Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar PDF Ayuda Contáctenos



Cajas fuertes .pdf


Nombre del archivo original: Cajas fuertes.pdf

Este documento en formato PDF 1.7 fue enviado en caja-pdf.es el 31/05/2012 a las 18:14, desde la dirección IP 95.127.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 834 veces.
Tamaño del archivo: 76 KB (1 página).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


54

EL MUNDO. JUEVES 31 DE MAYO DE 2012

EM2 / MADRID

CONSECUENCIAS DE LA RECESIÓN

familia». La razón es que nunca
se sabe dónde puede haber un
avispado que quiera robar. Un
ejemplo que pone Félix: «Un
obrero estaba reformando una
casa y comentó en el bar: ‘Menuda caja fuerte estamos instalando’. Un tipo en la barra lo oyó, le
siguió hasta la obra y, según se
terminó, robaron en la casa. Por
eso es mejor no hablar con nadie
del asunto».
De hecho, casi siempre se
hay montones de modelos, tamaArmando Rodríguez, secretario aprovechan las reformas para
ños y precios. Todas las cajas son del Gremio de Joyeros, añade instalar las cajas fuertes, pero él
bastante pesadas, pero dependien- que «también se pueden tener en recomienda que sea lo último
do del peso, quizá deban anclarse cuenta los seguros multihogar, que se haga. «Es mejor esperar a
a la pared de casa o al suelo. Y de porque cada vez más cubren los que esté todo terminado y que la
ser así, hay que tener en cuenta robos que afectan a las cajas instale sólo alguien de confianza.
cómo es el forjado de los muros.
fuertes, aunque no sea en su tota- Si se estropease algo de la refor«Además hay que pensar si lidad, sí reponen una parte».
ma ya se arreglará luego».
quiere que la caja sea simulada o
En la empresa López e Hijos
Y dicho esto, otro consejo de
este experto es que
«cada uno busque su
propio escondite».
Hoy en día hay montones de cajas fuertes listas para ser
ocultadas con enchufes, sumideros,
muebles clásicos,
etc. Sin embargo, los
ladrones aprenden
rápido, y por eso es
mejor disimular la
caja de manera única, ideada por uno
mismo.
Otro aspecto a tener en cuenta al
comprar una caja es
si tiene los llamados
«bloqueos pasivos»,
unos cierres independientes de los
principales, que se
activan cuando se
intenta forzar la caja. Si eso ocurriera,
la caja ya no se abre,
aunque quedaría
inutilizada
para
siempre y habría
que forzarla sin remedio para recuperar su contenido.
«También hay que
mirar el cerco de la
caja, porque es la
parte más importante. Debe ser robusto», añade Félix. Es
decir, el marco en el
que encaja la puerta.
Las ventas de cajas fuertes van casi paralelas a las cifras de robos
Ésta puede ser la parte
en el interior de viviendas: han subido cerca de un 20% este año.
más débil de la caja o la
El primer dato, de venta de cajas de seguridad, ronda el 22%. La
más fuerte. Por eso
cifra de robos con fuerza en viviendas en la Comunidad de
también es recomendaMadrid la facilitó el propio Ministerio del Interior el pasado 8 de
ble que, además de los
mayo. Concretamente, los robos de este tipo entre enero y marzo
pestillos laterales, la
de 2012 en Madrid han sido 3.554, mientras que en el mismo
puerta tenga otros en
periodo del año pasado fueron 2.983. La diferencia es un 19,1%
las partes de arriba y
más este año respecto al pasado. Entre los datos –muy poco
abajo. «Así, si intentan
desglosados– que ofreció Interior, este es el peor, seguido de los
hundir la puerta a maaumentos de robos con violencia e intimidación, que subieron un
zazos, es mucho más
14,5%, incluyendo los ocurridos en la calle y en viviendas. El
difícil que ceda», dice
mejor dato, aunque no relacionado con robos, fue la gran bajada
López.
de homicidios dolosos en más de un 54%.
¿Y cierres digitales o
mecánicos? «Pues depende, los hay buenos
en todos los tipos. A vesi la vamos a dejar a la vista», dan más pistas. Félix López, uno ces hay también una llave de seañade José Luis. «Y cuantos más de los propietarios, habla con la guridad por si el cierre falla, peobjetos de valor tengamos, las experiencia de una familia que ro entonces hay que tener mucho
medidas de seguridad deben ser lleva más de 40 años en el nego- cuidado de no dejar esa llave a la
mayores», explica. Hay cajas ho- cio: «Lo más importante, antes vista, porque cualquiera podría
mologadas y otras que no lo es- que cualquier otra cosa, es la dis- abrir la caja», añade Félix.
Y finalmente, el precio. López
tán. Las primeras son más segu- creción. Nadie debe saber que se
ras, pero para guardar poco dine- tiene una caja fuerte o que se explica que hay muchos precios,
ro puede ser suficiente con una pretende sacar dinero del banco «pero a partir de 200 ó 300 euros
de las otras, que son más baratas, para guardarlo en casa. Casi, ca- ya se puede tener una caja de caaunque también menos eficaces.
si, no debe saberlo ni la propia lidad y que sea muy segura».

La desconfianza en las entidades bancarias y el aumento de hurtos en
viviendas eleva en más de un 20% las ventas de cajas de seguridad domésticas

Más cajas fuertes en casa por la crisis
PABLO HERRAIZ

Cajas fuertes sí, pero en casa. Cada vez menos gente quiere tener
todo su dinero en un banco. La
falta de confianza en Bankia, en
las cajas que en los últimos años
han quebrado, el pánico a un posible corralito... Entre rumores y
verdades, nadie quiere tener líos
con sus ahorros, y
por eso han decidido
guardar parte en sus
hogares. Pero la cosa tampoco está mucho mejor, porque
los robos a viviendas han subido.
Si ya no se fía de
los bancos, por lo
menos no guarde el
dinero debajo del
colchón. Una caja
fuerte es mejor y
más segura. Ya lo está haciendo mucha
gente, como demuestran los datos
del sector.
En Madrid, algunas de las principales empresas han reconocido que sus
ventas ya han subido
respecto al año pasado. Por ejemplo,
en FAC, explican
que «en el primer
trimestre del año
han subido más de
un 20% las ventas
respecto al mismo
trimestre de 2011».
Además, en su caso, las ventas han
crecido tanto en viviendas como en comercios y empresas.
En la delegación
de Madrid de Arcas
Gruber no ofrecen
cifras concretas, pero sí afirman que «las ventas han
subido este año, sobre todo para
las cajas fuertes en domicilios».
Fichet, otra de las principales
marcas, difiere un poco. Allí dicen que «las ventas están siendo
similares este año y año pasado».
López e Hijos, una de las principales tiendas e instaladores de
cajas fuertes de Madrid, con más
de 40 años de experiencia, matiza: «Desde 2009 las ventas de cajas han ido bajando. Sobre todo
de las más caras, pero en cambio
en los domicilios han subido claramente las ventas. Ahora mucha
gente quiere tener su propia caja
en casa, aunque muchos optan
por comprar cajas más baratas o
de segunda mano, por lo que el
margen de beneficios para nosotros es más pequeño», explica Javier, uno de los propietarios.
Es decir, al negocio no le da
mucho margen el tipo de ventas
que hay ahora, pero en cambio
las operaciones de productos
más baratos son mayores.

Los expertos también sospechan que este aumento de ventas
tiene a la crisis como protagonista, personalizada en la creciente
inseguridad en las viviendas y en
la desconfianza en los bancos.
Pero en caso de querer comprar una caja fuerte, ¿cómo elegir una? ¿Cuánto cuestan? ¿Có-

Los robos suben un 19,1%

mo esconderla? Varios expertos
sugieren las cosas que hay que
tener en cuenta antes de optar
por uno u otro modelo, porque
hay muchísimos.
José Luis Gómez, director de
seguridad del Gremio de Joyeros,
Plateros y Relojeros de Madrid,
explica que lo principal «es decidir qué se quiere guardar en la
caja antes de comprarla». ¿Por
qué? Sobre todo para elegir entre
dos tipos de cajas fuertes: ignífugas o no.
«Si vamos a guardar joyas, a lo
mejor no hace falta que sea ignífuga, pero si lo que vamos a
guardar es dinero en metálico o
documentos, debe ser ignífuga,
porque si no, en caso de fuego, se
destruiría todo». Como ejemplo,
José Luis recuerda el gran incendio del edificio Windsor, en el
que una empresa que tenía sede
en una de las plantas pudo salvar
importantes documentos gracias
a una caja ignífuga.
Después de esta consideración,


Vista previa del documento Cajas fuertes.pdf - página 1/1

Documentos relacionados


Documento PDF cajas fuertes
Documento PDF violencia sin sentido
Documento PDF tu ciudad 74
Documento PDF las cajas coca cola
Documento PDF asociacion de sonadores 1
Documento PDF carta revilla 7 2 2019


Palabras claves relacionadas