Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



mys33 .pdf



Nombre del archivo original: mys33.pdf

Este documento en formato PDF 1.7 fue enviado en caja-pdf.es el 11/04/2013 a las 10:31, desde la dirección IP 46.27.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 1799 veces.
Tamaño del archivo: 1.3 MB (32 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


REVISTA DE COMUNICACIÓN
INTERACTIVA 2012
www.mys.matriz.net · mys@pangea.org

[33]

ENTREVISTA

Consuelo Catalá

la voz
inconfundible
VACUNA VPH

teResa FoRCaDes

reflexión y
propuesta
SEXUALIDAD

- talleRes
- en 8
minutos
SALUD MENTAL

- revuelta
en el
frenopático
- Curar con
palabras
PUBLICIDAD

¿los hombres
maduran,
las mujeres
envejecen?

DOSSIER:

¡¡salvemos la
sanidad pública!!

sumario
eDItoRIal. moneY, moneY, moneY…nos RoBan nuestRos sIstema
sanItaRIo. Plataforma feminista de Asturias en defensa de los Servicios Públicos . . . . . . 3

staff
CONSEJO DE REDACCIÓN
Leonor Taboada Spinardi,
Directora MyS
Carme Valls Llobet,
Directora del Pograma Mujer Salud y
Calidad de Vida
Montserrat Cervera Rodon,
Margarita López Carrillo,
Redacción
Núria Agell,
Secretaria de redacción

Hablamos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3
enredhadas. teRaPIas PoR FavoR. Leonor Taboada. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
tRaYeCtoRIas. Consuelo Catalá: una voZ InConFunDIBle Del
FemInIsmo. Leonor Taboada.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
mIentRas los HomBRes maDuRan, las muJeRes enveJeCen.
Montserrat González García . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10

en 8 mInutos. HaBlanDo De seXo en la Consulta De meDICIna De
FamIlIa. Julia Ojuel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14
Cosas Que nos Pasan. aBRIenDo los oJos. Margarita López Carrillo . . . . . 17
Revuelta en el FRenoPátICo. Patricia Rey Artime . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18
DossIeR: sanIDaD PÚBlICa no se venDe, se DeFIenDe

COLABORADORAS HABITUALES
Enriqueta Barranco
Malén Cirerol
Rita Gavarró
Pilar Parra
Maria Elena Cuyás
Esperanza Aguilà
Carmen Mosquera
Corina Hourcade
Gemma Cànovas
Regina Bayo-Borrás
María José Hernández
Jimena Jiménez
COmITé ASESOR
Charo Altable
Lucía Artazcoz
Vita Arrufat
Consuelo Catalá
Emilce Dio
Mari Luz Esteban
Anna Freixas
María Fuentes
Asunción González de Chávez
Neus Moreno
Isabel Matamala
Judy Norsigian
Carmen Sanchez-Contador
Fina Sanz
Victoria Sau
Verena Stolcke
Mª José Varela Portela
EDICIÓN
CAPS (Centro de Análisis
y Programas Sanitarios)
París, 150. Barcelona 08036
Tl. 93-3226554
e-mail: caps@pangea.org
Web: http://mys.matriz.net
Diseño y maquetación:
www.labodoni.com
Impresión: amadip·esment.
Centre especial de treball
Depósito legal: PM 765-1996

CuRaR Con PalaBRas. saluD mental, tRaBaJo en eQuIPo Y sanIDaD
PÚBlICa. Ibone Olza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21
un DIa CualQuIeRa. CaRta aBIeRta a los ResPonsaBles De la
sanIDaD Catalana. Francesca Zapater . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
el DeDo en la llaGa. PRIvatIZaR vIene De PRIvaR.
Carme Valls-Llobet . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23

vaCuna HPv. seGuImos en la BReCHa
una ReFleXIon Y un PRoPuesta. Teresa Forcades i Vila . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
manIFIesto: RetIRaR la vaCuna es InveRtIR en saluD . . . . . . . . . 27
talleRes
enFeRmeRas en aCCIÓn ComunItaRIa. Vicen Laguna . . . . . . . . . . . . . . . . 28
talleRes De seXualIDaD De una muJeR De PueBlo Y FemInIsta.
Montserrat Casado Prieto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30

mys lIBRos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
minidosis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32

myses publicados
1 NUESTRA MIRADA. Mujeres y hombres: Haciendo
visibles las diferencias.
2 DE PLOMO Y PLUMAS.
Salud laboral para todas en
el 2000.
3 HERMOSAMENTE MADURAS. Vivir más, vivir mejor.
4 DESCARGAS DE ALTO
VOLTAJE. Las adolescentes.
5 LAS FOTOS QUE NO VIMOS.
Autoconocimiento: la mejor
ayuda para la vida.
6 VIOLENCIA DOMÉSTICA O
VIOLENCIA DE GÉNERO. Un
reto social y sanitario.
7 MATAR MOSCAS A CAÑONAZOS. Plaguicidas de uso
ambiental.
8 OTRO MUNDO ES POSIBLE
9 POR UN PUÑADO DE
ÓVULOS. Revolución de la
reproducción.

10 “DOCTORA, ME DUELE
TODO”. Fibromialgia.
11-12 A VUELTAS CON LA
MATERNIDAD.
13-14 LA SALUD DE LAS
MUJERES EN TIEMPOS DE
GUERRA.
15 SER MUJER NO ES UNA
ENFERMEDAD. La medicalización.
16 COMO TRATAR BIEN EL MALESTAR DE LAS MUJERES
EN ATENCIÓN PRIMARIA.
17 LA MALA SALUD LABORAL
DE LAS MUJERES.
18 MONOGRÁFICO: CÁNCER
DE MAMA.
19 MONOGRÁFICO: PARA HABLAR DE SEXUALIDAD NO
NECESITAMOS EXPERTAS.
20 VEINTE NÚMEROS
MEJORANDO LA SALUD DE
LAS MUJERES.

www.mys.matriz.net

21 LAS MUÑECAS no tienen la
regla, pero las mujeres SÍ.
22 DOSSIER VACUNA PAPILOMA: ¿PROTECCIÓN
DE LAS NIÑAS O DE LA
INDÚSTRIA?
23 ¡QUÉ VIVA EL CORAZÓN!
24 TU CUERPO, PERSONAL
E INTRANSFERIBLE.
25 DOSSIER ANTICONCEPCIÓN
26 LA INQUIETUD DE LAS
MÉDICAS
27-28 PARA QUIÉN EL
BENEFICIO

29 EL TRANSFONDO DEL
MALESTAR
30 LA CRISIS DE LOS CUIDADOS
31 LA TIRANÍA DE LA BELLEZA
32 LOS RIESGOS DEL MAL
AMBIENTE

Plataforma Feminista de Asturias
en Defensa de los Servicios Públicos

editorial

Money, Money, Money…
¡Nos roban nuestro

sistema sanitario!

Los servicios públicos, fundamentales para toda la población,
lo son especialmente para las mujeres, porque les permite
incorporarse y mantenerse en el mercado laboral al
“socializar” parcialmente las responsabilidades familiares, de
las que habitualmente tienen que hacerse cargo por la escasa
corresponsabilidad de los hombres. Resultando, además, una
fuente de empleo en gran medida ocupado por las mujeres.
Por lo tanto, cualquier reforma que no vaya en la línea de
garantizar y mejorar los servicios públicos de sanidad,
educación y los servicios sociales que se ocupan de los
cuidados de las personas, perjudica doblemente a las
mujeres: porque serán despedidas si se eliminan servicios y
porque, aún por inercia social, tendrían que hacerse cargo de
los cuidados que se hayan dejado de prestar.
En el contexto actual de pérdida de empleo, de poder
adquisitivo y de servicios públicos se inscriben los recortes
sanitarios. El Decreto Ley 16/2012, impone un nuevo modelo
que limita el acceso a los servicios sanitarios de amplios
sectores de la sociedad, introduce “re-pagos” que castigan a
las personas económicamente más débiles y, especialmente,
a quienes padecen enfermedades crónicas, excluyendo a la
población inmigrante no-regularizada.
De un sistema universal, gratuito y
público a un sistema de aseguramiento,
re-pagado y privatizador.
El aseguramiento divide a la ciudadanía en categorías:
personas aseguradas, que están cotizando y que tienen
derecho a la sanidad, personas a cargo de un/a cotizante
(por lo general varón) y personas sin derecho a los servicios
sanitarios, exceptuando la atención urgente.
Hasta ahora, la financiación de nuestro sistema sanitario
dependía directamente de los presupuestos. La nueva ley
MYS 33

liquida la cartera única de servicios comunes del SNS y
anuncia tres carteras de servicio: la “cartera común básica”,
la “suplementaria” y la “accesoria”, con co-pagos de mayor
o menor cuantía.
En un país con un 26% de paro (50% entre las y los jóvenes) y
con más de un millón de hogares con todos sus miembros sin
empleo, estas medidas parecen perversamente excluyentes.
Los recortes en los presupuestos contribuyen al deterioro del
sistema público, con repercusión sobre los servicios, sobre las
y los profesionales sanitarios (reducción de plantillas, peores
sueldos…) y con la transferencia, en algunas CCAA, de la
gestión y la propiedad pública a empresas privadas.
Mientras, de forma obscena, se multiplican las ofertas de
seguros privados, para quienes puedan pagarlos. Todo es
parte de la misma estrategia: deteriorar los servicios públicos
para vender “lo privado”, demostradamente más caro y
menos eficiente.
Todos estos recortes no sólo son injustos y discriminatorios
sino que, lejos de “mejorar la calidad y seguridad de sus
prestaciones”, empeora la salud de una población cada vez
más empobrecida, vulnerable y necesitada.
Medicalizar y recortar, ¿bases para privatizar?
Paradójicamente, se sigue favoreciendo la medicalización de
la población sana y la dependencia del SNS de la industria
farmacéutica y tecnológica, lo que origina unos gastos
insostenibles y una iatrogenia intolerable. España es el primer
país de la UE-15 en consumo de medicamentos respecto
al PIB y el segundo país del mundo en consumo/persona.
Sólo una cifra: el negocio farmacéutico español en 2009
sobrepasaba los 20.400 millones de euros, lo que suponía un
61% del gasto sanitario total mientras el gasto en personal
era el 31%.
¿Qué significa “prevención” en la cartera básica? Sabemos
que en nombre de la prevención sanitaria se fomentan
3

Estimada
Carme,

Ante esta amenaza, ya realidad en algunas CCAA, las
mujeres y la población general debemos corear con la
marea blanca de Madrid: LA SANIDAD PUBLICA NO
SE VENDE, SE DEFIENDE: universal, gratuita en su uso
y racional en sus prestaciones, para responder a las
necesidades reales de la población que la sostiene y
a quien pertenece.

Te escribo porque me acabo de suscribir a la revista mys que me parece muy intere
interesante, sobre todo el punto de vista de la salud desde el feminismo, y para darte la enhorabuena por tu artículo sobre el
hipotiroidismo que me ha encantado.
Me he sentido muy identificada porque he sufrido de hipotiroidismo “subclinico” no tratado adecuadamente por los
mismos motivos que comentas en él.
Sentí un gran alivio cuando leí en tu artículo que los niveles
normales de TSH para no presentar hipotiroidismo deberían
estar en torno a la unidad y no en torno a 2,5 como recomiendan la mayoría de los médicos/as de familia o endocrinólogos/as para empezar con el tratamiento sustitutivo.
En resumen, te cuento mi experiencia para que veas cuanta
razón tienes al decir que se “menosprecia la patología tiroidea porque solo afecta a la calidad de vida”.
Tras una operación de tiroides mis niveles de TSH estuvieron
en torno a 4,5 durante 9 meses en los que no me recetaron
ninguna medicación. Hasta entonces estuve con mucho cansancio y con la sensación de no poder sentir ningún tipo
de emoción (ni penas, ni alegrías, ni nada). Cuando empecé con la medicación (levotiroxina), me ajustaron la dosis
para que mi TSH estuviera alrededor de 2,5, consideraron
que ya estaba en los valores aceptables. Desde la intervención quirúrgica había empezado a tener dolores musculares
y contracturas por toda la espalda que no cesaron con la
medicación ajustada. Los diferentes endocrinólogos/as que
consulté consideraron que estando mi TSH en torno al 2,5
mis dolores musculares no podían tener relación alguna
con mi problema del tiroides. Intenté todo lo posible para
aliviar mis dolores musculares sometiéndome a distintos
tratamientos en el Servicio de Rehabilitación y a masajes
terapéuticos para las contracturas cada dos semanas, que
no surtieron ningún efecto. Ante mi desesperación, indagando por Internet descubrí varios foros en los que muchas
mujeres se quejaban de dolores musculares similares a los
míos por hipotiroidismo y que estaba descrito en algunas
publicaciones científicas como uno de los posibles síntomas
del hipotiroidismo subclínico. Finalmente, tuve la suerte de
contactar por internet con un endocrinólogo que relacionaba mis dolencias musculares con mi TSH de 2,5 y me ofrecía
la posibilidad de ajustarme la medicación para reducir mi
TSH a 1. Mediante consultas a través de Internet fui aumentando levemente mi dosis de levotiroxina hasta que mi TSH
estuvo en valores en torno a la unidad y desaparecieron mis
dolores musculares.
En definitiva, quería agradecerte la luz que arrojas sobre
este tema con tu artículo y me gustaría que se le diera la
máxima difusión posible a este asunto entre endocrinólogos/as y medicas/os de familia. En especial a la importancia
del ajuste adecuado de la TSH en las mujeres que padecen
los síntomas del hipotiroidismo “subclínico” por muy leves
que parezcan. A mi me ha cambiado la vida algo tan sencillo como ajustarme la dosis de la medicación y encontrar
a un profesional que hiciera caso a mis dolencias aunque
“solo afectasen a mi calidad de vida”.

4

GMM

verdaderas estrategias de medicalización. El dicho
“prevenir es mejor que curar” se ha pervertido
al asociarlo con medicalización en vez de con la
mejora de las condiciones y estilos de vida y con
políticas públicas saludables que beneficien a toda la
población: empleo, vivienda, educación, alimentación
saludable, vida activa...
Las mujeres conocemos los efectos de la
mercantilización de la salud: la epidemia provocada
por el tratamiento hormonal sustitutivo, los efectos del
Agreal, la vacunación innecesaria contra el VPH, cuyo
negocio supera los 50 millones de euros anuales,…
son algunos ejemplos. Y qué decir del escandaloso
fenómeno de estatinización de la población sana
(estatinas contra el colesterol!), paradigma actual de
la “prevención” médica y provechoso negocio de más
de 700 millones de euros anuales sólo en fármacos.
Mientras, los servicios de reproducción asistida, un
millonario filón para la privada, serán excluidos de
la cartera pública y el derecho al aborto, siempre tan
precario, concertado y periférico en el SNS, podría
quedar reducido al esperpento, de un plumazo
político-ideológico.
Hace años que venimos denunciando esta sin razón
¿por qué los gobiernos hicieron y hacen oídos sordos?
¿acaso era parte de la estrategia externalizadora y
privatizadora? ¿o era parte de las exigencias de los
lobbys sanitarios y ahora, además, lo es del BCE, el
FMI y el Banco Mundial?
La racionalización de las tecnologías sanitarias y
de los medicamentos es inexcusable para evitar
la iatrogenia y los innecesarios gastos públicos
derivados. Imprescindible una agencia científica
evaluadora de los mismos y un sistema de formación
profesional continuada, independientes de los
intereses de la industria, para asegurar una atención
sanitaria científica y de calidad, hoy amenazada por el
mercadeo sanitario.
La privatización del sistema sanitario –o la parte
del mismo más jugosa- requiere negocio… y la
medicalización, las necesidades creadas (disease
mongering), el consumismo sanitario… y los recortes
en el sistema público son requisitos para ello.

MYS 33

on

NOSOTRAS FEMINISTAS,
POR SUPUESTO!!!
Lo sabíamos, nos parecía,
estábamos en ello, pero Mala y Laurel lo han demostrado:
“La movilización de los movimientos feministas es más importante para el
cambio que la riqueza de las naciones, la izquierda, los partidos políticos, o
el número de mujeres políticas”
Mala Htun y S. Laurel Weldon son las autoras de un nuevo estudio sobre la
violencia contra las mujeres realizado a lo largo de cuatro décadas y en 70
países que se ha publicado en 2012.
El estudio aparece en el último número de la American Political Science
Review (APSR), publicado por Cambridge University Press para la American
Political Science Association (APSA).
Y sigue ”Los movimientos feministas fuertes y autónomos fueron los primeros en articular la cuestión de la violencia hacia las mujeres y fueron
catalizadoras clave para la acción gubernamental, mientras otras organizaciones marginaban las cuestiones que se consideraban solo de importancia
para las mujeres. Los movimientos fuertes comandaron el apoyo y la atención pública, y convencieron a los medios de que los temas eran relevantes
para la discusión publica”.
Gracias amigas, las feministas, por la salud. También seguiremos movilizándonos para cambiar este mundo…

off

Nuestra REVISTA MYS
en riesgo!!!!!

Todos los augurios para el 2013 eran negros y aciagos y nos estábamos
preparando para la resistencia y la austeridad apelando a más sororidad
y dignidad...
Pero nuestra estrella preferida, nuestra querida revista pensábamos que no
estaba aun en la cuerda floja de las crisis y las estafas…pero zas!
Nuestra fuente principal de financiación pública para la revista este año ha
caído. Han desestimado nuestra demanda por falta de recursos… Un duro
golpe…
Un off triste pero también un llamado para las equilibristas de la vida que
somos todas las lectoras y amigas de MYS….No la dejaremos caer, nos
tenemos las unas a las otras, tenemos nuestra red y vamos a empezar a
hacer nuevas subscritoras, a anunciar la revista en nuestros mails y todo lo
que se nos ocurra para seguir teniendo en las manos esta poderosa fuente
de energíapara una vida saludable y justa… No te dejaremos caer!!!!!!!
Todas somos MYS.
MYS 33

enredhadas
Leonor Taboada
Directora Mys
leonortaboada6@gmail.com

Terapias, por favor
Gente que se va. Gente que deambula. Gente que
se humilla. Gente que pierde el techo, el colegio,
los amigos, la casa, el pais, el norte. Gente que
llora o retiene las lágrimas.
Corazones rotos. Dignidades pisoteadas.
Mucha gente se va. Sudacas. Marroquíes. Penin–
sulares. Isleños. A la aventura. A la desesperada.
Expulsadas del país que aman. Del círculo de
seguridad de los afectos.
Otros deambulan por la puerta del super, delante de
los semáforos, por la plaza de enfrente. Revuelven
contenedores. Asisten a comedores improvisados.
Si tienen hijos, peor. Hay que dar explicaciones.
Muchas. Por qué tienes que dejar la escuela, los
amiguitos, la cama en la que te has criado. Madres
que estiran los céntimos y rellenan agujeros para
que no se note, para que se note lo menos posible.
Los que se quedan, impotentes, desolados,
culpables. Gente que da más de lo que tiene, pero
no basta.
Y sin remedios para nadie.
En tiempos de crisis, más que nunca, quienes se
van sin desearlo, quienes se quedan sin poder
evitar que los suyos se vayan, quienes no saben
cuanto les durará el trabajo ni cuándo tendrán
que emigrar, necesitan una ayuda que el estado de
bienestar ni en sus mejores momentos ha ofrecido.
Se llama trabajo. Se llama derechos. Y se llama
terapia.
Terapia, que no psicofármacos.
Una terapia no es un lujo, aunque muchos y
muchas terapeutas no parecen entenderlo así.
Los precios de las horas de consulta, pese a quien
pese, no bajan.
Ergo, que se curen los que tienen.
Los que aún conservan su trabajo.
Los que pueden viajar sin que nadie los empuje,
los que viajan por placer a paraísos fiscales o
vuelan en primera a aprobar las reglas europeas
del mercado.
Hay muchos profesionales de la psicología
pasándolo mal, buscando trabajo, sin duda. Y no
quiero herir susceptibilidades. Pero hacéis falta.
Organizaros para ayudar a gente sin recursos.
Revolucionaros. Luchad para integraros en la red
pública. Y, mientras tanto, ofreced alternativas,
como hace UMBRAL en Barcelona. 5

trayectorias
por Leonor Taboada

Consuelo Catalá:
una voz inconfundible
del feminismo

Esta sección, Trayectorias, es el mayor lujo que he podido
darme en la vida; dar a conocer algo más el alma de mujeres
que han me han marcado personalmente pero, y sobre todo,
cuyo trabajo ha producido y produce un impacto colectivo
en la mejora de las condiciones de vida de la sociedad en
general y de las mujeres en particular. Tal es el caso de esta
entrevistada, cuya biografía y reflexiones merecen un libro pero que en una revista tienen
que ser, forzosamente, editadas. No obstante, podréis encontrar la entrevista completa una
vez “colguemos” la revista en la web (www.mys.matriz.net). No he puesto las preguntas; no
hacía falta: sólo he ido siguiendo el hilo de la apasionante conversación.

Raíces
(de tales palos tal astilla)

El despertar político:
la facultad y la LCR

Nací en Alicante el 4 de mayo de 1954. Vengo de una familia
de mujeres fuertes. Mi abuela (nacida en 1898) que en 1921
se escapó de casa para casarse con mi abuelo, fue una mujer
comprometida; recuerdo ir con ella a repartir leche y pelargón
por las casas; fue una de las fundadoras del Ropero de la
iglesia de Sta. María de Alicante…
Mi madre siempre estuvo ligada a obras de caridad, propias
de la época (Acción Católica…) y a partir de la muerte de mi
padre nos sacó adelante a mi hermana y a mi. Murió siendo
la encargada de la biblioteca de la Escuela de Magisterio
de Alicante y se radicalizó con nosotras, sobre todo con mi
hermana, que vivía cerca de ella. Su casa se convirtió en casa
de todos nuestros amigos, en centro de reuniones…

Como en las teresianas no había PREU fui a estudiar a la
Academia Granes (mixta y progre). 1970 también fue el año
del Consejo de Burgos y en el que, a través de profesores de
la Granes, entré en contacto con el PSUC. Fue mi despertar
político.

Estudié en las Teresianas del padre Poveda (las seglares) tanto en
Alicante como en Barcelona. Ellas nos inculcaron la importancia
de estudiar y tener una carrera. Mis padres se trasladaron a vivir
a Barcelona cuando tenía 10 años. En los años de Barcelona
estuve ligada a organizaciones de ayuda, como Auxilia y a dar
catequesis en el barrio de Somorrostro, etc…
Mi padre murió en Diciembre de 1970 y, al acabar ese curso,
volvimos a Alicante y empecé medicina en Valencia.
6

En primero de medicina fue la Huelga General contra la Ley
General de Educación y el 4 de febrero de 1972 se realizó
la Asamblea General de Distrito en Medicina: más de
3000 estudiantes salimos a la calle y se produjo el famoso
enfrentamiento donde la policía (caballos incluidos) entró
en la facultad y en el hospital Clínico. Fui la persona que
sacó la asamblea a la calle y dirigí parte de los piquetes de
autodefensa desde la azotea de la facultad. Estuve hasta las
10 de la noche escondida en el armario de una habitación del
Clínico (con enfermo cómplice incluido).
Dirigí los piquetes de autodefensa en esos años y tuve que estar
sin pisar la facultad, escondida, porque la policía me iba a buscar
a la puerta de cada examen, así durante un curso entero.
Por entonces ya estaba militando de pleno en la LCR y fui
durante algunos años una de las responsables de Universidad.
No acabé la carrera, estudié hasta 3º, entre cuestiones de
intendencia y de militancia, y terminé Enfermería. Por eso ha
MYS 33



trayectorias
Julia Ojuel Solsona
Médica de familia
juliaojuel@gmail.com

sido un regalo el que mis compañeros de medicina, al hacer
el documental Paseo al Mar, me llamaran, considerando que
nuestras vivencias y amistad iban más allá del encorsetamiento
de una promoción. Es que a lo largo de estos 40 años hemos
ido encontrándonos en muchos y diversos foros…
Manifestación en el Arzobispado

De Trostki al activismo feminista
La LCR era una organización muy “culta” y muy crítica con
el estalinismo y el maoísmo, de ahí que teníamos que tener
fondo de armario para debatir y refutar, por lo que recibíamos
formación permanente.
Desde las lecturas del feminismo socialista, y a partir de
las reuniones clandestinas antifranquistas, en la facultad
empezamos a reunirnos sólo mujeres para hablar de
reivindicaciones de mujeres. A partir de 1975, con la muerte
de Franco iniciamos una experiencia
muy curiosa. Como ya vivíamos casi
todas en pisos, se nos ocurrió, para
abrir el círculo, iniciar reuniones de
las mujeres que coincidíamos en los
barrios para hablar de anticonceptivos,
sexualidad, autoconocimiento, etc…y
así nos juntábamos mujeres estudiantes,
trabajadoras, funcionarias…eso duró
como un año y lo recuerdo como algo
precioso.
También a partir de la muerte de
Franco los diversos movimientos de
mujeres montamos una Coordinadora
que desembocó en la Asamblea de Mujeres de Valencia,
que significó el germen de todo el movimiento feminista
de Valencia. Ahí coincidimos mujeres de todos los sectores
(universidad, barrios, profesoras, alumnas, trabajadoras del
textil…) Allí, por ejemplo, conocí a Carmen Alborch porque
sorteamos ir en parejas para hablar de anticoncepción y
aborto por los pueblos y una tenía que ser de salud y otra de
derecho. Y nos tocó en el sorteo ir juntas.
La Asamblea se reunía cada viernes en la Librería Dona,
fue un espacio de libertad donde hacíamos grupos de
autoconocimiento, presentaciones de libros… Allí te conocí
cuando se prersentó el Cuaderno Feminista.
Dejé de militar en la Liga en 1978

El feminismo independiente y
la salud de las mujeres
En Diciembre de 1979 se organizan las II Jornadas Estatales
de la Mujer en Granada, donde estuvimos más de 3.000
mujeres. Se debatió sobre lucha de clases y feminismo, la
doble militancia, sexualidad, etc… Desde Valencia salimos
dos autocares, en uno iban las de doble militancia, las
mujeres del MDM, de partidos, etc…y
en el otro las independientes (que yo
ya lo era, je, je). En nuestro autocar
vivimos un viaje maravilloso,… toda
la noche, cantando, fumando hachís,
disfrazándonos y bailando.
El manifiesto de las Jornadas empezaba
diciendo: …”las mujeres aquí reunidas
no vamos a dar un cheque en blanco a
los partidos políticos….”. El manifiesto
lo leí yo, en nombre de todas las
independientes. Te recuerdo a ti, en el
comité de redacción, en el que por cierto,
también estaba Karmele Marchante.
Estudiando medicina, y con algunos médicos, entre ellos
Pedro Enguix, empezamos a reunirnos alrededor de los temas
de anticoncepción.
Se monta el primer centro de planning en la Plaza Xuquer
de Valencia y allí dábamos, los estudiantes, las charlas
informativas… Se dieron tres circunstancias astrales: una,
conocer a Pedro Enguix con su cuestionamiento de la salud,
otra, estudiar salud pública como asignatura específica en la
Diplomatura de Enfermería y, por último, formar parte de los
grupos de autoconocimiento de mujeres…
Si tuviera que poner nombre propio a mi particular “caída del
caballo” pondría dos: tú y Pedro.

Si se llega
al feminismo desde
el convencimiento de
que lo que se pide
son derechos
y justicia… adquieres
un compromiso
de vida

MYS 33

7

trayectorias trayectorias

Cooperativismo,
asociacionismo, jornadas,
propuestas
Repartiendo panfletos. Cine Marítimo, Valencia

Y si tuviera que definir mi inicio en el feminismo en general y
en salud en particular, diría que he sido y creo sigo siendo una
mujer que ante una reivindicación me pongo manos a la obra
para resolverla y durante el trayecto voy reflexionando sobre
ello. Podríamos decir que el método ha sido acción- reflexión.


De la anticoncepción al aborto
y al nacimiento sin violencia
En 1977 me quedo embarazada… una historia muy curiosa,
porque yo era una usuaria impenitente de diafragma… y
tengo anécdotas para dar y vender… y resulta que ese año
JV Marqués, con quien estábamos
montando la Asociación de Sexología
(Charo Altable, Fina Sanz…), fue a
Portugal y como regalo del viaje me
trajo unos óvulos, creo que se llaman
Rendells, con la historia de que eran
buenísimos, que impedían la entrada
del espermatozoide… y claro, me
quedé embarazada.
Y ahí empezó una película propia
de la época. Para empezar intenté
abortar en Valencia, con acupuntura, y no funcionó. Teníamos
contactos con gente de Francia que bajaba a Barcelona a
realizar abortos por aspiración… y allí que me fui. Durante
tres día estuve con un periódico debajo del brazo en plaza
Cataluña, esperando que alguien se me acercara, al cabo de
los cuales se me acerco una mujer, me llevó a otro lugar y,
cuando por fin creía que ya estaba en vías de resolución, al
saber que había pasado una hepatitis, me dijeron que no
podían hacérmelo, por el tema de la esterilización de las
cánulas.
Me fui a Paris a abortar, a través del contacto de la LCR. Y al
volver tenía clarísimo que iba a aprender a realizar abortos.
Y como el terreno estaba abonado, empezamos a montar
grupos de aborto bajo la supervisión de Pedro y de Françoise,
la mujer que nos enseñó a todos. Estuve directamente
implicada durante el primer año, luego servía de contacto.
En ese tiempo, con Pedro, empezamos a atender nacimientos
sin violencia. Acuario empezaba a ser una realidad.

En 1983, después de la caída del Centro los Naranjos, J. A.
Lozoya y Manuel Vergara (el ginecólogo de los Naranjos) me
plantean abrir un Centro de planificación desde los postulados
del autoconocimiento, autonomía, etc…y montamos en Sevilla
el Centro de Salud Adriano, en régimen de cooperativa.
Hicimos partos naturales en domicilio, abortos y
anticoncepción. Monté la primera consulta de atención a las
prostitutas en el mismo barrio de la Alameda.
Estuve en Sevilla desde 1983 hasta 1986, en el que me
ofrecen ser la responsable del área de salud del Instituto
Valenciano de la Dona y que coincidió con el diagnóstico de
cáncer de pulmón de mi madre. Volví a Valencia. A su vez, las
mujeres que trabajábamos en salud, montamos la asociación
Mujeres por la Salud en Valencia
En 1986 nos encontramos muchas mujeres del ámbito de la
salud, en las Jornadas que montasteis en Palma sobre FIV, a
nivel internacional.
En 1989 desde Acuario montamos las I
Jornadas Mediterráneas de Embarazo y
parto sin violencia, en la que participaste
como ponente. De esas Jornadas salio el
primer Plan de Partos de nuestro país,
que no era más que una carta solicitando
que se cumpliesen las recomendaciones
de la OMS y a la que mi hermana,
abogada, y que había parido en casa, dio
forma jurídica.

Ante una
reivindicación
me pongo manos a la
obra para resolverla
y durante el trayecto
voy reflexionando

8

Cuando lo personal es político
y al revés
Mientras estoy en Sevilla, Enrique Lebrero (ginecólogo)
empezó a trabajar con Pedro. Lo conozco en 1986 y desde
entonces seguimos. Llevamos 26 años casados. Tenemos dos
hijas y parí en casa.
Por cierto que de ese encuentro amoroso, fuisteis espectadoras
de excepción, tú, Consuelo Ruiz-Jarabo y Concha Moreno.
Porque nos conocimos en el viaje que hicimos a Madrid para
solidarizarnos con la gente de la Clínica Dator, a quienes
habían detenido y nos quedamos todas nosotras, más
Enrique, a dormir en casa de Consuelo. Al día siguiente te
viniste en el coche con nosotros a Valencia.
Enrique Lebrero es el tercer nombre de alguien fundamental
en mi crecimiento personal y de compromiso.
MYS 33

Con Enrique el proyecto personal y vital se tornó en dual
mediante el proyecto de Acuario, y nos fuimos a vivir a
Beniarbeig… y hasta hoy.
Nuestro trayecto compartido ha estado siempre presidido por
la autonomía y la complicidad, teniendo claro que nuestras
hijas eran una continuidad de nosotros… parece fácil…
pero…
Nuestras hijas siempre han estado presentes en nuestras
actividades; por ejemplo, siempre han sabido que Enrique
hacía abortos y partos, que yo luchaba por el aborto…y de
hecho desde pequeñas han asistido a partos, a las consultas
de bebés y a algunas de las charlas y conferencias que
dábamos uno u otro.
Han sabido normalizar nuestras actividades con el entorno
en el que se mueven. Y eso, cuando se es pequeña no es muy
fácil, bueno y de mayor tampoco!!!. Por ejemplo cuando por
fin salió adelante la ley de aborto, en la que colaboré con
muchas otras, sufrí una campaña de desprestigio brutal de la
derecha y ellas, ahí. Alguna vez han venido al parlamento en
debates de igualdad, etc.…

Y de pronto, diputada
En 1990 tuve a Candela, mi primera hija y en 1991 a Olivia,
la segunda y en ese tiempo, hasta 1993 trabajé de manera
temporal formando a las matronas en el área de atención
al parto y al nacimiento con
el instituto de la Mujer y el
Ministerio de Sanidad.
Luego pasé a formar parte
del Defensor del Pueblo de
la Comunidad Valenciana
como secretaria de la adjunta
segunda.
En 1995 me hice cargo de la
coordinación del proyecto de la Maternidad Acuario, que se
inauguró bajo mi supervisión.
En 1997 se creó la Asociación de Clínicas Acreditadas para
la interrupción del Aborto (ACAI) de la que fui su primera
presidenta.
En 1999, de forma inesperada, el PSPV me ofrece ir, como
independiente, en las listas al Parlamento Valenciano, y salí
elegida diputada.
Desde ese año, y durante 12, hasta 2011 fui la portavoz de
Igualdad del PSPV en el Parlamento y durante tres, la responsable
de igualdad de la Ejecutiva del partido en la Comunidad.

Jornadas de Granada, con Carmen Alborch

Por encima de todo,
una de las nuestras
Agradezco a nuestro idioma el que distinga SER y ESTAR.
Creo que el estar de parlamentaria algunos años de mi vida
se suma a la esencia del SER feminista.
Yo me considero una mujer del movimiento. Del movimiento
en el sentido de reivindicar cosas que personalmente tenía
solucionadas por mi profesión y por mi trabajo pero que
entendía y entiendo deben ser patrimonio de todas.
Esta reflexión para mi es muy importante, porque al movimiento
de mujeres se puede llegar desde el dolor, desde la necesidad,
desde muchos sitios…pero si se llega desde el convencimiento
de que lo que se pide son derechos y justicia… eso significa
un compromiso de vida, porque cuando los consigues, ya estás
corriendo hacía la consecución de otros.
Por eso yo nunca he dejado de ser feminista… estando en la
política institucional. Y me he saltado reglas, y he aporreado
despachos, sin importarme si “era correcto”
si tenía “el permiso” o si me lo permitía “mi
cargo”.
Mi trayecto hacía la política institucional ha sido
inverso al de otras y la mayoría de muchos.
Fui elegida diputada a los 45 años, con una
trayectoria de vida en defensa de los derechos
de las mujeres y no al revés… Y eso me ha
supuesto tener criterio propio, luchar por ello y
defenderlo en unas estructuras encorsetadas y con dificultad
para el debate y el diálogo (y más en el sentido estricto de
iniciativas parlamentarias…o de propuestas de acción)
Una postura difícil de mantener si no cuentas con la
complicidad y el apoyo de las tuyas…
Por eso nunca he dejado de ser de donde soy (del movimiento)
incluso en momentos difíciles…
Hago mías las palabras de Marcela Lagarde: “Uno de los
más grandes aportes feministas es que la ética antecede a
la política, la prefigura y configura. Por eso avanzar en los
derechos de las mujeres es avanzar en democracia real”.

Nunca he dejado
de ser de donde soy
–del movimiento
feminista– incluso en
momentos difíciles

MYS 33

9

Mientras

Montserrat González García
Maestra y Licenciada en Humanidades

los hombres
maduran,

montseg2006@hotmail.com

¿Por qué a los hombres se les ve como
“interesantes” cuando maduran y a las
mujeres se las ve “mayores” o “viejas”?
¿Cuál es el origen de estas percepciones?
¿Qué papel juega la publicidad?
No es lo mismo envejecer siendo hombre
que siendo mujer.
La percepción social del devenir evolutivo tiene relación con
las conceptualizaciones del cuerpo, el físico como registro
de mérito, y, por lo tanto, afectan de manera directa a las
mujeres.
Los cánones de belleza, entre los que destaca la juventud, son
mucho más exigentes para las mujeres que para los hombres.
En nuestra cultura, el cuerpo se convierte para las mujeres en
una clave de identidad y significación social, expuesta a la
valoración y aceptación externa.
Marcela Lagarde nos dice que la dictadura esteticista que
produce nuestra sociedad androcéntrica se acompaña del
juvenalismo, es decir, de la exigencia permanente de que
las mujeres sean eternamente jóvenes o lo parezcan: “La
sociedad patriarcal elige a las jóvenes y descarga mecanismos
de exclusión para quienes no lo son. Hoy es una virtud
femenina ser siempre joven y es un “deber ser” exigido a las
adultas y a las viejas” (Lagarde, 2000: 112).
Anna Freixas lo formula con las siguientes palabras: “El deseo
de la eterna juventud es un sueño masculino proyectado
sobre las mujeres que lo hemos internalizado, asimilado
como si fuese realmente nuestro deseo, pero que es necesario
aprender a deconstruir” (Freixas en Maquieira, 2002: 254).
Susan Sontag, en su artículo “The double standard of
aging” nos advierte del doble rasero con el que se mide el
envejecimiento: la simultaneidad de los dos procesos en
direcciones contrarias.
Las mujeres, con la edad, ven limitadas sus posibilidades de
estar libremente en el mundo, disminuyendo su capacidad de
ser consideradas atractivas y sexualmente elegibles: ellas son
percibidas tan solo como un cuerpo.
10

Los hombres, por el contrario, aprovechando su mayor
tolerancia social, continúan disfrutando de la edad, la belleza
y las posibilidades de encontrar una relación afectiva y
sexual, ya que su seducción reside en sus éxitos económicos
y laborales que acostumbran a ocurrir pasada la juventud.
(Sontag 1979).
El análisis de contenido de algunos anuncios publicitarios
actuales nos va a permitir constatar el trato inequitativo y
discriminatorio existente hacia la mujer en cuanto al devenir
de los años.
Existe en publicidad un doble patrón para abordar el proceso
la madurez o envejecimiento: en el hombre, la edad es un
grado y en la mujer es una señal irreversible que hay que
combatir. Las mujeres están obligadas a rejuvenecer, a
esconder los años mientras que ellos ganan atractivo con el
paso del tiempo.
En el contexto publicitario las mujeres que aparecen están
estetizadas. Deben cumplir con el canon mediático de
belleza para vender productos cosméticos. El cuerpo-cosa de
la mujer, cuya representación no tiene que ver con nuestro
entorno más cotidiano, sino con el canon de belleza impuesto
en cada momento histórico.
Todo ello encierra un alto contenido de violencia simbólica
hacia las mujeres, dado que presupone que el cuerpo de la
mujer es algo imperfecto que constantemente necesita ser
mejorado, retocado o completado, como si de un simple
objeto se tratase. Por el contrario, el hombre, sin necesidad
de correcciones se nos presenta natural, tal cual es.
El ideal de la eterna juventud, un nuevo valor, constituye en
sí mismo el objeto de la propia imagen y, así, lo demuestran
los títulos publicitarios:

Detén el paso del tiempo en tu rostro, desvanece las arrugas,
borra los signos del tiempo, las cremas que te devuelven la
juventud, combate los primeros signos de la edad…
El mayor enemigo de la mujer es la edad. Las arrugas que,
atendiendo al modelo anunciante, parecen ser patrimonio de
las mujeres, se presentan como señal del fin de la juventud y
por extensión, de la belleza y de la capacidad de seducción.
MYS 33

las mujeres envejecen
Susan sontag (1979)

Para convencernos de la bondad de un producto rejuvenecedor,
la publicidad nos presenta mujeres de menos de 20 años sin
arrugas y en algunos casos todavía adolescentes como es
el ejemplo de la imagen de Clarins, Multi-Régénérante Jour
una modelo jovencísima que no necesita, en absoluto, utilizar
dichos productos y que, sin embargo, nos dice que devuelve
nitidez a los rasgos y reduce visiblemente las arrugas,
permitiendo que tu rostro conserve su expresividad.
Naomi Wolf asegura que:
“Barrer la edad del rostro
de las mujeres tiene la
misma resonancia política
que se dejaría oír si todas
las imágenes positivas
de los negros apareciesen
habitualmente aclaradas.
Ello implicaría hacer el
mismo juicio de valores
sobre la negritud que esta
falsificación hace sobre
la vida de una mujer: que
menos es más. Borrar la
edad de un rostro de mujer es borrar su identidad, su poder y
su historia” (Wolf, 1991:106).
El objetivo de las campañas de productos para mujeres es
de reparación de desperfectos “no tener desperfecto alguno
es inconcebible. Existir como mujer, aun cuando se sea
adolescente, es estar estropeada” (Wolf, 1991:124).
Aitana Sánchez Gijón actriz teatral y cinematográfica, primera
mujer que ocupó el cargo de presidenta de la Academia de
las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, ha sido
elegida imagen de la gama Total Effects.
La actriz de 43 años
anuncia la crema que
ayuda a combatir los 7
signos de envejecimiento:
nutre, ilumina, suaviza,
iguala el tono, redefine los
MYS 33

poros, mantiene la hidratación y reduce las líneas de expresión,
nos dice. Su rostro que transmite una belleza fresca y natural
no refleja la edad de la actriz, sin ni tan siquiera una arruga.
Disponible en:
http://www.youtube.com/watch?v=Q2HAyF3mhKc
Por otro lado, encontramos al actor británico Hugh Laurie,
el doctor House, protagonizando la línea de cosméticos
para hombres maduros de la casa L’Oréal.: Vita lift 5, Men
Expert que combate los 5 signos de envejecimiento: arrugas,
sequedad, tono apagado, descolgamientos y efecto tensor.
Aquí, en este caso, no es necesario reducir ni borrar las líneas
de expresión. De hecho, el actor de 52 años, se nos presenta
como si tuviera 45 años y pico, como él mismo afirma, más
joven de lo que realmente es.
La casa cosmética L’Oréal evoca, con este anuncio, a tipos
dotados de experiencia: Men Expert, con estatus y excelencia.
El atractivo masculino suele tener ingredientes culturales
relacionados con el hecho de poseer status.
Sus signos de poder y seducción se reflejan en el coche
deportivo en el que aparece al lado de una mujer joven a
quien besa apasionadamente.
Esta
campaña
coloca al hombre
en posición de
poseedor de la
mujer-objeto
sexual idealizando
la potencia sexual
y en este caso la
madurez, resaltando el gran atractivo que el hombre gana
con la edad. Disponible en:
http://www.youtube.com/watch?v=RHj1Lygug-c
Germaine de Capuccini for Men anuncia su crema Force
Revive para hombres, en revistas de moda y suplementos
dominicales de prensa. Desafía el paso del tiempo, un gesto
fácil y rápido que potenciará todo tu atractivo, nos dice el
anuncio.
11

Como en el anuncio anterior, los nombres de ambas cremas
masculinas nos hablan de atributos masculinos: fuerza,
experiencia, mientras que los de las cremas para mujer: age
defense, Repair 4D Perfeccionador Prodigioso, Advanced Night
Repair nos recuerdan la necesidad de corregir, transformar lo
imperfecto, de protegernos contra esos enemigos invisibles
que andan por ahí sueltos, acechándonos: las agresiones
medioambientales, el fotoenvejecimiento... Nuevos miedos
creados por la cosmética para las mujeres.
La tradicional campaña navideña de Freixenet 2011 fue
protagonizada por la bailaora Sara Baras, quien junto con
José Carlos Martínez, director artístico de la Compañía
Nacional de Danza desarrollan un spot que se mueve al
compás del flamenco.

Sara Baras de 40 años y madre reciente en aquel momento,
aparecía de oro y envuelta en burbujas con un rostro perlado,
de piel metálica, sin marcas ni signos de edad. Sobre el
oscuro escenario, José Carlos, de 42 años, lucía un cuerpo
escultural, apreciable en la desnudez de su torso. Su rostro
permitìa ver su edad: un hombre maduro que con sus signos
de expresión, refleja un hombre sano, fuerte y atractivo. Su
madurez, expresada en sus arrugas, forma parte de su poder.
Esta doble imagen mujer con juventud sin signos de edad,
contrasta con la de su pareja de baile, cuando tan sólo los
separan dos años.
¿Por qué a ella se la retoca y a él no? La veteranía en Sara Varas
significa desgaste, en cambio para él es prestigio. Disponible
en: http://www.youtube.com/watch?v=wiVn7UoV-IQ

12

Las mujeres sufren un proceso
de medicalización de sus características
normales.
La publicidad nos vende los productos que la gran industria
de la cosmética diseña para tratar los procesos naturales
de madurez en la mujer. Somatoline inventa un tratamiento
Reductor Menopausia que actúa sobre las acumulaciones de
grasa localizada, características de la edad madura. Favorece
la reducción de las acumulaciones de grasa localizada
resistente en la zona del vientre y las caderas.

Diadermine Lift Hormoderm se presenta como la 1ª crema
anti-edad de Diadermine que combate los signos de la
Menopausia en la piel: los cambios hormonales en la
menopausia aceleran el envejecimiento de la piel hasta el
doble, nos dice y todo ello ilustrado con el rostro totalmente
liso de una mujer que no tiene ni una arruga.
El proceso de envejecimiento es, según la publicidad, un
proceso natural en los hombres que, al contrario, en las
mujeres no necesita medicalización.
Las industrias cosméticas apuestan por un modelo de mujer
eternamente joven, sin historia ni identidad, sin arrugas,
sin rastros de haber pasado por la vida, suspendidas en un
eterno presente, obviando que para las mujeres reales este
ideal puede hacerles vivir el futuro con ansiedad e impedirles
sentirse orgullosas de su propia vida.
Coto a la irrealidad: posiciones
reguladoras ante la publicidad engañosa
El ideal de mujer se ha hecho mucho más imposiblemente
perfecto en los últimos años con la magia del retoque por
ordenador que puede alterar la fotografía de una persona
llegándola a hacer perfecta. No obstante empiezan a surgir
algunas medidas reguladoras al respecto, así como voces
famosas que expresan su total desacuerdo.

MYS 33

En julio de 2011 la agencia reguladora de la publicidad ordenó
retirar dos campañas publicitarias de cremas antiarrugas a las
empresas L’Oréal y Maybelline por considerarlas engañosas.
Estas campañas estaban protagonizadas por Julia Roberts (44
años) y Christie Turlington (42 años), en las que las imágenes
de ambas actrices aparecían retocadas con el programa
informático Photoshop. Lucían pieles imposibles, se habían
eliminado todas las arrugas e imperfecciones: se trataba de
vender productos que prometían la eterna juventud.
Los gobiernos de Reino Unido, Francia y Noruega están
considerando la existencia leyes que regulen el uso y el abuso
del photoshop y obligue a las empresas de belleza a revelar
si sus fotos han sido retocadas con photoshop. Y así evitar la
publicidad engañosa, según la noticia publicada en el diario
El País de 4 de diciembre de 2011.
Aunque trucar desde un ordenador el rostro de las estrellas
es una práctica común, no es compartida por toda ellas.
Actrices como Kate Winslet (36) o Emma Thompson (52),
no han dudado en acudir a los tribunales para defenderse y
denunciar el uso de los retoques informáticos en sus propias
fotografías.
Estas actrices junto con las famosas Raquel Weisz (42), Jessica
Parker (45) o Cate Blanchet (42), Tilda Swinton (51) o Marion
Cotillard (36) se han pronunciado acérrimas enemigas del
bótox, las inyecciones de la falsa juventud. Reivindican la
defensa de la naturalidad en sus interpretaciones.
Noticia publicada en el diario El País el 12 de 07 de 2009.
La sobrevaloración cultural de la juventud y belleza como
eje de identidad y aprobación de la mujer repercute muy
negativamente en su autoestima, debilitan el yo y las sitúa en
una posición de debilidad de las relaciones sociales. Despierta
un gran temor al enfrentamiento con el envejecimiento.
Me hago eco de la idea de Anna Freixas cuando afirma que:
“Una de las reflexiones que necesariamente tendremos
que hacer tiene que ver con desvelar que esa insatisfacción
profunda con nuestra apariencia proviene de la propaganda
edadista que hemos internalizado, hecho nuestra, y que para
poder escribir nuestra autobiografía completa necesitaremos
reconectar con nuestro yo interior, único, con nuestra historia
de vida” paso que la sociedad y las mujeres en particular
deben dar para poder vivir en libertad y en plenitud. (Freixas,
2005: 82).

MYS 33

BIBLIOGRAFÍA
- Alandete, D. (2011, 4 de diciembre). Contra la eterna juventud.
El País.
- URL:http://www.elpais.com/articulo/sociedad/eterna/juventud/
Photoshop/elpepisoc/20111204elpepisoc_1/Tes (Consulta
12/12/2011).
- Celis, B. (2009, 12 de julio). Actrices contra el “bótox” y por la
arruga. El País.
- URL:http://www.elpais.com/articulo/agenda/Actrices/botox/
arruga/elpepigen/20090712elpepiage_1/Tes (Consulta
2/11/2011).
- Coria, C.; Covas S.; Freixas A. (2005). Los cambios en la vida de
las mujeres. Temores, mitos y estrategias. Barcelona: Paidós.
- Lagarde, M. (2000). Claves feministas para la autoestima de las
mujeres. Madrid: Horas y horas.
- Maquieira, V. (ed) (2002). Mujeres mayores en el siglo XXI.
Madrid: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales.
- Sontag, S. (1979). “The double standard of aging”, en J.Williams
(ed.), Psychology of Women (pp. 462-478), San Diego, CA:
Academic Press.
- Wolf, N. (1991). El mito de la belleza. Barcelona: Emecé.

13

En 8 minutos

hablando de sexo
Julia Ojuel Solsona
Médica de familia
Xarxa de dones per la salut

en la consulta
de medicina de familia

juliaojuel@gmail.com

Para empezar...
sobre la legitimidad y pertinencia de
hablar de sexo en las consultas de AP
Cuando alguien viene a una consulta de medicina o enfermería
de atención primaria....le preguntamos de todo! En las
actividades preventivas y de seguimiento solemos ser muy
intervencionistas, no solo a nivel de técnicas (vacunaciones,
ECG, analíticas), sino, sobre todo, a nivel verbal. Con las
entrevistas de motivación para el cambio, pretendemos
cambiar dinámicas personales y familiares, amenazamos con
la más horrible de las muertes si no nos hacen caso en los
cambios de estilo de vida, organizamos las horas de ocio y
cambiamos menús y hábitos de descanso.
Sin embargo, consideramos que es demasiado íntimo
preguntar a una persona en la consulta si no tiene pareja, o
si tiene una o varias, si tiene una relación cálida y cercana con
las personas que quiere, si es feliz, si sus relaciones sexuales
son satisfactorias, si se identifica como hombre, como mujer
o como trans, si se masturba o si una enfermedad que
padece le influye en su actividad o satisfacción sexual. La
excusa para no preguntar suele ser que “la afectividad y la
sexualidad son cosas muy personales”. En realidad a mi me
parece que es consecuencia de la represión interiorizada y
del miedo a no saber gestionar las respuestas que podamos
recibir. El discurso de la represión está cargado de tópicos
para evitar profundizar demasiado. Mucho ensayo clínico
y mucha medicina basada en la evidencia y luego resulta
que nos lo creemos todo y no cuestionamos lo que dicen
estos tópicos, mayoritariamente patriarcales y cargados de
sexismo, heterosexismo y edadismo.
Llama la atención que nos incomode tanto, cuando es una
información que puede ser muy valiosa clínicamente. Conocer
la identificación de cada paciente con los géneros y los roles
es importante porque nos va a dar muchas posibilidades de
intervención clínica, ya que, igual que incentivamos el cambio
por unos estilos de vida saludables, podemos incentivar el
cambio de patrones de conducta mostrando que la feminidad
y la masculinidad tradicional tiene sus costes en términos de
salud y en términos de felicidad sexual. Dicho en palabras de
gerencia, cuestionar roles mejora la calidad y la equidad de
la asistencia sanitaria.
14

Una de las dudas que existen es si conviene incorporar
preguntas explícitas en la anamnesis inicial sobre la
sexualidad. Podemos abrir puertas y encontrar demandas que
no sabremos gestionar. Quizás, más que una intervención, lo
deseable es dejar la puerta abierta para hablar de sexualidad,
sobre todo en situaciones de sospecha de fragilidad:
transgresiones de género, sospecha de abusos sexuales en la
infancia o distimias de origen poco claroEstá claro que un centro de atención primaria no es una
consulta de sexología y que la mayoría de conflictos sexuales
graves deberán seguir un tratamiento especializado, pero en la
atención primaria, tenemos tres fortalezas. La primera es que
sabemos mucho de las personas que vienen a la consulta y de
su entorno además de los aspectos médicos, llevamos hasta
tres o cuatro generaciones de una familia, llevamos parejas,
ex-parejas, conocemos su situación laboral y entramos en
sus casas. La segunda consiste en el conocimiento mutuo
y la autorización desde donde se puede plantear una
conversación en un clima de confianza. Finalmente está la
accesibilidad, podemos tener solo 8 minutos, pero podemos
tenerlos muchas veces, podemos poner citas programadas y
dejar temas pendientes que pueden ser retomados después
de unos días de reflexión. Por estos motivos, considero que
es legítimo y pertinente hablar de sexualidad en la consulta,
sobre todo, porque si no lo hacemos nosotras no lo hará
nadie. A continuación presentaré los aspectos mínimos que
se pueden y deben cubrir.
Hablar de sexualidad
para conocer y para informar.
Caso: La Sra M, de 33 años, consulta por una virasis.
Aprovechamos para hacer las actividades preventivas.
Al preguntar sobre anticoncepción dice que “usan
preservativo”. El DIU le provocaba sangrados y los
anticonceptivos hormonales, migrañas. Investigando el
uso correcto, explica que su esposo, últimamente, se niega
a usar el condón cuando hacen penetración. Explica que
es aparejador, tenía una buena empresa pero ha tenido
que cerrar, que nunca había colaborado en casa, aunque
MYS 33

trabajaran los dos desde el principio de su matrimonio
y que ahora, que está en casa sigue sin hacerlo. Nunca
había facilitado el uso del preservativo, pero tampoco se
había negado. Sin embargo últimamente recibía negativas
tajantes y realizaba todo tipo de presiones para mantener
las relaciones sexuales con penetración sin seguridad
anticonceptiva. Este tema a ella le angustiaba y temía
un embarazo que en aquel momento no deseaba, “cada
mes estoy pendiente y sólo respiro tranquila cuando me
viene la regla”. Había probado a negarse a las relaciones
sexuales, pero esto no hacía más que empeorar su humor
y alterar su relación. Ella ha dejado de disfrutar de las
relaciones sexuales.
A veces, nos limitamos a hablar de sexualidad en el momento
de responder ante la demanda de un método anticonceptivo
en mujeres jóvenes. Pero, a estas alturas, ofrecer información
debe ir más allá del consejo anticonceptivo. Puede ser una vía
de entrada lícita y práctica, pero no se debe quedar aquí, y no
se debe limitar a mujeres jóvenes, sirve también para hombres
y, en general para todas las personas que están en riesgo
de tener un embarazo no deseado. La sensación que tengo
es que cuando la anticoncepción es un problema, conviene
empezar a “picar piedra” para ver que hay detrás. Cuando
tenemos una demanda de anticoncepción de emergencia, no
podemos limitarnos a dar la pastilla y reñir, debemos conocer
que hay detrás de una relación no protegida. Mientras tanto…
desde la pregunta “¿necesitas información sobre métodos
anticonceptivos?” tenemos una vía privilegiada para hablar del
modelo de relación, del peso de los roles, de los mitos del amor
romántico y de la corresponsabilidad en la pareja.
Caso: Viene la Sra Z a la consulta. Tiene 71 años y le
practicaron una histerectomía subtotal, conservando
cuello uterino hace 30 años por hemorragias. Le acaban
de diagnosticar de carcinoma de cérvix y está pendiente
de estudio de extensión. Comentamos que como mínimo
habrá que extirpar cérvix, tercio distal de la vagina y
MYS 33

anexos. Alguna vez habíamos hablado
de sexualidad en la consulta, y me
comenta: “No me importa que me
dejen corta la vagina porque hace años
que no tengo penetración, pero si me
quitan los ovarios no podré volver a
tener orgasmos”. Me comenta que
se masturba ocasionalmente con
estimulación de los pechos y con una
almohada entre las piernas. Hablamos
de la función del clítoris y los ovarios.
“Yo pensaba que, como no era de las
que me tocaba el clítoris, ni me metía
nada, como otras amigas, los orgasmos
me venían de los ovarios”.
Uno de los aspectos más interesantes es considerar que
la sexualidad forma parte de la vida de las personas, y
que igual que informamos del tiempo de baja después
de una intervención, o que una medicación puede dar
mareos, debemos informar sobre las consecuencias de una
enfermedad o de una intervención sobre la vida sexual.
Lo cierto es que, como mucho, hablamos a los hombres
jóvenes de la posibilidad que tienen algunos fármacos (sobre
todo antihipertensivos y para la hipertrofia prostática) de
provocar disfunción eréctil y, muchas veces lo hacemos sólo
si lo preguntan al aparecer los efectos. Al informar sobre los
efectos sexuales, empezamos el trabajo de normalización,
que las y los pacientes sepan que están en una consulta
donde la vida sexual se considera un aspecto que merece ser
nombrado como el resto de cosas que hacemos en la vida.
Hablar de sexualidad
para legitimar y permitir
Caso: Viene El Sr. P a la consulta, tiene 70 años y es el
cuidador principal de su esposa que padece un Alzheimer
evolucionado. Consulta por disfunción eréctil, no llega a
aclararme si tiene una relación o utiliza la prostitución.
Interrogando, insiste varias veces en que “mi mujer no
es la persona que yo conocí, es como si aquella persona
ya no estuviera”. Comentamos que es normal que inicie
nuevas relaciones y quedamos que buscaría algún
remedio natural en la herboristería. A las dos semanas
volvió con el tema solucionado. Pedía permiso.
En la consulta debemos legitimar tanto las preguntas como
las demandas, aceptar las dudas sobre cuestiones sexuales
evitando signos de rechazo que puedan frenar la expresión
de las inquietudes. No siempre tendremos respuestas para lo
que nos plantean, pero solo el hecho de validar un espacio
15

de escucha y legitimar las preguntas, puede ser de por sí
terapéutico y permite una buena base para seguir con el
trabajo clínico. Permite frenar la ansiedad de la persona
que las manifiesta y también de la profesional que la recibe,
porque pasa a transformar una situación difícil en una
situación habitual.
Cuando las personas construimos nuestro bagaje emocional y
sexual recibimos básicamente mensajes de prohibición por un
lado y modelos tóxicos por otro, que muchas veces llevamos
interiorizados. A veces, problemas derivados del miedo a los
juicios sociales, o a la propia represión, interfieren en la vida
sexual. Hay pacientes que consultan por un problema sexual
que les aparece con una persona nueva que han conocido
y, en cambio, no tienen con su pareja habitual, o en casos
de nuevas relaciones después de una viudedad. También
podemos ver el efecto de la represión y la necesidad del
permiso en personas que consideran que su placer sexual
es mayor con prácticas que consideran que no son las que
tocan y temen plantearlo a la(s) pareja(s), desde prácticas
sadomasoquistas hasta, sencillamente, el sexo oral.
Queramos o no, las profesionales de la salud estamos en una
posición de autoridad, no siempre escogida, pero muchas
veces concedida por la persona que viene a hacer la demanda.
Desde esta autoridad, aceptar y legitimar las preguntas y las
acciones implica la concesión de un permiso hacia la persona
que hace la demanda
Hablar de sexualidad
para indicar pautas concretas básicas
Caso: La Sra E. tiene 43 años y ha padecido un tumor ovárico
que requirió, entre otras cosas la estirpación de útero
y anexos y una zona del colon distal. Lleva una bolsa
de colostomía y se ha creado una fístula recto-vaginal
pendiente de corrección quirúrgica. Exploramos a los
6 meses del alta los cambios en la dinámica de su vida
desde la operación, incluyendo el reinicio de las actividades
sexuales. Me comentó que ha ido adaptando su vida sexual
personal y de pareja, que hace penetración con preservativo
y otras prácticas sexuales. Hablamos de los cuidados de la
colostomía y de la posibilidad de un tapón, como al ir a la
playa, y del trabajo de la autoimagen.
Debemos considerar la rehabilitación sexual una faceta
más de la adaptación de la persona con una enfermedad
a su vida. En realidad, la rehabilitación sexual en medicina
se ha limitado a una población seleccionada como son
los hombres jóvenes, sobre todo lesión medular posttraumática a infarto de miocardio, y dirigida a recuperar
16

lo que un “hombre debe hacer para ser hombre”, a
saber, trabajar, conducir y hacer sexo activo. El apartado
de rehabilitación sexual debería plantearse en casi
todos los casos que aparece una enfermedad que puede
interferir la vida sexual llevada hasta el momento de su
aparición. No hay necesidad de hacer una intervención
muy incisiva, para evitar presiones añadidas a las y los
pacientes, lo imprescindible es ofrecer el espacio para
hablar de sexo, primero de forma individual y después, si
le apetece, con pareja. Suele ser suficiente con frases tipo
como “¿Necesitas información o consejo sobre temas de
sexualidad después de la enfermedad que has pasado (o
estás pasando)?”.Algunos ejemplos de las soluciones que
podemos ofrecer: aconsejar sobre el manejo y el cuidado
de la colostomía en las prácticas sexuales, indicar posturas
cómodas en los ictus o en las parálisis, cómo actuar ante
la aparición de rampas en la esclerosis múltiple, reiniciar
la actividad sexual después de un infarto con situaciones
de bajo gasto energético empezando por masturbación,
ajustar los horarios de la medicación según cuando se
planifique la actividad sexual (por ejemplo, la L-Dopa en
el parkinson). Si tenemos dudas en alguna consulta que
podamos recibir, en la actualidad, existen en la mayoría
de webs de asociaciones de personas afectadas por una
enfermedad, entradas relacionadas con la sexualidad
(epilepsia, extrofia vesical, espina bífida, lesión neurológica
adquirida...).
(http://sexualidadespecial.blogspot.com.es/)
Hablar de sexualidad
en situaciones que requieren
una atención especial
Caso: La Sra MC tiene 25 años, viene acompañada a la
consulta por otra mujer joven. Consulta por cervicalgia,
al preguntar sobre la situación laboral, empieza a llorar.
Trabaja en limpieza y tiene conflictos graves con su
encargado y con otras compañeras porque dicen que “las
gitanas no son de fiar”. Doy tratamiento, Incapacidad
Laboral y trabajamos cómo pedir soluciones a una
instancia laboral superior. En sucesivas visitas, por la
persistencia del malestar exploro orientación sexual. Mi
radar y el signo del chándal no fallan. Parece que su
homosexualidad no ha sido bien aceptada en la familia,
especialmente por su padre. Me presento yo también
como lesbiana y le comento los recursos que conozco en
Badalona. En alguna visita insinúa la presencia de abusos
en la infancia. Decidimos seguimiento conjunto con la
psicóloga del centro con mejora importante del malestar
a los 6 meses.
MYS 33

Cosas que nos pasan

MARGARITA
LÓPEZ CARRILLO

Hay situaciones que debemos identificar y seguir, sea por su fragilidad o por el
malestar que suponen. Estoy pensando en transgresiones de género y identidades
o orientaciones sexuales vividas con dolor, en la presencia de abusos o maltrato
infantil y en la edad adulta, en situaciones de carencia afectiva o en discriminaciones
múltiples.
Con frecuencia, las situaciones de transgresión de género se muestran ya desde pediatría
y debemos ser conscientes que, como profesionales depositarias de la confianza de
muchas familias, tenemos la responsabilidad de informar de las consecuencias negativas
del rechazo, educar a las familias en el apoyo y hacer un esfuerzo de identificación de
las situaciones de violencia o rechazo familiar, escolar y social.
En el seguimiento de las personas supervivientes a los abusos y el maltrato muchas veces
necesitaremos ayuda externa. En cualquier caso, son situaciones que, preguntando
desde el respeto, no son preguntas que molesten porque no es difícil entender la
trascendencia que pueden tener y que no podemos dejar de explorar cuando hay un
malestar mantenido, ofreciendo al menos un espacio de empatía y escucha.
Hablar de sexualidad
para ofrecer un poco de sensatez
en la medicalización de la sexualidad
Caso. Viene a la consulta el Sr. JM, de 48 años para pedir la renovación de
una receta no financiada de un medicamento que le dio un urólogo para la
eyaculación precoz. Preguntando sobre la necesidad de esta medicación, acaba
explicando que utiliza servicios de prostitución y que “ya que pago, quiero que
me dure más el servicio”.
Como profesionales de la salud, debemos frenar nuestra propia ansiedad
para ofrecer una solución farmacológica ante cualquier demanda. La filósofa
Beatriz Preciado habla de la etapa farmacopornográfica de la sexualidad. Están
comercializadas sustancias con las indicaciones de disfunción eréctil, eyaculación
precoz y deseo sexual hipoactivo. Los laboratorios han encontrado una mina
en la sexualidad “ideal”: crean nuevos medicamentos para antiguas y nuevas
“enfermedades” y patologizan las variantes de la normalidad o las que no se
ajustan a este “ideal” que tiene siempre un fuerte componente de género. Sobre
la discutidísima etiqueta de deseo sexual hipoactivo, hay que destacar el trabajo
de la Dra. Tiefer y su equipo para frenar la comercialización sin base de fármacos
con esta indicación
Dos demandas muy frecuentes son la disminución del deseo en las mujeres y
la disminución de la firmeza de la erección en los hombres. Todo esto con unos
mensajes sociales de que “más es mejor” y de que la sexualidad es obligatoria y
obligatoriamente coitocéntrica, espontánea y apasionada. En la consulta, yo suelo
explicar el modelo circular de la Dra Basson, que en relaciones de larga duración
no parte del deseo espontáneo sino de la búsqueda de intimidad. Estas demandas
permiten cuestionar la “performance” tradicional de la sexualidad femenina
y masculina y las relaciones entre géneros porque, desde el momento que las
demandas se producen, demuestran que los modelos de funcionamiento no solo
son insuficientes sino que provocan presiones y malestar.
MYS 33

Abriendo los ojos
¡Ay!, qué difícil me resulta hoy escribir esta
columna. Con tantos temas para explorar,
compartir con todas y, sin embargo, solo puedo
hablar de este peso en el pecho, esta sensación
de pérdida, decepción, impotencia, humillación,
abuso... Los que gobiernan en nuestro
nombre, aquellos en los que confiábamos,
nos están vaciando de todo lo que creímos
tener, también de fe. Nos están hundiendo y
mientras nos hunden miran para otro lado. Son
impostores, seres corrompidos que ignoran la
compasión porque ignoran el dolor, porque
todo lo humano les es ajeno menos la codicia.
Obedecen a entes sin alma y sin rostro, y llevan,
a nuestra costa, sus miserables vidas de lacayos
de miras estrechas y goces groseros. Son como
alimañas deseosas de compartir el festín de
los leones; títeres cobardes y serviles con los
poderosos y crueles con todos los demás.
Apenas se esfuerzan ya en las representaciones
circenses con que nos mantenían absortos.
Sólo, de vez en cuando, envueltos en banderas,
nos obsequian con alguna pirueta gastada,
ejecutada sin esmero, dejando entrever el truco
porque no les importa. Sus caretas de políticos
demócratas van cayendo desmoronadas como
costras de arena seca y nos van dejando
ante la evidencia de nuestro ilusorio poder.
Teníamos las manos atadas, éramos siervos,
no teníamos voz ni voto, pero no lo sabíamos:
acabamos de descubrirlo. Inmersos en la nube
tóxica del consumo fácil, embriagadora como
una humareda de maría, vivíamos tontamente
felices mientras otros sufrían lejos de nuestra
vista lo que ahora sufrimos. Me duele nuestra
inocencia bovina, me arrepiento de nuestra
confianza comodona de adultos deseosos de
volver a una infancia sin responsabilidades.
Porque habíamos sabido terminar con una
tiranía que nos cerraba la boca, creímos
neciamente que ya estaba todo hecho mientras
permitíamos, sin querer darnos cuenta, que
otra, disfrazada, nos cerrara los ojos.
Ahora creen que nos han vencido, que
aceptaremos encorvados y mansos nuestro
papel de esclavos ciegos porque hemos
olvidado cómo erguirnos. Se equivocan.
Estamos anquilosados, sí, pero hemos
empezado a estirar las articulaciones: el ruido
de su crujir está llenando el país entero. Por
fin, hemos abierto los ojos.
17

“Revuelta en el
frenopático”
Patricia Rey Artime
Activista Salud Mental
preyartime@gmail.com
Te habrá ocurrido. A mi al menos me sucede. Casi cada vez
que miro atrás: ¿qué sucedió? ¿qué sucedió exactamente?
…bajo el microscopio: ¿cómo fue aquello…o lo otro?
En ocasiones, cuando retornas sobre tu pasado (reestímulos
que te conducen de vuelta y/o ¿dónde quedó el cabo suelto
de este hilo maestro que hoy volví a encontrar?) descubres
en la nueva “visita” detalles en los que, pese a estar allí de
siempre construyendo un significado, nunca habías reparado.
Y cada vez que miramos, lo hacemos desde el final del camino. El final del camino hasta aquí. El último de nuestros
pasos hacia el futuro. “Ese”, imposible de escribir o narrar,
que nos ofrece el estímulo de su consistente inexistencia, su
pura inconsistencia.
Cuando Ella se enferma, quiebra o desgarra, rompe o parte,
bella sabia intangible en rebelión, se oculta al escáner, se
escurre de la analítica, se mofa del bisturí.
Y aún sin verla ni oírla, ciegas o sordas con-ciencias o sinciencias, la niegan, diagnostican, tratan de encerrar en un
“palabro”... Y como los culos claro, no hay consenso. Tras exhaustivos y rigurosos estudios de hasta veinte minutos: cada
uno o una tiene el suyo. Es así que, ignorancia, impotencia,
negocio, mentira o miedo, la combaten a Ella dislocada, a la
críptica peligrosa, con una lucrativa artillería de veneno en
pildoritas. Y asesinan millones de aves de un solo tiro. Y dejan
afónico, triste y famélico hasta el último pajarillo de tu cabeza. Mientras, una corriente absurda le atribuye consistencia
orgánica, derrocha vanamente en descifrar su química: déficits, excesos, desniveles, descompensaciones, defectos de un
gen que no aparece… que obviamente, te precipitan a abandonar la realidad de la mayoría y a abrazar otra que solo tu
ves, oyes, sientes e interpretas. Así que prescribe, receta con
cómplice diligencia, ajustándose a la demanda del mercado
del malestar, sus siempre novedosas novedades de nueva generación, “remedos” de remedio. Encapsulados o en polvo.
De poderoso efecto súbito o sibilina disolución progresiva. El
caso es realizar correctos trampantojos de guante blanco, enmascarando el núcleo de tu molesta “enfermedad mental”.
“¿Qué otra cosa es la ayuda de la medicina, sino amor?” Olvidado ya Paracelso, vejestorio nigromante, la académica psiquiatría universitaria y su escuadrón recaudatorio de “masters del universo”, conceden escasísimo hueco, por mencio18

nar vestigios folclóricos, a la cura por “procesos psíquicos”.
Vamos, la psicoterapia. Obsoleta, larga, demasiado costosa
para la sanidad pública. “Cincuenta años de estudios ha dedicado la ciencia a mejorar la panacea gracias a la cual pudimos cerrar los manicomios y sacaros a la calle”, me espetaba
el otro día “un” (que por suerte no llegó a “mi”) psiquiatra.
Con tal delicada sutileza se expresaba este joven “máquina”,
a fin de evitar a la clientela el paso, estancia, y más grave,
la marcha (o huída) del establecimiento sin “consumición”.
Y ante mis argumentos, como ya lo estaba escrotando, respondía con coprolitos: “Tú, claro, no eres psiquiatra, y no has
visto como yo cien enfermos exactamente iguales, lo que permite diagnosticar en minutos”. Minutos de sentarse medio
de espaldas, sin mirarme a la jeta, ojo en pantalla sin escribir
nada, moviendo compulsivamente, como por entretenerse,
arriba y abajo a la ruedecilla del ratón...
Diagnosticar o tratar en minutos a pesar del cansancio, ¡veinticuatro horas de guardia..!, ruptura de los salubres ritmos
necesarios vigilia-sueño-vigilia-sueño.., vete a saber si obligado por hipotecas, recibos, pufos, plazos… falto de vocación, lleno de prejuicio…
Y por perversa añadidura: botines que aprietan, botellas que
envenenan, bauzás que exprimen, la mano de Mariano, recortes, repagos, “requetesobras” puso hoy el catering a precio inflado, seis euros el parking hospitalario y, ya cobro lo
mismo que hace seis años, perdí “el busca”, se jodió la base
de datos, el plusmarquismo de los miles de cuadrados “metros libres”, ni un puto box disponible, hoy está repelente
el superintendente… y, para colmo, en el último minuto, la
puñetera ésta, la “doscientosdiecinueve”, que ayer solicitó
ingreso demandando “observación/protección/contención
ambiental/ayuda para evitar la progresión a peor o muy peor
de su salud mental, pues siente temor, suma experiencia o
“historial” y cree que está haciendo crack”. Dice que pactó
antes de entrar, con la otra parte, la profesional, consenso
sobre tomar o no/qué tomar.
¡Habrase visto! ¡Pregunta sobre el contenido del chupito medicinal, pues no supo aclarárselo ni quien se lo dio a tomar!
Sin duda: episodio “maniforme” manifiesto… ¡Pregunta por
la razón para tal medicación..! Arguye que ayer, mi colega de
guardia, a falta de historial escrito, por foránea, constatando
su palabra, incrédulo, le negó la mayor y le ofreció un “diagnóstico retrospectivo” (¿?): “Usted no está psicótica, ni creo lo
haya estado nunca” (¿?), “…si usted hubiera conocido delirio
alguno, lo recordaría de otra forma…”,”…pero como usted lo
afirma, yo no me arriesgo…”, “…de acuerdo pues, la ingreso
y no le dispenso más que algo para el sueño.” “Pues mira, yo
MYS 33

MYS 33

María Fúnez

hoy diagnostico: “agudamente maniforme”,
“trastornoesquizoafectiva”, “manía de manual”, urgentemente necesitada de “antipsicótico” potente…
Y pesar de todo intento, a base de putearla,
de hacer saltar a la loca, el cuento acabó feliz,
pues la loca se contuvo sola. Aunque entre cuatro paredes y a solas con un enemigo, no es fácil
para una demente conseguir guardar las formas,
si no fuera porque sabe, en carne propia y muchas
ajenas, que si eleva el decibelio, o deja caer malamente
la mano sobre la mesa, la invalidará un recitado de invocación infalible: ¡Seguridad! ¡Contención! ¡Inyectable! Con
que era preciso más que nunca ser “paciente”. “Risperidona.
Y ese no gracias, prefiero solicitar el alta voluntaria, debido
a que en este momento no observo síntoma que justifique
tal prescripción, te respondo (gesto y sonrisa de vengancilla
pueril) que como prevalece mi criterio, ahora mismo convierto
tu ingreso voluntario en involuntario, te esperarás cinco o seis
días a que venga el juez, y luego te pasarás aquí, no dos o
cuatro días, sino un par de meses o tres. Tus negativas y críticas son producto de la manía y...te aseguro que poquísimas
veces nos equivocamos. Decide ya. Y de telefonear, nada”.
Nunca acaba una de aceptar que hecha la ley, hecha la trampa. Caí más que nunca en mi absoluta vulnerabilidad y juro
que sentí auténtico miedo. Disimulando mi desesperación interna, lancé un órdago. Y por fortuna vi como se irritaba pensando que quizá no era un farol. Con voz muy suave aludí a:
“conducta dudosa o punible”, “consentimiento informado”,
“carta de derechos”, “mi abogada”, “poner en conocimiento”, “nocreaqueestoysolaenelmundo”. Él: sudoración excesiva, respiración entrecortada, congestión facial, gran cabreo,
aspavientos… y para mi alivio, tregua: ¡Vale, esta noche te
libras con “dosconcincodebenzo”, que se apañe contigo mañana el psiquiatra que te asignen. Y yo: “ok, gracias, de benzo sugiero la mitad, con eso babearé mi sueño todo el día de
mañana...” “¡Dosconcinco y no hablo más, fin de tu tiempo!”
Frustradísimo, el mercader del zoco clausuró el chiringuito.
Varias tabletas menos, o quizá menos números para otras tabletas, golosinas tecnológicas que deja asomar del “attaché”
el marchante de las malas artes de Janssen. Como todas las
homicidas de conejos de chistera, o aborteras de “abordajes” piratas, recibí la iatrogenia por la lengua: un concentrado
amargo de baja pasión vesicular. “¡No escucho nada más! ¡Je,
a la manía hay que saber cuándo y cómo decirle basta!” Lo
repitió varias veces... “Usted que puede señor, manía o fobia,
es mutua”. Se fue ufano. Ni etiología ni etimología, ignora

el necio
que Manía
desnarcotizada es una diosa refulgente. Quien trata de amordazarla, puede que insufle sus alas... El despacho carecía de
“camaras protectoras”, por lo que aún resta al lobo del cuento el escudo de su “autoridad profesional”, pagar con desagradecimiento que no exista nombre propio o jurisprudencia
para sus vergüenzas, y aullar: ¡Delirio!¡Novela!
El desenlace, mi mucha suerte: en el sótano “menosdos” hay
currantes que curan por imposición de manos, y no han visto dos sufrientes iguales, expertas en restauración de almas,
personal laboral que ya sospecha de ciertas prácticas, que
cuestionan normas absurdas o injustas, morochas dulces de
delicados gustos literarios, opositores a la liga profesional antitabaco, respaldada en leyes que obviaron que las virguerías
modernas aplicadas a la química cerebral producen tal anhedonia o ansiedad, que justifican el vício o explican la voracidad. Así, “los loquitos” fuman al raso de la noche invernal,
paradójicamente a riesgo de traslado de planta. O se comen
monos de tres horas entre cigarro y cigarro... Todo encaja:
tamaña violencia aplicada desata otra que precisa litros de
doping, ser amarrada a una cama...Dejo mucho para otro día.
“Mi” psiquiatra, por suerte era un “clásico”: Preguntaba, escuchaba, miraba viendo, feedback, no dar razón a la loca, ni llevarle la contraria, prudencia, lápicero... Nueve horas después:
no “psicosis”, no “manía”, no “maniformas”, no “risperidona”, poca “benzo” o nada, sabrás tú si Morfeo la precisa...
¡Alivio! Y rebaja del pavor a volver a solicitar ayuda psiquiátrica. Salí en el momento preciso. Me recupero. El sueño acude, el alimento entra. Ensayo el “uso responsable” de
todo fármaco. Opinan mis “quereres” que ando de cabeza
“extraordinariamente”. Guardo un meditado y respetuoso
informe de alta y otro diagnóstico más (¡tres en trentaidos
19

horas!). Pero este, a mi juicio, ni enfermedad ni insulto. Piropo
equivalente a otros: “antisistema”,”contestataria”, “feminista radical”,”sacrílega” o “payasa”...
Otros, en respuesta a la retórica paracelsiana: “Tranquimacines”, “tatetranquilina”, “manualidades”, “jubilación”…
“jardinería”. ¡Pobre empobrecida la medicina que cree sumar saber olvidando su rudimento, asqueándose de acercar
su mano a toda llaga o purulencia, recetando “parches” cual
taller de bicicletas! Prostituida esteticien del maquillaje estadístico, tanatopractora de laboratorios cuyo tufo ya apesta. Proveedora sumisa del dato fundamental que aumente
las ventas: “¡Eureka$! ¡Probado contra placebo, mediante
simple, doble y triple ciego! ¡La pócima causa tal cieg…
este…bienestar, que ya no dan ni lata! ¡No se mueven, no
se notan, no traspasan! ¡Esclavo esclavizaesclavos: ordena
doblar el precio, triplica los “cuencoarrocistas! ¡Más gas a la
maquinaria! ¡Truécale a la Most-Most University High Class,
el conveniente-académico-estadístico-disfraz! ¡Que lo hagan
“a medida”, urgente, para mañana…y con fecha de antesdeayer! Y encarga para pasado cien mil titulares que digan:
¡Solución definitiva! Ah… y acércame rápidamente un billete
de 500, con la emoción me olvidé que se acabó el higiénico… Total: posología de Lilly o Sanofi que arregla tú “defecto
funcional”, para cuyo hallazgo nunca nadie jamás te realizó
prueba objetiva alguna. Millones en publicidad para promover tu compromiso inquebrantable, lealtad única, adherencia
incondicional al “tratamiento” bajo la amenaza de tu miedo,
el de tu gente y el de todo el conjunto social, aleccionado y
manipulado por mediocres medios comprados para temerte
tanto, que si es necesario vote por convertirte en competencia de la “justicia”, que ordene inocularte por veredícto. Y
hale: “intégrate” por desintegración, “insértate” por miedo
a la exclusión, y jódete si te jode el terror del resto de afectados por la propaganda que colorea de amarillo chillón los
“decanos de la prensa”, y escupen las “megacata-plasmas”
del salón familiar. Una sala de eventos que nos cubre todo el
“target”, ¿eh chicos? Buen lugar para anunciarles a tiernas
criaturas su riesgo de inminente vivisección a manos de esa
vecina “rarilla”, si “no se toma su medicación”. Y, peor peorísimo, en ocasiones, quién “cuída” del “TDAH” aprovecha el
paso del Pisuerga, tirando de la aversión al peine o el gusto
por el pelo “rojo muñeca”, y hasta el silencio, risa o canto de
esa vecina “que está mal de la cabeza”, como recurso para
que el “ritalín” sea engullido sin rechistar por la infancia: “Si
no te lo tomas, enfermarás, serás mala y además acabarás
así de pelurcia”.
¿Y quién se atreve a bajar de una buena vez del ático o el
desván con el legítimo objetivo de vivir humanamente, y exponer su carne día tras día al herraje, a la abrasadura del
20

estigma y autoestigma que promueve el “mentismo”? (Gracias Thamos Wolfson, por dotarnos del término preciso para
nombrar a lo que ya no disimula ni el amparo silente del
perverso diccionario).
Muevete. Porque les da igual si el milagro químico engorda
tu sangre o tu carne, si te causa diabetes o te condena a
sinvivir en anestesia sensorial permanente… si al desbrozar
los “malos brotes” de tu jardín mental, destrozan también
toda capacidad de hacerlo florecer, si la insufrible acatisia te
“motiva” a arrojarte a las vías del tren…Total, no ibas para
premio Nobel, y si te mueres de otro mal o prematuramente, formarás parte de una estadística diferente, redondeando
así la coartada de la farmafia. (¡Ahora que estaba tan bien
que de lo suyo, gracias al “ajustodopaminin”..!) Y el mundo dormirá tranquilo, librándose de elaborados o inconexos
exabruptos sobre sí mismo. Y el Nobel, claro, se lo darán al
“Señor Pfizer”, porque gracias a él no degollaste, trituraste
y pasaste por la sartén a nadie. Pura tecnología social. Contra paranoia individual, paranoia colectiva. Logro humano de
pura humanidad.
Ahora relájate. Descansa. El miedo al padecimiento, es mayor cuanto más lo es nuestro desconocimiento. Y no es muy
rentable hacer pedagogía sobre esto, así que la fórmula exige aplicar buenas dosis de autodidactismo, el imprescindible
apoyo de quienes valientemente combaten al enemigo desde
dentro, el amoroso acompañamiento de quien comparte experiencias similares: mezclar, agitar, revolver. Y decir basta.
Compañerita: no estés sola, no me dejes sola, vente a la
asamblea de majaras. Empleemos nuestra minidosis de “libertad” por segundo, donde y como estemos, en tratar de
aflojar todas las tuercas. Hay mucha “pieza” suelta, mucho
tornillo herrumbroso, demasiado maltrato a “piñazos”. Subamos todas del sótano, bajemos todas del ático y liberemos
entre todas a millones de “princesas incas” del injusto sacrificio cotidiano. No te avergüences. No te calles. En memoria
de muchas y por las muchas que vienen. Seamos millones
de obstinadas gotas chinas erosionando sin descanso milenarios muros construidos para oprimirnos. Exijamos nuestra
parte: “Nada sobre nosotras sin nosotras”. Cuídate mucho,
tú. La revolución de las “locas” nos necesita bien “cuerdas”.
Te envío un abrazo. Me asiste la confortable tranquilidad de
saber que existes y estás ahí. Querida, te re-quiero. Y espero
encontrarte para siempre en todas partes. Y mañana: Sol.
¡Ay Leonor Pachamama!
¡Qué revolución tan larga!
¡Nuestros cuerpos! ¡Nuestras vidas!
¡Nuestras vidas! ¡Nuestras almas!
MYS 33

Sanidad pública NO SE VENDE, SE DEFIENDE!!



curar

con palabras
Ibone Olza
Psiquiatra infanto-juvenil
en un hospital público de Madrid

salud mental infantil, trabajo
en equipo y sanidad pública

http://iboneolza.wordpress.com/
Como psiquiatra infantil creo que es importante aclarar por
qué opto por trabajar en la sanidad pública y por qué deseo
que ésta sea gestionada por empresas públicas.
En salud mental es imprescindible trabajar en equipo. En psiquiatría infantil necesitamos bastante tiempo para conocer en
profundidad a nuestros pequeños pacientes. Si queremos hacer
las cosas bien, nuestra primera entrevista debe durar mínimo
una hora y a ser posible ser atendida por un mínimo de dos
profesionales, una se suele centrar en observar y jugar con la
niña o el niño, otro en escuchar a los padres. Por si a alguien
esto le parece un exceso, aclarar que cuando siendo estudiante
de quinto de medicina roté por un servicio de Psiquiatría Infantil en el Montreal Children´s Hospital de Canadá, llegamos a ser
13 (entre profesionales de todo tipo y algún estudiante como
yo) para entrevistar a una familia de cinco miembros. Allí la
primera sesión de consulta duraba dos horas y media.
Tenemos que estar muy atentos a observar la interacción familiar mientras hacemos la historia clínica. Muy a menudo
tras una entrevista de una hora seguimos sin poder emitir un
diagnóstico: son precisas varias entrevistas más para hacernos
una idea y poder realizar un estudio psicológico y psiquiátrico
completo. Y por supuesto el trabajo en equipo es fundamental,
imprescindible. Los psiquiatras infantiles tenemos que trabajar
en equipo no sólo con pediatras o médicos de familia y enfermeras sino con psicólog@s, trabajadores sociales, educadores,
terapeutas familiares, profesores, etc…Necesitamos dedicar
tiempo a la coordinación, a comentar los casos con otros profesionales, a pensar y reflexionar no sólo sobre como ayudar
mejor, también sobre cómo cuidarnos nosotros para poder cuidar, para poder soportar tanto dolor como sostenemos a veces.
Desde luego que es difícil medir nuestros resultados de forma
directa. Cuando atendemos a un menor deprimido igual tenemos que descartar que en su casa esté viviendo una situación de violencia. A veces tratar una cefalea en una niña significa identificar el alcoholismo de su madre y coordinarnos
con su médico de familia para que le anime a comenzar un
tratamiento. Otras veces nos toca acompañar a las hermanas
de un chaval que se ha suicidado o a los padres y hermanos
de un bebé que ha fallecido accidentalmente. A veces detecMYS 33

tamos abusos sexuales o malos tratos gravísimos y tenemos
que contactar de forma urgente con servicios de protección a
la infancia… O nos encontramos con que la niña o el niño remitido a la consulta es en realidad el síntoma de un problema
familiar. Casi siempre intentamos curar con las palabras, con
la escucha, nombrando y explicando para que la familia lo
entienda y puedan crecer, cambiar… Se llama psicoterapia.
Acompañar, sostener, cuidar, decirles todo lo que hacen bien,
ayudarles a entender el daño que producen ciertas palabras,
silencios o cachetes… En ocasiones,  pocas, usamos medicaciones para aliviar síntomas graves.
En fin. Lo que quiero decir es que necesitamos trabajar en equipo, en la comunidad, de forma absolutamente multidisciplinar.
No necesitamos apenas pruebas ni análisis, pero si equipos
amplios, con profesionales muy bien formados, que sepan de
terapia de familia, de desarrollo infantil, de vínculo y de resiliencia. Conocemos mejor a las niñas y a los niños a través
del juego y del dibujo, pero todo esto lleva su tiempo.  Estos
equipos pueden parecer muy caros a quien acostumbra a gestionar la sanidad con criterios economicistas o con ánimo de
lucro. En la sanidad privada no conozco equipos así. Sé que en
algunos lugares públicos con gestión privada los equipos de
salud mental se sustituyen por “consulta de psiquiatría o psicología infantil”. Sin trabajadores sociales, sin enfermería, sin
equipos, sin coordinación. Con poco tiempo, apenas 30 minutos para una primera valoración,  con exigencia de en ese tiempo además hacer diagnostico y tratamiento, receta incluida,
con posibilidad de volver a verles muchas semanas después
durante apenas quince o veinte minutos…
Yo no podría trabajar así, no sabría. Cuidar la salud mental,
ofrecer una atención  cercana, en equipo, a enfermos mentales
graves, y a todas las personas que lo pueden necesitar, es una
inversión social, a medio y largo plazo. Lo que hacemos en salud
mental previene violencia, fracaso escolar, toxicomanías, suicidios…y sobre todo alivia el sufrimiento, algo muy intangible e
imposible de medir, pero ¿a qué todos lo conocemos muy bien?
Por eso me sumo a esta huelga, porque creo que sería una
pésima idea que la atención a la salud mental y muy especialmente a la infantil dependiera de empresas privadas, gestionada por personas que parecen  no tener ni idea de lo
importante que es cuidar la salud mental, incluida la de los
trabajadores sanitarios.
21

sanidad pública Sanidad pública sanidad pública

UN DÍA
CUALQUIERA
Francesca Zapater
Médica de familia de un ABS de Catalunya
cesca.zapater@gmail.com

Carta abierta
a los responsables de
la sanidad catalana

Soy una médica de atención primaria que hace más de treinta
años que trabajo en el sistema público de salud en el ámbito
rural o urbano. Viví con ilusión y compromiso la reforma de la
atención primaria; he sido tutora de médicos MIR; he hecho
varios cursos de formación continuada y trabajos de investigación; he accedido al cuarto nivel de carrera profesional del
ICS; he publicado varios artículos en revistas profesionales;
soy socia de honor de la CAMFIC y otras cosas no demasiado
importantes. El motivo por el que me dirijo a ustedes públicamente es porque la consulta de hoy ha estado llena de
paradigmas de cuál es la situación de la sanidad catalana y
de los enfermos. Cada día de consulta pasan cosas, pero hoy
se han concentrado demasiado.
He llegado al centro a las 8 de la mañana, como siempre desde hace muchos años. La primera visita la tenía programada
a las 8.12, pero he empezado a las 8.20 porque el ordenador
ha tardado unos quince minutos en ponerse en marcha. Quiero explicar en síntesis algunas de las 26 visitas que he hecho.
- He recibido el resultado de una colonoscopia que pedí a
una señora de 50 años que tenía diarreas crónicas. En dos
minutos le he dicho que era normal, pero la señora me ha
explicado, y yo he escuchado, su difícil situación en casa:
tres personas viven de su sueldo de media jornada y cada
fin de mes tiene que pedir ayuda a su madre que vive de
una pensión de viudedad pero, como la casa es de propiedad, todavía tiene un “rinconcito”.
- He atendido a tres o cuatro personas con cuadros gripales
que he tratado como debía tratar, aunque una persona me
ha dicho que era injusto que recetáramos agua para la gripe.
- Un chico con una rinitis que hacía un año que esperaba la
visita del servicio de alergia.
- Una mujer joven con una episcleritis.
- Una señora que me pedía hacer una analítica que le había
pedido el médico de un hospital y que no había entendido
que era en ese mismo hospital donde se le tenían que hacer
(ni en el hospital se lo habían informado).
- Una señora con un túnel carpiano que he infiltrado.
- Una crisis de asma que hemos estabilizado.
- Una chica con una celulitis de piernas.
22

- He hecho un par de altas laborales.
- Una derivación a optometría (una de las dos derivaciones
del día).
- Una señora que había derivado hacía dos días por una sospecha de desprendimiento de retina y que me llevaba el
informe del oftalmólogo confirmando el diagnóstico, pero
se ha puesto a llorar por miedo a que la despidieran del
trabajo si le hacía la baja laboral. He hecho contención y
hemos planteado posibles afrontamientos del problema.
- Un señor (con EPOC, HTA, cardiopatía isquémica, polimialgia reumática y gonartrosis avanzada) que venía a buscar
el resultado de un TC torácico por estudio de una posible
masa pulmonar.
- Un señor que había sido atendido en una mutua privada
y me pedía recetas de eso que usted (señor conseller) dice
que no es eficiente pero que no tiene la valentía de decirlo
a las mutuas.
- Un resultado de una ecocardiografía para seguimiento de
una cardiopatía hipertensiva.
- Una señora que me exigía un certificado para “pasar” los comprimidos de los medicamentos en el aeropuerto para ir a París.
- Una neuralgia postherpética.
- He hecho recetas “extra” a una señora a la que no le servía
la receta electrónica desde que había muerto su marido.
- Una chica con una fractura nasal que no le daban visita en
el hospital, aunque le habían dicho que le harían un seguimiento, y he tenido que llamar al servicio de atención al
usuario para solucionarlo.
- La hija de una señora que me pedía un “volante” para una
silla de ruedas para su madre con artrosis avanzada de rodillas y otras patologías, a la que el traumatólogo del hospital,
que la visitaba por una fractura de codo, no le había hecho
porque él le visitaba sólo el brazo. He tenido que hacer una
nueva derivación porque yo no puedo hacer el PAO.
- Un señor que “sólo” me llevaba un informe de alta hospitalaria donde constaban cuatro fármacos desaconsejados por
diferentes organismos científicos y por el propio departamento de salud, que no es capaz de imponer unos criterios
de calidad de prescripción a los médicos de hospital como sí
nos hacen a nosotros.
MYS 33

blica Sanidad pública NO SE VENDE, SE DEFIENDE!!
el dedo en la llaga
Carme Valls Llobet

Del resto de las visitas a la consulta no me
acuerdo.
- Sí me acuerdo de la visita a domicilio (a
tres kilómetros del centro) que he hecho a
un señor de 80 años que era alta de hospital por una fractura de fémur, cuyo informe
no estaba añadido a la historia clínica compartida. Tenía varias lesiones por presión y un
dolor de características neuropáticas en el pie
que no le dejaban dormir ni a él ni a su familia.
Para analgesia llevaba paracetamol y ibuprofeno.
También llevaba una sonda uretral desde hacía más
de un mes. Los hijos explican que lo tuvieron unas 20 horas en quirófano porque había hecho complicaciones cardiacas,
cosa de la que nadie les informó hasta que decidieron bajar a quirófano a preguntar, lo que no habían hecho antes por prudencia. Después de visitar al padre
he visitado la hija que estaba con fiebre, y al terminar he atendido al hijo que
tenía una sobrecarga emocional y necesitaba llorar y que alguien la escuchara ....
- A las tres menos cuarto he ido al pueblo grande del ABS (a 4 kilómetros) donde
tenía consultoría con el equipo de salud mental para comentar el caso de una
señora que estaba desestabilizada, y aún he ido una rato a un grupo de trabajo
del equipo. Al terminar una compañera me ha explicado que había recibido dos
reclamaciones de pacientes: una por no “pasar” una receta de una mutua y otra
por decir a una persona que había sufrido un accidente laboral que tenía que ir a
la mutua. También me ha explicado que había recibido una carta del director de
AP diciendo que no cumplía el horario.
Esta compañera hace mucho tiempo que la conozco y es de las que dan su teléfono
personal los fines de semana a los familiares de enfermos terminales. No tenía claro
cuál sería su futuro profesional tras los cambios que se han anunciado en el ICS.
Un día completo.
Es fácil deducir que me he ido del trabajo un poco tarde, más allá de lo que llaman
mi horario, como muchos otros días, y algo cansada.
A media tarde, al mirar la prensa leo: el plan de salud quiere que los médicos de
primaria sean más resolutivos, que no deriven tanto, que asuman patología del aparato locomotor, de oftalmología, de otorrino... y les organizaremos sesiones con los
especialistas para enseñarles. Hace unos días anunció que nos bajarían el sueldo.
Señores responsables de la sanidad catalana: ¿son conscientes de lo que están
hablando y lo que están haciendo? ¿Saben cómo está realmente la sanidad que
atiende a la mayoría de la población? ¿Saben qué es la Atención Primaria y el trabajo que estamos haciendo? ¿Conocen nuestras dificultades? ¿Saben que pueden
destrozar un sistema y una práctica que nos ha costado muchos años y muchos
esfuerzos construir? ¿Saben cómo nos sentimos los profesionales?
Yo ahora no me siento cansada, me siento profundamente triste y preocupada.
Si quieren entender por qué tantos profesionales y tantos ciudadanos nos quejamos
de su política, los invito a pasar consulta un día conmigo si los pacientes los autorizan.
MYS 33

Privatizar viene
de privar

La creciente ola de decisiones “políticas” de
la Asamblea de la Comunidad de Madrid,
privatizando centros de salud públicos, desoyendo las multitudinarias manifestaciones
de los profesionales de la salud codo con
codo con la ciudadanía plural y diversa, nos
pone de manifiesto la frivolidad y superficialidad con la que algunos representantes
toman decisiones en contra de los intereses
de sus representados.
Mientras se estaba debatiendo el futuro de
la Sanidad de la Comunidad de Madrid, el
futuro de como deberían ser atendidos los
ciudadanos y ciudadanas, dos diputados de
la Asamblea fueron sorprendido jugando al
Apalabrado. Lo hacían desde un ordenador y
un móvil, y estaban tan absortos que se dejaron sorprender. Mientras su mano izquierda votaba a mano alzada la privatización de
la sanidad madrileña, su mano derecha se
entretenía con un juego banal, quizás para
no pensar que estaban vendiendo a sus
conciudadanos. Daban la triste imagen de
lo bajo que han caído algunos de los representantes, totalmente ausentes del acto en
que simulaban participar, ¿quizás como un
reflejo inconsciente para no saber, para no
decidir realmente lo que estaban votando?
La privatización declarada de la Comunidad de Madrid y la encubierta de Cataluña
y Valencia obedecen a intereses de partido
pero PRIVAN a la ciudadanía de sus derechos al acceso universal a la salud y a una
asistencia de calidad. No obedecen a ningún
criterio científico porque sólo consultando
la literatura científica sabrían que cuando el
gobierno de Nueva Zelanda llevó a cabo la
privatización asistencial y, luego, evaluó los
resultados, tuvo que cambiar sus políticas
por el incremento de mortalidad y morbilidad de la población. Esto mismo lo podemos
comprobar con la privatización de Alzira, con
el agravante de que la entidad gestora pide
que salvemos sus números rojos con el dinero de todos los contribuyentes. En lugar de
privatizar sus pérdidas nos privan de nuestros derechos.
23

vacuna VPH vacuna VPH vacuna VPH vacuna

REFLEXIÓN
PROPUESTA

una
y una
Teresa Forcades i Vila
Médica, Doctora en salud pública

En relación a la vacuna del virus
del papiloma humano (vph)

http://teresaforcades.wordpress.com

DATOS EPIDEMIOLÓGICOS
De VPH existen más de 100 tipos que se
encuentran habitualmente en la piel y
las mucosas y que no sólo se transmiten
por vía sexual: el contacto habitual entre
padres e hijos, por ejemplo, puede transmitir el virus; no haber tenido relaciones
sexuales no es ninguna garantía de que
no se esté infectado con este virus.
Hay unos 12 tipos de este virus que se
denominan de alto riesgo porque pueden ser causa de un cáncer, pero incluso
cuando se tiene una infección con uno
de estos tipos, lo habitual es que no se
produzca un cáncer; el cáncer de cuello
de útero se produce en mucho menos
del 1% de los casos de infección1.
Los tipos del virus que causan cáncer
con más frecuencia son el VPH-16 y el
VPH- 18; en España – a diferencia de lo
que ocurre en la mayoría de países del
mundo – el porcentaje de cánceres causados por el VPH-16 y el VPH-18 no es
del 70%, sino sólo del 56% (el VPH-16
causa el 51% de los casos y el VPH-18
el 5%; en España hay como mínimo 8
tipos más de VPH que causan cáncer)2.
La citología vaginal (test de Papanicolau)
realizada cada 2-3 años es capaz de detectar en una fase temprana el cáncer de
cuello de útero causado por todos los tipos
de VPH de manera que se pueda eliminar
con una intervención de láser antes de que
dé ningún problema; el test de Papanicolau es sin duda la mejor medida preventiva
para el cáncer de cuello de útero3.
24

La mortalidad de cáncer de cuello de
útero en España es de 3,2 casos por
cada 100.000 mujeres; 712 mujeres
mueren cada año en España debido a
este cáncer; la mayoría de estas muertes se podrían prevenir si estas mujeres
se hicieran el test de Papanicolau (en la
mayoría de países que hacen el test, la
mortalidad es la mitad que en España).
En cambio, dado que las vacunas disponibles no tienen proteínas de todos
los VPH que causan cáncer sino sólo de
los tipos 16/18, la máxima eficacia preventiva de estas vacunas en España es
del 56%; en la práctica, no sólo no han
demostrado su eficacia, sino que, como
veremos a continuación, han demostrado que pueden causar la muerte o la
invalidez permanente en niñas sanas 4.
DATOS DE EFICACIA
Y DE SEGURIDAD
DE LAS VACUNAS VPH
El VPH consta de una doble cadena de
ADN circular protegida por una cápside
que tiene 2 proteínas: la L1 y la L2; para
fabricar las vacunas se aisla el fragmento del ADN del VPH que codifica la proteína L1 y se introduce en el genoma de
la levadura; cuando la levadura se replica, se replica también la proteína L1 del
VPH; las proteínas L1 así obtenidas se
combinan entre ellas para formar unidades más grandes que se denominan
VLP-L1 (en inglés: ‘virus-like particles
L1’, es decir, no son virus de verdad sino
‘partículas parecidas al virus’ que contienen la proteína L1); estas partículas

VLP-L1 se adsorben en un preparado
de sales de aluminio que se denomina
‘adjuvante’ y que está destinado a excitar de forma artificial el sistema inmunitario para que el cuerpo fabrique más
anticuerpos contra la proteina L1 y para
que éstos sean más potentes y duren
más tiempo.
Actualmente hay dos vacunas VPH disponibles: la Gardasil (2006) y la Cervarix (2009); la Gardasil es cuadrivalente
(tiene proteína L1 de 4 tipos virales
diferentes: 6/11/16/18); la Cervarix es
bivalente (tiene proteína L1 de 2 tipos
virales: 16/18) - dado que el cáncer de
cuello de útero tarda de 20 a 40 años a
desarrollarse, a día de hoy no se puede
saber si las vacunas del VPH son capaces de prevenir el cáncer de cuello de
útero; para saberlo, habrá que esperarse hasta los años 2026-20465.
Mientras nos esperamos, usamos lo que
se denomina un ‘marcador indirecto’: en
lugar de medir los casos de cáncer, medimos los casos de ‘displasia’ (quiere decir
los casos en que la infección del VPH ha
provocado que las células del cuello de
útero tengan una forma anormal); las
vacunas del VPH han demostrado hasta
ahora una eficacia por debajo del 41%
para prevenir la displasia moderada o
grave (CIN 2/3+); en los casos con infección previa por VPH-16/18, la vacuna
puede aumentar los casos de displasia e
incluso de cáncer de cuello de útero6.
En cuanto a la seguridad, según el registro
VAERS de los EEUU, las vacunas del VPH
son responsables del 60% de los efectos
secundarios serios causados por el conjunto de todas las vacunas: esto incluye el
64% de las muertes y el 82% de la invaMYS 33

una VPH vacuna VPH SEGUIMOS EN LA BRECHA!!

lidez permanente; en números absolutos
esto son 37 muertes y 464 invalideces
permanentes en chicas previamente sanas que tienen de 16 a 29 años7.
Los investigadores Tomljenovic y Shaw
acaban de demostrar la presencia de las
partículas VLP-16L1 de la vacuna Gardasil en el cerebro de dos chicas de 14 y de
19 años que estaban previamente sanas
y que han muerto después de que se les
administrara la vacuna; la causa de la
muerte parece ser una vasculitis cerebral
autoimmune causada por el adjuvante
de aluminio de la vacuna; este adjuvante
excita el sistema inmunitario de forma
tan potente que éste fabrica anticuerpos contra la proteína L1 del VPH-16
en una cantidad 10 veces superior a lo
que es normal; estos anticuerpos hiperexcitados por el aluminio parecen ser la
causa de la vasculitis autoimmune que
ha matado a estas niñas8.
IRREGULARIDADES
QUE DEBEN SER EXPLICADAS
Los adjuvantes de aluminio hace más
de 90 años que se usan en las vacunas,
pero existe una irregularidad gravísima
en los estudios realizados hasta ahora
sobre su seguridad que hace que estos
adjuvantes puedan tener efectos neurotóxicos y inmunogénicos incluso mortales sin que nos hayamos dado cuenta;
la irregularidad es que en los estudios
de seguridad de las vacunas que contienen adjuvantes de aluminio se han usado de forma sistemática grupos control
a los cuales en lugar de inyectarles una
sustancia inerte como correspondería
se les inyectaba un pseudo-placebo
que contenía las mismas sales de aluminio que la vacuna; así, los problemas
neurológicos, los problemas de autoinmunidad y las muertes eran los mismos
en el grupo que se vacunaba que en el
grupo control, pero esto no era porque
la vacuna no tuviera efectos secundarios sino porque a ambos grupos se les
estaba inyectando aluminio9.
MYS 33

Otra irregularidad que hay que explicar
es que las autoridades sanitarias hablan de la vacuna del papiloma como si
sus efectos duraran de por vida, cuando
se ha demostrado que más de un tercio de las niñas vacunadas con Gardasil
pierden los anticuerpos para el VPH-18
al cabo de 5 años10.
Una tercera irregularidad: en los estudios de eficacia sólo se ha publicado el
valor del intérvalo de confianza, pero no
el valor de la ‘p’ (una medida estadística sin la cual los resultados del estudio
no se pueden interpretar)11.
Una cuarta irregularidad: la frecuencia
de los efectos secundarios se ha medido
a menudo como porcentaje del total de
vacunas distribuidas en lugar de medirse como porcentaje del total de vacunas
administradas; esto da porcentajes de
efectos secundarios falsamente bajos
porque el total de vacunas distribuidas
siempre es mucho más elevado que el
total de vacunas administradas 12.
Una quinta irregularidad que puede
tener consecuencias legales para las
autoridades sanitarias catalanas y españolas es que a los padres se les ha
dicho que la prevención esperada es del
70% de los cánceres cuando en España
la máxima posible es del 56%, se les ha
dicho que la vacuna ha demostrado su
eficacia en la prevención del cáncer del
cuello de útero cuando no es verdad, y
se les ha dicho que la vacuna es segura
cuando hay muertes e invalidez permanente documentadas.
La sexta irregularidad es la manera
como el personal médico trata en general a las niñas que tienen efectos
secundarios graves y a sus familias: ignorando los miles de casos de todo el
mundo que describen síntomas de tipo
neurológico asociados a la vacuna, a
muchas de estas niñas se los dice que
sus síntomas tienen un origen psicológico y se responsabiliza a ellas o a sus

padres del drama que están viviendo13.
La séptima y última irregularidad es que
una vacuna como ésta, que no tiene demostrada su eficacia y que tiene efectos
secundarios tan graves, haya sido incluida en el calendario de vacunaciones
infantiles de más de 100 países y que
en muchos de estos países, incluido el
nuestro,– se administre en las escuelas,
de forma que son los maestros y no los
médicos los que informan de la vacuna
a los padres y les piden su consentimiento informado.
UNA REFLEXIÓN
El día 8 de septiembre de 2012 murió
en Asturias una niña de 13 años tras
recibir la segunda dosis de la vacuna 14.
El riesgo de morir debido a la vacuna
del papiloma es menor que el riesgo de
morir debido al cáncer de cuello de útero, pero hay una diferencia esencial: las
que mueren o se quedan inválidas de
por vida debido a la vacuna son chicas
jóvenes y sanas que mueren por culpa
de una intervención de salud pública
recomendada por las autoridades sanitarias; las que mueren por el cáncer
de cuello de útero son mujeres mayores
que si tuvieran acceso al test de Papanicolau seguramente no morirían. No
25

vacuna VPH vacuna VPH vacuna VPH vacuna

tiene ningún sentido exponer a una invalidez permanente o a la muerte a una
niña sana para prevenir un cáncer que
se puede prevenir con una intervención
inocua (el test de Papanicolau seguido
de la ablación con láser).
Hay que recordar que en 2007 la misma
compañía farmacéutica que fabrica la
vacuna Gardasil (Merck), fue condenada
por un tribunal penal de los EEUU por
el hecho de haber escondido información de vital importancia en relación a la
seguridad de su medicamento anti-inflamatorio Vioxx; este medicamento causó
infarto de miocardio o embolia cerebral
a más de 30.000 personas antes de que
finalmente fuera retirado del mercado
(se aprobó en 1999 y se retiró en 2004);
la compañía Merck recibió una sanción
multimillonaria por este delito, pero el
coste de la multa – a pesar de ser multimillonaria – fue inferior a los beneficios
que Merck había conseguido con la venta de Vioxx; ninguno de los responsables
de este delito que costó la vida a más de
3.000 personas no fue a la prisión15.

UNA PROPUESTA
Mi propuesta es clara:
Que se retire inmediatamente la vacuna del papiloma del calendario de
vacunaciones infantiles en nuestro
país y se pidan responsabilidades a las
autoridades sanitarias, a las compañías farmacéuticas y a los médicos que
corresponda.
Mientras no pase esto:
Que el personal sanitario encargado de
administrar la vacuna informe correctamente a los padres de la incertidumbre
y los peligros de esta vacuna; mi recomendación es que ningún padre ni
madre dé su consentimiento para que
su hija sea vacunada del papiloma; si
la niña ya ha recibido la primera dosis,
que no le pongan la segunda; si ya ha
recibido la segunda, que no le pongan
la tercera.

1 Harper DM, Vierthaler SL. Next generation cancer protection: the bivalent HPV vaccine for females. ISRN Obstet Gynecol 2011. doi:
10.5402/2011/457204
2 WHO/ICO HPV Information Center. Human papillomavirus and related cancers. Summary report update. November 15, 2010. Datos sobre España.
Accesible el 20 de noviembre de 2012 en:http://apps.who.int/hpvcentre/
statistics/dynamic/ico/country_pdf/ESP_FS.pdf?CFID=6953469&CFTOK
EN=42986681
3 Harper DM, Williams KB. Prophylactic HPV vaccines: current knowledge of
impact on gynecologic premalignancies. Discov Med 2010; 10(50): 7-17.
4 Tomljenovic L, Shaw CA. Death after Quadrivalent Human Papillomavirus
(HPV) Vaccination: Causal or Coincidental? Pharmaceutic Reg Affairs 2012,
S12:001. doi: 10.4172/2167-7689.S12-001.
5 Gerhardus A, Razum O. A long story made too short: surrogate variables
and the communication of HPV vaccine trial results. J Epidemiol Community
Health. 2010 May; 64 (5): 377-8.
6 Tomljenovic L, Shaw CA, Spinosa JP. Human Papillomavirus (HPV) Vaccines as an Option for Preventing Cervical Malignancies: (How) Effective and
Safe? Current Pharmac Design, 2013 (19) ya es accesible via Internet.
7 U.S. Centers for Disease Control and Prevention (CDC). WONDER VAERS
Request. http://wonder.cdc.gov/vaers.html (consultado en marzo de 2012)

26

En caso de que la niña
ya haya sido vacunada:
Que los padres sepan que los efectos
secundarios de tipo autoinmunitario se
pueden presentar muchos meses después de la administración de la última
dosis y que reaccionen enseguida ante
síntomas neurológicos porque hay tratamiento y la niña se puede salvar.
En caso de que haya padres
que a pesar de todo quieran poner
esta vacuna a sus hijas:
Que sobre todo se aseguren antes de
que las vacunen que las niñas no están
infectadas con el VPH-16/18; en caso
de que lo estén, la vacuna puede hacer que el riesgo de cáncer de cuello de
útero aumente (recuerdo que el hecho
que una niña esté infectada con el VPH
no implica que haya sido sexualmente
activa, puesto que el virus se puede
contagiar de otras maneras).

8 Tomljenovic L, Shaw CA. Death after Quadrivalent Human Papillomavirus
(HPV) Vaccination: Causal or Coincidental? Pharmaceutic Reg Affairs 2012,
S12:001. doi: 10.4172/2167-7689.S12-001.
9 Tomljenovic L, Shaw CA. Aluminum Vaccine Adjuvants: Are they Safe? Curr
Med Chem 2011; 18 (17): 2630-7.
10 Harper DM, Williams KB. Prophylactic HPV vaccines: current knowledge of
impact on gynecologic premalignancies. Discov Med 2010; 10(50): 7-17.
11 Tomljenovic L, Shaw CA. Human papillomavirus (HPV) vaccine policy
and evidence-based medicine: Are they at odds? Ann Med 2011. doi:
10.3109/07853890.2011.645353.
12 Tomljenovic L, Shaw CA, Spinosa JP. Human Papillomavirus (HPV) Vaccines as an Option for Preventing Cervical Malignancies: (How) Effective and Safe? Current Pharmaceutical Design, 2013 (19) ya es accesible
via Internet.
13 Ver la pág. web de la Asociación de las Afectadas por la Vacuna del Papiloma: http://www.aavp.es
14 Europa Press. Muere una menor con asma en Gijón tras administrarle la vacuna del virus del papiloma. 14 setiembre 2012 (http://www.europapress.
es/sociedad/sucesos-00649/noticia-mueremenor-asma-gijon-administrarle-vacuna-virus-papiloma-20120914224259.html)
15 Voreacos D, Johnson A. Merck paid 3,468 Death Claims to resolve Vioxx
Suits. Bloomberg, 27 julio 2010.
MYS 33

una VPH vacuna VPH SEGUIMOS EN LA BRECHA!!


MANIFIESTO:

“Retirar la vacuna del vph
es invertir en salud”
En otoño de 2.007, cuando el Ministerio de Sanidad tomó la decisión de incluir la Vacuna del Virus
del Papiloma Humano a cargo del Sistema Sanitario Público, más de diez mil profesionales de la salud y
varias asociaciones científicas expresaron su desacuerdo en el manifiesto “Razones para una moratoria
en la aplicación de la vacuna del VPH en España”. Un movimiento profesional sin precedentes por su
posicionamiento y amplitud, que cuestionaba el costo oportunidad de la medida, con serias dudas sobre
su capacidad, eficacia y elevado precio. Mientras que, en sentido contrario, los métodos de prevención
ya existentes - cribado con citología – mostraban alta efectividad y bajo coste, y deben seguir
practicandose incluso en la población vacunada.
Se argumentaba además que España es un país con baja frecuencia y mortalidad de
cáncer de cérvix; que la vacuna no es efectiva contra todos los serotipos cancerígenos; que se desconoce
la duración de la inmunidad (aún no se sabe si serán necesarias dosis de recuerdo)… Pese a ello, y desde
el principio, la vacuna del VPH fue promocionada ante la opinión pública, como eficaz en la prevención del
cáncer de cuello uterino; una hipótesis que no ha podido demostrarse por la propia historia natural de la
enfermedad, que tarda de 20 a 30 años en desarrollarse.
Por otra parte, cuando la vacuna salió al mercado, los estudios poblacionales que documentaban
su seguridad eran insuficientes, lo que en su día denunció Diane Harper, investigadora de la vacuna y crítica
con la decisión de la vacunación intensiva por su carácter “experimental”. Ahora, cuando empezamos a
conocer los problemas de seguridad de la vacuna, aún con la opacidad de las agencias sanitarias, sabemos
que en España hay notificados 737 efectos adversos hasta el 10 de enero de 2012, algunos
muy graves. Con todo, las complicaciones no parecen ser impedimento para que el Ministerio y la
Industria Farmacéutica estén contemplando en estos momentos la extensión de la vacuna a los niños,
lo que carece de racionalidad clínica, epidemiológica y económica.
La Asociación de familiares de las niñas con efectos adversos por la vacuna (AAVP, nacida en
Valencia) ha reclamado insistentemente el reconocimiento del daño ocasionado, la incorporación del
consentimiento informado (ante la evidencia de complicaciones graves) y, finalmente, la retirada de la
vacuna de la cartera de servicios del SNS. El reciente fallecimiento de una niña de 13 años en
Gijón, por una crisis asmática asociada a la administración de la vacuna, es el último evento adverso,
absolutamente inaceptable desde cualquier consideración que pueda hacerse. ¿Qué justificación tiene
pagar el precio de una reacción adversa grave, en niñas con toda la vida por delante, para
prevenir un hipotético cáncer al cabo de 30 años?
En consecuencia, PEDIMOS a los profesionales que informen adecuadamente a las familias antes de
administrar la vacuna y EXIGIMOS al Ministerio de Sanidad la retirada de la vacuna del VPH del calendario
de las niñas - y por ende la no extensión a los niños -, por dos motivos fundamentales:
- Por los riesgos innecesarios que acarrea la vacuna a una población joven y sana, cuando se dispone
de medidas preventivas, eficaces y seguras, como la citología, el preservativo y la educación sexual.
- Por los injustificados costes que representa para el SNS, mientras padecemos recortes indiscriminados
que amenazan las prestaciones sanitarias y comprometen la equidad.
PARA FIRMAR: www.aavp.es/inicio/
Asociación de Afectadas por la
Vacuna del Papiloma

MYS 33

Plataforma
NOGRACIAS

27

talleres talleres talleres talleres talleres t

Vicen Laguna
Enfermera
EAP Sanllehy (Barcelona)
vlaguna@gencat.cat

Enfermeras

en acción comunitaria

Introducción
Los problemas de salud más prevalentes, como son las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y algunos cánceres,
están relacionados en gran medida con hábitos de vida. Un
estilo de vida sedentario y una alimentación desequilibrada
son factores de riesgo para padecer algunas de estas enfermedades crónicas.
En el Pla de Salut de la Generalitat de Catalunya 2011-20151
algunos de los objetivos prioritarios son: aumentar la esperanza de vida vivida con buena salud en hombres y mujeres,
reducir la tasa de mortalidad por enfermedades cardiovasculares, reducir la prevalencia del sedentarismo, del sobrepeso
y de la obesidad. Los hábitos saludables figuran como prioritarios en los planes de salud de todas las comunidades autónomas, así como en las recomendaciones del Programa de
Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud (PAPPS)
de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria.
Por ello sigue siendo necesario potenciar programas de promoción de la salud.
La efectividad de las diferentes intervenciones grupales de
promoción de la salud descrita en la literatura existente es
variable. Estos programas suelen combinar un enfoque de
cambio de estilo de vida con el de una alimentación sana, el
aumento de la actividad física y la modificación de la conducta. La crítica que se realiza a algunos estudios basados en
programas educativos para fomentar el cambio de hábitos, se
centra en la falta de eficacia a largo plazo; suelen ser estudios
que abordan aspectos específicos pero no contemplan todos
los aspectos que influyen en los comportamientos, en la salud
y en el bienestar de las personas.
Por ello un grupo de enfermeras nos planteamos una intervención comunitaria que contemplase no solamente aspectos
físicos, sino también emocionales y sociales.
Descripción de la intervención
Como marco teórico de la propuesta hemos utilizado el modelo
conceptual de enfermería de Virginia Henderson 2 que ha resultado útil en los cuidados individuales, y nuestra hipótesis es
28

que este modelo conceptual es igualmente útil para orientar las
actuaciones de promoción de la salud, ya que contempla a la
persona de manera integral dando importancia tanto a aspectos físicos como psíquicos, emocionales, culturales y espirituales. Henderson define a la persona como un todo que presenta
14 actividades de vida que ha de satisfacer para mantener su
salud, su bienestar y desarrollar todas sus capacidades3.
El objetivo que nos planteamos era evaluar la efectividad de
una intervención comunitaria en términos de calidad de vida,
alimentación y actividad física.
Para ello utilizamos un ensayo clínico: “Efectividad de una
intervención grupal de promoción de la salud mediante un
ensayo clínico” 4 y 5. Se trata de un ensayo clínico aleatorio
multicéntrico desarrollado en Atención Primaria en Barcelona. Los participantes fueron personas de 18 a 65 años que
dieron su consentimiento para participar.
La intervención consistió en lo que denominamos “Taller de Salud”
que consta de una sesión semanal de 1h 30’, durante 8 semanas,
en las que se trabajan herramientas para incorporar y mantener
hábitos de vida saludables. Las 14 actividades de vida de Virginia
Henderson las hemos agrupado de la siguiente manera:
> Presentación del taller. Normas de funcionamiento. Respiración. Tabaco. Normas de funcionamiento y evaluación
inicial. La respiración como herramienta útil en situaciones
de estrés. Mantenimiento de buenos hábitos. Evitar la contaminación ambiental. Ejercicios de atención a la respiración, respiración abdominal. Pasear por espacios libres de
contaminación y cantar.
> Comer y beber adecuadamente. Dieta equilibrada. Alimentación equilibrada. Nutrición. Conservación de los alimentos. Decálogo de la dieta mediterránea. Recomendaciones generales.
> Eliminación. Higiene. Recomendaciones de la eliminación
urinaria e intestinal. Alimentos ricos en fibra. La higiene.
Cuidado de nuestro cuerpo, de la boca, de las uñas, etc.
> Moverse y mantener posturas adecuadas. Utilizar prendas de vestir adecuadas. El ejercicio físico integrado en las
actividades de la vida cotidiana, sus beneficios. Ejercicios
recomendados y cómo iniciarlos. Atención a la respiración
MYS 33

res talleres talleres DE LA TEORIA A LA PRÁCTICA

durante el ejercicio. Escuchar y sentir el cuerpo. Disfrutar
del bienestar proporcionado. Cómo utilizamos las prendas
de vestir, qué significado social y cultural tienen. Recomendaciones generales sobre las prendas de vestir y zapatos.
La influencia psíquica, física y emocional que ejercen los
colores. El significado de los colores.
> Dormir y descansar. Actividades recreativas. El sueño y
sus fases. Cómo mantener buenos hábitos al acostarse.
Cuidado del entorno. Actividades para mejorar la calidad
del sueño. El juego como función elemental de la vida humana. El juego como relación. Los mandalas con la finalidad de relajar la mente y conectar con el niño interior.
> Evitar peligros físicos y psicológicos. Autoestima. Factores que influyen en la seguridad en el trabajo, vial y en el
hogar. Mantenimiento de audífonos, gafas, etc. Concepto
de autoimagen y autoestima. Seguridad psicológica. Actividades y situaciones que nos producen bienestar. Cuidarse
una misma y cuidar la relación con los demás. Evitar la violencia y malos tratos. La autoestima. Ejercicios para fomentar la autoestima. Las percepciones. Las ilusiones ópticas.
Cuentos con moraleja.
> Comunicar e interactuar con el entorno. Manejar las
propias emociones. Sexualidad. La comunicación verbal
y no verbal. El paralenguaje. La expresión de sentimientos.
La participación en asociaciones, ONGs o actividades lúdicas. Mantener y preservar la memoria. La sexualidad. La
sensualidad. Herramientas para mejorar la comunicación
con una misma y con el entorno. La escritura y formas de
utilizarla. Listados de temas pendientes.
> Trabajar y sentirse útil. Importancia de realizar actividades que produzcan satisfacción. Despedida del grupo y
evaluación final. Cualquier persona quiere que se la necesite. Proceso de evolución y maduración de la persona. Los
roles. Recomendaciones. Despedida del grupo y evaluación
final.
Cada punto corresponde a una de las sesiones; las realizamos
el equipo investigador para garantizar la unificación de criterios en su desarrollo y además hemos elaborado el material
de apoyo del taller (7). Cada sesión se inicia con un ejercicio
respiratorio, que ayuda a los participantes a centrarse en el
grupo, y además sirve de recordatorio de la práctica propuesta en la primera sesión.
A continuación se comparten experiencias de la semana y se
aclaran dudas. Seguidamente se presenta el contenido teórico de la sesión semanal y los ejercicios prácticos que deben
realizar durante la semana y se comparten reflexiones.
Los ejercicios propuestos para cada semana se continúan
practicando y cada semana se añade una nueva propuesta,
de esta manera conseguimos que, una vez finalizado el taller,
se vayan incorporando los hábitos saludables y las prácticas
de autocuidado.
MYS 33

Al final de cada sesión los participantes reciben unas hojas de
recordatorio para archivar que constituye un Manual de Salud.
Discusión
Las mejoras obtenidas al finalizar la intervención en calidad
de vida percibida y alimentación saludable se mantienen a
los 6 meses lo que permite afirmar que es una buena herramienta de promoción de la salud 6.
La estructura de Taller de Salud supone un valor añadido a las
intervenciones habituales de promoción de la salud ya que
ofrece un abordaje integral y holístico de la salud.
Este ensayo clínico estaba dirigido a la población general y
las que más se interesaron fueron mujeres. Cabe destacar
que el 86,25% de participantes fueron mujeres con una media de edad de 58,57 años.
En los dos grupos, a los que he impartido el “Taller de Salud”,
todas las participantes fueron mujeres. Las relaciones que
han establecido, tanto dentro como fuera de los talleres, han
sido muy importantes. Algunas de las participantes han constituido grupos para ir a caminar juntas cada día y continuaban haciéndolo al finalizar el taller. Otras iban juntas a bailar.
Asimismo cabe destacar la buena relación con nosotras.
Los motivos de pérdida de participantes, sobretodo en el
grupo intervención, los desconocemos, pero al menos en dos
casos se trata de mujeres de mediana edad que estaban en
situación de paro y afortunadamente encontraron trabajo.
La edad media es elevada, sin embargo algunas de la mujeres
jóvenes expresaron su satisfacción, no solo por los conocimientos adquiridos, sino porque les permitía tener más herramientas para su propio cuidado y el cuidado de los/as hijos/
as. Consideramos que es importante llegar a grupos de edad
más joven por lo que actualmente estamos trabajando en
una oferta online que facilite la participación sin necesidad
de desplazamientos.
V, Garcia García A, Lozano Randón
1. Pla de Salud 2011-2015:86 GeneraO, Martín Diaz de Mendivil Z, Rodrilitat de Catalunya
guez Aira R, Borras Gallart E, Orfila
http://www20.gencat.cat/docs/
Pernas F, Tierno Ortega MT. The
salut/Home/Destaquem/documents/
effectiveness of a health promotion
plasalut vfinal.pdf
with group intervention by clinical
2. Henderson V. La naturaleza de la
trial. Study protocol. BMC Public
enfermería Reflexiones 25 años
Health 2012, 12:20928
después. McGraw-Hill Interamerica6. https://encuentros.isciii.es/murna, 1994
cia2012/index.html Libro de ponen3. Campo Osaba MA; Laguna Fernáncias pag. 279-283
dez V Talleres de salud: guía para su
desarrollo, Enfermería Comunitaria 7. Estudio realizado gracias a una ayuda de Investigación de Evaluación
II: 1018-1043,DAE colección Enferde Tecnologías Sanitarias y Servicios
mería 21, 2 ª edición Octubre 2008
de la Salud concedida por el Institu4. Trial registration: Clinical Trials.gov
to de Salud Carlos III (PIO09/90746)
Identifier:NCTO1440738
5. Campo Osaba MA, Del Val García JL, y una ayuda XB del Àmbit de Barcelona del Institut Català de la Salut
Lapena Estella C, Laguna Fernández
29

talleres talleres DE LA TEORÍA A LA PRÁCTICA

Montserrat Casado Prieto
Educadora social.
Villamarco, (León)
montserrat1957@gmail.com

TALLERES
DE SEXUALIDAD

De una mujer de pueblo
y feminista

Soy desde hace ya 30 años educadora afectivo sexual de
mujeres en el mundo rural, a veces viejitas y, también, jovencitas. Ahora llevo varios años de cuidadora de la “mía
mamma”- y sin comentarios, lo llevo fatal. El trabajó voló,
dejó de ser interesante para el Ayuntamiento trabajar la educación sexual como prevención de violencia y para alcanzar
la igualdad, aunque para lo que me dejaban hacer, tallercitos
de 3 y 4 horas ... Bueno el voluntariado sigo haciéndolo y es
muy gratificante informar y mimar a mis “chicas doloridas”
que digo yo.
El jueves me encontré con Mounia* en el parque; ella me
abraza con fuerza y después me besa tres, cuatro veces; me
toca la cara, sonríe y me pregunta, “¿Conoces trabajo?, sólo
tengo una casa, es poco…” Lleva un carrito con su bebé
junto a su otro hijo de cinco o seis años. Es una de mis chicas
doloridas…del último taller… que dedicamos íntegro a hablar
de nuestra salud/higiene genital/sexual; quince o veinte horas hablando de un tema que parece que en poco tiempo se
resuelve y sin embargo ¡cuánto da de sí!. A veces comento
que pasaré a la historia no como educadora de la sexualidad
y de la afectividad; más bien como aquella que enseñaba a
lavarse el culete, jaja!

Mis talleres siempre han estado rodeados de mujeres de pueblo, mujeres afectadas y doloridas por este sistema patriarcal;
ellas no utilizan este lenguaje, claro está, ni lo comprenden,
evidentemente, y a mí me califican enseguida de feminista,
como un regaño o una queja.

He ido aprendiendo de ellas a descubrir mis dolencias, a destapar mis cicatrices, a reconocer mis contradicciones,… ¡nos
parecemos tanto! Todavía no me dejo cuidar y ahora estoy
de cuidadora, en este proceso madre/hija que tanto me duele
y me lastima.
Isabel estaba obsesionada con sus picores, ¡qué risa pasamos! Es avivada y charlatana. Su candidiasis la traía por la
calle de la amargura; cuando nos explicaba sus síntomas, se
nos escapaba la risa cómplice de conocerlos, ¡qué conmoción supuso la receta del yogur para las cándidas! y, de paso,
cuánta información sobre los yogures.
Sé que tengo facilidad para el encuentro, sé que la cercanía la
leen en mis pupilas y en mis dedos cuando las acaricio como
una brisa, para no hacerles daño, para no hacerles recordar
otros roces.
Cerramos un círculo que nos da sosiego y nos tomamos un
café con leche y galletas que nos acercan a la confidencia de
nuestro cuerpo. Hablo despacio, la pluralidad de las lenguas
lo hace necesario y de repente una expresión las sobresalta
y las hace levantar la mirada de la taza de café,… “¿cómo?”
y repito: “”vamos a quitarnos las bragas” (con una sonrisa
ingenua) y ante su perplejidad y el silencio, certifico, “es una
forma de hablar”.
Sonreímos, nos reímos. ¡qué susto! y comenzamos.

* Derivado del sustantivo árabe Munya (Muna plural) que significa el deseo, lo que se desea. Este nombre, en sus distintas ortografías, es bastante común
en las familias del norte de África.
30

MYS 33

mys libros mys libros mys

La Guía didáctica de formación de
formadoras y formadores para la
atención de la violencia de pareja hacia las mujeres* (VPM) está basada
en la experiencia de las tres ediciones
de cursos de formación de formadoras/es en VPM en Atención Primaria
que se desarrollaron en la Comunidad de Madrid los años 2006, 2007
y 2009, organizados por la próximamente extinta Agencia Laín Entralgo.
Durante estas tres ediciones, cerca de cincuenta profesionales
de Medicina, Enfermería y Trabajo Social de Atención Primaria
se formaron para, a su vez, formar en sus centros de salud sobre
este complejo problema de salud.
Desde la también extinta Dirección General de Salud Pública,
se coordinaron acciones muy importantes que permitieron que
la formación en VPM fuera acompañada de dos herramientas
fundamentales: estudios cualitativos y cuantitativos del estado
de la VPM en la Comunidad de Madrid y la Guía de apoyo en
atención primaria para abordar la VPM, material práctico que
se distribuyó a la mayoría de centros de salud de la Comunidad
de Madrid para facilitar una correcta atención a las mujeres que
sufren violencia de pareja que acuden a dichos centros de salud.
La obra nace con la intención de ser un material teórico-práctico que permita la formación en este tema. Va dirigida a profesionales sociosanitarios, especialmente de Atención Primaria,
que  vayan a desarrollar actividades formativas en el ámbito
sanitario, o que vayan a coordinar o poner en marcha programas de formación en VPM.
La guía aborda la violencia de pareja hacia las mujeres como un problema de salud. Desde esa perspectiva, aporta materiales didácticos que permiten, a través del aprendizaje significativo, integrar conocimientos, modelar actitudes y desarrollar habilidades que posibiliten un manejo adecuado de este complejo problema desde los
servicios sanitarios.
La perspectiva de género se encuentra integrada en todas sus
dimensiones y los contenidos relacionados con la metodología
de la educación grupal se solapan e integran con los de género
y violencia.
Queremos dar las gracias en esta breve presentación a todas las
personas que han caminado junto a nosotras estos años, a todas
y todos los profesionales sanitarios que han hecho posible la progresiva integración de la perspectiva de género en la formación
en ciencias de la salud y la visibilización del impacto de las desigualdades de género en salud.
Y al movimiento feminista cuya lucha ha hecho posible el reconocimiento de la violencia hacia las mujeres como un problema
social y de salud.

En la última década han aparecido numerosos documentos de ayuda para la atención
sanitaria la mujer que sufre
maltrato por parte de su
pareja o expareja. Muchos
hospitales, servicios médicos,
sociedades científicas y diferentes organismos estatales
o locales han editado trabajos propios. Esta cantidad de
documentos responde, probablemente a la dificultad que
representa para las y los profesionales de la salud visibilizar
y atender las consecuentitas de la violencia de de el modelo médico de atención.
(…) El grupo de trabajo de la CAMFiC “Violència de Gènere i Atenció Primària” se creó en 2004 con el objetivo de
promover la reflexión sobre la asistencia, la formación, la
investigación y la participación en relación a la asistencia
en salud a la mujer que sufre violencia machista.
Estas reflexiones son fruto de esta tarea común y conserva
las peculiaridades del grup. Además de los capítulos habituales referidos a la detección o a las formas de violencia
aguda, hemos querido detenernos de manera especial en
aspectos menos atendidos en las guías habituales, como
la forma en que la violencia estructural nos afecta a todos
y todas, o bien la complejidad que entraña la atención a
largo plazo y también, en el reto que representa atender
al hombre que maltrata, a la vez que a la víctima, por citar
algunas de las características que nos parecen diferenciales
el en texto que presentamos.
Algunas de las reflexiones que se citan tienen diferentes
grados de evidencia científica, otras son fruto de nuestra
reflexión. Este hecho, poco usual en al literatura científica
actual, se justifica porque hay poca o muy poco evidencia
de la mayoría de las actuaciones en relación a las mujer
que sufre violencia y que, sin embargo, es impensable retrasar la asistencia.
(…) En toda la elaboración del documento hemos hecho
un esfuerzo especial en no olvidar el paisaje de la consulta,
un paisaje no siempre idílico, ya que parte y va dirigido a
las personas que prestan asistencia de salud.
(Extraído de la introducción de Pilar Babi)

* La puedes encontrar en la web del CAPS
MYS 33

31

minidosis minidosis minidosis

TRATAMIENTO DE FERTILIDAD,
LEUCEMIA Y MALFORAMCIONES FETALES

A los estudios ya existentes que demuestran la relación de los tratamientos de fecundación asistida con cáncer de mama,
útero o ovario, se suma ahora este estudio
francés que concluye que los niños, nacidos de mujeres sometidas para quedar
embarazadas a tratamientos de estimulación ovárica, son dos veces más propensos que otros a desarrollar leucemia.
De hecho, los investigadores del instituto
francés INSERM en Epidemiología y Salud
Poblacional, estudiaron a casi 2.500 niños
y se centraron en la historia obstétrica de
las madres. Encontraron que en las mujeres que tomaron medicamentos para estimular los ovarios, el riesgo de que su hijo
sufriera de leucemia linfoblástica aguda
(ALL) -la forma de la leucemia más común
en los niños- fue de 2,6 veces mayor que
en el resto, y 2,3 veces mayor el riesgo
de sufrir una forma más rara de leucemia, la leucemia mieloide aguda (LMA).
Puesto que se trata de un estudio grande, ya que hasta ahora los que había sobre este tema eran demasiado pequeños
para ser concluyentes, estos resultados
muestran por primera vez una relación
clara entre el uso de medicamentos contra la infertilidad y la leucemia infantil.
El estudio también encontró que los niños
de padres que tienen dificultades para
concebir de forma natural, que necesitaba
por lo menos un año en llegar, el riesgo de
desarrollar leucemia linfoblástica aguda fue
50% mayor en comparación con los niños
parejas fértiles. Esto sugiere que en sí misma la infertilidad o sus causas subyacentes,
puede jugar un papel en la aparición de la
leucemia infantil.
Rudant J, Amigou A, Orsi L, Althaus T, Leverger
G, et al. Fertility treatments, congenital malformations, fetal loss, and childhood acute leukemia: The ESCALE study (SFCE). Pediatr Blood
Cancer. 2013 Feb;60(2):301-8.

EL USO CONTINUADO DE ANALGÉSICOS
AUMENTA EL DOLOR DE CABEZA

La advertencia la ha hecho el Instituto
Nacional para Salud y la Excelencia Clínica (NICE), el organismo que regula el
consumo de fármacos en el Reino Unido,
en una guía para profesionales de atención primaria publicada en 2012.
En esta guía NICE establece cuáles son
los criterios para considerar que una persona está en riesgo de sufrir una “cefalea por abuso de medicación”. Para ello,
establece directrices par dos grupos de
medicamentos:
El formado por paracetamol, aspirina y
antiinflamatorios no esteroideos, como
el ibuprofeno. Los cuales, si se toman 15
días o más al mes, pueden aumentar el
dolor de cabeza en lugar de aliviarlo.
Y el grupo formado por medicamentos
más fuertes, como los triptanos, opiáceos
o una combinación de analgésicos. Los
cuales pueden generar una cefalea constante en las personas que ya la padecen
o tienen migraña si se consumen 10 días
al mes o más.
La guía va dirigida especialmente a los
médicos de primaria ya que la cefalea es
el problema neurológico más frecuente
con que se enfrentan pero a menudo
tienen dificultades para hacer un diagnóstico adecuado que impida caer en el
abuso de analgésicos que, en palabras
del profesor Martin Underwood de la Escuela Médica de Warwick en Inglaterra,
quien dirigió el panel de NICE, “puede
terminar convirtiéndose en un círculo vicioso en el que el dolor empeora y tú tomas más analgésicos y entonces el dolor
se vuelve aún peor y así sucesivamente”.
Headaches. Diagnosis and management of
headaches in young people and adult. September 2012. NICE clinical guideline 150.
www.guidance.nice.org.uk/cg150

LAS MUJERES QUE CAMINAN LIGERO
TIENEN MENOS RIESGO DE PADECER
UN DERRAME CEREBRAL
Esta es la conclusión a la que llega un
estudio que relaciona la actividad física
con la posibilidad de sufrir accidentes cerebro vasculares.
El estudio, realizado en España por el
equipo de Murcia del EPIC España (Estudio Prospectivo Europeo sobre Dieta y
Cáncer), liderado por el Dr. José María
Huerta, comprobó que las mujeres que
caminan a paso ligero al menos tres horas por semana son menos propensas a
sufrir un ictus que aquellas que andan
menos o nada.
Trabajos anteriores ya habían relacionado la actividad física con la posibilidad
de sufrir menos derrames cerebrales.
Ahora, el nuevo estudio demuestra que
las mujeres que caminan ligero unos
210 minutos a la semana no sólo tienen
menos riesgo de derrame cerebral que
aquellas con una vida sedentaria, sino
también que las que andan en bicicleta o
hacen otros ejercicios cuya intensidad es
más elevada en poco tiempo.
Huerta y su equipo pasaron, a aproximadamente 33.000 mujeres y hombres,
cuestionarios que incluían preguntas
sobre su actividad física y los siguieron
durante 12 años. Registraron un total de
442 accidentes cardiovasculares entre
los participantes. Las mujeres que caminaban regularmente presentaron un
43% menos de riesgo de padecer estos
percances en comparación con el grupo
inactivo, ha señalado Huerta.
European Prospective Investigation Into Cancer and Nutrition-Spain Study. Physical activity and risk of cerebrovascular disease in the
European prospective investigation into cancer and nutrition-Spain study. Stroke. 2013
Jan;44(1):111-8.

Subvencionado por:


Documentos relacionados


Documento PDF bono 2   que hacer si no le gusto
Documento PDF descargar libro levanta su pasion gratis pdf
Documento PDF pl por discriminaci n secual en atenci n de salud
Documento PDF conclusiones i encuentro mujeres por guillier 24 03 17
Documento PDF mys33
Documento PDF diversidad sexual


Palabras claves relacionadas