Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Compactado Libro .pdf



Nombre del archivo original: Compactado Libro.pdf
Título: \376\377\000C\000o\000m\000p\000a\000c\000t\000a\000d\000o\000 \000R\000U\000B\000I\000O\000.\000p\000m\000d
Autor: \376\377\000A\000d\000r\000i\000a\000n\000a\000

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por GPL Ghostscript 8.54 PDF Writer / GPL Ghostscript 8.54, y fue enviado en caja-pdf.es el 28/11/2013 a las 18:14, desde la dirección IP 186.55.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1144 veces.
Tamaño del archivo: 412 KB (13 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


ENRIQUE RUBIO

El nuevo mundo
Energía y recursos naturales | Crisis del Norte y ascenso
del Sur | Nuevas tecnologías y cambios culturales |
Las realidades sociales y los desafíos civilizatorios

“Es tan difícil imaginar el fin del capitalismo cuanto es difícil
imaginar que el capitalismo no tenga fin”,
Boaventura De Sousa Santos.1

Indice

Prólogo __________________________________________________ 11
Introducción: muchas interrogantes _________________________ 13
CAPÍTULO I. SEGURIDAD AMBIENTAL GLOBAL Y DESAFÍO
ENERGÉTICO COMO CUESTIONES CIVILIZATORIAS.
La cuestión ambiental y el cuestionamiento civilizatorio _____ 17
¿Hacia el fin del petróleo fácil? ___________________________ 25
¿Se inició el “peak oil” o máximo de la capacidad de
producción? ___________________________________________ 30
¿Hacia la “edad dorada del gas”? _________________________ 32
Las alternativas y sus bloqueos ___________________________ 35
El Protocolo de Kyoto. Más conferencias que resultados _____ 40
Las tensiones en Rio+20 y los primeros indicios de reacción __ 49
CAPÍTULO II. LA BATALLA POR LOS RECURSOS NATURALES
Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA.
Una nueva situación planetaria con los Recursos Naturales _____ 53
“La hidrósfera: una frontera amenazada” __________________ 56
La cuestión de las tierras _________________________________ 58
La geopolítica de los alimentos y la seguridad alimentaria ____ 61
La situación de los Recursos Naturales en América Latina
y el Caribe _____________________________________________ 63
El debate sobre la primarización de las economías __________ 69
4

El nuevo mundo

Las IED y el “efecto China” en Sudamérica ________________ 75
¿Cómo evolucionarán los términos de intercambio? ________ 86
¿Integración interna y autonomía externa versus
nuevo medio oriente? ___________________________________ 89
CAPÍTULO III. LA CRISIS DEL CAPITALISMO CENTRAL
Etapas del capitalismo y debate económico actual __________ 94
Los diferenciales de productividad y de competitividad ____ 102
El G20 y la multilateralidad _____________________________ 110
La inyección masiva de liquidez estadounidense ___________ 111
La crisis europea y la segunda fase de la crisis _____________ 113
Europa o el precio de la unidad en la diversidad ___________ 122
Exportación de las crisis y tsunami de liquidez _____________ 124
¿Nueva moneda de reserva? ____________________________ 126
CAPÍTULO IV. EL REORDENAMIENTO GEOPOLÍTICO FUNDADO
EN LA CRISIS CENTRAL Y EN LA MULTIPOLARIDAD.
SUDAMÉRICA EN EL MUNDO
El inexorable ascenso de China __________________________ 134
¿Multipolaridad? ¿Bipolaridad? ¿Unipolaridad? ¿Apolaridad? 139
El Sur superó ya al Norte _______________________________ 140
La geopolítica norteamericana ___________________________ 145
La geopolítica rusa _____________________________________ 153
La geopolítica de Brasil y la creación de la UNASUR _______ 156
Recursos estratégicos, nacionalizaciones,
reacción ante la crisis ___________________________________ 167
CAPÍTULO V. ¿PRIMADO DEL MUNDO VIRTUAL O REAL? LOS
DILEMAS DE INTERNET. LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO Y
LOS DEBATES DE LA EDUCACIÓN
La base técnica y la revolución de las telecomunicaciones ___ 173
La explosión de la información y las comunicaciones _______ 176
Internet, cultura y política ______________________________ 180
Enrique Rubio

5

¿El teletrabajo aísla o incluye? ____________________________
Estallido de los códigos: Anonymous, MegaUploud,
WikiLeaks, Snowden ___________________________________
Consumismo, financiarización y redes virtuales ____________
Ciencia, tecnología e innovación _________________________
La educación como un factor contrahegemónico ___________
Oportunidades para la política ___________________________

186
187
191
196
201
202

CAPÍTULO VI. CAMBIOS SOCIALES DE BASE Y NUEVAS
TURBULENCIAS
Transformación del mercado laboral capitalista y migraciones _ 208
El desarrollo de las clases medias y el caso de América Latina __ 212
Crisis, pobreza y desigualdad ____________________________ 215
La inseguridad y la cuestión de las redes criminales ________ 217
Las commodities, el ambiente y la crisis alimentariaa ________ 222
La matriz étnica: el caso boliviano _________________________ 225
Múltiples significados de “la primavera árabe” _____________ 227
Crisis en los centros y movilizaciones de los indignados _____ 233
Los conflictos sociales en América Latina __________________ 238
El escenario mediático, las redes y las nuevas formas
de movilización ________________________________________ 242
CAPÍTULO VII. ES NECESARIO Y POSIBLE CONSTRUIR
ALTERNATIVAS
¿Volver a la “economía política”? _________________________ 247
¿Una democracia profunda como horizonte? ¿Tensiones
en el camino? __________________________________________ 251
La cuestión de los fines: la felicidad y la vida buena _________ 263
La esfera pública, el estado, el mercado y la gobernabilidad ____ 267
Un apartado sobre China _______________________________ 270
La cuestión de las fuerzas para la transformación ___________ 274
El enfoque filosófico de la transformación _________________ 285
La agenda democrática__________________________________ 287
6

El nuevo mundo

Prólogo

EL NUEVO MUNDO, es un ensayo sobre las perspectivas de la crisis
civilizatoria actual y sus alternativas desde el Sur.
En los últimos veinte años hemos escrito cinco libros sobre
cuestiones que tanto nos han acuciado: Utopía y Estrategia.
Democracia y Socialismo (1994), con Marcelo Pereira; La izquierda
del futuro (1999); Saber y Poder. La cuestión democrática en la sociedad
del conocimiento (2003); e Izquierdas y Derechas en la Mundialización (2007), y ahora queremos insistir con El Nuevo Mundo.
Energía y recursos naturales. Crisis del Norte y ascenso del Sur. Nuevas
tecnologías y cambios culturales. Las realidades sociales y los desafíos
civilizatorios (2013).

La información ha cambiado y los puntos de vista también,
pero los problemas, en nuevos escalones, persisten. Espero que el lector
sepa excusar las reiteraciones, a veces textuales. Tenemos la esperanza
de contribuir en algo a la búsqueda de salidas. Sólo nos resta agradecer
a quienes me han ayudado directamente: Juan Artola y Salvador
Schelotto, y en el arduo trabajo de convertir el texto en legible, a
Bárbara Rodríguez y Adriana Barros.

Enrique Rubio

7

Introducción: muchas interrogantes

En el presente texto2 propongo considerar, en primer lugar, tres grandes
temas o líneas de transformación global presentes en el mundo
contemporáneo, para luego ingresar en el debate ideológico, político y
social acerca de la necesidad, la posibilidad y el camino para superar la
crisis civilizatoria que identificamos, y fundaremos a lo largo de este ensayo.
Me planteo enfrentar la defección del pensamiento estratégico,
y no practicar la prospectiva como mero ejercicio académico sino la
política de largo aliento.
Las tres grandes líneas mencionadas comprenden a:
1.- La crisis en materia de recursos naturales no renovables, el
ambiente, la seguridad alimentaria y la energía.
2.- El reordenamiento geopolítico del mapa mundial, fundado
en la crisis del sistema capitalista central así como en el desarrollo de
nuevas áreas y factores de poder, y su expresión en la gradual irrupción
de un mundo multipolar.
3.- Los cambios culturales y las nuevas realidades sociales,
apoyados en la tecnología y en las transformaciones económicas,
principalmente en relación con la euforia de la sociedad de consumo,
la hegemonía del capital ficticio y el auge del mundo virtual. Así como
8

El nuevo mundo

también advertir el desarrollo de una posible contracara, con base en
el empuje de la sociedad del conocimiento y con eje en la educación, la
investigación y la innovación.
En segundo lugar, se desarrolla una perspectiva ideológica de
mediano plazo vinculada con diversas consideraciones sobre las
corrientes políticas y los movimientos sociales, con la mira puesta en
la superación de la crisis civilizatoria.
Esta apertura temática se explica por las preguntas que nos
acucian y a las cuales queremos dar algún esbozo de respuesta:
¿Cuál es el nivel de gravedad de la situación ambiental?
¿Qué tendencias, en qué grado y tiempos pueden alterar
positivamente la matriz energética mundial?
¿Se ganará esta carrera contra el tiempo?
¿Se podrá alterar el paradigma civilizatorio? ¿O el dominio de
las finanzas sobre la economía y de ésta sobre la geopolítica nos dejará
sin herramientas para el cambio global?
¿Qué consecuencias tendrá el modelo extractivista que se ha
generalizado en gran parte de América Latina, África y otros lugares,
en materia de recursos naturales y de perspectivas de desarrollo?
¿Qué contribución pueden aportar a la resolución de estos
problemas humanos las políticas de investigación e innovación
científica y tecnológica?
¿Qué tensiones se han creado como consecuencia del desarrollo
de las tecnologías de la información y la comunicación, y en particular
en relación con la gobernabilidad de Internet?
¿Cómo impactan los cambios comunicacionales, en las
sociedades y en la política?
¿El auge del mundo virtual, desde el consumismo a las redes y
desde el ciberespacio a la financiarización, no han creado un efecto
burbuja de altísima vulnerabilidad y al mismo tiempo introducido
herramientas de cambio muy prometedoras?
Enrique Rubio

9

En otros términos,
¿Qué es y qué no es «burbuja», y en qué lugar se pueden desatar
fuerzas contrahegemónicas? ¿Cuál es la profundidad y qué enseñanzas
deja la crisis del capitalismo central?
¿Qué consecuencias producirá el nuevo ordenamiento geopolítico
del mapa mundial, con el ascenso de los países emergentes y del Sur y
el declive de los centrales y del Norte?
¿Qué perspectivas abren los cambios sociales que se están dando
aceleradamente, como los que ocurren en el mundo laboral, en materia
de migraciones o con el desarrollo de las clases medias, los movimientos
de protesta de base étnica o cultural, o de género, o las manifestaciones
de indignación frente a las políticas de ajuste en el capitalismo central?
Finalmente,
¿Cómo están encarando, y cómo pueden hacerlo, las políticas
de izquierda estos problemas contemporáneos?
Está claro que las preguntas son muchas y que en materia de
respuestas sólo es posible indicar algunas pistas.
Pero, ¿podemos prescindir de las miradas globales? En una
situación de estabilidad y logros, esa omisión no sería grave. Pero las
turbulencias que conmueven el mundo que ya vino demandan
miradas y políticas globales a quienes nos consideramos de izquierda.
¡Claro que corremos el riesgo de equivocarnos! Pero, ¿quién no?
Los avatares de la prospectiva resultan increíbles: ¿quiénes, cuántos,
anticiparon el derrumbe de la dominación europea en Asia y África en
menos de dos décadas durante la segunda posguerra mundial?
¿Quiénes, cuántos, previeron la implosión del socialismo real en Europa
del Este y en la URSS, treinta años después, y en breve lapso de un par
de años, si contamos desde la destrucción del Muro de Berlín hasta el
desplome de la URSS? ¿Quiénes, cuántos, pronosticaron la mayor crisis
del capitalismo central a partir de 2008? ¿Quiénes, cuántos, anunciaron
el ascenso de China, de los países emergentes y del Sur en general,
que han cambiado el equilibrio del mundo en los años recientes?
10

El nuevo mundo

La agenda democrática
En nuestra mirada, las izquierdas tienen amplias posibilidades de
desarrollarse a condición de que no pierdan las referencias de sus
fuentes inspiradoras, desarrollen sus principales categorías de
interpretación de la realidad, y sostengan sus objetivos históricos.
También a condición de que sepan incorporar lo nuevo, y comprender
que la disputa principal se da en la dimensión cultural de lo social.
En los períodos de importante turbulencia, como el que anticipamos,
la lucha por las agendas constituye una de las claves más importantes.
Una agenda compartida es la clave para una movilización planetaria y
a su vez localizada. Quizás hallemos la explicación a tanta dificultad
para encontrarla en las asimetrías en los puntos de partida; los foros de
estos últimos veinte años son bastante ilustrativos de esta realidad.
Podríamos agregar, con base en nuestra propia experiencia, y
con el propósito de contribuir a una agenda para repensar y profundizar
la democracia:
Primero, que es necesario refocalizarse en el desarrollo sustentable. Es preciso superar la fijación económica de la izquierda
tradicional, y al mismo tiempo combatir la hegemonía ideológica del
consumismo, el extractivismo y el incrementalismo económico a
cualquier precio. Nos aproximamos rápidamente a los límites físicos
del planeta, y sólo habrá posibilidad de encontrar salidas si logramos
generar políticas públicas que promuevan el ahorro de recursos y que
acudan a tecnologías fundadas en la desmaterialización. Hablamos del
relevo del consumismo y la opulencia, hablamos de construir caminos
que puedan reconciliarnos con la madre naturaleza.
Segundo, que importa defender la idea de solidaridad y de
protección social en sociedades de baja cohesión, fragmentadas,
excluyentes, y en las que gravitan las redes y los circuitos criminales.
Debemos acentuar las responsabilidades intergeneracionales. Así como
en la distribución primaria del ingreso y en la economía social, con
Enrique Rubio

11

base en el trabajo autónomo y en la cooperación como prioridades del
estado social. Resulta crucial profundizar la democracia y la diversidad
en todas las relaciones sociales. Así como potenciar «la izquierda de los
derechos» civiles, políticos, económicos, sociales, medioambientales y
culturales, en tanto que Derechos Humanos. En particular, los derechos
de los trabajadores y de todas las identidades no reconocidas, de género
y otras, los derechos al acceso a la esfera pública, al patrimonio colectivo
y a los bienes públicos, y los derechos a preservar la esfera privada. Es
clave expandir los derechos de los ciudadanos para incentivar a los
que se sienten o perciben como «no ciudadanos» a integrarse.
Tercero, que importa terminar con el espíritu anti-estatal y
diferenciarlo del anti-burocrático; combatir la burocracia y fundamentalmente impulsar las formas realistas y efectivas de democracia
directa e interactiva. Sin olvidar que, para transformar el Estado, se
debe operar desde el gobierno, pero siempre se debe actuar desde la
sociedad y con su mirada. El Estado como productor eficiente de bienes
públicos, y como generador de espacios de participación y control, se
encuentra cuestionado. Sólo en la práctica, con políticas públicas
adecuadas, es posible superar este cuestionamiento.
Cuarto, que es vital, en última instancia, promover el postmaterialismo en el campo de los valores y las prácticas sociales, no sólo
como una cuestión ética sino también una opción civilizatoria,
apoyándonos en la mejor historia del humanismo social que la
izquierda ha sabido cultivar.
Pero no basta con una buena agenda para inducir la movilización
planetaria. Porque, si prima la lógica de la ganancia y de sus actores
centrales, las transnacionales financieras, productivas y comunicacionales, al costo de jaquear las bases naturales de la civilización
contemporánea; si el poder político carece de la pujanza imprescindible
para equilibrar a las fuerzas que controlan la economía y para gobernar
a la globalización, incluso cuando y donde gravitan más las orientaciones progresistas; si las expresiones de la sociedad civil se limitan a la
12

El nuevo mundo

irrupción de protestas tan multitudinarias como puntuales, no se podrá
torcer la hoja de ruta que siguen los actores dominantes. Para lograrlo
es preciso y urgente articular estrategias democráticas de poder que
disputen realmente con el sistema establecido. Y ello sólo puede lograrse
con el desarrollo de movimientos sociales, culturales y políticos con
esa visión y con vocación de resistencia, permanencia y acción colectiva.
Esas estrategias democráticas resultarán exitosas si tienen la capacidad
para aunar la claridad y el realismo en los objetivos y en las alianzas
posibles, con una impronta alternativa animada de una buena dosis
de indignación.
En última instancia, el antagonismo entre el capitalismo y la
democracia atravesará las luchas del mundo que vendrá y deslindará
los campos. Izquierdas y derechas se definirán, precisamente, por sus
opciones básicas en el conflicto social.
No busquemos atajos o alternativas que no son tales. La utopía
democrática es el horizonte y la profundización democrática el camino.

Enrique Rubio

13


Documentos relacionados


Documento PDF compactado libro
Documento PDF temas de formaci n marxista leninista
Documento PDF pp psoe y c s la gran estafa pol tica 1
Documento PDF la funci n social de los docentes
Documento PDF conciliacion y o corresponabilidad los cuidados
Documento PDF comunicado de upea


Palabras claves relacionadas