Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Economía Social y discapacidad .pdf


Nombre del archivo original: Economía Social y discapacidad.pdf
Título: LO_20131124
Autor: redaccion9

Este documento en formato PDF 1.4 fue generado por PScript5.dll Version 5.2 / Acrobat Distiller 7.0.5 (Windows), y fue enviado en caja-pdf.es el 27/11/2013 a las 12:05, desde la dirección IP 87.217.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 562 veces.
Tamaño del archivo: 293 KB (1 página).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Publicación: LO_20131124 Sección: Especial
Edición: LO

26/11/2013 18:47h Usuario: ddelgado

38 Especial

La Opinión de Tenerife
Domingo, 24 de noviembre de 2013

La Opinión de Tenerife

Especial 39

Domingo, 24 de noviembre de 2013

ECONOMÍA SOCIAL Y DISCAPACIDAD
Viene de la página anterior

La Economía Social trata de ser responsable con el medio ambiente. / LOT

La igualdad de oportunidades, una de las claves de este modelo. /

LOT

La economía social: una mirada
hacia delante
UBAY GARCÍA
Decía el escritor francés Antoine de Saint
Exupery que “el hombre se descubre cuando se mide contra un obstáculo”, una frase
perfectamente extensible para los dos sexos. En nuestro día a día, ese obstáculo
puede recibir múltiples nombres: crisis
económica, discapacidad, desigualdad,
conformismo u otras muchas denominaciones. Cada día se hace más evidente que
estas barreras son la fuente de inspiración
necesaria para superar las dificultades y alcanzar algo tan ansiado como el progreso
social y económico.
En los últimos años, la economía internacional ha sucumbido ante una situación
de estancamiento que, desde numerosos
organismos, no se ha conseguido eludir. En
España, la ciudadanía ha sido testigo de varios procesos electorales, cambios de gobierno y medidas que, pese a ser presentadas como la salvación de la economía, no
han sido efectivas en la práctica.
¿Han sido estas propuestas las adecuadas para reducir las alarmantes cifras de
desempleo? ¿Se han barajado alternativas
empresariales que contemplen la horizontalidad, la sostenibilidad o la responsabilidad social? Quizá sea el momento
definitivo de dejar atrás un paradigma basado en el consumo desacerbado y la especulación. Quizá haya llegado la oportunidad de asumir los errores del pasado
y mirar hacia delante.
Ante el panorama económico en el que
se encuentra España y, en particular, Canarias, cobra importancia la necesidad de hacer visible un modelo económico en el que
se dé prioridad al factor humano sobre el
capital y al compromiso social sobre los ingresos. Por lo tanto, se puede considerar
que ha llegado el momento de ofrecer una
oportunidad a la Economía Social.
La Asociación Actúa, en colaboración
con el diario ‘La Opinión de Tenerife’ y con
la financiación del Servicio Canario de Empleo, pretende configurarse como un altavoz que amplíe la difusión de este modelo
de gestión económica a través de este suplemento. De forma paralela, otras activi-

Especial - 37 - LO

La Opinión de Tenerife
Domingo, 24 de noviembre de 2013

UBAY GARCÍA
¿Es posible que imprimir carteles, calendarios o folletos sirva para colaborar
con la integración de personas con síndrome de Down? Pues gracias a la Asociación de Trisómicos 21-Down Tenerife,
lo es. Desde su fundación, en 1993, esta
asociación ha ido creciendo y avanzando con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas con tal discapacidad
psíquica. Fisioterapia, logopedia, actividades de ocio, talleres ocupacionales y
laborales o atención familiar son algunas
de sus diversas labores.
La entidad interviene con usuarios de
todas las edades, e intenta abarcar todas
las necesidades que se les vayan presentando a estas personas a lo largo de su vida, de forma que reciban una atención integral. Esta asociación, cuya junta directiva está formada por varios padres de
usuarios con esta discapacidad psíquica,
cuenta actualmente con 51 familias atendidas por una plantilla de 13 trabajadores.
La Asociación Tinerfeña de Trisómicos
21-Down Tenerife comparte los valores
de la Economía Social, en la medida en
que prepara a los usuarios para la inserción laboral, apoya la labor académica
que se realiza con ellos y lleva a cabo acciones terapéuticas que repercuten en su
bienestar.

La estructura de este tipo de empresas es democrática y horizontal. /

dades de formación y fomento en el campo de la Eco-nomía Social también son implementadas por Actúa, en su afán por valorizar este modelo.

Lucha por la integración
La Economía Social se caracteriza por
ofrecer unas estructuras organizativas

LOT

más democráticas y horizontales en las
empresas, un interés en la sostenibilidad
medioambiental y una mirada firme hacia el beneficio social de sus servicios.
Con respecto a este último elemento, es
preciso remarcar que, a través de este
modelo, se pretende dar cabida a diferentes colectivos a los que, tradicional-

La Opinión de Tenerife

mente, se ha situado ante cierto riesgo de
exclusión social.
No cabe duda de que el colectivo de personas con discapacidad se encuentra en
una situación de desventaja. En Canarias,
las cifras de desempleo en este sector son
Pasa a la página siguiente

Especial 41

Domingo, 24 de noviembre de 2013

En los últimos años ha crecido el interés de las empresas en la contratación de
personas con discapacidad. Ello puede
deberse a una mayor conciencia social
en estas entidades, a la imagen de solidaridad que ello puede proyectar o al ahorro de dinero que ello puede suponer, ya
que la Seguridad Social ofrece bonificaciones especiales en estos casos. A pesar
de ello, “algunas empresas siguen mostrando cierto recelo en contratar a personas con esta discapacidad porque consideran que ello supone invertir demasiado tiempo en su adaptación, de ahí la
importancia del apoyo de nuestros técnicos para favorecer tal integración”, explica Ibarra.
También desde las administraciones
públicas se está apostando más por la
contratación de personas discapacitadas.
Prueba de ello es la reciente convocatoria de una oposición para una plaza en el

“Las personas con
síndrome de Down
destacan por ser
metódicas,
perfeccionistas y
ordenadas en el trabajo”

Instituto Nacional de la Seguridad Social
destinada a personas con discapacidad
psíquica. “Esto supone un gran paso, ya
que es la primera vez que se adapta el temario a las particularidades de estas personas”, según la trabajadora social. Ibarra alude al hecho de que “en convocatorias previas, la materia era la misma para
personas con cualquier tipo de discapacidad, lo que suponía una ventaja evidente para las personas con limitaciones
físicas”.

La crisis, una oportunidad
La crisis económica actual se ha hecho
notar en lo referente a las ayudas públicas
que percibe la asociación. Alrededor de
una cuarta parte de sus fondos proceden
de subvenciones públicas, mientras que,
años atrás, esta proporción podía llegar al
60%. El Ayuntamiento de La Laguna, que
ha cedido gratuitamente las instalaciones
del I.E.S. José de Anchieta, junto con el Cabildo de Tenerife y el Servicio Canario de

“Una discapacidad auditiva no
impide desenvolverse en el trabajo”
“Debería haber más empresas que apoyen la integración de personas con
discapacidad, ya que todos tenemos necesidades que atender”

Usuarios del Taller de Encuadernación. / LOT

liares en Tareas de Oficina, que permite a
los usuarios formarse en materias como
la Ofimática. Diferentes facultades de la
Universidad de La Laguna, así como la
Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, llevan unos dos años contando
con usuarios de este taller haciendo
prácticas.
En las actividades formativas se trabajan habilidades relativas a aspectos como
las relaciones entre compañeros, la autonomía o la atención al público. Ello facilita que los usuarios puedan adquirir destrezas aplicables a empleos que no tienen
por qué estar estrictamente relacionados
con las materias trabajadas en los talleres.

Buen rendimiento

trabajadora social de la asociación.
En 2012 se incorpora a este taller un
servicio de imprenta que ha favorecido la
elaboración de carteles, tarjetas o folletos. Esta imprenta se crea con vistas a, en
un futuro, poder crear un Centro Especial
de Empleo que permita que los usuarios
reciban una retribución por el trabajo,

“pero aún estamos cogiendo rodaje y
captando clientes para poder cumplir los
requisitos que se piden”, afirma Ibarra.
De momento, al tratarse de una entidad
no lucrativa, sólo se puede vender este
material hasta cierto límite.
Por otro lado, esta asociación cuenta
con un Taller Laboral de Servicios Auxi-

La experiencia de los usuarios de la
asociación al insertarse en el mercado laboral suele ser más que satisfactoria. “Hemos visto casos de empresas cuya productividad ha mejorado con nuestros
usuarios, en los que destaca lo metódicos,
perfeccionistas y ordenados que son”,
afirma la trabajadora social. “Las personas con síndrome de Down se sienten cómodas con trabajos repetitivos, aunque
en un principio haya que tener algo de
paciencia hasta que aprendan la rutina”,
añade. Estas funciones pueden ser consideradas excesivamente monótonas por
personas que no tengan esta discapacidad, lo que puede conllevar una disminución en su rendimiento. Ibarra remarca
también la rentabilidad que obtienen
muchas empresas “si se compara el coste
de la contratación de estas personas con
la productividad de su trabajo”.
Pasa a la página siguiente

Especial - 40 - LO

La Opinión de Tenerife

Muchas limitaciones vienen impuestas desde la sociedad. Los prejuicios sociales pueden suponer un importante
obstáculo para numerosas personas con
discapacidad a la hora de acceder a un
empleo. Sin embargo, muchos trabajadores pueden dar fe de que las limitaciones
sensoriales no son incompatibles con un
buen rendimiento laboral. Es el caso de
Miguel Ángel Pérez, un oficial de jardinería de 35 años, que padece una discapacidad auditiva desde los 5. Se inició en el
ámbito de la jardinería en 1999, en una
casa de oficio, y, desde 2001, forma parte
de la plantilla de Laborsord, el Centro Especial de Empleo adscrito a la Fundación
Canaria para el Sordo (Funcasor).
Usted lleva 12 años trabajando en Laborsord. ¿Cuál es su función en esta empresa?
El oficial de jardinería se encarga de
guiar al resto de empleados en las tareas
de cuidado y mantenimiento de los jardines de la empresa que nos contrata. En
mi caso debo coordinar el trabajo, hacer
las indicaciones necesarias y entrenar a
los jardineros en prácticas para que realicen las labores de la mejor manera posible. Intento transmitirles mi amor por
el oficio de jardinero y por el cuidado de
las plantas. Todo ello con el objetivo de
que el cliente quede satisfecho.
Es evidente que Laborsord presenta
características distintas a las de una empresa convencional ¿Cuáles son las diferencias que más destacaría?
En las empresas ordinarias hay una
mayor exigencia a la hora de conseguir
buenos resultados y cumplir con unos
determinados plazos en los que llevar a
cabo el trabajo. Además, los sueldos de
los empleados son más altos que los que
se dan en un centro especial de empleo,
algo que, en mi opinión, debería corregirse para estar más equilibrados. Es
cierto que hay algunas empresas ordinarias en las que machacan mucho al trabajador, presionan para que el trabajo se
haga más rápido y siempre existe la po-

Miguel Ángel Pérez, oficial de jardinaría en Laborsord. / LOT

sibilidad del despido si la labor no se hace bien. Aquí es diferente, ya que si un
trabajador no hace bien el trabajo, el jefe hablará con esa persona para que al
día siguiente rinda un poco más.
Ustedes prestan servicios a empresas
que denominamos convencionales.
¿Cree que estas entidades están concienciadas con las particularidades de
las personas sordas?

En las empresas ordinarias no suelen
tener personal con conocimientos sobre
cómo tratar a las personas sordas ni sobre lenguaje de signos, pero en ningún
caso he sentido un trato discriminatorio
o diferente por el hecho de tener dificultades auditivas. Si hay una mayor o menor amabilidad en los clientes se debe
más a la forma de ser de cada uno, pero
no al hecho de que estén tratando con

personas sordas. Lo que sí se nota es que
las empresas ordinarias aún no están del
todo preparadas para que las personas
sordas se inserten laboralmente en ellas.
¿En qué medida afecta al trabajo diario el hecho de tener una discapacidad?
Personalmente no me afecta demasiado, ya que conozco el lenguaje de signos
y ello me facilita la comunicación con
otros trabajadores. Sin embargo, no todos
los empleados tienen ese dominio del
lenguaje de signos, por lo que conviene
trabajar con ellos con más detenimiento.
El hecho de tener una discapacidad auditiva no es un impedimento para desenvolverse correctamente en el campo de la
jardinería. Como oficial, intento ayudar y
aconsejar a mis compañeros sobre cómo
realizar el trabajo para obtener mejores
resultados. Eso no quiere decir que no
haya personas que tienen más dedicación que otras, pero eso es algo que también ocurre en cualquier empresa convencional.
¿Crees que en Tenerife son suficientes
las empresas que apoyan la integración
laboral de discapacitados?
Debería haber más, ya que la situación
actual de crisis económica afecta mucho
a las personas discapacitadas, y muchas
de ellas tienen familia y necesidades que
podrían atender mejor si tienen un trabajo. Aún así, es destacable la labor que realizan entidades como Sinpromi, que trabaja con personas con cualquier tipo de
discapacidad.
En Laborsord se llevan a cabo tareas
de formación, ¿son las adecuadas?
Hay cursos de formación sobre manipulación de productos fitosanitarios o sobre medidas de seguridad, en los que se
enseña a los trabajadores a manejar determinado tipo de material. Esta formación es útil porque hay algunas empresas
que quieren asegurarse de que los trabajadores están bien formados. Por ejemplo, Unelco tiene unas medidas de seguridad fuertes, por lo que imparten charlas con mucha frecuencia.
La situación económica actual ha
mermado la productividad de muchas
empresas. ¿Ha notado el impacto de la
crisis en Laborsord?
Nosotros realmente tenemos más trabajo, que tratamos de sacar adelante lo
mejor posible. Creo que debería haber
más puestos de trabajo para personas
discapacitadas, ya que hay mucha demanda, pero también hay que tener en
cuenta que ello supone unos gastos que,
en la situación actual, no siempre se pueden asumir. Además, los gastos dedicados, por ejemplo, a la gasolina o los arreglos de las máquinas que se estropean,
hacen difícil la contratación de más personas.

Especial 43

44 Especial

La Opinión de Tenerife
Domingo, 24 de noviembre de 2013

Andrés Guillén, Director de zona de la Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) en la
provincia de Santa Cruz de Tenerife

“La Economía Social debe ser el
lenguaje empresarial del siglo XXI”
“Seguimos creando empleo de calidad. En 2013 hemos generado 90 puestos de trabajo y nuestra intención es
llegar a 510”
UBAY GARCÍA

La discapacidad de los empleados no les hace rendir menos. / LOT

te demostrando nuestra valía”. Por lo tanto, en Merka Stock queda patente que la
oportunidad que se está dando a los empleados, junto con el hecho de sentirse
apreciados, les puede ayudar a ser más
productivos que otras personas que no
tengan discapacidad.
Para Hernández, la voluntad es fundamental para superar las barreras que se
pueden encontrar en este trabajo, ya que,
“aunque tengamos unas limitaciones físicas, si nuestra mente no está discapacitada, podemos hacer lo que sea necesario”.
La administrativa denuncia la visión sesgada de gran parte de la población sobre
los discapacitados y re-chaza la tradicional y peyorativa denominación de “minusválidos”, ya que “nuestra discapacidad
no nos hace menos válidos para desempeñar nuestras labores”.

Cercanía y calidez
Desde este centro especial de empleo
se trata de ofrecer, aparte de una variada
gama de productos útiles y baratos, una
“experiencia diferente a los clientes”, según Hernández. “Uno de los aspectos en
los que más nos esmeramos es en la atención al público, pues intentamos que la
clientela reciba un trato cálido y cercano,
algo que también proporciona buenos resultados en términos de rentabilidad”,
puntualiza. Esa calidez también trata de
dedicarse a los colaboradores de la tienda,
lo que favorece la cordialidad y la simbiosis en las relaciones internas.
El establecimiento puede presumir de
contar con un creciente número de clientes fijos, que cada vez están más concienciados con la labor social de la entidad.
En el caso de nuevos clientes que visitan
la instalación, se les trata de explicar las
características especiales de la empresa,

“lo que sorprende y motiva a la gente para adquirir nuestros productos”, indica la
administrativa. Ante la falta de presupuesto para lanzar grandes campañas
publicitarias, el buen trato permite que,
a través del “boca a boca” se vaya dando
a conocer este comercio.

Responder a la demanda
La buena acogida que ha recibido esta
iniciativa ha favorecido que se despierte
un gran interés en el sector de los discapacitados por formar parte de la planti-

El centro especial de
empleo cuenta con un
creciente número de
clientes fijos, que cada
vez están más
concienciados con la labor
social de la entidad

La Asociación Merka
Stock Integra-T se crea
para actividades
formativas y terapéuticas
dirigidas a discapacitados

lla de la empresa. Esta demanda ha propiciado que, desde la entidad, se haya decidido impulsar la creación de la Asociación Merka Stock Integra T, situada en la
misma sede de la tienda.
En un principio se ha planteado la asociación como un “centro de inserción laboral a la carta para discapacitados, en el
que se imparta formación específica en
las áreas que se vayan demandando”, según explica su tesorero, Ferrán Blanco.
No obstante, el espacio del que se dispone permitiría la realización de otras diversas actividades, por lo que surgió la
idea de crear un “centro de ocio” para este colectivo. Para ello, se han llevado a cabo labores de acondicionamiento del local, que contará con un gimnasio adaptado, una sala habilitada para la
realización de terapias alternativas y un
aula destinada a acciones formativas.
Para llevar a cabo estas actividades se
han ido estableciendo acuerdos con otras
asociaciones comprometidas con el colectivo de personas discapacitadas, como
Ademi o Sinpromi. Además, se han sumado otras iniciativas como las de realizar terapia sacrocraneal o talleres de sexualidad
adaptados a las particularidades de los
usuarios. En este último caso, la asociación
cuenta con una sexóloga que tratará de facilitar que las personas con movilidad reducida puedan aprender a disfrutar de su
sexualidad aunque no dispongan del dominio de sus genitales.
De momento, la asociación sólo puede funcionar con personal voluntario,
dadas las restricciones presupuestarias
que suelen acompañar a este tipo de iniciativas novedosas. Sin embargo, Blanco
espera que, con el tiempo, “se generen ingresos suficientes para que los técnicos
de la asociación puedan obtener una retribución, algo que resulta com-plicado
si se tiene en cuenta que somos una en-

LOT

nomía Social. Este modelo ha ido haciéndose notar desde que la crisis económica se instalara en el panorama internacional, y se presenta como una posible
alternativa para frenar este decrecimiento. Puede que el reconocimiento jurídico
que se ha ganado la Economía So-cial sirva para que las empresas convencionales
den un paso al frente y valoren otras posibles vías de gestión empresarial. Desde
la Asociación Actúa, asumimos el lema
de, AFES, una de las asociaciones canarias que trabajan por la discapacidad,
que dice que “los retos se miran de frente”. Sirva este suplemento para ello.

de decisiones, siempre teniendo presente la viabilidad
económica de la empresa. Es en esta situación donde
se constata, se demuestra y se percibe el mayor ejercicio de responsabilidad de las cooperativas hacia las
personas.
Todos, cooperativas y empresas mercantiles, pasan
por dificultades. Las cooperativas forman parte de un
contexto. Pero justamente por su estructura y su flexibilidad, y porque ubican su preocupación principal en
priorizar a las personas sobre el capital es por lo que,
siempre que sea posible, resisten mejor las dificultades
empresariales.
En líneas generales, durante este año las cooperativas han destruido 12 puntos menos de tejido empresarial que las empresas mercantiles. Además, las cooperativas de trabajo han creado más de 8.000 puestos de
trabajo nuevos; muchas cooperativas nuevas y también un número cada vez mayor de empresas mercantiles reconvertidas en cooperativas de trabajo y salvadas de la quiebra.

A 30 de junio pasado había en España cerca de
22.000 cooperativas, el 80% de trabajo asociado. Al finalizar 2012, este tipo de empresas mantenían un empleo directo superior a los 210.000 puestos de trabajo.
El 83% de este trabajo en cooperativas corresponde a
las personas socias, y sólo un 27% son trabajadores por
cuenta ajena (con un alto porcentaje de indefinidos).
Eso es empleo de calidad.
No obstante todo lo anterior, las personas que dirigen el movimiento cooperativo español consideran
que lo sucedido en Fagor ha de servir a los representantes de las cooperativas para poner en valor el compromiso de las personas con un modelo empresarial
que aporta valores y principios éticos, tan necesarios
en esta despersonalizada sociedad industrial que nos
ha llevado a esta situación.
Y no olvidemos que el problema no está en que se
destruya empleo (siempre ha ocurrido en mayor o menor medida). Lo que ocurre ahora es que no se crea
empleo. Pero el cooperativismo sigue creando empleo.

42 Especial

La Opinión de Tenerife
Domingo, 24 de noviembre de 2013

tidad sin ánimo de lucro”.
Esta asociación tiene previsto ser inaugurada el día 5 de diciembre del presente
año, de modo que se aproveche su coincidencia con el Día Internacional del Voluntariado, dos días después del Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Dificultades en la financiación
Ha transcurrido casi un año desde que
se planteó poner en marcha Merka Stock
Integra T, periodo en el ha sido necesario
realizar diversas gestiones, algo similar a
lo ocurrido durante 4 años con el centro
especial de empleo al que está vinculada
la asociación. Según su tesorero, “existen
grandes dificultades para obtener ayudas
y financiación, especialmente porque la
entidad no tendrá la consideración de
asociación hasta que no lleve, al menos,
dos años funcionando”. Por lo tanto, hasta entonces, “no tendríamos derecho a
subvenciones”, afirma.
Debido a estas adversidades, tanto la
asociación como la tienda han conseguido ponerse en marcha gracias a la voluntad e implicación de las personas involucradas. En este sentido, el apoyo de colaboradores y aportaciones desinteresadas
de voluntarios han hecho posible que esta iniciativa, finalmente, haya visto la luz.
Leonor Hernández afirma que “pese a ser
una fuente de bienestar para muchas familias de la zona, no hemos recibido demasiado apoyo institucional, especialmente debido a los recortes presupuestarios de los últimos años”.
Obviamente, tanto la tienda como la
asociación no son ajenas a la situación
económica global. No obstante, estos reveses no han sido suficientes para acabar
con la ilusión de confeccionar un espacio
en el que las personas con discapacidad
puedan dar un paso más, quizá definitivo, para alcanzar la plena integración.

Andrés Guillén, director de zona de la
Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) en la provincia de Santa
Cruz de Tenerife desde junio del año
2000, es un firme defensor de la aplicación de valores sociales a la actividad
económica. La creación de empleo de calidad, la apuesta por la formación y la reivindicación de un cambio social son algunos de los pilares de su discurso. Guillén es un veterano de la organización, en
la que inició su vida laboral como vendedor de lotería, para, posteriormente, pasar 11 años como presidente de su Consejo Territorial, antes de ocupar su cargo
actual.
La ONCE es conocida, entre otros aspectos, por su capacidad para crear empleo en el sector de la discapacidad ¿Qué
proyectos tiene en marcha la Organización en esta materia?
A corto plazo, el proyecto elemental es
cerrar el ejercicio actual de la mejor manera posible. Está siendo un año complicado en el sector del juego, que es el que
nos permite generar la mayor parte de
puestos de trabajo en personas con discapacidad. A medio plazo nos hemos trazado el objetivo de cubrir unas 510 plazas laborales. Por otra parte, la Fundación ONCE, especializada en la formación y la
búsqueda de empleo en personas con discapacidad, cuenta con un operador, ‘Inserta FSC’, cuya función es mediar con diferentes empleadores para ubicar a nuestros usuarios en diversas empresas
privadas y, en la medida de lo posible, en
la Administración Pública. Este operador
suele llevar a cabo unas 120 inserciones laborales al año.
¿Cuáles son las principales dificultades
para insertar a personas con discapacidad en las diferentes empresas?
Es complicado explicar que nuestros
usuarios, que reciben una buena formación, son capaces de desarrollar una labor
productiva, del mismo modo que es difícil que las empresas lo entiendan. Por otra
parte, también supone un esfuerzo mentalizar a las personas con discapacidad de
que pueden llevar a cabo esa tarea, ya que,
históricamente, este sector ha estado
siempre viviendo de diferentes ayudas y
ha mantenido una actitud algo conformista y pasiva. Hay que convencer a la
persona y a su entorno de la importancia
de tener una rutina y una disciplina de trabajo, además de hacerles ver lo que ello les
aportaría, en términos de motivación y
realización personal.
Uno de los inconvenientes que comenta alude a la dificultad de las empresas de
comprender el potencial de los discapacitados. ¿Cómo se realiza la labor de sensibilización con los empleadores?

carteles que indican la ubicación de un
“outlet solidario” llamado Merka Stock.
La nave industrial que sirve como sede
de la entidad se encuentra en la calle
Ibaute, en el barrio de Acorán, situado en
la periferia de la capital tinerfeña. Se trata de un “outlet” en la medida en que comercia, a precios de liquidación, con
productos que han sufrido dificultades
para ser vendidos por otros cauces, y su
carácter solidario viene marcado por la
oportunidad laboral que ofrece a personas con movilidad reducida.
Merka Stock cuenta con un amplio
abanico de colaboradores, entre los que
se encuentran entidades que han cerrado
y no han podido vender su material y
grandes empresas que tienen exceso de
mercancía. El hecho de que esos productos sean cedidos a la entidad sin que medie una transacción implica que a estos
colaboradores no se les considere proveedores. De este modo, en el establecimiento se trata de liquidar ese stock, por lo que
le corresponderían las funciones de venta y exposición de la misma, a cambio de
una comisión.
La entidad también colabora con asociaciones que ayudan a personas discapacitadas para que éstas realicen prácticas, como es el caso de entidades como
‘Inserta’ o ‘Achamán’. La labor de estas
personas vendría a apoyar el trabajo de
los 5 empleados de la tienda, cuyo grado
de discapacidad oscila entre el 33 y el
64%.

Cohesión

El establecimiento se encuentra en el barrio santacrucero de Acorán. /

Andrés Guillén, director de zona de la ONCE en la provincia. / LOT

‘Inserta’ realiza una tarea de marketing
social continuo. Se explica al empresario
las ventajas fiscales y la buena imagen que
reporta la contratación de personas con
discapacidad. También se le debe hacer
saber que existen medidas alternativas si
no pueden cumplir la normativa que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a tener empleados con discapacidad
en el 2% de su plantilla, cifra que aumenta al 3% si se trata de las Administraciones
Públicas. Un ejemplo de estas medidas es
el consumir bienes y servicios procedentes de centros especiales de empleo o de
empresas con un alto porcentaje de empleados con discapacidad.
Parece que cada vez hay una mayor
presencia de personas con discapacidad
en diferentes empresas, aunque, quizá,
esto se siga viendo como algo aislado.
¿Qué pasos deben darse para que esa integración sea más efectiva?
La base es la formación, que es lo que
realmente nos hace más competitivos.

Una vez terminada esta fase, se debe seguir incidiendo en la información y el conocimiento que tiene la sociedad sobre
el colectivo de personas con discapacidad, de manera que se derriben los prejuicios. Se intenta hacer comprender al
empresariado, y a la sociedad en general,
de la diversidad inherente a la discapacidad y del potencial de las personas que la
poseen. Por otro lado, debemos seguir insistiendo para lograr una mayor implicación de las Administraciones Públicas.
No sólo deben promulgar leyes, sino que,
además, deben poner en marcha los cauces necesarios para que se cumplan.
¿Cómo se derriban estos prejuicios?
Vivimos en la sociedad de la información, en la que la divulgación es fundamental. Hemos presentado campañas con
casos reales de empleo en el sector de la
discapacidad, que es lo que de verdad llega a la ciudadanía. Con estas iniciativas se
pretende que se vea con naturalidad a personas discapacitadas trabajando, por

ejemplo, en una lavandería importante.
Hay que seguir esa línea para que la sociedad tome conciencia de los altos niveles de
solvencia de las empresas en las que trabajan personas con discapacidad.
Entonces, ¿se puede afirmar que la productividad de las empresas aumenta gracias a la labor de las personas con discapacidad?
El elemento motivacional es fundamental. Aquél que se decide y se atreve,
ofrecerá un valor extra y estará convencido de que se encuentra en una situación
de privilegio, algo que, en realidad, deberíamos tener todos los ciudadanos. En el
caso de la ONCE, tenemos comerciales
francamente buenos, con mucha dedicación y responsabilidad, lo que es independiente de la discapacidad que puedan padecer.
La crisis económica ha destruido muchos puestos de trabajo en diversos sectores. ¿Cómo afecta a la ONCE la actual
situación económica?
Nuestro sector, el del juego, está tremendamente competido, y al mismo tiempo,
desordenado. Ha habido decisiones políticas que nos han perjudicado, mientras que
el juego privado recibe un tratamiento fiscal más blando que el nuestro, por mucho
que nosotros contribuimos con una labor
social. A pesar de ello, este año hemos formalizado unos 90 contratos, una cifra realmente satisfactoria. Estamos resistiendo la
crisis porque, desde hace unos años, nos vimos obligados a tomar medidas de austeridad, ya que preveíamos las dificultades
con las que, finalmente, nos hemos encontrado. Eso ha dado como resultado que, a
día de hoy, podamos mantener nuestra actividad y sigamos creando empleo de calidad. Nos ha ayudado el prestigio de nuestra marca y la credibilidad que tenemos ante nuestra clientela.
La labor de la ONCE en la formación e
integración laboral de personas con discapacidad casa con los principios de la Economía Social. ¿Cree que este modelo puede ser una respuesta a la crisis?
La Economía Social debe ser el lenguaje empresarial del siglo XXI. No se puede
concebir otro modo de evolucionar si no
es desde este marco de comportamiento.
Puede costar más o menos, pero si se
mantiene la hegemonía de la economía
de mercado y no somos capaces de incluir lo social en las prácticas de las empresas, la situación puede llegar a ser
traumática. Si algo tenemos que pedirle a
este momento es que nos deje algún
aprendizaje para, al menos, no repetir los
mismos errores en el futuro. Hay que
erradicar sentimientos paternalistas y
compasivos y hablar, simplemente, de
cambio de conceptos. Si lo hacemos, podremos hablar de una sociedad moderna,
abierta y con posibilidades.

LOT

La capacidad de la voluntad
La labor de la multitienda Merka Stock dignifica el empleo de las personas con
discapacidad

En palabras de Leonor Hernández, administrativa de la tienda, “lo que marca
la diferencia en esta empresa es la calidad humana y el buen clima que se respira”. “La cohesión y compenetración
que hay en el equipo, en el que no hay
diferenciación entre jefes y empleados,
nos hace fuertes, y eso es muy difícil de
encontrar en otras empresas”, explica.
Hernández remarca que el equipo de trabajo tiene “tanto compromiso con la empresa como los propios dueños”.

UBAY GARCÍA
Corría el año 2008 cuando una emprendedora residente en Tenerife se propuso
crear una multitienda que ofreciera un
conjunto de productos de lo más variado a
precios ase-quibles. En un principio, podría
resultar una idea poco original, que no supondría la más mínima competencia para
las grandes superficies comerciales de la isla. No obstante, este proyecto de Aurora Alcaraz presentaba algo que los centros comerciales convencionales no podían ofrecer, pues constituiría una fuente de empleo
estable y gratificante para personas con algún tipo de discapacidad física.
Un lustro después, la idea de Alcaraz ha
dejado de ser una utopía inalcanzable. Tuvieron que transcurrir varios años en los
que las gestiones para conseguir colaboradores, preparar documentación y obtener
financiación parecían dar al traste con las
ilusiones de la emprendedora, pero su perseverancia y paciencia permitieron que, en
2012, ‘Merka Stock’ fuera ya una realidad.
Esta entidad presenta un doble compromiso con la Economía Social, puesto que
se configura como un Centro Especial de
Empleo que trabaja de forma paralela y entrelazada con la Asociación ‘Merka Stock
Integra T’. Mientras que en el primer caso
hablamos de un establecimiento comercial
que dispone de una variada oferta de productos como ropa, libros o diversos utensilios domésticos, la asociación, aún en
proceso de gestación, se dedicará a acciones lúdicas, formativas y terapéuticas.

Outlet solidario
Desde varias zonas del barrio santacrucero de Añaza se pueden observar

Especial - 42 - LO

ECONOMÍA SOCIAL Y DISCAPACIDAD

Viene de la página anterior

l modelo empresarial de las cooperativas de trabajo está demostrando ante la sociedad el compromiso hacia las personas.
Después de ver las dificultades por las que ha pasado
la cooperativa Fagor, dentro de Mondragón Corporación, se percibe el gran esfuerzo realizado por el grupo
de cooperativas para intentar mantener y defender el
empleo.
La difícil situación marcada por una caída de las ventas y del consumo ha obligado a Fagor a entrar en concurso de acreedores, con los efectos que esto lleva en los
trabajadores. Para mitigar estos efectos, la Corporación
Mondragón se ha comprometido ante las instituciones
a reubicar y prejubilar en los próximos meses a un colectivo de entre 1.000 y 1.200 trabajadores.
La diferencia entre un modelo de empresa cooperativo frente a otros modelos empresariales radica en
que, ante una situación similar, el modelo cooperativo
se preocupa por el futuro de sus socios y trabajadores.
Antepone el futuro de las personas frente a otro tipo

Empleo, son los que más contribuyen en
este sentido. El resto de los fondos proceden de las cuotas que pagan las familias,
de la iniciativa privada, de eventos como
almuerzos solidarios, rastros y venta de Lotería de Navidad o calendarios y de los beneficios obtenidos del taller de imprenta.
Resulta obvio que la actual crisis económica limita las opciones de obtener un
puesto de trabajo para discapacitados,
algo que, en general, ocurre con cualquier otra persona. No obstante, esta situación que atraviesa la economía también constituye una oportunidad para la
Asociación de Trisómicos 21, aunque ello
pueda parecer paradójico. Muchas empresas, en su intención de reducir costes
sin perder calidad en los servicios, recurren a esta entidad, por ejemplo, para trabajos de imprenta, cuando antes habrían
acudido a otras empresas convencionales. Se comprueba así la preferencia de
muchas entidades por invertir en causas
solidarias.

Especial - 41 - LO

Domingo, 24 de noviembre de 2013

experiencias de gestión empresarial que
han visto la luz en los últimos años, aunque, quizá, no hayan tenido la suficiente
visibilidad. Contamos con ejemplos en Canarias como la Asociación Tinerfeña de
Trisómicos 21, Funcasor o Merka Stock,
cuyos esfuerzos han facilitado la mejora de
las condiciones de vida del colectivo de las
personas con discapacidad. La experiencia de estas organizaciones ha demostrado que los diferentes tipos de empresa
pueden salir ganando si ofrecen las oportunidades que estas personas merecen.
En el contexto actual se está observando un aumento en el interés por la Eco-

Especial - 39 - LO

Miguel Ángel Pérez, Oficial de jardinería

Marcela Ibarra, trabajadora social de la Asociación de Trisómicos 21. / LOT

El interés por la Responsabilidad Social está creciendo en las empresas. /

JUAN ANTONIO PEDREÑO

UBAY GARCÍA

El Taller Ocupacional de Encuadernación y Manipulado de Papel, Cartón e
Imprenta se empezó a desarrollar en
2006. La cercanía de la sede de la asociación, en el antiguo Instituto José de Anchieta, a la Universidad de La Laguna, resulta de lo más oportuna para las actividades del taller, ya que se elaboran
libretas, agendas y otros artículos útiles
para los estudiantes. El material también
puede venderse en algunos espacios habilitados como, por ejemplo, ‘Exposaldo’,
y los beneficios obtenidos “permiten reinvertir en labores de la asociación que
faciliten que los usuarios sigan aprendiendo”, en palabras de Marcela Ibarra,

Se puede deducir de estos tipos de empresa el carácter dual de la Economía Social, ya que se persigue el interés general
sin dejar de prestar atención al rendimiento económico. Quedarían plasmados en
la gestión de estas entidades, pues, los
principios establecidos en la reciente Ley
5/2011, de 29 de marzo, de Economía Social. “Primacía de las personas sobre el capital, transparencia de la gestión empresarial, promoción de la solidaridad, igualdad de oportunidades, lucha contra la
exclusión social, sostenibilidad y empleo
estable y de calidad” son algunos de estos
preceptos.
La promulgación de esta Ley constituye un importante logro para aquéllos emprendedores cuyos fines van más allá de
la mera eficiencia económica. De este modo, se otorga “visibilidad, reconocimiento
y seguridad jurídica” a este modelo económico. Esta novedosa normativa puede
alentar a las empresas a que reinviertan
sus beneficios en la mejora de las condiciones laborales internas y en maximizar
el bien social que se persigue.
Esta filosofía ha sido la base de múltiples

Presidente de la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado (COCETA)

Viene de la página anterior

La integración de las personas con síndrome de Down, el gran logro de la Asociación Tinerfeña de Trisómicos 21

Preparación para el entorno laboral

Reconocimiento jurídico

ECONOMÍA SOCIAL Y DISCAPACIDAD

Un ejemplo de productividad

Todos los usuarios menores de 21 años
están integrados en la enseñanza normalizada. A partir de esa edad, en la que las
entidades educativas dejan de dar respuesta a sus necesidades, ya pueden entrar a formar parte de los talleres laborales de la asociación, dedicados, por un lado, a labores de encuadernación y, por
otro, a tareas de oficina.

Estos ejemplos dan fe del creciente interés en la empresa tradicional por la
Responsabilidad Social Corporativa, un
conjunto de acciones que abogan por
otorgar un carácter ético y comprometido a las actuaciones empresariales. Lejos
de suponer exclusivamente una estrategia para mejorar la imagen pública de las
diferentes firmas, estas acciones persiguen que la integración social o el cuidado del medio ambiente se tengan en
cuenta en la labor empresarial.
La Responsabilidad Social Corporativa supone, por tanto, uno de los pilares
que sostienen el trabajo de las empresas
de Economía Social. Estas entidades
pueden adoptar muchas formas jurídicas, aparte de los mencionados centros
especiales de empleo. Las cooperativas y
las sociedades laborales son ejemplos de

E

ECONOMÍA SOCIAL Y DISCAPACIDAD

“El interés en contratar a
personas con
discapacidad psíquica ha
aumentado en las
entidades públicas y
privadas”

Responsabilidad social

empresas en las que los trabajadores son
los propietarios. Ello favorece un aumento del compromiso en las diferentes actividades y una mayor participación de los
empleados en las tomas de decisiones.
Un buen estímulo para impulsar la
Economía Social será la Ley de Sociedades Cooperativas, actualmente en exposición pública. La normativa persigue
una mayor eficacia en la gestión de las
cooperativas y una simplificación de los
procesos para su constitución. Ello, en
palabras de Alejandro Martín, director
del Servicio Canario de Empleo, “ayudará a la extensión de estas entidades en el
Archipiélago”.
Las empresas de inserción, por su parte, están configuradas de forma que, al
menos, un tercio de la plantilla provenga
de una situación o riesgo de exclusión social, de una manera debidamente acreditada. Las fundaciones y las asociaciones
también se encuadran como entidades
de Economía Social, dada su labor en
busca de beneficios de carácter comunitario. También las mutualidades forman
parte de este conjunto empresarial, en la
medida en que ejercen una actividad
aseguradora con un sistema de gestión y
estructura democráticas.

El modelo cooperativo prioriza a las personas y resiste
ante la crisis

Especial - 38 - LO

40 Especial

bastante superiores a las del resto de la sociedad, ya que, según datos que facilita la
ONCE, se ha alcanzado una tasa de paro
del 36%, seis puntos por encima de la media. Además, resulta preocupante que 6 de
cada 10 personas con estas limitaciones se
encuentran en una situación de desempleo de larga duración. Con este suplemento se tratará de hacer hincapié en cómo este colectivo puede alcanzar la integración laboral y social a través de la labor
de numerosas entidades.
Los centros especiales de empleo, un
tipo de empresa enmarcada en el modelo de la Economía Social, desarrollan una
destacable labor de formación e integración social y laboral para las personas
con discapacidad. En estas entidades, al
menos el 70% de la plantilla debe presentar algún tipo de limitación física, psíquica o sensorial. Además, su capacidad en
términos de productividad y competitividad les permite introducir sus productos en el mercado, tal como afirma la
Conferencia Empresarial Española de la
Economía Social (CEPES) en su web.
Por otra parte, muchas empresas a las
que denominamos convencionales se
han sumado a la contratación de personas con discapacidad. En el ámbito nacional, son conocidos los esfuerzos de
empresas como Repsol o Transportes
Metropolitanos de Barcelona en la integración de personas con discapacidad en
sus plantillas.

El buen ambiente de
trabajo, una de las claves
para mejorar la
productividad en la
empresa

Leonor Hernández, administrativa de Merka Stock. /

LOT

Cuatro dependientes y una administrativa, todos con
discapacidad física, conforman la plantilla de Merka Stock

El hecho de que la plantilla esté conformada por personas con discapacidad
favorece la empatía entre compañeros, y
con eso se consigue que los empleados
se complementen, conscientes de las dificultades de cada uno. “Una labor que a
un dependiente le cueste desempeñar la
puede realizar otro cuya discapacidad no
se lo impida”, expone la ad-ministrativa.
Es destacable, también, que estas limitaciones físicas no representan una barrera para la rentabilidad de la empresa. Hernández valora que “estos empleados trabajan con mucha más voluntad y
dedicación que muchos otros que no tienen estas dificultades, ya que actividades
rutinarias como, por ejemplo, colocar
mercancía, se realizan con un mimo muy
especial”.
Leonor Hernández, que tiene reconocido un 59% de discapacidad por problemas en la columna y el corazón, además
de padecer lupus y problemas neurológicos, lamenta que “nuestras limitaciones
físicas nos impulsan a tener la mentalidad de que hay que estar constantemenPasa a la página siguiente


Vista previa del documento Economía Social y discapacidad.pdf - página 1/1

Documentos relacionados


Documento PDF econom a social y discapacidad
Documento PDF proyecto de ley boleti n n 9664 31
Documento PDF cursolaboral
Documento PDF codigo de etica mecatronica
Documento PDF 2015 bolsa empleo ayuntamiento
Documento PDF comunicado de upea


Palabras claves relacionadas