Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



informe violencia sexual y trata casa alianza honduras .pdf



Nombre del archivo original: informe_violencia_sexual_y_trata_casa_alianza_honduras.pdf
Título: Violencia Sexual e Infancia en Honduras
Autor: Observatorio

Este documento en formato PDF 1.5 fue generado por Microsoft® Word 2010, y fue enviado en caja-pdf.es el 11/10/2013 a las 01:14, desde la dirección IP 190.62.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2069 veces.
Tamaño del archivo: 2.3 MB (70 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Violencia Sexual e Infancia
en Honduras
Un acercamiento a las principales formas de explotación
sexual-comercial y trata de niños y niñas

Observatorio de Derechos de Niños, Niñas y Jóvenes en Honduras
Casa Alianza Honduras
Marzo, 2013

1

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Violencia Sexual e Infancia en
Honduras
Un acercamiento a las principales formas de Explotación SexualComercial y Trata de niños y niñas
Casa Alianza Honduras
Director Nacional
José Guadalupe Ruelas
Investigadores principales
Paula Robledo Granados
Luis Gerardo Rivera
Revisión y aportes
Ubaldo Herrera Coello
Jaime Flores Pineda

Este informe ha sido realizado gracias a la colaboración de:

2

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

ÍNDICE
Carta del Director Nacional de Casa Alianza Honduras

4

Introducción

5

Objetivos y metodología de la investigación

6

Contextualización del fenómeno de la violencia sexual en Honduras

9

Capítulo 1: Causas y factores de vulnerabilidad de la violencia sexual infantil

11

Capítulo 2: Actores que se ven involucrados y retroalimentan la violencia sexual en contra de
niños y niñas y sus modos operandi

17

2.1 La violencia sexual de niños y niñas a nivel familiar y comunitario

17

2.2 La explotación sexual-comercial de niños y niñas

19

2.3 La trata con fines de explotación sexual-comercial

22

Capítulo 3: Zonas de prevalencia de la violencia sexual contra niños y niñas

28

3.1 Zonas de actividad turística y comercial

28

3.2 Zonas fronterizas

28

3.3 Zonas de presencia de redes de crimen organizado

30

Capítulo 4:Analisis de datos estadísticos sobre la violencia sexual contra niños y niñas en
Honduras

33

Capítulo 5: Perfiles de vulnerabilidad de los niños y niñas víctimas de la violencia sexual

43

5.1 Resultados del taller con las niñas del proyecto reyes Irene Valenzuela
5.2 Resultados del taller con las niñas del hogar querubines
Capítulo 6: La respuesta de la sociedad civil y del estado de Honduras para afrontar la violencia
sexual contra niñas y niños.

47
52
57

3

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CARTA DEL DIRECTOR NACIONAL CASA ALIANZA HONDURAS

Estimado y estimada, me dirijo a usted deseándole éxitos en sus labores diarias.
Este año Casa Alianza Honduras cumple 26 años brindando protección y oportunidades de
desarrollo a la infancia de nuestro país. Somos un movimiento defensor de los derechos humanos
de las niñas y los niños que viven en situación de desamparo y exclusión social.
El trabajar directamente con las niñas y los niños nos ha permitido conocer y entender de primera
mano la realidad en la que viven diariamente. Por ello podemos proporcionar a los diferentes
actores involucrados en la protección de la niñez información objetiva y verificable que contribuya
a encontrar alternativas de solución.
Parte de la difícil realidad que enfrentan las niñas y los niños en Honduras tiene que ver con el
abuso sexual y en muchos de los casos, vinculados a situaciones de explotación sexual comercial y
trata. En vista de lo anterior, en representación de Casa Alianza Honduras pongo a su disposición
el presente estudio denominado “Violencia Sexual e Infancia en Honduras, Un acercamiento a las
principales formas de explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas”
Con la presente investigación Casa Alianza Honduras, apela a la conciencia de la sociedad y del
Estado para que den a esta problemática, la importancia que merece de cara al presente de la
niñez y el futuro del país.
Agradezco su atención a nuestras publicaciones y le invito a tomarse el tiempo necesario para
profundizar en el análisis con nosotros.

4

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

INTRODUCCIÓN
El Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Jóvenes de Honduras de Casa Alianza comparte con
ustedes su informe de investigación especial bajo el título: “Violencia sexual e infancia en
Honduras. Un acercamiento a las principales formas de explotación sexual-comercial y trata de
niños y niñas”.
Esta investigación se elaboró entre octubre y noviembre del 2012, en un esfuerzo de Casa Alianza
Honduras para visibilizar la problemática de la violencia sexual, con énfasis en la explotación
sexual comercial y la trata en contra la niñez y que a pesar de que se han hecho esfuerzos por
visibilizarla en los últimos años, se requiere de voluntad manifiesta y acciones más concretas por
parte del Estado y la sociedad para la prevención y protección de la infancia.
Esta investigación se remonta al estudio realizado por el Observatorio de Casa Alianza Honduras,
relativo a la situación de derechos de los niños y niñas migrantes no acompañados y los
procedimientos de deportación y retorno a Honduras (2012).
A través de esta investigación, se pudo constatar que el fenómeno de la migración de niños y
niñas se origina por empobrecimiento, violencia, abandono y falta de oportunidades de trabajo o
estudio que enfrentan en sus países de origen.
La experiencia de Casa Alianza Honduras y el trabajo de especialización en torno a la atención de
niñez en situación de riesgo y exclusión social, permite afirmar que una de principales formas de
violencia que atenta en contra de la niñez es la violencia de tipo sexual, dentro de la cual se
identifican situaciones de explotación sexual-comercial y trata.
A través del estudio profundizó en las causas que promueven y generan situaciones de violencia
sexual en contra de niños y niñas en el país, los actores involucrados, cómo operan, en qué
regiones, cuáles son las estadísticas más recientes y la prevalencia de estas formas de violencia
en los últimos años y cuáles son las respuestas de la sociedad civil y del Estado de Honduras para
afrontar estas problemáticas.
Con base al enfoque metodológico cualitativo de las investigaciones de Casa Alianza Honduras, se
incorpora la percepción de los propios niños y niñas ante este tipo de experiencias, motivo por el
cual se desarrollaron talleres con niñas víctimas de la violencia sexual, así como de otras formas de
violencia englobadas dentro de la trata de personas, como es el caso del trabajo infantil
doméstico, en donde niñas y niños son explotados y en muchos de los casos podrían considerarse
como una forma de explotación compatible a la trata de personas sobre todo cuando son privadas
de su libertad y dañadas en su dignidad por todos los abusos y violaciones a sus derechos de que
son objeto.

5

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

OBJETIVOS Y METODOLOGÍA DE LA INVESTIGACIÓN
OBJETIVO GENERAL:

Profundizar en el conocimiento de la realidad de la violencia sexual en contra niños y niñas en
Honduras, bajo un enfoque de análisis nacional e incorporando información específica de esta
realidad en las regiones de San Pedro Sula, El Progreso, La Ceiba y Roatán.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

-

Analizar las causas y factores sociales e individuales que generan y promueven
situaciones de violencia sexual en contra de niños y niñas en Honduras.

-

Identificar los principales actores involucrados en las situaciones de violencia sexual y los
casos de trata de niños y niñas y conocer cuál es su modus operandi.

-

Describir las regiones y zonas del país en donde estas situaciones son más frecuentes en
base a las características sociales de cada una de las regiones investigadas, así como los
lugares de actividad identificados por las autoridades locales.

-

Ahondar en las estadísticas más recientes de los casos de violencia sexual y casos de trata
contra niños y niñas identificados por las autoridades de las diferentes localidades
investigadas.

-

Elaborar un perfil de vulnerabilidad de niños y niñas víctimas de violencia sexual y trata
en sus diferentes modalidades, para comprender mejor los factores que les hicieron
vulnerables desde su propia voz y experiencias.

-

Identificar cuáles son las respuestas institucionales existentes para afrontar las
situaciones de violencia sexual en contra de niños y niñas, así como indagar en cuál es la
respuesta de Estado y de la sociedad civil ante estas situaciones.

-

Establecer cuáles son las principales limitantes y fortalezas a nivel nacional en el combate
a las diferentes formas de violencia sexual en contra de niños y niñas en el país.

6

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

METODOLOGÍA DE INVESTIGACIÓN:

La metodología planteada para este trabajo retoma elementos relevantes del método etnográfico
de investigación en tanto tiene su fundamento en el trabajo de campo para la recopilación de
información cualitativa y cuantitativa, así como la vinculación directa del equipo de investigación
con la población a estudiar.
Esta metodología incorpora la observación directa del fenómeno social a analizar para tener una
valoración más objetiva del mismo y poder proporcionar un panorama más completo a nivel
descriptivo de los diferentes aspectos a considerar en el estudio. De igual forma plantea la
recopilación y clasificación de la información tanto de fuentes primarias como secundarias, así
como la revisión bibliográfica relacionada a la temática.
El levantamiento de información de la primera fuente se realizó mediante entrevistas
estructuradas con los siguientes actores clave:

LUGAR
TEGUCIGALPA

INSTITUCIÓN
CHF
OIM
Save the Children
UNICEF
Plan Internacional
OIT
Consultores independientes expertos en la materia
Proyecto Reyes Irene
Policía Nacional de Honduras (Unidad Trata)
Fiscalía Especial de la Niñez
Casa Alianza Honduras (Hogar Querubines)

SAN PEDRO SULA

Fundación Paso a Paso
Fiscalía de Turno
Fiscalía de la Niñez

7

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Hogar Nueva Suyapa
EL PROGRESO

Fundación Pro-Niño
Medicina Forense (Ministerio Público)
Juzgado de Letras Departamental
Dirección Municipal de Justicia
Diputación al Congreso Nacional por el Dpto. de Islas de la Bahía

ROATÁN

Canal 9 Islas de la Bahía
Buckner Honduras
Alcaldía Municipal
Gobernación Política
Fiscalía de la Niñez
Policía Nacional Preventiva
DNIC

LA CEIBA

Policía Nacional Preventiva (Departamental N°1, Ceiba)
Medicina Forense (Ministerio Público)
Fiscalía Especial de la Niñez

Para el desarrollo de estas entrevistas el equipo se desplazó a las ciudades de San Pedro Sula, El
Progreso, Ceiba y Roatán durante dos semanas en Noviembre de 2012, durante las cuales se hizo
el levantamiento de las entrevistas y recolección de información.
De forma paralela durante Noviembre y Diciembre de 2012 se desarrollaron las entrevistas en
Tegucigalpa. El análisis de la información y redacción del informe se llevó a cabo entre Enero y
Febrero de 2013.
Finalmente se desarrollaron dos talleres durante Octubre y Noviembre de 2012, uno con 20 niñas
del Hogar Querubines de Casa Alianza (víctimas de violencia sexual y trata) y otro con un grupo de
14 niñas del Centro Reyes Irene (trabajadoras domésticas), con el objetivo de elaborar un perfil de
vulnerabilidad que permita dar voz a las niñas sobre cómo ellas perciben sus experiencias vividas.

8

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CONTEXTUALIZACIÓN DEL FENÓMENO DE LA VIOLENCIA SEXUAL EN HONDURAS
La violencia sexual en contra de niños y niñas en el país se enmarca dentro de un contexto
nacional de violencia generalizado. El Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de
Honduras registró una tasa de 86 homicidios por cada 100.000 habitantes a finales del 2012,
alcanzándose una cifra que supera diez veces los mínimos establecidos por la Organización
Mundial de la Salud para considerar esta realidad como epidemia. Dentro de esta realidad, la
violencia de género también prevalece de forma notoria en el país; se registra una media de 51
mujeres asesinadas mensualmente, una cada 15 horas con 30 segundos en el año 2012.
Las formas de violencia que inciden contra niños y niñas son muy variadas, provienen de
contextos diversos y en muchas ocasiones, no se ven reflejadas en las estadísticas. La realidad de
la violencia sexual contra niños y niñas es compleja y dinámica, motivos por los cuales tiende a
quedar en la privacidad de los contextos en los que se desarrolla. Este tipo de realidades y
problemáticas se retroalimentan dada la carencia de mecanismos sociales y gubernamentales que
velen por la protección de la infancia y desarrollen las medidas de prevención y combate
necesarias para erradicarlos.
La trata de personas ha sido identificada como uno de los negocios más lucrativos del mundo
(genera más de 39 millones de dólares e involucra a más de 2.5 millones de personas al año) y
como una forma de esclavitud que violenta gravemente los derechos de las personas que la
sufren, especialmente los grupos más vulnerables: mujeres y niños y niñas. Queda por lo tanto
constatado que es un negocio que prevalece y se incrementa en la medida en que genera grandes
beneficios económicos a nivel mundial.
También es necesario tener presente que Honduras presenta un 66.2% de población que se
encuentra bajo la línea de la pobreza y un 45.3% bajo la extrema pobreza. El 21.5% de la
población vive con un ingreso promedio diario de 19 Lempiras (1 dólar US), motivo por el cual
Honduras es el país que ocupa el lugar 106 de Desarrollo Humano a nivel mundial, con un índice
de 0.604, sólo por encima de Haití, Guatemala y Nicaragua en América Latina.1
Las cifras oficiales de la Organización Internacional del trabajo señalan que casi medio millón de
niños en el país están empleados con un ingreso mensual de apenas Lps. 1,739 (equivalente a 92
dólares) y 157,329 desempleados o subempleados; en el rango de los 19 a 24 años hay 457,111
jóvenes empleados con un escaso ingreso mensual promedio de Lps. 3,208 (equivalente a 170
dólares) y 225,888 desempleados. Es decir, existe un amplio sector de la juventud que no
encuentra posibilidades de tener un ingreso ni siquiera equivalente al salario mínimo
(equivalente a unos 290 dólares).2

1

PNUD, Informe de Desarrollo Humano 2010; citado por:
http://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Pa%C3%ADses_por_%C3%ADndice_de_desarrollo_humano#Am.C3.A9rica_Latina
2
Andino, Tomás., (2008). Juventud, Exclusión y Migración. Ponencia presentada a la IIa Conferencia Nacional en
Derechos Humanos: “Derechos Humanos y Educación: Hacia la Construcción de la Ciudadanía”, Universidad Pedagógica
Nacional Francisco Morazán, 21 de Noviembre 2007, Tegucigalpa, M.D.C. Honduras.

9

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

En Honduras, la problemática de la violencia sexual y la trata en contra de niños y niñas ha sido
llevada al seno de la Comisión Interinstitucional contra la Explotación Sexual-Comercial y Trata
antes de los debates legislativos que precedieron la ratificación de la Convención de Naciones
Unidas contra la Delincuencia Organizada Trasnacional y su Protocolo Facultativo para Prevenir,
Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente de mujeres y niños y niñas. De igual
modo, la Comisión Interinstitucional contra la Explotación Sexual Comercial y la Trata (CICESCT)
aglutina la mayoría de las instituciones de gobierno y no gubernamentales directamente
relacionadas con esta materia.
A continuación se describe la normativa internacional en derechos humanos más relevante para
afrontar la violencia sexual y la trata en contra de niños y niñas, ya suscrita por el Estado de
Honduras:









Convención sobre los Derechos del Niño (1989).
Protocolo Facultativo a la Convención sobre los Derechos del Niño sobre la Venta,
Utilización de niños para la prostitución y la pornografía (2002).
Convenio 138 de la OIT sobre Edad Mínima de admisión al Empleo (1973).
Convenio 182 de la OIT sobre las Peores Formas de Trabajo Infantil (1999).
Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la
Mujer (1981).
Convención contra la Delincuencia Organizada Trasnacional (2000).
Protocolo Facultativo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas,
especialmente mujeres y niños y niñas (2000).
El 21 de noviembre de 2008, Honduras depositó el instrumento de adhesión a la
Convención Interamericana sobre Tráfico Internacional de Menores pero no se ha
ratificado al día de hoy.

A nivel nacional, Honduras ha desarrollado legislación nacional que desarrolla algunos principios y
procedimientos nacionales de regulación y protección en esta materia:












Constitución de la República de Honduras
Código de la Niñez y la Adolescencia
Código de la Familia
Código Penal
Código de Procesamientos Penales
Ley del Ministerio Público
Ley del Instituto Hondureño de la Niñez y la Familia
Ley de Policía y Convivencia Social
Ley contra la Trata de Personas
Lineamientos Nacionales para el Fortalecimiento de la Coordinación
Interinstitucional para combatir la Trata de Personas en Honduras.
Protocolo de repatriación de niños y niñas víctimas o posibles víctimas de la trata.

10

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CAPÍTULO 1
1. CAUSAS Y FACTORES DE VULNERABILIDAD DE LA VIOLENCIA SEXUAL INFANTIL
Las causas que subyacen a fenómenos como la violencia sexual en contra de niños y niñas o la
trata de personas en cualquiera de sus diferentes modalidades (con fines de explotación sexualcomercial, laboral, etc.), son múltiples y complejas. Profundizar en ellas puede ayudar, no sólo a
comprender mejor cómo surge o cómo se originan estas problemáticas, sino también a la
búsqueda de soluciones eficientes ante una realidad que atenta de forma directa contra los
derechos de niños y niñas en todo el país.
A través de las entrevistas realizadas en la investigación, se presenta el siguiente análisis sobre
cuáles son las principales causas y factores de vulnerabilidad que generan situaciones de violencia
sexual y trata en contra de niños y niñas en Honduras.
Una de las primeras coincidencias encontradas es que existen una serie de factores de
vulnerabilidad que se originan dentro del contexto más cercano al niño y niña: la familia.
El contexto familiar es el ambiente más inmediato al niño y niña donde las relaciones existentes
entre padres, hermanos, abuelos y demás parientes inciden sobre éste de forma directa. En este
sentido, la falta de vínculos familiares sólidos basados en valores, atención y cariño hacia el niño
y niña, son el primer factor de vulnerabilidad para que éste se encuentre en riesgo o desamparo.
De igual modo, la falta de comunicación dentro del núcleo familiar ha sido señalada como una
dificultad para que las relaciones de confianza entre los diferentes miembros sean sólidas y
garanticen su protección y bienestar ante posibles situaciones de violencia. El debilitamiento de
estas relaciones intrafamiliares genera procesos de desestructuración familiar, la cual ha sido
señalada como uno de los factores de riesgo más importantes ante estas problemáticas.
En concreto, en Islas de la Bahía se señaló que la problemática de drogodependencias
(alcoholismo y consumo de cocaína y marihuana) dentro de los contextos familiares
(principalmente en la figura paterna) está incrementando los niveles de riesgo social en la
población infanto-juvenil.
En contextos desestructurados es más frecuente que se generen relaciones disruptivas y violentas,
por lo que es habitual encontrar casos de niños y niñas que viven con sus madres, las cuales tienen
varias parejas afectivas a través del tiempo y son éstas las causantes de los abusos y malos tratos
perpetrados a los niños y niñas. De igual modo, ha sido usual encontrar entornos familiares donde
la violencia de género se ha extendido también al maltrato y abuso de los hijos e hijas.
Otro de los entornos más inmediatos al niño y niña es la escuela. El acceso a un entorno educativo
debería ser garantía de protección y seguridad tanto para los profesores como para los alumnos,
en ambientes adecuados que fomenten el aprendizaje y rendimiento. La situación que atraviesa
Honduras en cuanto al acceso de niños y niñas al sistema educativo es muy deficiente y es por ello
11

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

que la falta de acceso a la educación está incrementando las cifras de analfabetismo en el país y
además, privando a los niños y niñas de un entorno estructurado de aprendizaje y seguridad.
En este sentido, también es necesario puntualizar que la violencia prevalece dentro del contexto
escolar en Honduras, generando tanto situaciones de malos tratos entre pares (bullying), como
de profesores a alumnos y de miembros de pandillas/maras a profesores y/o alumnos. Por
medio de la presente investigación se ha tenido constancia de la existencia de miembros de maras
que operan desde las propias escuelas para captar niñas, con el fin de poder someterlas a
situaciones de explotación sexual-comercial y abusos dentro y fuera de la mara/pandilla.
La suma de todos estos contextos inmediatos al niño y niña (aquí se han descrito
fundamentalmente la familia y la escuela, pero puede haber otros como la iglesia, vecindad, etc.),
van conformando la comunidad dentro de la cual el niño y niña crece y se desarrolla. Cuando los
sistemas primarios de protección están debilitados, es frecuente encontrar que la comunidad está
desfragmentada, produciéndose así un desgaste y desnaturalización de los sistemas de
protección del niño y niña a nivel comunitario. El sentimiento de comunidad hoy en día está cada
vez más debilitado y progresivamente se ha ido debilitando el sentido de protección comunitaria
tradicional.
El primer núcleo inmediato al niño, la familia, comienza a verse afectado por las carencias a nivel
comunitario de servicios de protección en lo que se refiere a su acceso a servicios de salud,
educación, recreación, alimentación, etc., aumentando así la situación de riesgo del niño y la niña.
Además, existen una serie de factores sociales y culturales que inciden sobre las relaciones que se
dan en las familias, escuelas y comunidades. La situación de empobrecimiento que sufre el país es
uno de los más destacados. El 66.2% de la población se encuentra bajo la línea de pobreza y el
45.3% bajo la línea de extrema pobreza; incluso en el área rural el porcentaje de la extrema
pobreza se eleva al 60.2%3. El 21.5% de la población vive con un ingreso promedio diario de 19
lempiras (1 dólar US)4.
Es importante matizar que la vinculación directa entre la existencia de situaciones de violencia
sexual y la pobreza no tiene ningún fundamento sólido, en tanto existen familias que viven en
situaciones graves de pobreza y no violentan los derechos de sus niños y niñas ni los exponen a ser
víctimas de este tipo de situaciones. Sí cabe en cambio reconocer que la falta de recursos
económicos e ingresos familiares y la carencia de un Estado que provea a sus ciudadanos de los
recursos mínimos para sobrevivir, hace que las estrategias de supervivencia degeneren en formas
de explotación y violación de los derechos más fundamentales.
Dentro de este marco carente de recursos de todo tipo es importante precisar que varios de los
entrevistados coincidieron al señalar que la prevalencia de casos de violencia sexual y abusos
intrafamiliares son más predominantes en las zonas rurales del país, donde las personas tienen

3
4

Instituto Nacional de Estadísticas, 2010. Disponible en: http://www.ine.gob.hn/drupal/node/123
Instituto Nacional de Estadísticas, 2010. Disponible en; http://www.ine.gob.hn/drupal/node/121

12

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

niveles educativos más bajos y donde las condiciones de hacinamiento dentro de las viviendas
son mayores.
Nuevamente se debería matizar que estos factores pueden estar contribuyendo a que este tipo de
situaciones se mantengan, pero las causas que están en su trasfondo son más complejas. No todas
las familias que viven en entornos rurales violentan los derechos de sus hijos/as, al igual que
tampoco sucede con todas las familias que viven en condiciones de hacinamiento.
De igual modo, ha sido señalado que las zonas donde la actividad turística y mercantil es más
elevada son las zonas de mayor prevalencia de estas problemáticas. Es el caso de ciudades como
Ceiba, Tela, Copán, Roatán (por la presencia del sector turístico) y San Pedro Sula (por la presencia
de la industria maquilera) y San Lorenzo (por ser destino turístico y por la presencia de las
camaroneras) que han sido descritas por los expertos como las ciudades con mayores índices de
explotación sexual-comercial y trata.
El limitado control por parte de las autoridades del Estado en estas zonas concretas está
permitiendo que niños y niñas estén siendo explotados y abusados cada día. Las medidas de
seguridad existentes dentro de estos lugares están priorizando los beneficios económicos
aportados por la actividad turística con fines ilícitos (explotación sexual, utilización de niños y
niñas para la prostitución, etc.), antes que velar por la protección de la niñez. En todas estas
zonas “se rumorea” que estas situaciones se están produciendo, pero “no se toman medidas” para
“no perjudicar al turista”. Esta ha sido una de las principales causas por las cuales se originan y
retroalimentan los delitos de violación y trata en la zona norte y occidental del país.
De igual modo, la permisividad del gobierno de Honduras hacia la violencia sexual en contra de
niños y niñas también ha sido señalada como una de las causas que subyacen el origen y
mantenimiento de estas problemáticas. Se confirma la existencia de un sistema legal completo y
extenso, la ratificación de acuerdos internacionales por parte del estado de Honduras, pero sin
embargo, todos los entrevistados coinciden al señalar que el cumplimiento de todas estas
herramientas legales es inexistente e inefectivo.
Honduras es un país en el que además de existir un gran empobrecimiento, confluyen otros
fenómenos que retroalimentan los procesos de generación de violencia. Uno de los más señalados
es la presencia de grupos criminales dentro del país. Estas redes criminales, se nutren de la
desestructuración comunitaria y del debilitamiento y necesidades de las sociedades. No se debe
olvidar que la trata ha sido catalogada como uno de los negocios más rentables del mundo (al
igual que el tráfico de drogas y del tráfico de armas). La presencia de grupos criminales es una de
las causas y también de las consecuencias de la situación de violencia que atraviesa Honduras. La
tasa de homicidios en Honduras se cerró en 2012 con 85.5 homicidios por cada 100.000
habitantes, ubicando al país como uno de los más violentos en el mundo por encima de países en
conflicto permanente como por ejemplo Irak.
Este contexto de violencia ha sido señalado como uno de los factores que incrementan la
situación de riesgo social de niños y niñas y también como uno de los factores motivacionales (al
13

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

igual que la situación de empobrecimiento y falta de alternativas de estudio y trabajo) para
impulsar la migración trasnacional.
En las últimas décadas se ha incrementando de forma notable el flujo de migrantes que transitan
de manera irregular por el territorio mexicano con el objetivo de ingresar a los Estados Unidos,
teniendo su nivel más alto en el año 2005 para luego ir reduciéndose desde el año 2009 y
estabilizarse, según las estadísticas oficiales (INM-CEM, 2011). En este contexto, la proporción de
NNA migrantes también se ha incrementado de manera considerable (Sin Fronteras, 2005; UNICEF
Guatemala, 2011), aunque dicho crecimiento se ha estabilizado durante los últimos cinco años
(INM-CEM, 2011).
La migración de personas hacia los Estados Unidos, como fruto de una huida de situaciones de
empobrecimiento y violencia, han contribuido notablemente a la desestructuración familiar que se
mencionaba con anterioridad. Cuando las figuras centrales del núcleo familiar, como una madre o
un padre, abandonan su hogar y dejan a sus hijos al cuidado de terceras personas, se produce una
desnaturalización del concepto de familia en sí mismo. El niño y niña no sólo queda inmerso en un
contexto familiar desestructurado y carente de recursos que le brinden protección, sino que sus
figuras de apego centrales para su desarrollo se encuentran fuera de su alcance, quedando así
expuestas a un sinfín de riesgos que comienzan por su sentimiento de tristeza y soledad.
En este sentido, sectores como por ejemplo la Rivera Hernández en San Pedro Sula, donde se
albergan comunidades completas de población migrante y trabajadores de maquila, la prevalencia
de casos de violencia sexual, abusos y captación para la trata, es muy elevada.
Es importante destacar que las entrevistas mantenidas en el departamento de San Pedro Sula,
señalan precisamente la presencia de maquilas en la zona como una de las causas principales por
las cuales se explican las situaciones de abusos sexuales y violaciones a niños y niñas. La
incorporación de la mujer al trabajo, en contextos de familia monoparental o en familias
desestructuradas, han contribuido a que el niño y la niña crezca bajo la supervisión de personas
desconocidas o demasiado mayores (por ejemplo, abuelos y abuelas), quienes generalmente no
garantizan la protección del niño y la niña del mismo modo que lo harían sus figuras de apego
primarias (sus padres y madres).
Esta situación de cuidado del niño y niña por terceras personas facilita su desarraigo familiar,
haciendo que busque en la calle o en otros amigos, el cariño y protección que su núcleo familiar
no le proporciona.
Además de tener en cuenta todos estos factores, es necesario destacar que las situaciones de
violencia sexual se dan en un marco social de utilización de poder de unas personas hacia otras
con el objetivo de utilizarlas para obtener por ello un beneficio. Para ello se utiliza a los grupos
poblacionales más vulnerables a través de los cuales este objetivo es más fácil de conseguir, es
decir a mujeres y niños y niñas.

14

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

En el caso de la explotación sexual-comercial y la trata con estos fines, se identifica una
prevalencia mayor de víctimas del sexo femenino, reflejándose que la relación de poder se ejerce
habitualmente desde el hombre (demandante de estos servicios y explotador) hacia la mujer
(víctima) y convirtiéndose así en una problemática que debe ser abordada con un enfoque de
género. Esto es lo que las personas entrevistadas han denominado “cultura machista” y “cultura
violatoria de derechos humanos” enmarcándose en dicha cultura las problemáticas de trata y
violencia sexual en el país.
Finalmente, dentro de todo este marco de causas y factores de vulnerabilidad ante el fenómeno
de la violencia sexual y trata contra niños y niñas, también se ha señalado que la infancia no es
tenida en cuenta en el grado de importancia que le correspondería dentro las políticas del
Estado, sino que queda siempre relegada a un segundo plano. Esta falta de interés en los temas
que atañen a la niñez y la juventud en el país es una de las principales causas por las cuales este
tipo de situaciones surgen y prevalecen en el tiempo.

15

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Causas y factores de vulnerabilidad de la violencia sexual y la trata contra niños, niñas y jóvenes en honduras

Contexto Familiar
•Carencia de vínculos familiares sólidos, atención, valores y cariño.
•Deficiencias en la comunicación intrafamiliar.
•Drogodependencias y ludopagías dentro de los núcleos familiares.
•La violencia de género como impulsora de violencia hacia los niños y niñas que viven dentro
del mismo núcleo familiar.
•Condiciones de hacinamiento dentro de la vivienda familiar.
Contexto Comunitario
•Falta de acceso los servicios básicos como educación, salud, recreación, etc.
•Violencia dentro del contexto escolar (entre pares, de profesores a alumnos, de miembros
de pandillas a profesores y/o alumnos, etc.).
•Carencia de recursos y servicios de protección a niños, niñas y jóvenes.
•Debilitamiento del contexto comunitario como un contexto de protección y arraigo.
Contexto Social y Político
•Situación de empobrecimiento del país , traducidao en la falta de recursos económicos de
las familias.
•Elevados índices de violencia a nivel nacional.
•Presencia de grupos del crimen organizado.
•Presencia de diferentes maras y pandillas como consecuencia de la situación de
callejización y abandono de muchos niños y niñas.
•La migración como agente facilitador de la desestructuración familiar (dearraigo y cuidado
de niños y niñas por terceras personas).
•Actividad turística con fines ilícitos en algunas zonas del país (norte y occidente
especialmente).
•Actividad de la industria maquilera y agroindustria en algunas zonas del país
(espercialmente en San Pedro Sula, Progreso y Choluteca, San Lorenzo).
•Permisividad del gobierno ante estas problemáticas, traducida en la falta de control y
regulación de los delitos contra la niñez.
•Falta de aplicación de la legislación vigente en esta materia.
•Cultura social machista y violatoria de derechos humanos.
•Infancia relegada a un segundo plano dentro de las políticas del gobierno.

16

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CAPÍTULO 2
2. ACTORES QUE SE VEN INVOLUCRADOS Y RETROALIMENTAN LA VIOLENCIA
SEXUAL EN CONTRA DE NIÑOS Y NIÑAS Y SUS MODOS OPERANDI:
La violencia sexual contra niños y niñas es una realidad compleja en Honduras que se enmarca en
el contexto histórico, social y cultural de una sociedad patriarcal donde los niños y niñas son
considerados como objetos y no como sujetos de derechos. La violencia sexual es expresada a
través de relaciones incestuosas, violaciones, actos de lujuria y todas las modalidades de
explotación sexual comercial que puedan existir. La demanda de niñas y niños para actividades
sexuales ilegales también proviene de redes organizadas del crimen, proxenetas y demás
intermediarios que se benefician económicamente de estas actividades.
Este negocio se sostiene porque existe una cadena de actores que retroalimentan los procesos
sociales que subyacen la base de esta forma de violencia y explotación, pero ¿Quiénes son los
actores que están implicados en estos procesos? ¿Cuál es su modus operandi?
La elaboración de un perfil específico de actores involucrados ha sido poco estudiado hasta la
fecha. La falta de investigaciones al respecto y la propia complejidad de los procesos de
explotación sexual y trata de personas hacen difícil perfilar un patrón específico. Sin embargo,
hemos querido preguntar a los profesionales expertos en trabajar este tipo de delitos y en trabajar
con las personas víctimas, quiénes son los actores que están detrás de la violencia sexual en contra
de niños, niñas y jóvenes en Honduras. A través de sus aportaciones y de nuestra propia
experiencia de trabajo con las víctimas, hemos extraído las conclusiones que se exponen a
continuación.
En primer lugar es imprescindible diferenciar entre la violencia sexual que se comete dentro del
ámbito intrafamiliar de otras prácticas como la explotación sexual-comercial o la trata en sus
diferentes modalidades. Son procesos diferentes y con un nivel de organización y complejidad
distinto. A continuación se analizarán los actores identificados en cada una de estas modalidades:
2.1. LA VIOLENCIA SEXUAL DE NIÑOS Y NIÑAS A NIVEL FAMILIAR Y COMUNITARIO

Las fuentes entrevistadas coincidieron en señalar que generalmente se identifica una alta
prevalencia de casos de abusos sexuales y violaciones a nivel intrafamiliar, siendo los padres,
padrastros, hermanos mayores, abuelos, tíos, primos o personas allegadas al núcleo familiar
primario los principales causantes de estos delitos. Ante este tipo de situaciones hay madres que
interponen denuncia y hacen prevalecer los derechos del niño y niña y otras que actúan como
confidentes y no lo refieren a las autoridades. Se ha señalado que esto se puede deber a
diferentes razones como el miedo a las repercusiones por parte del abusador, la falta de
credibilidad en la eficacia de las autoridades, la creencia de que la culpa ha sido del niño y niña,
entre otras.
17

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Estas situaciones también han sido descritas en otros microsistemas sociales como la escuela
donde se han identificado casos de violaciones de maestros a alumnos/as, violaciones entre
iguales y de miembros de maras/pandillas a niños y niñas dentro de la escuela; así como también
en el contexto de la iglesia, donde se identifican violaciones del párroco/pastor o de feligreses a
niños y niñas.
También se han señalado otros actores como miembros de la policía; en concreto en el sector de
la Rivera Hernández en San Pedro Sula, se relata la experiencia de varios niños y niñas quienes
están siendo secuestrados por carros de la policía y aparecen días después en una montaña con
signos físicos de haber sido abusados. Dentro de este mismo sector también se relata la existencia
de miembros de maras que violan y abusan de las niñas de la comunidad y las obligan a tener
relaciones sexuales con otros miembros de la mara.
También en San Pedro Sula se hace referencia a la existencia de grupos delictivos que asaltan en
autobuses públicos, bajan a todos los pasajeros y violan a las mujeres y a las niñas; así como
también actúan entrando en las casas particulares y abusando sexualmente de todas las mujeres y
niñas. Es importante señalar que en este tipo de prácticas son siempre varios hombres los abusan
de una sola mujer o niña.
Síntesis de los microsistemas sociales de mayor proximidad al niño y niña y actores implicados en las
situaciones de violencia sexual y abusos:

Familia

Otros

•Madre/ Padre
•Hermano mayor
•Padrastro
•Abuelo
•Tío
•Primo

Escuela

•Maestros/Profesores
•Compañeros
•Maras/Pandillas

Iglesia

•Párroco/Pastor
•Feligreses

•Policías
•Maras/Pandillas
•Grupos Delictivos

18

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

2.2. LA EXPLOTACIÓN SEXUAL-COMERCIAL DE NIÑOS Y NIÑAS

En relación a la explotación sexual-comercial (ESC) de niños y niñas es importante comenzar
delimitando la definición de dicho concepto:
Explotación Sexual Comercial: Es una actividad esencialmente económica, de carácter comercial
y mercantil, que somete a niños, niñas y adolescentes al trabajo de comercio y de la industria del
sexo, en los ámbitos nacional e internacional. Por tanto, esa concepción traspasa la categoría de
la utilización de niños y niñas para la prostitución, abarcando los aspectos de la producción
industrial pornográfica, el turismo sexual, el tráfico de niños y adolescentes para fines sexuales,
y como hechos más recientes, la pornografía vía Internet.
Utilización de niños y niñas para la prostitución o Explotación Sexual Tradicional: Es la
comercialización de niños y niñas y adolescentes como mercancía sexual a cambio de una
remuneración en dinero o en especie, generalmente con la participación de un intermediario.

A través de esta investigación se han identificado las siguientes modalidades de explotación
sexual-comercial y los siguientes actores implicados:
2.2.1. Utilización de niñas para la prostitución:
Una de las formas identificadas de utilización de niños y niñas para la prostitución ha sido a través
de las casas de masaje, negocios donde los clientes llaman y demandan el servicio sexual de niños
y niñas. Los dueños de estas casas de masaje pueden ser tanto hombres como mujeres y se
pueden encontrar en zonas de mayor o menor nivel económico de las ciudades (sin distinción de
clase social).
A través de la Unidad de Delitos Especiales de la Dirección Nacional de Investigación Criminal
(DNIC) se han identificado algunas conexiones entre diferentes casas de masajes a nivel nacional.
Los dueños de estos negocios captan a las niñas, las trasladan de unas casas de masajes a otras a
nivel interno del país y allí las obligan a mantener relaciones sexuales con los clientes. A través de
este tipo de conexiones tienen mayor facilidad para poder cambiar a las niñas cada cierto tiempo.
Este modus operandi ya ha sido catalogado por la policía como una modalidad de trata ya que
incluye tanto la captación como el traslado y la explotación de las menores de edad.
La utilización de niños y niñas para la prostitución también ha sido identificada desde el interior
del contexto familiar primario del niño y niña, cuando alguno de los miembros de la familia
(generalmente la madre o el padre) somete al niño y niña a este tipo de explotación a cambio de
una contraprestación económica o algún otro tipo de beneficio. Este tipo de actividad puede darse
tanto a nivel privado, de tal manera que el padre o la madre del niño y niña contacta con el
demandante de servicios de forma directa y ofrece los servicios sexuales de su hijo/a; o bien a un

19

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

nivel público, obligando al niño y niña a prostituirse en la calle y a buscar por sí mismo a los
demandantes de estos servicios.
De igual modo, se hace referencia a la existencia de líderes de maras juveniles que utilizan a niñas
menores de edad para la prostitución obligándolas a mantener relaciones sexuales con otros
miembros de la mara o con otros demandantes de estos servicios asociados al crimen organizado.
Este tipo de prácticas se han identificado específicamente en sectores como la Rivera Hernández
en San Pedro Sula.
En este sector, también se ha referido la existencia de algunos jóvenes de la diversidad sexual que
han promovido la utilización de niños y niñas menores de edad para la prostitución a cambio de
una contraprestación económica actuando como proxenetas. Este tipo de práctica ha sido
identificada en la Colonia Asentamientos Humanos de San Pedro Sula.
Igualmente, dentro de San Pedro Sula, se ha hecho referencia también a algunos dueños de bares
y cantinas, quienes ofrecen los servicios sexuales de menores de edad a sus clientes.
Según reportes de UNICEF, en Honduras un 32% de los demandantes de estos servicios ofrecen
dinero a cambio de mantener relaciones sexuales con niños o niñas, un 31% ofrece alimentos, un
19% les ofrece protección y un 17% les ofrece droga.
De igual modo, las personas demandantes de este tipo de servicios son en un 62% de los casos de
nacionalidad hondureña y en un 32% de nacionalidad extranjera.
En relación al lugar de contacto, el 55% de los casos contactan con los niños y niñas en la calle, el
22% en un salón-bar, el 19% a través de un intermediario y 4% otros tipos de modalidades.
2.2.2. Turismo con fines de comercio sexual:
Una de las prácticas de explotación sexual-comercial en la que coincidieron casi todos los y las
entrevistados en Islas de la Bahía, es el turismo con fines de comercio sexual de menores de edad.
Esta actividad implica que turistas en la edad adulta (sean de procedencia nacional o extranjera y
sean varones o mujeres) utilicen a niños y niñas para mantener relaciones sexuales a cambio de
una prestación económica o favor de alguna clase, generando situaciones de explotación de
género, edad, condición social y económica en el país de destino.
Esta actividad se ha visto incrementada con la llegada de barcos crucero a Islas de la Bahía, a
través de los cuales, tanto la tripulación de los barcos como los turistas, utilizan el tiempo
disponible en la isla para estos fines (bajan del barco, se van a bares y locales determinados, de ahí
a un hotel u hostal, mantienen relaciones sexuales con menores de edad y regresan al barco).
Como intermediarios de esta actividad se ven involucrados diferentes actores: (1) taxistas,
facilitadores del acceso del demandante de servicios a la niña o niño; (2) padres y madres de los
niños y niñas que exponen a sus hijos a estas situaciones; (3) dueños de bares, restaurantes y
hoteles que facilitan la prestación de este tipo de servicios dentro de sus instalaciones; personas

20

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

de la isla que instigan y promueven este tipo de negocios a nivel local; (4) finalmente, también se
identificó la presencia de un grupo de jóvenes de la Ceiba que controlan la llegada de estos barcos
crucero y buscan a los demandantes de estos servicios para ponerlos en contacto con niños y niñas
ceibeños que han sido trasladados a Islas de la Bahía. Todos ellos obtienen algún tipo de
contraprestación económica o recompensa a cambio actuando como intermediarios y/o como
proxenetas.
En líneas generales los demandantes de estos servicios buscan el servicio de niñas de edades cada
vez más tempranas ya que esto implica que hayan tenido menor cantidad de relaciones sexuales
y menos experiencia. Se identifica que ha habido incluso algunos turistas extranjeros que han
llegado a drogar a las niñas para tener relaciones sexuales con ellas bajo los efectos de estas
sustancias, quedando algunas de ellas con graves problemas de consumo durante toda su vida.
“Es el tour de la miseria: los barcos están aquí cuatro horas y en cuatro horas el producto
tiene que estar venido, servido y cobrado porque es el tiempo que tienen los cruceros. Se
produce en ese periodo de tiempo a través de una organización natural y una venta de la
debilidad humana. Si hoy esa persona ganó una cantidad de 100 dólares por ese servicio,
mañana va a buscar obtener 300 dólares”.
Romeo Silvestri, Diputado (Partido Nacional) al Congreso Nacional por el Departamento de
Islas de la Bahía.

“Aquí hemos visto como los turistas buscan a las muchachas, las llevan a que las arreglen y
las pongan bonitas y luego se las llevan”.
Rosendo Morales, periodista del Canal 9, Roatán.

“Hemos visto cómo dos muchachas se peleaban por 20 dólares que les había dado un
americano por acostarse con ambas”.
Sandra Zúniga, Buckner Honduras en Roatán.

En la ciudad de La Ceiba también se hace referencia a algunos casos de niñas víctimas del turismo
con fines de comercio sexual. En concreto desde la Fiscalía de la Niñez en La Ceiba se destaca el
caso de un estadounidense que establecía relaciones de amistad con mujeres de las
comunidades para que éstas le presentaran a niñas menores de edad y abusar de ellas. Según
afirman en la fiscalía, se logró capturar al hombre a través de una denuncia anónima pero
finalmente fue puesto en libertad porque la madre de las niñas declaró a su favor nengado los
hechos denunciados (posiblemente en base a algún tipo de amenaza o soborno).

21

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

2.2.3. Utilización de niños y niñas para la pornografía:
Otra de las formas de explotación sexual-comercial de niños y niñas identificada por los y las
entrevistados es la utilización de menores de edad para la pornografía. Se entiende por
pornografía infantil a toda representación de menores de edad del sexo que sean en conductas
sexualmente explícitas, pudiendo tratarse de representaciones visuales, descriptivas o incluso
sonoras o toda representación de las partes genitales de un niño con fines primordialmente
sexuales.
Diversas fiscalías a nivel nacional han identificado casos de este tipo en los últimos años. El más
reciente, fue descrito por la Fiscalía de la Niñez de San Pedro Sula, la cual abordó el caso de un
norteamericano que reclutaba niñas, las hacía llegar a alguna de sus casas a través de un taxista
de su confianza y allí las obligaba a mantener relaciones sexuales con otros adultos mientas él las
filmaba y las fotografiaba y posteriormente colgaba las fotografías en las paredes.
De igual modo, desde la Fiscalía de La Ceiba se hace referencia al caso de un juez de la isla de
Guanaja que elaboraba material con contenido pornográfico de niñas pequeñas entre los 9 y los
12 años. Usualmente las citaba donde dormía y se quedaba desnudo obligándolas a que lo
manosearan mientras él les tomaba fotografías. La Fiscalía identificó el caso porque las fotos
estaban subidas a internet y a través de varias denuncias el caso se pudo judicializar.

2.3. LA TRATA CON FINES DE EXPLOTACIÓN SEXUAL-COMERCIAL
Otra de las formas de violencia sexual que atenta contra los derechos y la integridad de los niños y
niñas en Honduras es la trata de personas, específicamente en la modalidad de trata con fines
específicos de explotación sexual-comercial. Sin embargo, a través de la presente investigación
también se ha podido constatar que la trata con fines de explotación laboral también expone a los
niños y niñas a situaciones de violencia sexual. Es el caso por ejemplo de niñas trabajadoras
domésticas que sufren la violencia sexual por parte de sus patronos.
El Protocolo de Palermo establece como definición de la trata de personas “la captación, el
transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de
la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una
situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el
consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra con fines de explotación.” “Esta
explotación incluirá como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de
explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la
esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos”.
Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la Trata de personas

22

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Es importante precisar las diferencias entre el delito de trata de personas y el tráfico de personas.
Éste último ha sido definido como el traslado de una o varias personas de un país a otro de
manera ilegal, habiendo un pago o transacción económica a través de dicho traslado. A
continuación se representan las diferencias más destacables entre trata y tráfico de personas:

Trata de Personas
Desplazamientos fransfronterizos
o dentro de un mismo país
Mediante un engaño o uso de la
fuerza
Con documentos legales o ilegales
Explotación (sexual, laboral,
servidumbre, adopciones,etc.)
Constituye un delito contra la
persona

Tráfico de Personas
Cruce irregular de fronteras
Mediante documentos falsos
Con consentimiento de la víctima
Cruce de Fronteras
Constituye un delito contra el
Estado

Además el protocolo de Palermo establece que la definición de trata de personas contiene tres
elementos a tener en cuenta:

Actividades

Medios

Fines

•Captación
•Transporte/ Traslado
•Acogida/ Recepción
•Amenaza
•Uso de la Fuerza/Coacción
•Rapto
•Fraude
•Engaño
•Abuso de poder
•Situación de vulnerabilidad
•Concesión o recepción de pagos o beneficios
•Explotación de la prostitución ajena u otras formas de
explotación comercial
•Trabajos o sevicios forzados
•Esclavitud o prácticas análogas
•Servidumbre
•Extracción de órganos

23

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

2.3.1. Actores involucrados en las actividades que caracterizan la trata de personas:
Profundizando en las diferentes actividades que caracterizan la trata de personas (captación,
transporte, traslado, acogida y recepción), en la presente investigación se identifican diferentes
actores en cada una de estas fases:
A. Captación:
Los y las entrevistados coinciden en señalar que la captación se lleva a cabo generalmente a través
de personas muy cercanas a los niños y niñas, de sus propias comunidades de origen. Lejos de la
imagen estereotipada del tratante como una persona ajena o desconocida al niño y niña,
generalmente se trata de personas que utilizan su cercanía para ganarse su confianza.
Se perfilan diferentes tipos de actores para la captación. Por un lado, se ha descrito el perfil de la
mujer de edad avanzada que vive en la propia comunidad o llega a ésta por temporadas,
utilizando su imagen de confianza para prometer a las familias o a los niños y niñas un futuro
mejor fuera de la comunidad.
También se hace referencia al perfil del hombre joven y atento que llega a la comunidad y
enamora a las niñas con regalos, prometiéndoles trabajo y un futuro mejor en otro departamento
del país o en otro país.
Además, diversos expertos han señalado que las redes sociales están funcionando cada vez más
como medios de captación a través de los cuales cualquier desconocido puede establecer
rápidamente contacto y mantener una comunicación diaria con el niño y niña.
Igualmente, se hace referencia a miembros de maras como principales actores para la captación
de niños y niñas para la trata desde los entornos locales y se destaca la existencia de redes para la
captación que operan desde las escuelas, colegios y universidades de diferentes departamentos
del país.
B. Transporte y Traslado:
En lo relativo al transporte y traslado de los niños y niñas se han identificado también una
importante variedad y diversidad de actores implicados, comenzando por la participación de
taxistas y personas de las propias comunidades (por ejemplo, vecinos) que se encargan de
facilitar el traslado de las víctimas de un punto a otro, obteniendo siempre un beneficio a cambio.
También se ha hecho referencia a dueños de comercios y a personas vinculadas al crimen
organizado que utilizan su poder e influencia para gestionar este tipo de actividades (se ha
vinculado a este tipo de delitos a alcaldes de algunos municipios, policías e incluso directores de
grandes cadenas hoteleras).
Se ha señalado la existencia de miembros de la mara salvatrucha que tienen conexiones con los
miembros de esta mara en otros países, promoviendo y facilitando el traslado de las víctimas a
través de estos países.
24

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

En los casos de trata a nivel trasnacional se identifica la figura de los coyotes, como responsables
del traslado de niños y niñas de unos países a otros a cambio de una remuneración económica o
contraprestación de algún tipo.
El traslado puede ser a nivel interno del país o a nivel trasnacional pero sea como sea, siempre se
describe que la ejecución del mismo se realiza de forma organizada, sincronizada y rápida.
C. Acogida y Recepción:
Los y las entrevistados coinciden en señalar que la acogida y recepción de los niños y niñas en el
lugar de destino suele ser realizada por personas de la comunidad de destino que están
involucradas en la red y que generalmente tienen una conexión directa con la persona que realizó
la captación en el lugar de origen del niño y niña. No obstante, también se señala la existencia de
algunos casos de niños y niñas que son recibidos y acogidos por los propios dueños de los
negocios de explotación.
Es importante precisar que además de todos estos actores se ha señalado la existencia de otros
como los prestamistas (encargados de prestar el dinero para el viaje), falsificadores (encargados
de falsificar documentos de viaje, partidas de nacimiento, etc.), recolectores (encargados de
recolectar el producto de la explotación), administradores (encargados de analizar la rentabilidad
obtenida tras la explotación), vigilantes (encargados de controlar la movilidad de la víctima), entre
otros.
Otros de los puntos de acuerdo entre los y las entrevistados es que todo el entramado se lleva a
cabo bajo la complicidad de las autoridades y grupos de poder locales y bajo la coordinación de
la industria del turismo y el comercio (hoteles, bares, cantinas, etc.).
También se llega al consenso de que las mismas redes y rutas que operan para el tráfico de
drogas y el tráfico de armas son utilizadas para el tráfico y la trata de personas.
Todos y todas coinciden en señalar que los actores involucrados en la trata de niños y niñas
provienen de cualquier estrato social, nivel económico y nivel educativo.
2.3.2. Medios utilizados por los actores identificados:
En relación a los medios utilizados para la trata de personas y el modus operandi de los diferentes
actores señalados, en general todas las fuentes coinciden en señalar que el patrón de operación es
el mismo: la oferta de un futuro mejor en otro departamento del país o en otro país a través de
una oferta de empleo u oportunidades de estudio y que suelen estar promovidos en base al
engaño, amenaza, uso de la fuerza, rapto, fraude, abuso de poder o concesión/recepción de
pagos o beneficios.

25

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

A continuación se expone un caso de trata abordado por una de las fiscales de delitos de
explotación sexual comercial y trata de la Fiscalía Especial de la Niñez en San Pedro Sula, a través
del cual se puede facilitar un acercamiento a todo el entramado y diversidad de actores que se
han descrito hasta el momento.

Tuvimos el caso de un señor que denunció en la fiscalía la siguiente situación: Una mujer de la comunidad
(en el sector de Choloma, San Pedro Sula) ofreció a su hija la posibilidad de ir a Guatemala a trabajar a un
restaurante como mesera, pero tiempo después se enteraron de que la niña no había ido a trabajar en lo
que le habían prometido sino que querían explotarla en un prostíbulo. La niña consiguió escaparse y estaba
refugiada en una iglesia en Belice. Se presentaron en la fiscalía con este caso para saber qué podían hacer.
Se llegó a conocer que la mujer que les había engañado ya había hecho lo mismo a otras niñas de la misma
comunidad. Seleccionaba a las niñas más rebeldes, se les acercaba y les ofrecía trabajo. Les decía que tenía
una hermana en Guatemala que tenía un restaurante.
Las llevaba a la Gran Terminal y allí se las entregaba a otra persona. Por lo general siempre las hacía viajar
con mujeres ya que sería sospechoso que tres o cuatro muchachas fueran viajando con un hombre pero no
es tan sospechoso si viajan con señoras con una edad (50 años) ya que nadie desconfía de ellas.
En realidad no se las llevaban a Guatemala sino a Belice (pasando lógicamente por Guatemala), siempre
por ruta terrestre. Un dato curioso es que sólo las mayores de edad son trasladadas por Corinto. Las
menores de edad son trasladadas por el occidente, por Santa Rosa de Copán.
Salen de San Pedro Sula, toman un autobús hasta Copán y ahí duermen una noche y luego en la madrugada
salen en un busito (salen a las dos de la mañana para no levantar sospechas) con un señor (de apariencia
confiable, lo describen con un sombrero de paja) y las trasladan a Guatemala.
Ahí a pie cruzan un cerro y las entregan a una señora que las espera en Guatemala. Allá toman otro bus
hasta una zona que se llama Melchor donde hay una nueva señora que las espera. Cada intermediario pasa
el dinero al siguiente pero las niñas nunca manejan nada de dinero.
En Melchor hay una señora que vive cerca de un río y que sabe cuándo las tiene que pasar (cuando no haya
policías cerca). Las niñas describen que se las llevan donde unos neumáticos para cruzarse el rio.
Del otro lado ya en Belice, un señor las recibe en su casa en Belmopán y les ofrece donde cambiarse. Allí las
llegan a traer unas personas que resultaron ser familia de la señora que las reclutó en Choloma, San Pedro
Sula.
Ahí las transportan a otro apartamento, dando varias vueltas con el carro para hacer que se desorienten y
se pierdan. En este apartamento hay varios hombres, entre ellos un policía de la unidad de trata de Belice
que les dice que las va a ayudar pero en realidad las encierra en una habitación y abusa sexualmente de
varias de ellas.

26

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Estos hombres les dijeron que tendrían que tomar un Ferry para ir a las islas de Belice donde estaban todos
los prostíbulos. Cada trago se vendería a ocho dólares y de esos 8 dólares, 3 iban a ser para ellas. Por cada
cliente que las invitara a un trago les iban a dar una pulserita y al final del día, contando dichas pulseras,
sabrían el valor que les iban a pagar. También les dijeron que les iban a comprar ropa y que la mayoría de
los clientes eran extranjeros y les iban a gustar.
Una noche cuando los hombres estaban bebidos, ellas lograron escaparse y una de ellas orientó a las demás
hasta una iglesia que había visto al llegar a la zona. En la iglesia las dejaron llamar a sus papás.
De ahí el consulado tardó dos días en ir a buscarlas. Fueron trasladadas al consulado, se les dio protección y
regresaron a Honduras en un vuelo chárter. Es al llegar a Honduras donde ellas sienten que no hay ningún
tipo de respuesta. Pidieron ayuda para salir del país y pedir refugio, pero se les ofreció Belice y ellas no
quieren regresar allá.
Actualmente están recibiendo amenazas anónimas y la señora que las reclutó está en búsqueda y captura
porque salió de Honduras. Esperan que cuando cruce alguna frontera o aduana se la detenga. Sin embargo,
es muy difícil que esto suceda, ya que ni siquiera se puede asegurar que ella haya dado su pasaporte
verdadero o su nombre real.
Cuando fuimos desde la fiscalía para solicitar que si ella intentara ingresar se diera aviso a la fiscalía para
capturarla, en Corinto nos explicaron que es difícil que ellos puedan identificarla ya que no existe un control
actualizado de las personas que transitan por la frontera. Toda la información es enviada a Tegucigalpa por
lo que para poder identificar a cada persona tendrían que revisar boleta por boleta en las fechas señaladas.
La señora de este caso estaba vinculada a un sicario muy famoso en la zona perteneciente a la banda
Mamaliche. Las niñas y su familia tienen mucho miedo de permanecer en Choloma. Es una situación terrible
y desde la fiscalía no tenemos los medios para poder protegerlas.
El occidente ha sido ruta de crimen organizado. Hay una coincidencia en las rutas, el crimen organizado está
presente a todos los niveles. Sería iluso pensar que las autoridades de la zona no saben que esto está
sucediendo en estas zonas. Las niñas dicen que hay un prostíbulo en Guatemala donde había unas 35
mujeres de las cuales, aproximadamente 15 eran hondureñas y 8 eran menores de edad. La autoridad está
siendo cómplice de estas situaciones.”
Testimonio facilitado por la unidad de delitos de explotación sexual y trata de la Fiscalía de la Niñez,
San Pedro Sula.

27

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CAPÍTULO 3
3.

ZONAS DE PREVALENCIA DE LA VIOLENCIA SEXUAL CONTRA NIÑOS Y NIÑAS

A través de la presente investigación se ha querido profundizar en la determinación de qué zonas
o regiones son las de mayor prevalencia de situaciones de violencia sexual, explotación sexualcomercial y trata de personas dentro del contexto nacional. Si bien la Policía Nacional de Honduras
dispone de un mapeo geo-referencial sobre este tipo de delitos, a través de este apartado no se
pretende replicar dicho trabajo, sino profundizar a través de las entrevistas realizadas qué zonas
de actividad se tienen identificadas y cuáles son las razones por las cuales estas situaciones
prevalecen en dichas áreas.
Se ha identificado que la violencia hacia las mujeres es una realidad que se extiende por todo el
contexto nacional. El Observatorio de la Violencia de la Universidad Autónoma de Honduras ha
señalado que desde enero a diciembre del año 2012 en Honduras se presentaron 606 muertes
violentas de mujeres lo que representa una tasa de 14.2 por cada cien mil habitantes (pccmh); en
promedio 51 mujeres mueren asesinadas mensualmente. Si bien existe una forma de violencia que
afecta específicamente a las mujeres hondureñas, en muchos casos relacionados con la violencia
sexual, los y las entrevistados coinciden en señalar algunas diferencias geográficas.
3.1. ZONAS DE ACTIVIDAD TURÍSTICA Y COMERCIAL:

La zona norte del país, en concreto los departamentos de Cortés, Atlántida, Colón, Gracias a Dios
(desde donde se ha identificado el traslado de niñas hacia Islas Caimán) e Islas de la Bahía, se
asocia a una fuerte actividad turística y comercial de la cual se derivan numerosas situaciones de
prostitución, explotación sexual-comercial y turismo con fines de comercio sexual de menores de
edad.
Otro departamento de la zona occidental como Copán con una alta actividad turística destacada
por la presencia de las ruinas mayas, también se identifica como lugar de prevalencia de estas
situaciones. De igual modo en la zona sur del país, destacan Nacaome y San Lorenzo (Dpto. Valle)
con esta misma realidad.
3.2. ZONAS FRONTERIZAS:
Las fuentes entrevistadas también señalan las zonas fronterizas como rutas utilizadas por las
redes de crimen organizado para el tráfico de armas, de droga, para el tráfico de personas y
para el traslado de niños y niñas víctimas de trata. Los puntos fronterizos más señalados para
este tipo de actividad han sido:

28

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.







Frontera Honduras-Guatemala: Corinto (por vía terrestre a través de Cortés), Puerto
Cortés (por vía marítima a través de Cortés), El Florido (a través de Copán) y Agua Caliente
(a través de Ocotepeque).
Frontera Honduras – El Salvador: El Amatillo (a través de Valle) y El Poy (a través de
Ocotepeque).
Frontera Honduras-Guatemala-El Salvador: se destaca específicamente la zona del trifinio
como punto clave en el tráfico y la trata de personas.
Frontera Honduras-Nicaragua: Las Manos (a través de El Paraíso) y Guasaule (a través de
Choluteca).

Estas zonas fronterizas están en las rutas de personas migrantes hacia México y Estados Unidos y
permeabilizan el traslado de niños y niñas víctimas de trata, así como el paso de menores de edad
migrantes que viajan con destino a México y Estados Unidas.
Se hace referencia a la existencia de tres rutas principales:




Choluteca-Tegucigalpa-Comayagua-Puerto Cortés y Corinto
San Pedro Sula – La Entrada – El Florido
Santa Rosa de Copán- Ocotepeque- Agua Caliente

Como ya se mencionaba anteriormente se ha coincido al señalar que las rutas utilizadas para la
trata de personas son las mismas que las utilizadas por el crimen organizado. En este sentido,
según un informe elaborado por ACNUR y El Centro Internacional para los Derechos Humanos de
los Migrantes (CIDEHUM) en Mayo de 2012, titulado “Desplazamiento Forzado y Necesidades de
Protección generadas por nuevas formas de Violencia y Criminalidad en Centroamérica”, en

29

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Honduras se están produciendo extorsiones, amenazas directas, homicidios y secuestros, como
modus operandi de la criminalidad organizada.
Según relata el informe, esta situación no sólo afecta a la población civil sino también a
autoridades gubernamentales, militares y policiales. Las mismas autoridades del Estado han
reconocido la capacidad del crimen organizado para infiltrarse en algunos sectores de las
instituciones del Estado y sectores de las fuerzas del orden, según se relata en este informe del
CIDEHUM.
Se describe que el patrón del desplazamiento forzado en Honduras a causa del accionar del crimen
organizado ofrece muy pocas opciones de desplazamiento forzado interno ya que directamente se
ha apropiado de gran cantidad de territorios en el país.
3.3. ZONAS DE PRESENCIA DE REDES DE CRIMEN ORGANIZADO
Esto por la presencia de maras o pandillas organizadas principalmente en la ciudad capital
(Tegucigalpa y Comayagüela) y la capital comercial del país (San Pedro Sula y zonas aledañas), y
por el accionar de los cárteles de droga en el oriente del país (departamento de Gracias a Dios) y
en algunas zonas del occidente y noroccidente (Atlántida, Cortés, Copán y Ocotepeque).
En el siguiente mapa se pueden identificar cuáles son las rutas del crimen organizado y las zonas
de riesgo por la presencia de estos grupos criminales:

30

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Como se puede observar, la zona central del país (especialmente Comayagua y Francisco Morazán)
también forma parte de estas rutas como pasadizos de conexión entre los diferentes
departamentos del país.
También en la zona central del país se describe otra realidad, la llegada a través de Comayagua de
muchos campesinos y campesinas de la sierra en Marcala y Tutule (Dpto. La Paz) que llegan como
población migrante (de lo rural a lo urbano) en busca de opciones laborales u oportunidades de
estudio.
Algunos de los y las entrevistados han señalado cómo este tipo de migración (del campo a la
ciudad) ha incrementado los niveles de trabajo infantil doméstico, el cual ya ha sido referido como
una forma de trata interna, en la medida en que supone la captación de niñas en las comunidades
rurales, su traslado a la ciudad y posteriormente su explotación laboral como trabajadoras
domésticas.
También se hace referencia a que las zonas donde hay mayor actividad comercial e industrial son
tendientes a la prevalencia de los casos de violencia sexual y captación para la trata de niños y
niñas.
Por su ventajosa posición como uno de los mayores puertos de Centroamérica, Puerto Cortés
albergó los primeros centros industriales destinados exclusivamente a la maquila. Pronto se
observó el florecimiento de la maquila que vio consolidada su existencia con la emisión de los
decretos número 37-87 de abril de 1987, que constituyó la "Ley de Zonas Industriales de
Procesamiento para la Exportación", extendiéndose la actividad maquilera a los municipios de
Tela, Choloma, Omoa y La Ceiba, puntos que propiciaron el despegue definitivo de la industria
maquiladora en Honduras.
La incorporación de la mujer al trabajo, bajo las precarias condiciones y derechos laborales del
trabajo en este tipo de fábricas (largas jornadas de trabajo, carencia de ayudas sociales de apoyo a
la familia, etc.), en comunidades carentes de los mecanismos de protección a la infancia
necesarios y con un trasfondo social y poblacional claramente migratorio y desarraigado con
altos índices de empobrecimiento y violencia han dejado a los niños y niñas que viven en estas
comunidades ante una situación de vulnerabilidad y riesgo para ser víctimas de delitos como la
trata.
La identificación exacta de barrios, colonias y lugares de actividad de la explotación sexualcomercial de niños y niñas depende de la capacidad investigativa de cada una de las fiscalías
existentes en los diferentes departamentos.
A continuación se especifican los lugares de actividad de explotación sexual-comercial de niños y
niñas identificados en cada uno de los departamentos incluidos en la investigación (Valle de Sula,
El Progreso, Tegucigalpa, Comayagüela y Roatán):

31

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Valle de Sula

El Progreso

Tegucigalpa y
Comayagüela

Roatán

•Municipio Choloma
•Sector Planeta (La Lima)
•Sector Chamelecón (San Pedro Sula)
•Sector Cofradía (San Pedro Sula)
•Municipio San Manuel Cortés
•Sector Rivera Hernández (San Pedro Sula)
•Locales entre la 7 calle, desde la circunvalación Juan Pablo
Segundo, hasta la Tercera Avenida (San Pedro Sula)
•Zona Los Laureles
•Zona centro de Progreso
•Parque Ramón Rosa
•Zona Puente Plateado
•Salida de las Escuelas Públicas

•Séptima Avenida
•Boulevares (en especial en el B. Morazán)
•Parque Central
•Parque Valle
•Parque El Obelisco
•Parque La Libertad
•Zonas de Distritos Hoteleros
•West End
•West Bay
•Sandy Bay
•Monte Placentero
•Coxen Hole (puerto marítimo)
•Barrio El Swampo (Coxen Hole)
•Barrio El Centro (Coxen Hole)
•Barrio Willie Warren (Coxen Hole)
•Dixon Coe
•Tach Point

Según el estudio realizado por ACNUR y CIDEHUM en Mayo de 2012, titulado “Desplazamiento
Forzado y Necesidades de Protección generadas por nuevas formas de Violencia y Criminalidad en
Centroamérica”, las principales zonas de riesgo y de explulsión ante el accionar del crimen
organizado coiciden con las reportadas por los y las entrevistados en relación a las zonas de mayor
incidencia de delitos sexuales y otros asociados a la trata en contra de niños, niñas y adolescentes.
Esto indica la posible existencia de una vinculación entre la actividad propia del crimen organizado
(tráfico de drogas, armas y personas) y la prevalencia de casos de violencia sexual y trata en dichas
zonas tal y como lo reportan las personas entrevistadas en la presente investigación.

32

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CAPÍTULO 4
4.

ANALISIS DE DATOS ESTADISTICOS SOBRE LA VIOLENCIA SEXUAL CONTRA NIÑOS
Y NIÑAS EN HONDURAS

En este apartado se hace un análisis estadístico y comparativo entre las diferentes fuentes de
información cuantitativa disponibles durante el desarrollo del trabajo de campo de la
investigación. Las fuentes principales son la Dirección Nacional de Investigación Criminal y la
Fiscalía de la Niñez del Ministerio Público en las regiones de Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba
y Roatán, así como el Informe Anual de Labores de 2011 del Ministerio Público.
4.1. ANÁLISIS ESTADÍSTICO DE LOS DATOS DE DNIC A NIVEL NACIONAL Y POR REGIONES DE PAÍS:
De toda la estadística de delitos contra la niñez que maneja la DNIC a nivel nacional, se han
tomado como los delitos sexuales más representativos de la violencia sexual el acoso sexual, actos
de lujuria, estupro, explotación sexual, incesto, pornografía infantil, proxenetismo, tentativa de
violación, “trata de blancas”5, ultraje al pudor, violación y violación especial. Se dispone de
información de los años 2010, 2011 y 2012 (de 2012 hasta el mes de septiembre).
INCIDENCIA DE DELITOS SEXUALES (DENUNCIAS) CONTRA LA NIÑEZ A NIVEL NACIONAL (DNIC)
2010-2012
TIPOS DE DELITOS

ACOSO SEXUAL
ACTOS DE LUJURIA
ESTUPRO
EXPLOTACIÓN SEXUAL
INCESTO
PORNOGRAFIA INFANTIL
PROXENETISMO
TENTATIVA DE VIOLACIÓN
TRATA DE BLANCAS
ULTRAJE AL PUDOR
VIOLACIÓN
VIOLACIÓN ESPECIAL
TOTAL

2010

2011

Ene-Sept. 2012

24
400
671
8
13
5
16
287
1
1
730
642

36
310
552
5
7
3
12
275
1
18
632
675

30
298
466
7
4
1
5
212
2
7
524
479

2,798

2,526

2,035

5

La DNIC sigue utilizando a nivel estadístico el término de “trata de blancas” y no el término “trata de personas”
establecido en el artículo 3, inciso “a” del Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas,
especialmente mujeres y niños. Esto refleja una desactualización importante en el conocimiento terminológico del delito
y una falta de clarificación sobre dicho concepto.

33

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Prevalencia de delitos sexuales contra niñas y niños
a nivel nacional (DNIC)
2010-2012
1886
1796
1689

1008

Violacion

Violacion especial

Estupro

Actos de lujuria

En base a la tabla y gráfico anteriores se constata que los delitos sexuales contra niñas y niños que
han tenido mayor incidencia a nivel nacional durante los últimos años son la violación con un
total de 1,886 casos y la violación especial con 1,796, seguido del estupro con 1,689 y los actos de
lujuria con 1,008 casos. Todos ellos denunciados ante las diferentes oficinas regionales de la
Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC) entre enero de 2010 y septiembre de 2012.
Prevalencia de delitos sexuales contra niños y niñas
por regiones de país (DNIC)
2010-2012
1505

611
386
255

108
La Ceiba

San Pedro Sula

Tegucigalpa Islas de la Bahia

El Progreso

Según los registros de la DNIC, entre el 2010 y septiembre de 2012, las ciudades del país con
mayor prevalencia de casos denunciados de delitos sexuales (las señaladas en el gráfico) contra
menores de edad son: Tegucigalpa (n=1,505), le siguen San Pedro Sula (n=611), La Ceiba (n=386),
El Progreso (n=255) e Islas de la Bahía (n=108). (n= n° de casos denunciados en 3 años),
coincidiendo estos datos con las zonas seleccionadas para la presente investigación.

34

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Prevalencia de delitos sexuales contra niños y niñas en base al tipo del delito
y a la región6 en la que se recibe la denuncia (DNIC)
2010-2012

Violacion especial

Violacion

109 31 62

95 12 77

310

104

470

Trata

Tentativa de violacion

1

29

17

Proxenetismo

Pornografia infantil

Actos de lujuria

La Ceiba

26

38

137

3

4

1

Explotacion sexual comercial

Estupro

324

2

3

3

86

64 18 47

Islas de la Bahia

1

4

26

43

38

245

109

El Progreso

4

322

San Pedro Sula

Tegucigalpa

El número de delitos denunciados según las oficinas regionales de la DNIC varía notablemente. En
las ciudades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, Ceiba y El Progreso son predominantes la violación y
la violación especial, el estupro y los actos de lujuria. En el caso de Roatán, se han denunciado de
forma mayoritaria casos de pornografía infantil y de explotación sexual comercial.

6

Para este análisis se seleccionaron exclusivamente las regiones en las que se centró la investigación: La
Ceiba, Islas de la Bahía, El Progreso, San Pedro Sula y Tegucigalpa. Se han dejado fuera de este análisis la
información de la DNIC relativa a otras zonas del país que además, presentan porcentajes minoritarios.

35

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

4.2. ANÁLISIS ESTADÍSTICO EN BASE A LOS DATOS DE LA FISCALÍA ESPECIAL DE LA NIÑEZ EN
SAN PEDRO SULA:
Denuncias por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalia Especial de la Niñez de San Pedro Sula)
2003-2011
N° de Denuncias
Relaciones sexuales remuneradas
Pornografia infantil
Violacion especial
Violacion
Explotacion sexual comercial
Trata de personas
Proxenetismo agravado
Proxenetismo

3
1
2
2
1
14
7
23

En el caso de la Fiscalía de la Niñez de San Pedro Sula, se reporta que entre el 2003 y el 2011 se
presentaron en su mayoría casos de proxenetismo (43%, n=23), trata de personas (26%, n=14) y
proxenetismo agravado (13%, n=7). Cabe señalar que en vista de que se trata de los casos
registrados en 8 años, el nivel de recepción de denuncias en tantos años parece escaso.
Requerimientos por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalia de Turno y de la Niñez de San Pedro Sula)
Enero-Septiembre 2012
1%
2%

2%

1%

1% 2%

Violacion
15%

Violacion especial

Actos de lujuria
31%
Estupro
Proxenetismo
45%
Proxenetismo agravado

36

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Entre el mes de enero y septiembre del 2012, entre la Fiscalía de Turno y la Fiscalía de la Niñez en
San Pedro Sula, los requerimientos presentados fueron en su mayoría por violación especial
(45%), seguida de los actos de lujuria (31%) y la violación (15%).
Comparativo Denuncias y Requerimientos por Delitos Sexuales contra
niños y niñas por tipo de delito
(Fiscalía Especial de la Niñez de San Pedro Sula)
2011
Denuncias Fiscalía Niñez

Requerimientos Fiscalía Niñez

Violación Especial

273

Violación

65

76
15

Trata de Personas

7

0

Tentativa de Violación

9

0

Proxenetismo

2

3

Pornografía Infantil

1

Explotación Sexual

0

1

1

Estupro

33

Actos Lujuria

6

88

52

En líneas generales se puede constatar que el número de requerimientos fiscales es mucho
menor al número de denuncias recibidas en la Fiscalía de Niñez, para la mayoría de los delitos de
violencia sexual en contra de niños y niñas, identificándose algunas limitantes o dificultades por
parte de la fiscalía para abordar la investigación de este tipo de delitos.
Comparativo total de Denuncias y Requerimientos por Delitos Sexuales
contra niños y niñas
(Fiscalía Especial de Niñez de San Pedro Sula)
2011
N° Casos
479

153

Denuncias Fiscalía Niñez

Requerimientos Fiscalía Niñez

En 2011 únicamente el 31% de las denuncias registradas llegaron a requerimientos fiscales y a
procesos de investigación (153 requerimientos de las 479 denuncias registradas).
37

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

4.3. ANÁLISIS ESTADÍSTICO COMPARATIVO DE LOS DATOS DE LA FISCALÍA ESPECIAL DE NIÑEZ Y
DNIC DE TEGUCIGALPA, SAN PEDRO SULA E ISLAS DE LA BAHÍA:

Denuncias por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalía Especial Niñez y DNIC de Tegucigalpa)
2011

DNIC

Fiscalia de la Niñez

Violacion especial

118

Violacion

97

133

Trata de personas

17

Tentativa de violacion

32

Proxenetismo
Pornografia infantil
Explotacion sexual comercial
Estupro
Actos de lujuria

94

16
10

1

7
2

2

71
82

46
63

Se puede evidenciar en el caso de la Fiscalía Especial de la Niñez y la DNIC en Tegucigalpa que
durante el año 2011 se presentan diferencias sustanciales en relación a la criminalidad denunciada
registrada de delitos sexuales contra la infancia, identificándose que en líneas generales la DNIC
registra mayor número de denuncias por delitos sexuales contra niños y niños que la Fiscalía de
la Niñez, lo cual puede estar significando que no todas las denuncias registradas en la DNIC son
canalizadas a la Fiscalía de Niñez y tampoco se puede asegurar que sean las mismas, ya que no
existe un sistema unificado de recolección de denuncias.
Se constatan excepciones en los casos de trata de personas, proxenetismo y pornografía infantil,
donde la Fiscalía de Niñez tiene la recepción mayoritaria de las denuncias de este tipo de delitos.
En este sentido parece evidenciarse la existencia de una canalización de denuncias directa para
determinados delitos a través de la Fiscalía de Niñez, sin pasar antes por la DNIC.

38

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Comparativo Denuncias, Judicializaciones y Sentencias Condenatorias
por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalía Especial de Niñez de Tegucigalpa)
2011
N° casos

44

13
7

Denuncias Recibidas

Judicializaciones

Sentencias Condenatorias

En el año 2011, la Fiscalía Especial de Niñez de Tegucigalpa a través de la Unidad de Explotación
Sexual-Comercial reporta haber registrado 44 denuncias por este tipo de delitos, de las cuales se
judicializaron 13 casos (29% del total de denuncias se judicializan) y se obtuvieron 7 sentencias
condenatorias (15% del total de denuncias llegan a sentencia condenatoria).
Denuncias por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalía Especial Niñez y DNIC de San Pedro Sula)
2011
DNIC
Violacion especial

Fiscalia de la Niñez

126

Violacion

273

17

65

Trata de personas

7

Tentativa de violacion

19

Proxenetismo

2

Explotacion sexual comercial

Actos de lujuria

2

1

Pornografia infantil

Estupro

9

1

1
6

33
41

88

Al contrario que en el caso de Tegucigalpa, la Fiscalía Especial de la Niñez de San Pedro Sula
reporta una mayor cantidad de denuncias de delitos sexuales contra niños y niñas que la DNIC

39

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

pareciendo evidenciarse una canalización directa de determinados tipos de delitos a través de la
Fiscalía de Niñez que no están siendo registrados en la DNIC.
Denuncias por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalía Especial Niñez y DNIC de Islas de la Bahía)
2012
DNIC

Fiscalia de la Niñez

Violacion especial

7

Violacion

3

2

1

Ultraje al pudor

2

Tentativa de violacion

5

Explotacion sexual comercial

2

2

Estupro

1
12

Actos de lujuria

1

9

4

Al contrario de lo que sucede en San Pedro Sula y de forma similar a lo que sucede en Tegucigalpa,
la DNIC de Islas de la Bahía reporta mayor cantidad de denuncias que la Fiscalía Especial de la
Niñez, identificándose nuevamente que muchas de las denuncias interpuestas en la DNIC no son
canalizadas a la Fiscalía de la Niñez.
Denuncias por Delitos Sexuales contra niños y niñas
(Fiscalía Especial Niñez y DNIC en Tegucigalpa y San Pedro Sula)
2011
Tegucigalpa
479

San Pedro Sula

439

352
212

Fiscalia Especial de la Niñez

DNIC

7

7

Para el análisis se han tomado los siguientes delitos: Actos de Lujuria, Estupro, Explotación Sexual
Comercial, Pornografía Infantil, Proxenetismo, Tentativa de Violación, Trata, Violación y Violación Especial

40

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

A través este último gráfico comparativo se constata que en el caso de Tegucigalpa, la DNIC
registra mayor número de denuncias de delitos sexuales contra niños y niñas (n=439) que la
Fiscalía de la Niñez (n=352). Sin embargo, en el caso de San Pedro Sula es a la inversa; la Fiscalía
registra más de la mitad de las denuncias (n=479) en contraposición a las registradas en la DNIC
(N=212). Durante el año 2011, la Fiscalía Especial de la Niñez en Tegucigalpa y San Pedro Sula
recibieron un total de 831 denuncias de delitos sexuales contra menores de 18 años y la DNIC en
esas mismas ciudades durante el mismo año registro un total de 651 casos, lo cual representa 180
casos menos que el total de ambas Fiscalías.
Es importante señalar que durante el trabajo de recolección de estadísticas, las diferentes Fiscalías
(a excepción de la de San Pedro Sula) nos remitieron a la DNIC como fuente principal de dónde
poder extraer la información relativa al número de denuncias recibidas como si éstas estadísticas
de la DNIC y las propias de las Fiscalías tuvieran que coincidir. En la práctica sin embargo se
evidencian diferencias significativas en los registros, generándose dudas en cuanto al sistema de
recepción y registro de denuncias de cada departamento y reflejándose nuevamente la falta de
un sistema de información estadística unificado que permita una visión global de la magnitud de
este tipo de delitos. De igual modo se constata la existencia de procedimientos diferenciados
tanto en la DNIC como en las Fiscalías de la Niñez de cada departamento; esto es, medios de
canalización de las denuncias diferentes intra-departamentales.
4.4. SÍNTESIS DE LOS PRINCIPALES HALLAZGOS EN BASE AL ANÁLISIS DE LAS ESTADÍSTICAS:
-

Dentro de todo el espectro de delitos de tipo sexual en contra de niños y niñas en
Honduras, destacan la violación, la violación especial, el estupro y los actos de lujuria.

-

Las ciudades donde se identifica mayor incidencia de este tipo de delitos coinciden con
las zonas incluidas en la presente investigación: Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba, El
Progreso e Islas de la Bahía.

-

El número de requerimientos fiscales es mucho menor al número de denuncias recibidas
en las Fiscalías de la Niñez y mucho menor aún el número de sentencias condenatorias.
Se identifican así algunas limitantes o dificultades por parte de las Fiscalías de la Niñez
para abordar la investigación de este tipo de delitos. A través de las entrevistas realizadas
se señala la sobrecarga de trabajo de las fiscalías (falta de personal) así como también la
falta de recursos y logística (por ejemplo, carencia de vehículos para desarrollar
operativos, etc.) como una de las principales causas que hacen que la investigación de este
tipo de delitos sea limitada.

-

A través de las entrevistas realizadas en las diferentes Fiscalías de la Niñez se coincide al
señalar que la falta de investigación de este tipo de problemáticas es la que favorece que
la impunidad se mantenga.
41

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

-

Se evidencian diferencias significativas en los registros de denuncias de delitos de tipo
sexual contra niños y niñas de la DNIC y las Fiscalías de Niñez de los diferentes
departamentos del país. En el caso de Tegucigalpa e Islas de la Bahía, la DNIC registra
mayor número de denuncias por delitos sexuales en contra de menores de edad que la
Fiscalía de la Niñez y de forma contraria sucede en el caso de San Pedro Sula, donde la
DNIC registra menor número de denuncias de este tipo que la propia Fiscalía de la Niñez.
Esto evidencia la existencia de diferentes formas de recepción y registro de denuncias en
cada departamento, así como la existencia de algún tipo de canalización directa a
determinadas Fiscalías de la Niñez (en este caso San Pedro Sula) de este tipo de delitos
sexuales, sin ser registrados previamente en la DNIC.
Como una posible explicación a esta realidad, el equipo de Casa Alianza pudo constatar
que la Fiscalía de Niñez de San Pedro Sula trabaja de forma especialmente coordinada y
eficiente, en la medida en que reciben de forma directa a las personas que llegan a la
Fiscalía a interponer una denuncia y de forma inmediata se brinda una atención y se
ofrece una respuesta de protección y seguridad (dentro de todas las limitantes que
también existen en esta Fiscalía a nivel de personal y recursos). En este sentido se podría
decir que la rapidez y confianza que caracterizan esta Fiscalía podrían de algún modo
explicar sus elevados índices de recepción de denuncias en comparación con la DNIC.

-

Se constata la falta de un sistema unificado de información estadística que permita una
visión global de la magnitud de este tipo de delitos a través de las diferentes instancias
competentes, motivo por el cual no se puede asegurar con total confianza que las
denuncias registradas por la DNIC hayan sido las mismas que ha registrado la Fiscalía de la
Niñez. La falta de este sistema unificado de información dificulta poder conocer el nivel
de eficacia del sistema de justicia en tanto se tiene limitado acceso a la información
consolidada y unificada sobre estos delitos.
En este sentido, desde la Fiscalía de Turno de San Pedro Sula se puntualizó que en algún
momento funcionaba a nivel nacional un programa central de datos estadísticos (CEDI)
que aglutinaba toda la información estadística del poder judicial, ministerio público,
policía nacional y DNIC, a través del cual la Fiscalía podía dar seguimiento a cada denuncia
así como clasificar tales denuncias por delitos, requerimientos, imputados, etc.
Según se pone de manifiesto, este sistema colapsó y la Fiscalía ya no tiene acceso a dicha
base de datos (únicamente tiene acceso la DNIC) por lo que la existencia de registros
informatizados en la Fiscalía de Turno actualmente es nula. Según se expone desde esta
Fiscalía, “este tipo de carencias son las que limitan nuestra eficiencia, limitan el acceso a la
justicia de las víctimas y colapsan nuestro trabajo”.

42

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

CAPITULO 5
5.

PERFILES DE VULNERABILIDAD DE LOS NIÑOS Y NIÑAS VÍCTIAMAS DE LA
VIOLENCIA SEXUAL:

Los perfiles de los niños y niñas que han sido víctimas de trata en sus diferentes modalidades, así
como quienes han sido víctimas de la violencia sexual por abusos, violaciones, utilización para la
prostitución, para la pornografía, el turismo con fines de explotación sexual-comercial, etc.,
ayudan a comprender mejor los factores que hicieron a estos niños y niñas vulnerables ante estas
problemáticas y son de crucial importancia para determinar el tipo de ayuda necesaria para
protegerles.
La elaboración de perfiles de vulnerabilidad es una forma de asegurar que las acciones propuestas
coincidan con las necesidades verdaderas de protección de niños y niñas, de sus familias y de sus
comunidades. Así, es posible que tales acciones tengan un impacto positivo en términos de reducir
estas situaciones, existiendo una relación directa entre los problemas identificados y las soluciones
propuestas. 8
Con el objetivo de hacer una aproximación a los perfiles de algunos grupos de niños y niñas que
han sido víctimas de la trata o de violencia sexual, el Observatorio de Casa Alianza ha desarrollado
un taller específico para abordar dos perfiles concretos:
-

Niñas trabajadoras domésticas del Proyecto Reyes Irene Valenzuela:

El trabajo doméstico de niños y niñas ha sido catalogado por la Organización Internacional del
Trabajo (OIT) como una de las peores formas de trabajo infantil e incluso se ha empezado a
relacionar con la modalidad de tata interna, en tanto muchas de las niñas con este perfil han sido
captadas de zonas rurales o de la periferia de las grandes ciudades, han sido trasladadas a otros
lugares (desarraigándose de sus lugares de origen y viviendo aisladas de sus familias) y trabajan en
condiciones de esclavitud y servidumbre, explotadas laboralmente.
El Proyecto Reyes Irene busca combatir una de las Peores Formas de Trabajo Infantil en el marco
de la promoción y protección de los derechos de las niñas y adolescentes trabajadoras domésticas
en casas particulares y activas en el sector informal de la economía. Como respuesta a la
condición de trabajadoras domésticas, el proyecto combina actividades de formación técnica
laboral dirigidas a elevar la calificación de su mano de obra y mejorar las condiciones laborales,
aumentar sus ingresos y estimular motivaciones que conduzcan a una gradual movilidad social
ascendente.

8

Investigación y creación de la base de conocimientos para combatir la trata con fines de explotación sexual
y laboral. Libro 2. OIT.

43

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

-

Niñas sobrevivientes de la violencia sexual y trata atendidas en el Hogar Querubines de
Casa Alianza:

Los niños y niñas que han sido víctimas de abusos, violencia sexual o trata requieren un abordaje
terapéutico de atención integral que involucre su asesoramiento legal, preparación vocacional,
educación, atención médica, abordaje psicológico, psicosocial, restitución de derechos, etc. que
hacen necesaria la atención especializada y profesional de estos casos. Casa Alianza Honduras a
través de Hogar Querubines ofrece este tipo de atención especializada y desde las propias niñas
del hogar se ha podido profundizar en sus problemáticas y en sus principales afectaciones y
miedos.
Metodología del Taller:
“Elaboración de perfiles de vulnerabilidad de niños y niñas víctimas de violencia sexual y trata en
sus diferentes modalidades”.
La elaboración de estos perfiles se ha desarrollado desde la propia percepción de las jóvenes.
Para Casa Alianza es importante dar voz a los niños y niñas que enfrentan estas situaciones ya que
nadie mejor que ellos y ellas pueden describir sus sentimientos y vivencias.
La metodología del taller se plantea desde un enfoque lúdico y adecuado a las edades y al
número de participantes de cada taller.
Contenido del Taller:
BLOQUE 1. PRESENTACIONES
1. Presentación de Casa Alianza Honduras y del Observatorio.
2. Presentación de la jornada en el marco del trabajo que el Observatorio desarrolla en el
análisis de situaciones de NNA en situación de vulnerabilidad y/o exclusión.
3. Presentación de Participantes:
Dinámica de “nombre y una palabra que nos defina”: Se solicita a las jóvenes que anoten en una
cartulina su nombre y en otra cartulina una palabra que las defina. De este modo profundizamos
en cómo se ven a sí mismas analizando las tendencias del grupo.
Se ponen todas en círculo y cada una se va levantando para decir su nombre delante de las demás
y compartir la palabra que la define (esto se hace a través de un juego de “adivinanzas”. La niña
tiene que hacer gestos para que las demás averigüen cuál es la palabra que la define).

44

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Tras esta dinámica ya se conoce a todas las niñas por su nombre y se tiene una primera impresión
de cómo se ven a sí mismas.
BLOQUE 2. CONSTRUCCIÓN DEL RETRATO INTERIOR
Se procede a la creación de grupos para dibujar una niña que deberá estar dividida a la mitad; es
decir, el dibujo tendrá un lado alegre (representado a través de una sonrisa en la cara de la
muñeca) y otro lado triste (representado con lágrimas en la cara de la muñeca).
El dibujo de la niña tendrá que tener manos, corazón, tronco, cabeza y pies para poder
representar lo siguiente:
PARTE DEL CUERPO
MANOS: Las manos
representan las cosas que
hacemos o que nos han hecho.

LADO POSITIVO DEL DIBUJO
Las cosas que hacemos o que
nos han hecho que
consideramos POSITIVAS o que
nos han gustado.

LADO NEGATIVO DEL DIBUJO
Las cosas que hacemos o que
nos han hecho que
consideramos NEGATIVAS o
que NO nos han gustado.

CORAZÓN: El corazón
representa las emociones que
hemos sentido en base a esas
cosas que hacemos o que nos
han hecho.
TRONCO: El tronco representa
cuáles son nuestros pilares
fundamentales en la vida. Es
decir qué personas han estado
implicadas en las cosas que
hacemos o que nos han hecho.

Emociones POSITIVAS

Emociones NEGATIVAS

Personas que consideramos
BUENAS en nuestra vida y que
nos han ayudado

Personas que consideramos
malas en nuestra vida y que nos
han hecho daño

CABEZA: La cabeza representa
cuáles son los sueños o
esperanzas que queremos
alcanzar en la vida.
PIES: Los pies representan los
pasos que tenemos que dar
para alcanzar los sueños que
tenemos en la vida.

Descripción general de sueños y de pasos en la vida para alcanzar
dichos sueños.

45

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Ejemplo del dibujo que deberían hacer:

BLOQUE 3. ABORDAJE DE LOS DIFERENTES ELEMENTOS DEL DIBUJO Y PLENARIA
Una vez que los grupos han hecho los dibujos comienzan a abordarse cada una de las partes del
cuerpo señaladas:
1. Abordaje de las MANOS: En las manos se escribirán acciones que nos han hecho. En un
lado las que nos agradaron y en otro lado aquellas actividades que nos han hecho
sentirnos mal. Trabajo por grupos y plenaria.
2. Abordaje del CORAZÓN: En el corazón escribiremos aquellos sentimientos que nos
provocan las actividades que realizamos o que nos han hecho, tanto positivos como
negativos. Trabajo por grupos y plenaria.
3. Abordaje del TORNCO: En el tronco escribiremos a aquellas personas que nos apoyan y
nos fortalecen y también a aquellas que nos dificultan o nos desestabilizan. Trabajo por
grupos y plenaria.
4. Abordaje de la CABEZA: En la cabeza escribiremos nuestros sueños de futuro. Trabajo por
grupos y plenaria.
5. Abordaje de los PIES: En los pies se representan los pasos necesarios para alcanzar
nuestros sueños. Trabajo por grupos y plenaria.

46

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

BLOQUE 4. ASPIRACIONES DE FUTURO
La niña retratada por las jóvenes está hecha de muchas experiencias y vivencias. En esta parte
final de la dinámica se abordan cuáles son las estrategias de las jóvenes para afrontar las
situaciones descritas por ellas mismas, proyectando tales estrategias en ayudar a otra niña.
¿Cómo harían ellas para conseguir que otras niñas dibujen muñecas que estén completamente
felices (no con una parte feliz y otra triste)? Trabajo individual y plenaria
¿Cuáles son los consejos que darían a otras niñas para prevenir las situaciones que ellas vivieron?
Trabajo individual y plenaria
BLOQUE 5. DINÁMICA DE CIERRE
-

Para finalizar el taller y con el objetivo de terminar la actividad con una subida de energía
se plantea alguna dinámica de juego y activación: carrera de caballos, dinámica de
palmadas, ronda de abrazos…entre otras.

-

Tras haber finalizado se realiza una fotografía de cada grupo de jóvenes con sus dibujos
correspondientes y se hace la fotografía de grupo.

-

Todas recogen los materiales y se limpia el lugar de trabajo.

5.1. RESULTADOS DEL TALLER CON LAS NIÑAS DEL PROYECTO REYES IRENE VALENZUELA:
Una aproximación al perfil de niñas en situación de trabajo doméstico

BLOQUE 1. PRESENTACIONES
Las jóvenes se definen como:
-

Amable (cuatro casos)
Cariñosa (tres casos)
Tierna
Trabajadora (tres casos)
Triste
Responsable
Inteligente

Valoraciones:
Tanto en la dinámica como en el diálogo, se repiten
características muy relacionadas con el papel
normalizado de trabajadora doméstica como servicial,
trabajadora, responsable, amable.
Surgen en varias ocasiones, características afectivas
como cariñosa, tierna, “amorosa”, propias de jóvenes de
su edad.
Resulta interesante el caso de una muchacha que se
define como “triste” y que varias de las participantes
también comparten sentirse “tristes por dentro”.

47

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

BLOQUE 2. CONSTRUCCIÓN DEL RETRATO INTERIOR
Antes de comenzar a trabajar sobre las muñecas dibujadas es importante hacer que las niñas
comprendan que la dinámica consiste en profundizar en cuáles son sus características como niñas
trabajadoras domésticas. En este acercamiento salieron los siguientes datos que todas ellas tienen
en común:
-

-

La mayoría son de fuera de Tegucigalpa. Sólo una de Francisco Morazán. Las demás
son de otros departamentos.
Llegaron a la ciudad por familiares o conocidos que las estaban esperando o que las
fueron a buscar.
Trabajan en casas de personas con formación y empleos de alto nivel (ingenieros,
doctores, dueños de negocio, contadores).
Jornadas laborales de en torno a 12 horas, pudiendo llegar incluso a las 17 horas
diarias.
Condiciones laborales muy deficientes: 6 días a la semana, menos de una hora para
comer o descansar, salarios entre 2,000 y 3,000 Lps. (sólo una joven cobraba salario
mínimo).
Desempeñan labores del hogar o trabajos de especial responsabilidad o esfuerzo
como cuidar niños, ancianos o niños y niñas con discapacidad.

BLOQUE 3. ABORDAJE DE LOS DIFERENTES ELEMENTOS DEL DIBUJO Y PLENARIA
1. Abordaje de las MANOS: En las manos se escribirán acciones que realizamos. En un lado
las que nos agradan y en otro lado aquellas actividades que nos hacen sentirnos mal o no
nos gusta realizar. Descripción de estas actividades:
Actividades que nos agradan:

Actividades que nos desagradan:

Estar en compañía
Leer y Estudiar (dos casos)
Dormir
Estar con la familia (dos casos)
Imaginarme cosas
Estar con mi hija
Cuidar niños (dos casos)
Ir a la Iglesia
Cocinar (dos casos)
Lavar (dos casos)
Comer
Ir al proyecto Reyes Irene
Salir con amigas de paseo (dos casos)
Atender a clientes de la tienda

Lavar (dos casos)
Trapear
Ser criticadas
Planchar (tres casos)
Cocinar
Ser regañadas (dos casos)
Que les mientan
Ser maltratadas psicológicamente
Ser humilladas o discriminadas
públicamente (dos casos)
Levantarse temprano
No estar con la familia
La autoridad excesiva
Insinuaciones y acosos sexuales

48

Observatorio de los Derechos de los niños, niñas y jóvenes en Honduras de Casa Alianza
Violencia sexual e infancia en Honduras. Un acercamiento a las principales formas de
explotación sexual-comercial y trata de niños y niñas.

Valoraciones:
-

La mayor parte de las acciones se relacionan con su responsabilidad como trabajadoras
domésticas.
En la mayoría de los casos se detectan situaciones de desprecio, humillación o maltrato
psicológico por parte de los patronos.
Se observa como actividades fuera del trabajo (centro, salir, paseo) son “vías de
escape” para ellas.
Las situaciones laborales son de especial dureza, con horarios de trabajo muy largos y
condiciones de alta vulnerabilidad.

-

2. Abordaje del CORAZÓN: En el corazón escribiremos aquellos sentimientos que nos
provocan las actividades que realizamos, tanto positivos como negativos.
Sentimientos positivos:

Alegre (tres casos
Sentirme querida.
Sentirme apoyada
Feliz (dos casos)
Sonriente
Tranquila
Emocionada

Sentimientos negativos:
Sentirme Sola (tres casos)
Deprimida (dos casos)
Con ganas de llorar
Impotente (tres casos)
Triste
Ganas de suicidarme
Humillada
Aburrida
Decepcionada
Frustrada

Valoraciones:

-

Pese a que los sentimientos positivos son muy generales (alegre, feliz...) los negativos
son más concretos (humillada, frustrada, con ganas de llorar…)

-

Resulta interesante el sentimiento de soledad y de impotencia. La soledad muy
vinculada al desarraigo familiar y la impotencia, al trato recibido por parte de sus
patronos.

-

Es de destacar que en un caso una de las niñas habló de tener sentimientos y deseos de
suicidarse. Estas conductas autolesivas dan cuenta del grado de afectación psicológica y
emocional que este tipo de situaciones genera en una niña o joven.

49


Documentos relacionados


Documento PDF informe violencia sexual y trata casa alianza honduras
Documento PDF cursosiberoamerica
Documento PDF carta autoridades ensenanza para firmar 2017
Documento PDF cuadroperfumes
Documento PDF proposta textos para debater monte xalo
Documento PDF carta abierta al se or giovanni cegarra 1


Palabras claves relacionadas