencias;
- la permisividad en el uso y venta de drogas legales e ilegales;
- el consumo como un hecho lúdico y de pertenencia al grupo;…
- LA PERCEPCIÓN DEL RIESGO:
Los individuos que banalizan el consumo de drogas o que creen que no tienen
consecuencias negativas, las consumirán en mayor medida que aquellos que
tienen una percepción del riesgo más elevada.
- EL USO DEL TIEMPO LIBRE:
La ocupación del ocio en actividades de consumo se correlaciona con el riesgo
del uso de drogas, llegando a formar parte de la realidad social de muchos
adolescentes que frecuentan, sobre todo en fines de semana, bares, pubs,
discotecas… como única alternativa de relación y diversión.
- LA IMAGEN EN LOS MASS MEDIA:
Los medios de comunicación refuerzan los estereotipos relacionados con las
drogas ilegales (robos, sobredosis, heroína) deformando y obviando la realidad
de muchos jóvenes drogodependientes.
También la masiva publicidad del alcohol y el tabaco fomenta un ocio
consumista en televisión, radio, prensa y lugares de diversión de los
adolescentes, recurriendo también al patrocinio de eventos deportivos y fiestas
en discotecas y pubs como medio de manipulación encubierta.
- LA DISPONIBILIDAD DE DROGAS:
Cuanto mayor es la disponibilidad de sustancias mayor será su consumo, pues
se facilita el acceso a los jóvenes si no hay un control o restricción legal.
- LA EDUCACIÓN FAMILIAR:
La influencia de los padres y madres es decisiva en el comportamiento de los

hijos. Pero pueden darse errores educativos de riesgo y de conducta que habrá
que tener en cuenta ante cualquier propuesta preventiva:
- La ausencia de normas claras que provocan confusión y no marcan límites;
- delegar la responsabilidad de la educación a parientes, maestros o
educadores;
- la sobreprotección paterna/materna que no prepara al hijo/hija para la
responsabilidad, la autonomía y la iniciativa;
- no aceptar al hijo/hija tal como es, con sus diferencias y características;
- la creación de sentimientos de inferioridad en el hijo/hija por falta de estímulos
positivos;
- el sometimiento rígido y jerárquico del hijo/hija hacia los padres (exceso de
disciplina);
- la permisividad o desentendimiento de los hijos;
- la carencia de relaciones afectivas y la posibilidad para manifestarlas (baja
comunicación familiar);
- la falta de confianza y apoyo en la unidad familiar;
-…
Las actitudes, valores, conductas y estilos de vida de los padres influyen sobre
la de los hijos y, por tanto, sobre la adquisición de hábitos de consumo de
drogas (padres fumadores, bebedores, ludópatas), al servir éstos como
modelos de identificación para el niño o el adolescente.
- LA ESCUELA:
La escuela es un entorno eficaz para la detección de factores de riesgo, porque
desde la infancia hasta la adolescencia es obligatoria la asistencia:
Rendimiento académico bajo, desmotivación, inadaptación… Pero también
puede ser una variable de riesgo cuando es una escuela marginante o cuando
hay escaso compromiso de enseñantes y padres (lo que muestra cierto
desinterés por la educación del alumno/hijo). Lo mismo cabría decir del sistema
educativo, del modelo de escuela, que desembarca adolescentes que no
alcanzan unos mínimos considerados «normales», abocándoles al fracaso
personal, a la baja autoestima, al desempleo, a la explotación laboral…
- EL GRUPO DE IGUALES:
En la adolescencia, el grupo de iguales cumple varias funciones:
- Sirve de soporte afectivo y de protección;
- facilita la emancipación de la familia;
- es un marco para la socialización;
- se establecen normas y valores…
El inicio en el consumo de drogas se establece en el grupo de iguales, y tres
son los factores de predisposición:
1. La dependencia al grupo.
2. La presión de los compañeros.
3. Los tipos de consumo del grupo.
Para el adolescente que no tome libremente sus propias decisiones, estos tres

factores va a conducirle a probar las drogas si el consumo está establecido
dentro del grupo, sin prever las consecuencias negativas que pueden
acarrearle.
- FACTORES INDIVIDUALES:
El individuo se relaciona constantemente en un determinado medio ambiente,
donde va construyendo su escala de valores, hábitos, comportamientos… Así,
habrá que situarlo en su contexto y evitar justificaciones como que las
características genéticas son las únicas responsables de la adicción a
determinadas sustancias.
El desarrollo socio-afectivo condiciona la forma cómo el individuo se enfrenta a
la vida, por lo que el fomento de la autonomía y la independencia, de la
capacidad para resolver conflictos, la toma de decisiones, del control de su
propio comportamiento, de la tolerancia a la frustración, de un autoconcepto
positivo, de la coherencia en sus acciones, de un proyecto de vida, etc. serán
claves a tener presentes en la prevención del consumo de drogas.

DROGODEPENDENCIAS. PREVENCIÓN ESCOLAR
«… Elaborar un proceso de autorización y acreditación de la formación del
profesorado y de los programas de prevención en el ámbito escolar y
homologación de materiales didácticos para su utilización en el medio escolar
como instrumentos de apoyo a los educadores en la prevención del consumo
de drogas…».
(Estrategia Nacional sobre Drogas 2000-2008)
ANTECEDENTES DE LA PREVENCIÓN ESCOLAR
En los años 60 el problema de la droga comenzaba a sentirse en la sociedad.
El avance del consumo se debió sobre todo al desarrollo económico, la
publicidad y el nuevo estilo de vida. Pero fue en los años 70 cuando la escuela,
apremiada por la opinión pública y los nuevos acontecimientos, promovió
charlas de especialistas o recurrió a publicaciones sobre el tema para advertir a
padres y niños de los efectos perjudiciales y los problemas legales del uso de
drogas.
En 1985, con la creación del Plan Nacional sobre Drogas, se propone la
educación para la salud en la escuela como método preventivo, aconsejando la
implicación de los agentes sociales en las prestaciones escolares.

POR QUÉ DESDE LA ESCUELA
Las etapas infantil y adolescente son fundamentales para la adquisición de
conocimientos y actitudes, por lo que la escuela, con profesionales preparados,

puede promocionar la salud en todo su ámbito, alcanzando incluso a la familia
y a la comunidad si:
- Facilita el desarrollo de un estilo de vida y un entorno saludable.
- Promociona las relaciones entre padres, alumnos, profesores y comunidad.
- Proporciona la posibilidad del desarrollo emocional, físico y social de los
alumnos.
- Aprovecha todos los recursos educativos que están a su alcance.
- El profesorado adapta los programas a cada nivel.
- Está atenta a la detección precoz de riesgo de abuso de drogas.
QUÉ DROGAS
En la escuela habrá que educar fundamentalmente en relación al alcohol y el
tabaco, por lo que se trabajarán las actitudes, valores y habilidades para
comportarse dentro del grupo ante conductas relacionadas con el consumo.
Estas drogas legales se consideran que sirven de aprendizaje para que
algunos jóvenes opten luego por el uso de otras ilegales.
Según el Plan Nacional sobre Drogas, el alcohol (vino, sidra, licores) es la
droga que más escolares han consumido alguna vez. Por otro lado, chicos y
chicas se inician en el consumo de tabaco a los 12-13 años, siendo los chicos
los mayores consumidores.
OBJETIVOS Y ACCIONES
Un buen funcionamiento de la escuela, a todos los niveles, es ya de por sí
preventivo, pero nuevas situaciones como el problema de la
drogodependencia, deben ser tratados de forma particular para:
- Advertir de las consecuencias del consumo de sustancias adictivas.
- Informar adecuadamente sobre las drogas, su uso y abuso.
- Enseñar a resistir la presión de grupo, sobre todo frente al uso del tabaco y el
alcohol.
- Analizar de qué manera los medios de comunicación y la publicidad incitan al
consumo.
- Orientar a jóvenes y padres.
- Colaborar con las familias, la comunidad y los servicios especializados en la
búsqueda de alternativas al uso del tiempo libre, creación de recursos,
promoción de hábitos saludables, etc.
- Promoción de hábitos, valores, actitudes críticas, participación, comunicación,
autonomía…
Los objetivos del programa preventivo escolar han de cumplir una serie de
requisitos para que puedan estar vinculados a la idea de prevención:
- Estarán adaptados a la realidad del centro y del entorno del alumno.
- Se pondrán lograr durante el período del programa.

- Serán susceptibles de ser incorporados al proyecto educativo de centro.
- Permitirán su evaluación.

-“1º Ámbito escolar:
Las actuaciones en este ámbito deben de implicar a la comunidad escolar en
su conjunto, esto es, a los profesores, los alumnos y los padres. Se considera
que la estrategia básica de actuación debe desarrollarse a través de la
educación para la salud, como materia transversal, según la LOGSE. Esto
deberá ser complementado con intervenciones intensivas sobre grupos
especialmente vulnerables entre los que cabe mencionar aquellos afectados
por el fracaso escolar.
Las actividades que se desarrollen con los alumnos estarán dirigidas por su
profesorado e integradas en las actividades escolares y extraescolares del
centro educativo. Es aconsejable que todas ellas formen parte del proyecto
educativo del centro, sean continuadas en el tiempo y no esporádicas, de forma
que un alumno pueda comenzar dichas actividades y seguir con las que
correspondan a los cursos superiores por los que habrá de pasar”.
(Estrategia Nacional sobre Droga 2000-2008)
LA PROMOCIÓN DE LA SALUD
El uso que hacemos del ocio, las prácticas deportivas, la forma de alimentarse,
las relaciones interpersonales, la actitud ante determinados hechos, etc.
conforman nuestro estilo de vida. Pero la influencia de la publicidad, la pérdida
de valores, el stress de la vida moderna, etc. pueden generar cambios en
nuestro comportamiento que provoquen una pérdida de salud individual y
colectiva. Un modo de contrarrestar estos efectos es capacitar a los individuos
para que sean promotores de su propia salud, lo que impulsaría cambios
significativos en la sociedad.
«La educación para la vida, reflejada en los temas transversales, facilitará que
el niño-joven aumente su autoestima, desarrolle su creatividad y sepa tomar
decisiones responsables. Este es el compromiso de la colectividad educativa,
de las instituciones sociales y de toda la comunidad de manera coordinada.
Las intervenciones con las familias tenderán a fomentar las habilidades
educativas y de comunicación en el seno familiar, incrementar el sentido de
competencia de los padres y su capacidad para la resolución de problemas, así
como concienciarlos de la importancia sobre su papel como agentes de salud.
También deben perseguir la implicación de los padres en otras iniciativas
escolares o comunitarias desarrolladas en su entorno».
(Estrategia Nacional sobre Drogas 2000-2008)
EL TIPO DE PROGRAMA

La elección del programa dependerá de las características del consumo, la
edad, las circunstancias detectadas, de los recursos disponibles y de la
experiencia del profesorado.
Es en los apartados del Proyecto Educativo de Centro donde se incluirán los
contenidos básicos para garantizar la educación sobre drogas, señalando los
factores de riesgo/protección sobre los que se va a incidir y la forma de abordar
el problema, ajustando los objetivos a cada área.
En el proyecto Curricular, según el ciclo y la etapa, se especificarán:
- Los factores de riesgo que precisa un tratamiento determinado.
- El desarrollo de objetivos y contenidos.
- El sistema de enseñanza y aprendizaje.
- Las actividades extraescolares.
No debemos olvidar que los contenidos y las actividades estarán
interrelacionados y que la función del profesorado será la de dinamizar las
actividades, abiertos a la participación del alumnado y permitiendo la discusión
entre compañeros y profesores que abran luces a otras formas de encararse a
los problemas.
EL ORIENTADOR Y EL PROFESOR
«… Es necesario también que la actuación del profesor se vea ayudada por la
existencia de unos materiales preventivos que, adaptados a la etapa evolutiva
del alumno, incidan especialmente en los riesgos del consumo de tabaco,
alcohol y medicamentos no prescritos.
Además deberían abordar otros aspectos como los hábitos de higiene,
autocuidados de salud, la autoestima, la resistencia a la presión del grupo, el
desarrollo de la capacidad crítica frente la influencia de la publicidad y otros
factores que se consideran protectores frente al consumo de drogas. Dichos
materiales deberán estar suficientemente contrastados y experimentados…».
El profesor y el orientador son agentes de cambio que, tras introducir factores
de prevención en el medio educativo, ocasionarán el desarrollo planificado de
un proceso que pretende cubrir las necesidades descubiertas.
Entre las funciones psicopedagógicas del orientador destacamos:
- La identificación y aprovechamiento de los recursos disponibles en la escuela
y el entorno, coordinándose con los servicios de prevención existentes (Plan
Local de Drogas, etc.).
- Asesorar a profesores, padres y alumnos y derivando los casos necesarios
hacia otros recursos, sin perder el contacto.

Curso a distancia toda España y Latinoamerica: MEDIADOR/A SOCIAL EN
PREVENCION DE DROGODEPENDENCIAS
Duración: 200 horas.
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación obtenida.

Curso a distancia toda España y Latinoamérica:
MEDIADOR/A SOCIAL EN PREVENCION
DEL ALCOHOLISMO

Curso a distancia toda España.
Duración: 200 horas. Un año para realizarlo, sin tiempo mínimo.
Precio total: ofertas y descuentos
Matrícula abierta todo el año.
Diploma acreditativo, con nº de horas, contenidos desglosados y calificación
obtenida.

Curso a distancia toda España y Latinoamérica: TÉCNICO EN PREVENCIÓN
DE DROGODEPENDENCIAS Y ALCOHOLISMO
Matricula: ofertas y descuentos
Diploma acreditativo.

ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE
Formación a Distancia y Permanente de Educadores/as
formacionadistancia@arrakis.es
formacionadistancia@yahoo.es
http://animacion.synthasite.com
http://pinterest.com/animacioncursos
http://www.facebook.com/animacioncursos
http://twitter.com/cursosanimacion
Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Móvil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03


Documentos relacionados


Documento PDF cursoprevenciondrogas
Documento PDF cursotecnicodrogas
Documento PDF drogodependencias prevencion
Documento PDF escueladepadres
Documento PDF bolet n oposici n a legalizaci n cij 15 febrero 2012
Documento PDF cursointervencionadolescentes


Palabras claves relacionadas