Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



salvacion .pdf



Nombre del archivo original: salvacion.pdf
Título: La Gran Cruzada de la Salvacion
Autor: Jesus

Este documento en formato PDF 1.1 fue generado por Texto / Acrobat PDFWriter 2.01 for Windows, y fue enviado en caja-pdf.es el 28/06/2011 a las 19:04, desde la dirección IP 186.87.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 2383 veces.
Tamaño del archivo: 654 KB (160 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


LA GRAN CRUZADA
DE LA

SALVACIÓN

Jesús nos recuerda que El es el único y
verdadero camino para la Salvación

COCHABAMBA — BOLIVIA
1998
1998
Edición: 1-Jul-1999

Arzobispado de Cochabamba
Casilia 129
Cochabamba - Bolivia

Telfs: 042-56562 / 3 Fax 042-50522

IMPRIMATUR:

Hemos leido los libros de Catalina y estamos seguros de que su único objetivo es
conducimos a todos, por el camino de una auténtica espiritualidad, cuya fuente es
el Evangelio de Cristo. Subrayan también el especial lugar que corresponde a la
Santisima Virgen Maria, modelo de amor y seguimiento a Jesucristo, a quien debemos depositar como hijos suyos, nuestra plena confianza y amor.
Al renovar el amor y entrega a la Santa Iglesia Católica, nos iluminan en las acciones que deberian distinguir al cristiano verdaderamente comprometido.
Por todo ello, autorizo su impresión y difusión, recomendándolos como textos de
meditación y orientación espiritual con el fin de alcanzar muchos frutos para el
Señor que nos llama a salvar almas, mostrándoles que es un Dios vivo lleno de
amor y misericordia.

+ Mons. René Fernández Apaza
Arzobispo de Cochabamba
2 de abril de l998

DEDICADO:
A la gloria de Dios Padre
A Jesús, el Hijo, Manantial de infinita Misericordia
Al Espíritu Santo, beso de amor de la Santísima Trinidad
Y a la Santísima Virgen María, Madre de las ternuras

Renuevo mi ofrecimiento de vida, por haber utilizado a este indigno
instrumento para dar a luz la Palabra con "La Gran Cruzada de la
Salvación", que es una súplica dirigida a la humanidad para que
retorne a la Fe.

Catalina

INDICE
PRESENTACIÓN ........................................................................................ i
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28

T RABAJEN C ADA D ÍA PARA D ESTERRAR LA C IZAÑA ............................. 1
C ONFIANZA EN EL PERDÓN .................................................................... 1
T ODO , M ENOS D UDAR DE M Í................................................................. 2
O REN PARA N O C AER EN T ENTACIÓN ................................................... 3
E STOY EN U STEDES PARA S OSTENERLOS ................................................. 5
O REN Y H AGAN A CTOS DE R EPARACIÓN
ANTE EL S ANTÍS IMO S ACRAMENTO ........................................................ 6
C RÉANME Y SE D ESVANECERÁN S US D UDAS ......................................... 7
R ENUÉVENSE DESDE A DENTRO ............................................................... 9
S I T RABAJAS POR M Í, NO T EMAS .......................................................... 10
T ODA PEQUEÑA C OSA N O E S T AN PEQUEÑA
S I E S G RANDE EL A MOR POR E LLA ...................................................... 11
C ONSERVA EL L IBRO COMO E STÁ ......................................................... 11
A FÉRRENSE A M I M ADRE PARA V ENCERSE A S Í M ISMOS ..................... 12
E MPIECEN UNA G RAN C RUZADA DE E XPIACIÓN ................................. 12
H AGAN LAS C OSAS M ÁS O RDINARIAS
CON A MOR E XTRAORDI NARIO .............................................................. 14
V ISÍTAME Y L LÉVATE M I T OQUE DE A MOR C ONTIGO .......................... 14
N O T EMAN A CERCARSE AL D ULCE A BISMO DE M I A MOR ................... 15
T ODAS LAS L ÁGRIMAS LAS H E D ERRAMADO POR U STEDES ................. 16
S OY V ERDAD Y L UZ .............................................................................. 17
S OY EL M ENDIGO DEL A MOR ............................................................... 18
Q UIERO INSTRUIRLOS EN LO QUE Y O M ISMO H ICE .............................. 19
E L PRIMER M ILAGRO DE JESÚS ............................................................. 20
L OS E LEGIDOS DEL S EÑOR .................................................................... 22
E L PODER DE M I S ANGRE ..................................................................... 23
D EVUÉLVANME LA D IGNIDAD EN M IS A LTARES .................................. 25
L LEVEN S U S UFRIMIENTO CON PACIENCIA ........................................... 25
R EPARA POR T US PECADOS Y LOS DE LA H UMANIDAD ........................ 27
A MENME EN UN S ILENCIO E UCARÍSTICO .............................................. 27
L A H ORA PRESENTE Y A N O A DMITE E XCUSAS ,
A YÚDENME A S ALVAR A LMAS ............................................................. 28

29 S I Q UISIERAS A MARME , C UÁNTO G ANARÍAS ....................................... 28
30 PASÉ DEL H OSANNA AL C RUCIFÍCALO ,
PARA D AR T ESTIMONIO DE M I A MOR .................................................. 29
31 L A A RROGA NCIA A TRAE AL M AL ........................................................ 32
32 PRONTO V OLVERÁS A M I C ASA ............................................................ 32
33 PÍDEME QUE T E E NSEÑE A A MARME .................................................... 32
34 V ENGO EN T U A YUDA .......................................................................... 33
35 Q UIERO C OMPARTIR T U V IDA , V IVIR ENTRE U STEDES ......................... 34
36 L A S ONRISA DE M ARÍA ......................................................................... 35
37 POR LA FE, N O Q UEDARÁN H UÉRFANOS ............................................. 36
38 L A S ABIDURÍA V IENE DE M Í ................................................................. 37
39 M ENSAJE A M IS PASTORES : C UANDO M E T RAES UN PECADOR ,
E S COMO S I C URASES LAS L LAGAS DE M I C UERPO ............................... 38
40 N O PUEDES D ARTE L UZ POR T I M ISMO ................................................ 38
41 M I H UMILLACIÓN V ENCIÓ AL PECADO ................................................ 39
42 E L A MOR PROPIO E S INGENIOSO Y PETULANTE ................................... 40
43 S ONRÍE AL A MOR , SONRÍE A LA INMOLACIÓN ..................................... 41
44 M E H ICE A PRESAR PARA L IBERARLOS DE S ATANÁS ............................. 42
45 E N C ADA C OMUNIÓN E STÁ LA M ISERICORDIA DE D IOS
H ACIA S U C RIATURA ............................................................................ 43
46 Y O M ISMO D ISPENSARÉ R IOS DE A GUA E TERNA
QUE A LIVIARÁN LA S ED DE S US A LMAS ............................................... 44
47 A LMAS C ONSAGRADAS ,
D ÉJENME O BRAR L IBREMENTE EN U STEDES ......................................... 47
48 E L M ALIGNO SE A PODERA DE LAS A LMAS T IBIAS ................................ 47
49 C UÁNTO C ONSUELO E NCUENTRO EN C ADA A CTO DE H UMILDAD ..... 48
50 ¿Q UÉ S IGNIFICA E STAR U NIDOS A M Í? ................................................ 48
51 E N EL S ILENCIO INTERIOR E SCUCHARÁS M IS A RMONÍAS .................... 49
52 ¿N O FUE G ETSEMANÍ M AYOR QUE EL C ALVARIO ? ............................... 50
53 M I D ESIGNIO DE L IBERACIÓN L LEGARÁ ............................................... 53
54 E LEVEN S US PLEGARIAS ANTE EL C RISTO A GONIZANTE ...................... 54
55 N O T EMAN AL A FÁN DE UN D ÍA T ERRENAL
CUANDO LES A SEGURO UNA E TERNIDAD F ELÍZ ................................... 54
56 L LEVEN A C ABO LA G RAN C RUZADA ................................................... 55
57 L AS PALABRAS DEL C RUCIFICADO ........................................................ 55
58 T ODO E S M ÍO Y N ADA E S S UYO ........................................................... 60
59 L AS D EVOCIONES DE D ON B OSCO ........................................................ 61

60 S UFRAN CON PACIENCIA LA PASIÓN DE LA H UMILLACIÓN ................. 61
61 N O H AGAN COMO LOS FARISEOS ,
QUE SE L AVAN LAS M ANOS POR C UMPLIR LO QU E D ICE LA L EY ......... 61
62 C ONSAGRACIÓN A LOS S AGRADOS C ORAZONES .................................. 62
63 M I IGLESIA E S C ELESTIAL ,
A UNQUE A POYA S US B ASES EN LA T IERRA .......................................... 63
64 Y O S OY EL M AQUINISTA D IVINO .......................................................... 64
65 T ODO D EPENDE DE M I A CCIÓN ........................................................... 64
66 E L A MOR D IVINO PROMUEVE EL C RECIMIENTO INTERIOR ................... 65
67 Q UE M I Q UERER Y EL S UYO SE H AGA UNO S OLO ................................ 65
68 H ÁGANSE PEQUEÑOS ........................................................................... 67
69 E XPERIENCIA DE D IOS ........................................................................... 68
70 M ISTERIOS DEL R OSARIO ...................................................................... 69
71 H AGAN FRECUENTEMENTE O RACIONES ............................................... 71
72 INCENDIEN EL M UNDO CON LA G RAN C RUZADA ................................ 71
73 H AY FIESTA EN EL C IELO CUANDO UN A LMA E NTRA EN E L ............... 72
74 D ARME T ODO N O E S FÁCIL ................................................................. 73
75 ¡VIVA LA H UMILDAD ! ........................................................................... 73
76 ¿Q UÉ H ACES , H OMBRE , SIN M I A POYO ? ............................................. 72
77 S UFRO N UEVAMENTE M I PASIÓN EN U STEDES .................................... 75
78 S E H AN C ONVERTIDO EN LOS B LANCOS PAÑUELOS
QUE S ECAN LAS L ÁGRIMAS DE M I M ADRE ........................................... 77
79 N O SE PRIVEN DE LA R IQUEZA DE M I PERDÓN .................................... 78
80 S U S ATISFACCIÓN C ONSISTE
EN C ONFORMARSE A LA V OLUNTAD D IVINA ....................................... 79
81 L OS B IENES DE E STE M UNDO S ON LA H IERBA DEL C AMPO ................. 83
82 M IS PALABRAS S ON S U A LIMENTO ...................................................... 85
83 C REAN EN M IS PALABRAS .................................................................... 86
84 C ONFÍEN EN M IS PROMESAS ................................................................. 87
85 A LEJE N LA T RISTEZA PARA QUE N O SE C ONVIERTA EN D EPRESIÓN .... 88
86 E L PROVECHO E SPIRITUAL C ONSISTE
EN LA V ICTORIA SOBRE LO M ATERIAL .................................................. 88
87 T ODO SE A LLANA , SI M E O BEDECEN ................................................... 89
88 E N EL C IELO T ODO SE A QUIETARÁ ...................................................... 90
89 L AS S OMBRAS SE A HUYENTARÁN ......................................................... 91
90 T U C ORAZÓN FUE M ODELADO CON T ERNURA .................................... 91
91 A MAR E S C REAR ................................................................................... 92

92 E STUDIEN M I V IDA ............................................................................... 93
93 E NCARGUÉ A M I M ADRE QUE LOS C ONSUELE ...................................... 93
94 A L M ENOS UNA V EZ AL D ÍA
H AGAN LA V OLUNTAD DE LOS O TROS ................................................. 94
95 C REZCAN E SPIRITUALMENTE ................................................................ 95
96 N INGUNO DE LOS M ÍOS PERECERÁ ....................................................... 96
97 S OMÉTASE EL H OMBRE A M Í Y T ENDRÁ V ERDADERA PAZ ................... 97
98 M I A MOR H A PLANIFICADO E STA V ISITA S UYA .................................. 99
99 M I M ADRE E S EL R ECIPIENTE DONDE SE V ACIÓ POR V EZ P RIMERA
LA M ISERICORDIA D IVINA .................................................................... 99
100 PRONTO T RIUNFARÁ EL C ORAZÓN INMACULADO DE M ARÍA ............ 100
101 M IS D ISCÍPULOS N O H ICIERON V IDA
U NICAMENTE C ONTEMPLATIVA ......................................................... 101
102 M I PRIMER PESEBRE ............................................................................ 102
103 C RIATURAS QUE T ANTO A MÉ ,
¿C UÁNTO T IEMPO N ECESITARÁN PARA C REERME ? ............................ 104
104 C ADA A LMA R ECIBE DE M Í UN A MOR PARTICULAR .......................... 105
105 Y O T E C ONCEDO M I S ANGRE
PARA QUE LA D ERRAMES SOBRE LOS P ECADORES ............................... 106
106 A COMPÁÑENME CON UNA H ORA S ANTA ........................................... 107
107 ¡A Y DE A QUELLOS QUE A HOGAN EL T RIGO B UENO ! .......................... 108
108 E STOY L EVANTANDO A LOS QUE C REÍAN M UERTOS .......................... 109
109 R ECONOCE EL A RBOL POR S US FRUTOS
Y N O S EAS E SCLAVO DE T U M ENTE ................................................... 110
110 Q UIERO PRESENTARLES UN PILOTO D IVINO ....................................... 111
111 V IVE EN LA A LEGRÍA .......................................................................... 112
112 E STÉN S IEMPRE EN EL U LTIMO PUESTO .............................................. 112
113 Q UITEN LAS E SPINAS QUE L ASTIMAN M I C ORAZÓN .......................... 114
114 O FRÉZCANSE A LA U NIÓN C ONMIG O EN EL A MOR ............................ 114
115 Q UIERO UNA G RAN FUERZA R EPARADORA ........................................ 115
116 A BRE LA PUERTA DEL S AGRARIO CON G OLPES DE A MOR .................. 115
117 IGNORAN EL G OZO QUE M E C AUSA UN A CTO DE A MOR .................. 115
118 Q UE T U V OZ S EA LA A LEGRÍA DEL PADRE ........................................ 116
119 R EPARA LAS INDIFERENCIAS HACIA LA B ONDAD INFINITA ................ 117
120 H IJO M ÍO , PON EN M IS M ANOS EL JARDÍN DE T U A LMA .................. 117
121 V OY COMO EL PASTOR QUE , T EMEROSO ,
C ORRE D ETRÁS DE S U O VEJA ............................................................. 119

122
123
124
125
126
127
128
129
130
131
132
133
134
135
136
137
138
139
140
141
142
143
144

145

L LEVO SOBRE M Í EL FADO DE T ODO EL M UNDO ................................ 119
¡A BSORBAN M I PASIÓN ! ..................................................................... 120
E S EL A MOR POR M I PRIMOGÉNITO EL QUE M E M UEV E .................... 122
Q UIEN N O T ENGA D EVOCIÓN A LA C RUZ ,
N O S ERÁ FÁCILMENTE R EDIMIDO ...................................................... 123
O BRO EN T U A MA S IN QUE LO A DVIERTAS ........................................ 124
L A L IBERTAD QUE M I A MOR LES D A .................................................. 125
L A INESTABILIDAD DEL A LMA SE C ONSOLIDA EN M Í ........................ 127
E L INCOMPARABLE D OLOR DE LA M ADRE DE D IOS ........................... 127
L OS H E E LEGIDO C UIDADOSAMENTE ................................................. 130
Y O C ONSTRUYO Y EL H OMBRE D ESTRUYE .......................................... 131
PERMANECE C ONMIGO ....................................................................... 132
S OY EL D EFENSOR DE LOS H IJOS DE M ARÍA ....................................... 132
N INGÚN S UFRIMIENTO E S INÚTIL ...................................................... 134
S EAN M IS C OOPERADORES PARA L IBRAR A LMAS DEL INFIERNO ....... 134
¡H ABLEN DE M I M ISERICORDIA , DE M I A MOR ! .................................. 135
E N EL C IELO LA FUSIÓN CON M IS C RIATURAS E S PERFECTA ............. 135
PUEBLO JUDÍO : ¡M EDITA !.................................................................... 136
H OMBRE : ¿P OR QUÉ T E A TORMENTAS EN T US A NGUSTIAS ,
S I S ABES QUE T E A MO ? ...................................................................... 137
H IJITOS , PIENSEN EN LA N OCHE DE G ETSEMANÍ ................................ 138
L A S OLEDAD DEL H UERTO ................................................................. 139
Y O C ONOZCO A M IS O VEJAS .............................................................. 140
E L A RROYO QUE C ONTIENE EL A GUA DE M I G RACIA ....................... 140
L ES H ABLA LA S AGRADA FAMILIA ..................................................... 141
S AN JOSÉ ............................................................................................. 142
L A S ANTÍSIMA M ADRE ....................................................................... 142
JESÚS ................................................................................................... 143
M I D ESPEDIDA .................................................................................... 144

PRESENTACIÓN
He aquí un nuevo aporte que se nos ofrece para la meditación y para
la reflexión en nuestra vida espiritual. El contenido que contemplamos
en estas hojas es una continuación de las enseñanzas de los anteriores
libros. Sin embargo, el alcance y la seriedad de todo esto es lanzado al
mundo con mayor intensidad y preocupación por su salvación.
Se reitera la necesidad de la oración, de la penitencia, de los
Sacramentos, de la fidelidad al Evangelio y a la Iglesia, nuestra madre.
Creemos que este libro es una fuerte luz puesta frente a la humanidad
para ser iluminada y atraída por Cristo.
Encontramos en todo esto la experiencia de un Dios vivo que ama,
que ha puesto sus intereses en sus hijos, para que se vuelvan
instrumentos dóciles y portadores de su amor al mundo.
"No les digo nada nuevo, simplemente desmenuzo el Evangelio para
la mente analítica del hombre de hoy", es el manifiesto clamor del Señor
a través de estas páginas. ¿Qué respuesta dará el hombre a su Señor?
¿Debe seguir jugando a ser dios? ¿Debe seguir aniquilando y tratando de
dar la vida como si fuese de su posesión? Al leer estas hojas, ¿tendrá el
valor de retornar al rebaño?
Aquí hay un programa de vida que solicita acogida y respuesta
decidida. Permanecer en la indiferencia es rechazar la Misericordia de
Dios, ignorar el destino que nos espera.
Por intercesión de la Virgen Santísima, doy mi bendición a todos
aquellos que habrán de leerlo.

Un amigo del alma

i

ii

TRABAJEN CADA DÍA PARA DESTERRAR LA CIZAÑA
CS-1

7-Jun-97

Jesús

Niña dulce, estoy muy complacido por el trabajo que están
realizando… Gracias por dedicar su tiempo libre, su descanso a Mi
causa: La Gran Cruzada. Pronto ustedes verán que todo esfuerzo valía la
pena, que Mi amor será difundido y la Infinita Misericordia no se hará
esperar, irá derramándose a través de la lectura de estos textos, como un
rocío que refresca…
Sin embargo, no sólo eso vendrá, puesto que todo minuto dedicado a
Mi trabajo, será ampliamente satisfactorio y recompensado.
Es arduo el trabajo que les espera, ¡pero qué placentero les resultará!
Ahora sí necesito del trabajo de quienes puedan ayudarlos…
Hijos Míos, trabajen cada día para desterrar la cizaña de sus almas…
Yo estoy con ustedes. Que nada, que nadie destruya esto que voy
construyendo en sus vidas, que nada ni nadie separe lo que Mi Madre y
Yo Hemos unido…

CONFIANZA EN EL PERDÓN
CS-2

10-Jun-97

Jesús

Hijo Mío, vuelve a manifestarse demasiado evidente Mi vida en ti y
la evidencia consiste justamente en la ausencia de apremios vistosos, de
los que dan impulsos muy fuertes con un solo golpe de ala.
En efecto, te estoy ejercitando en todo, hasta en la sequedad que de
por sí es el estado natural de la criatura. Por eso, si permaneciendo en su
estado de sequedad, el alma no sólo no peca, sino que acepta frío,
hambre espiritual para su justo conocimiento y también por Mi amor, en
cuanto que de Mí depende el sentirse árido, entonces el alma amante es
como si Me preparase un grato hecho en el que pronto Me detendré.
No luchen inútilmente con ustedes mismos, porque ni siquiera un
instante de su vida debe perderse. Estamos perfectamente unidos aun en
la aridez, estén ciertos de ello. Sólo tengan presente que Soy Yo el que
suspendo el efecto benéfico de Mi presencia.
Pero tú quieres que te hable de la sequedad culpable, es decir, del
estado que es consecuencia del desamor y también de la inobservancia
de los propios deberes, de las obligaciones. Ciertamente no es bello caer
en ese estado que es substancialmente contrario a Mi Voluntad y no
quiero que caigas en él jamás, pero enseño a Mis elegidos que de todo
deben sacar ventaja, por tanto también de la aridez culpable. Por otra
parte, se ponen muchas bases espirituales cuando se reconocen culpables
de desacuerdo con Mis deseos respecto de su estado.
El arte de Mi enemigo es hacer caer en la culpa y oscurecer el
conocimiento de la culpa o bien suscitar desesperación cuando se conoce
1

la culpa.
Mi arte, naturalmente, es el opuesto al del eterno rebelde, evitar la
culpa por amor a Mí, o bien, si el alma es débil, por su propio interés, dar
conocimiento de la culpa si se ha verificado y darlo mayor según la
intensidad del amor que quiero infundir en Mi criatura; en fin, despertar
confianza y esperanza en Mi perdón, pero sobre todo, conceder el
conocimiento propio, el cual lleva a la desestima del propio yo.
Aquí está la ventaja de que hablo, aquí está la ventaja que ofrezco a
ciertas almas áridas que invocan el retorno de Mis efusiones.
La regla es esta: mientras más se rebaja (y no metamórficamente) en
el propio yo, más se sube en el conocimiento de Mí.
Por eso los días de sequedad son preciosos cuando se viven bien y
ten por seguro que son contados y limitados a lo necesario, porque no
Soy tan descuidado como para haber muerto desangrado por ustedes en
la Cruz y luego no advertir su aridez. No Soy tan desamorado como para
haberme sometido, de Mi Voluntad, a la inmensa y angustiosa aridez de
Getsemaní y luego no preocuparme de aliviarlos en seguida de las
penalidades de sus fríos espirituales y de las espinas de su mente,
cuando toma conciencia de ser un verdadero desierto sin Mi
intervención.

TODO, MENOS DUDAR DE MÍ
CS-3

10-Jun-97

Jesús

Niña Mía, perdiste el control, nuevamente fue más fuerte el dolor
tuyo que el Mío, ¿verdad?… No tienes necesidad de entrar en una
discusión, simplemente cierra tus oídos, amarra tus sentimientos y
compara las situaciones de ventaja y desventaja. Aquilátalo todo, luego
haz notar el error y retírate. ¿No sabes que hay personas que siempre
saldrán ganando porque creen tener la santa razón?… Creo que das
demasiada importancia a algunas personas… Todas son importantes,
elige aquellas con las que estés en paz. ¿Se sienten las otras marginadas?
Algún momento comprenderán por qué se las margina… Ahora vamos a
trabajar pero para tranquilizarte, continúa con tu Rosario.
Tengo expuesta en el Corazón una inmensa floración de Gracias que
no puedo entregar a tantos sedientos y necesitados. Sin embargo deben
recibir estas Gracias Mis pobres hermanos; las deben recibir porque
tienen necesidad de ellas y sin ellas son como muertos que caminan en
compañía de otros muertos.
¡Todo menos dudar de Mí! Yo mismo les digo que gran parte del
bien que quisiera hacerles no lo reciben, a pesar de que estoy siempre
listo para hacerlos aprovechar. Inútiles Mis reclamos, no escuchan Mis
voces, se arrastran de una zarza espinosa a una planta de tuna y siempre
vuelven a pincharse sin entender por qué.
2

Vengan acá, Yo también tengo espinas, pero son las Mías y Me las
clavaron hasta el cerebro. Que dicen tiene gran valor, ¿no es cierto? Pues
bien, El gran valor es todo para ustedes, Yo no tengo necesidad de la
Gloria que adquirí como Hombre. Por eso al darles Mis espinas no sólo
no pierdo nada sino que adquiero sus almas. De acuerdo, siempre
espinas ya sea de las suyas, ya de las Mías; pero las suyas desnudas y
groseras, no valen nada sin las Mías. Considérenme así, amantísimo de
su bien y encontrarán la razón de todo, exactamente de todo.
Quiero animarlos a la confianza, incitarlos a la estima; por eso Me
manifiesto abiertamente amigo de sus corazones y les descubro tanto de
Mi Corazón que no puede contener la plenitud del afecto y del deseo de
participar todo de Sí.
Oh, durísimos corazones que Me escuchan, sin confianza no Me
encontraran y si no quieren creerme los abandonaré a ustedes mismos.
Dejen de punzarse inútilmente, acepten Mis preciosas espinas
porque ellas pueden convencerlos de que los amo.

OREN PARA NO CAER EN TENTACIÓN
CS-4

11-Jun-97

Jesús

El entrar en tentación depende de tres personas que, separadamente
y en cada una por sus propios motivos, quieren la misma cosa, pero no el
mismo efecto.
Depende del hombre ser tentado y entrar en tentación, del hombre
que corre tras sus fantasmas y abraza sus fruslerías hechas de humo.
Quieres tener lo que Yo prohibo, crees posible desobedecer sin ser
castigado.
En la tentación el hombre se comporta exactamente como un niño
que toma un cuchillo y juega peligrosamente. Se herirá con facilidad y
podrá causar daño también a los demás… El hombre que se pone en
tentación puede creer que es independiente, ya que elige lo que más le
agrada, pero pronto su presunta independencia se transforma en
esclavitud porque el orden establecido por Mí se perturba con acciones
contrarias a él, es una fuerza que no se deja derribar por mucho tiempo y
esto porque Yo He puesto en todo un cierto peso, cierta tendencia que lo
empuja continuamente hacia su centro de gravedad, hacia su puesto y su
uso, conforme a Mi Voluntad.
La tentación es un muelle que se escapa de las manos del hombre
incauto que cree usar de Mis dones sin reconocer la procedencia y la
finalidad de esos mismos dones.
Pero si la criatura racional desatina así para su daño, otra criatura
racional, pero ya condenada, quiere trastornar deliberadamente el orden
establecido por Mí y sin poder romper las cadenas bajo las cuales yace,
con enorme astucia procura tentaciones al hombre ingrato. Se complace
3

Satanás viendo desobedecido Al que odia y se prepara a separar del bien
a todos los que ciegamente lo creen. En el infierno, siempre es
impugnado por todos: por Mí y también por sus semejantes.
Nadie se le somete porque él, el ángel del mal, se rebeló contra Mí.
Todos lo maldicen, blasfeman de él, todos en el infierno se dan de
dentelladas y se encolerizan uno contra otro. Es realmente el lugar de la
perpetua discordia, del crujir de dientes, del furor insensato, de la
rebelión no sólo contra Mí sino también entre ellos y esto para siempre,
sin cesar. Pobres condenados, por siempre estarán enfurecidos y esto lo
saben bien porque son irremovibles, obstinados y no hay potencia en sus
almas que no esté en rebelión contra Mí y contra todos. ¡Incomprensible
el infierno a los pobres hombres que ceden a la tentación!
Pero Satanás vive ahogado de rabia porque odia Mi Redención, obra
maldecida por él, por ser fruto de pura Misericordia, de la Misericordia
que él, el tentador, aborrece, desdeña, ya que ella genera la sumisión de
las criaturas, sumisión que juzga indigna de él, eterno miserable.
¡Oh, sí!, está muy interesado en todo género de tentaciones que el
hombre se procura o que él mismo, tentador por excelencia, provoca por
odio, por envidia. Pero recuerden que las tentaciones no son aquellas dos
o tres cosas que de ordinario el hombre imagina; no, no. Las tentaciones
son muchas y sin asustarlos ahora les hablaré de alguna que es bueno
que sepan.
Comencemos con la comida. El hombre moderno es un enfermo que
vive de aprensiones respecto del comer. “¿Mañana, habrá qué comer?”.
Sí, habrá, si no dudas, oh hombre sin Fe. Respecto de la calidad del
alimento, la criatura del siglo sufre otras tentaciones. “¿Me hará mal esta
comida?”. Ciertamente si comes sin consideración, puede hacerte daño;
pero si haces lo que puedes, ¿por qué no creer que Yo te protegeré y te
ayudaré en caso de que tu alimento no sea bueno para ti?
Si son Mías las almas, ¿por qué no deberían ser Míos también sus
cuerpos?
Lo sé, muchas conspiraciones humanas y también infernales traman
contra su salud corporal además de la espiritual. Sé muy bien cuánta
malicia hay difundida en el mundo. Pero ustedes son Míos y Yo los
protegeré, inclusive si sufren algunas consecuencias de la maldad de
otros.
En cuanto al alimento superfluo, comprenderán más pronto que es
una tentación y sus vísceras se encargan de avisarles. Por cierto, la
garganta es pequeña pero la concupiscencia del cuerpo es grande. Y se
manifiesta de muchas maneras porque, les repito, son muchas las
tentaciones en que pueden caer enredados. La lujuria, por ejemplo, más
también la avaricia hacen daño al hombre.
¿Quién puede decir cuánto hay de tentación al descubrir los peligros
que les presentan los hombres y cosas cuando quisieran impedir efectos
desagradables, cuando en una palabra, temen la contradicción? Por eso
4

sin Mi ayuda, ninguna tentación pasará sin daño, tanto más si se trata de
someter su juicio torcido al Mío que es recto y lleno de sabiduría.
Son muchas las tentaciones, pero todas se encierran en una sola
frase: la tentación es la prueba del sometimiento de la criatura a Dios.
Pero les He dicho que son tres las personas interesadas en la
tentación y ustedes ya han comprendido que también Yo quiero que
sean tentados… para poder declararlos vencedores y premiarlos aquí en
el Cielo; para hacerlos experimentar lo que son sin Mí; lo que vale ser
ayudados y preservados por Mí.
Por tanto, los efectos que Yo deseo de sus varias tentaciones son
buenos; pero ruéguenme también que les sean abreviadas, a fin de que
los libre de Satanás y para que se disipen las nieblas que se condensan en
su pequeño cerebro.
Rueguen para que no caigan en tentación: esta es Mi invitación y Mi
consejo: La oración, en efecto, es formidable escudo que protege contra
las incursiones satánicas; que cubre los innumerables subterfugios del
amor propio, subterfugios que se resuelven en otras tantas tentaciones.
Es necesario orar. Yo daré ayuda, confortaré, Me haré consejero amoroso
de cada uno para hacerlos superar pequeños y grandes escollos.
Ruéguenme para que les impida salir del puerto de Mi salvación, ya que
fuera de Mis brazos, en mar abierto, las olas son furiosas y demoledoras.
Luego les diré otras cosas; se las explicaré de cuando en cuando con
advertencias interiores, con llamadas externas de parte de Mis amados.
Ruéguenme sí, los libraré y serán Míos todavía más y Yo Me dejaré asir
mucho más, mejor Me difundiré y nada podrá detenerme, porque la
criatura que resiste al mal Me atrae a Mí, infinito, eterno Bien.

ESTOY EN USTEDES PARA SOSTENERLOS
CS-5

12-Jun-97

Jesús

Soy grato con quien Me acompaña, a quien siempre atiendo, los
pecadores en Mi Corazón. La conversión de los más endurecidos
pecadores se concede por las penas que He sufrido y por las que sufren
Mis amados. Al Padre corresponde toda alabanza por haberme dado a
Mí y a ustedes los muchos frutos de Mi Pasión. ¡Oh, cuántas lágrimas
derramé previendo la obstinación de muchos de Mis más conocidos
hombres! ¡Pero cuánto alivio tuve al recibir, en Mi Getsemaní, a través de
Mis propios Ángeles, el consuelo de ver que muchos de ustedes habrían
de cooperar Conmigo y salvar a muchas pobres y obstinadas criaturas!
Rueguen por los que Me odian y si sufren por su causa, ésta es la
señal más cierta de que los He unido verdaderamente a Mí. No piensen
en cómo y por qué sucede esto, ¡piensen solamente en Mí que los hago
salvadores, mientras ustedes mismos tienen necesidad de ser salvados
por Mí! No es una ilusión orar y sufrir por los que amo, más bien es
5

verdadero amor identificarse Conmigo, en espíritu y verdad, en la
oración y el sufrimiento.
¡Animo! En la tierra, mientras esté girando en torno al sol, deben
existir Mis perseguidores que los perseguirán a ustedes, como hicieron
Conmigo. Estoy en ustedes para recibir toda clase de asaltos, Estoy en
ustedes para sostenerlos. Recuerden bien que cuando no advierten Mi
Presencia, es la hora en que más atento Estoy a sus pasos porque Sé bien
que la criatura en la aridez y en la pena fácilmente podría arruinarse.
Porque los amo y hasta con preferencia, cuando por su bien oculto Mi
Presencia y al mismo tiempo dejo libertad a sus perseguidores y Míos,
pues entonces Soy todo ojo para ustedes y Me ocupo en que Mi obra se
prolongue en ustedes, se afirme en ustedes, pobres discípulos Míos y
futuros compañeros de Mi Gloria.
Oren por los pobres pecadores y especialmente por los que causan
molestia; oren por los obstinados, porque Yo fui reducido a un guiñapo
inclusive por ellos y por ellos no dudé en sacrificarme, dando todo de
Mí, toda Mi Sangre y Mi Cuerpo.
Dicen que Me aman y es verdad. Ustedes Me aman, pero ámenme
siempre y no sólo cuando Me muestro en brazos de Mi Madre; ámenme
también cuando recibo insultos y golpes, cuando Me quedo solo delante
de los tribunales de los hombres, sólo para recibir injurias, desaires,
escupitajos, golpes y así Estoy todavía ahora cuando esto se repite en
ustedes. Sí, Soy Yo ustedes y ustedes son Yo cuando el infierno,
sirviéndose de sus amigos, los escarnece y los oprime.
Pido, por tanto, oración y acción. La una y la otra se complementan:
¡acepten hacerse una parte de Mí ahora y verán lo que haré de ustedes el
día de Mi Juicio!
Ustedes que Me aman aquiétense, reposen, tomen alivio, como Yo lo
hice en el Huerto al pensar que Aquel que les habla, ansía la verificación
de lo que dije a todos solemnemente en una hora de dulzura y
estremecimiento: quiero que todos sean una sola cosa como lo somos
Nosotros: el Padre, el Amor y Yo.
Por ustedes lo pedí y a ustedes lo recuerdo. No podrán olvidarlo…

OREN Y HAGAN ACTOS DE REPARACIÓN
ANTE EL SANTÍSIMO SACRAMENTO
CS-6

13-Jun-97 (En el Santuario de la Virgen de Cotoca.)

María

Hija Mía, Mi pequeña hija, quiero hablarte y hacerte un encargo
especial. Hace 13 años te tuve aquí, frente a esta imagen. Entonces
sufrías, no entendías tu camino, ignorabas lo que el Altísimo Me había
concedido para contar contigo en Mis planes de salvación de los
hombres.
Ahora, pequeña, nuevamente estás aquí en este lugar, frente a la SS.
6

ma Trinidad y frente a Mí, junto a esta imagen hasta la cual te trajo Mi
amada hija, hoy Conmigo, tan complacida viviendo ya eternamente en la
casa de Dios.
Mi súplica, hijita, es tu oración, la oración de todos Mis hijos por la
salvación de las Almas Consagradas, por toda tu Patria y la humanidad
al borde del abismo.
Quiero un verdadero cambio de vida en ustedes, quiero que cada día
amanezca con un renovarse en la Fe y en la Consagración a Nuestros
Corazones, el Corazón Santísimo y Sagrado de Jesús y a Mi Inmaculado
Corazón. Renuévense desde adentro, hija, pídeles a Mis hijos una
verdadera conversión… Ustedes no pueden hablar de conversión si
siempre están pendientes de sus problemas económicos… Aprendan a
confiar en la Misericordia y Providencia divinas, que son infinitas y
llenas de gratuidad.
Yo te pido que digas a Mis hijos que oren y hagan actos de
reparación ante el Ssmo. Sacramento, porque días muy amargos
vendrán para la Iglesia de Mi Hijo si los Sacerdotes y religiosos no
vuelven verdaderamente sus corazones a Dios… Es preciso que
ustedes, los laicos vayan hacia ellos, que les prediquen el amor y la
verdadera entrega…
Es el último llamado a las Almas Consagradas, son los minutos en
que aun se está derramando sobre el mundo la Misericordia de Dios…
No desaprovechen esta gran invitación de Dios… los está llamando, de
las plazas y los caminos para que ustedes compartan Su verdadero
Banquete. ¿Qué más puede llamarse Banquete que todo lo que reciben de
Nosotros? El va preparando con inmenso amor cada alimento, pensando
en cada uno, individualmente y Yo voy sirviendo junto a El cada plato,
revistiéndolo de una ternura incomparable. ¿Qué más puede pedir el
hombre hoy? … Pero allá están los otros, lejos de la invitación, corran a
llevarles un poco del alimento que hoy a ustedes les sobra, no vaya a ser
que ellos se mueran de hambre porque no se los ayudó a servirse el
alimento hasta la boca. Oportunidad se les dio, pero no supieron
aprovechar de tantos manjares. ¡Ayúdenlos por favor!

CRÉANME Y SE DESVANECERÁN SUS DUDAS
CS-7

14-Jun-97

Jesús

Hija amada, gracias por aliviar Mi sufrir que continúa todavía por
ustedes. Era preciso este viernes doloroso…
He dicho abiertamente a todos que el Camino, la Verdad y la Vida
Soy Yo. Con esto He resuelto por anticipado todas las dudas en el
sentido de que creyéndome necesariamente deben desvanecerse todas
las trabas de la mente. He dicho que creyéndome, porque es inútil
afirmar una verdad tan grande, como la que se ha dicho y luego no ser
7

creído. Es inútil, para ustedes, se entiende, pero sería inmensamente útil
para ustedes el creerme, porque de la Fe en Mí pueden dimanar todos los
bienes que He reservado inclusive para esta vida temporal suya. Por eso,
si creen, si pueden creer que Yo Soy el Camino, les digo que todas las
dudas se desvanecerán muy pronto.
Tú, hombre pequeñísimo, puesto en la tierra para experimentar cuán
grande es el Amor que te tengo, tardas, a veces en creer enteramente en
Mi Palabra. Si te He dicho que para llegar acá arriba, donde todo es
belleza y todos están en felicidad perpetua, es preciso transitar un
sendero, camina entonces por ese sendero. ¿Qué te importa lo que hacen
los otros? Tú ven a Mi lado, porque ciertamente te llevaré a ver, cara a
cara Al que amas, Al que deseas y a todos los que tú amas y de los cuales
eres a la vez amado en el Cielo.
Ven Conmigo. Sopesa bien estas palabras: “ven”, es decir camina;
“con”, es decir unido “a Mí”; El que te ama, El que quisieras hacer
conocer a todos y al que no todos, por desgracia, ansían conocer.
Sí, Soy el Camino, ven Conmigo, camina unido a Mí. Créeme y
encontrarás alivio aun en tu fatiga. Tantas veces te He dicho que no
engaño, sino que doy tanta saciedad a sus almas, que por la dulce
sensación de tener Mi alimento, siempre vuelven a Mí.
Vengan todos, caminemos cogidos del brazo y los Ángeles que nos
miren se inclinarán a nuestro paso. Es un camino hecho de piedras,
bastante duras, el Mío y sus pies están descalzos, lo Sé muy bien. Pero
Soy Yo El que los invito, no duden. Oh, si supieran cuánto daño se hacen
creyéndome solamente ahora y no en el momento en que Yo habré de
callar para ver cómo se regulan en el camino que deben transitar.
Pero les He dicho que el camino será recorrido, si quieren tomados
del brazo Conmigo y que los Ángeles formarán hilera y séquito a nuestro
camino. Pero otras criaturas al fondo del camino, los llamarán y les
aseguro que deben creerme por su bien. Estas Mis criaturas santas hacen
Mi Querer para concurrir a su salvación. Después les darán gracias,
ahora no comprenden las ayudas que les dan por Mi amor; sí, por Mi
amor aun antes que por ustedes mismos, ya que deberían saber que Me
antepongo a todos y que el primer movimiento de sus espíritus está
orientado siempre a Mí. Se los repito para que aprendan la Santa Ley del
amor divino.
Yo Soy el Camino, por tanto caminen según Mi Evangelio, no según
las falsedades del mundo. Saben a donde los llevaré, sepan, crean que en
el fondo del camino acabarán las cosas, acabarán los días de aflicción y
todo cambiará.
Vengan, amados, para cada uno tengo una rosa y ninguno que la
acepte podrá decir que ha tenido una flor igual a la del otro. No, a todos
una diferente rosa, pero a cada uno el perfume particular que yo le
infundiré. Al final de su vida, cuando se lo ponga delante como un sol
majestuoso, centelleante, ardiente y desbordante de luz, Mi Amor que
8

los esperaba para abrazarlos por siempre, entonces mirando hacia atrás
el camino recorrido, bendecirán los obstáculos que puse en su camino y
sobre todo Me bendecirán a Mí que al acompañarlos y guiarlos, los habré
conducido al Reino del Amor, es decir al lugar donde no hay sitio para
los egoísmos, para las guerras, para los hastíos. Sí, entonces llegarán acá,
al centro hacia el cual se sentían atraídos y verán claramente el
significado de sus cosas de abajo y Mi obra en su favor.
Llegarán al final del camino, al Reino de la Paz gozosa y también
ustedes se volverán luz y llamas, danzarines dichosos y felices en Mí y
Conmigo mismo, primera Luz y primera Llama. Al verdadero discípulo
es natural pedirle confianza.
Más tarde, estaba muy nerviosa por una charla que tenía que
cambiar súbitamente por otra que no había ni sospechado.
Tranquila Mi niña, ¿acaso no estoy contigo? ¡Sé valiente en defender
Mi voz y Mi amor, habla de Misericordia, da tu testimonio, con mucha
humildad, pero no temas, solo vas a Evangelizar, Yo Soy quien hablará
por ustedes, eso es vivir con Mi Espíritu y lleno de Mí. Te amo,
pequeña…

RENUÉVENSE DESDE ADENTRO
CS-8

15-Jun-97

María

Hija Mía, Mi pequeña hijita, quiero hablarte y hacerte un encargo
especial.
Hace trece años, te tuve aquí, frente a Mí, entonces sufrías, no
entendías tu camino, ignorabas lo que El Altísimo Me había concedido
para contar contigo en Mis planes de salvación de los hombres.
Ahora, pequeña, nuevamente estás aquí en este lugar, frente a la
Santísima Trinidad y frente a Mí, junto a esta imagen hasta la cual te
trajo Mi amada hija, hoy Conmigo, tan complacida viviendo ya
eternamente en la casa de Dios.
Mi súplica, hijita, es tu oración, la oración de todos Mis hijos por la
salvación de las Almas Consagradas, por toda tu Patria y la humanidad
al borde del abismo.
Quiero un verdadero cambio de vida en ustedes, quiero que cada
día amanezcan con un renovarse en la Fe y en la Consagración a
Nuestros Corazones, el Corazón Santísimo y Sagrado de Jesús y a Mi
Inmaculado Corazón. Renuévense desde adentro, hija, pídeles a Mis
hijos un verdadera conversión… Ustedes no pueden decir que están
convertidos si no ven las necesidades de su prójimo, no pueden hablar
de conversión si siempre están pendientes de sus problemas
económicos… Aprendan a confiar en la Misericordia y Providencia
divinas, que son infinitas y llenas de gratuidad.
Yo te pido, que digas a Mis hijos que oren y hagan actos de
9

reparación ante el Santísimo Sacramento, porque días muy amargos
vendrán para la Iglesia de Mi Hijo si los Sacerdotes y religiosos no
vuelven verdaderamente sus corazones a Dios… Es preciso que
ustedes, los laicos vayan hacia ellos, que les prodiguen el amor y la
verdadera entrega…
Es el último llamado a las Almas Consagradas, son los minutos en
que aun se está derramando sobre el mundo la Misericordia de Dios…
No desaprovechen esta gran invitación de Dios… los está llamando, de
las plazas y los caminos para que ustedes compartan Su verdadero
Banquete. ¿Qué más puede llamarse Banquete, que todo lo que reciben
de Nosotros? El va preparando con inmenso amor cada alimento,
pensando en cada uno, individualmente y Yo Voy sirviendo junto a El
cada plato, revistiéndolo de una ternura incomparable. ¿Qué más puede
pedir el hombre hoy?… Pero allá, están los otros, lejos de la invitación,
corran a llevarles un poco del alimento que hoy a ustedes les sobra, no
vaya a ser que ellos se mueran de hambre porque no se los ayudó a
servirse el alimento en la boca. Oportunidad se les dio, pero no supieron
aprovechar de tantos Manjares. ¡Ayúdenlos, por favor!…

SI TRABAJAS POR MÍ, NO TEMAS
CS-9

23-Jun-97

Jesús

Niña Mía, ¿por qué tan pensativa? ¿Ha sido un día de lucha?
También debes tenerlos, ¿por qué no? Pero estás equivocada. Dices que
fue muy mal la charla y estás completamente errada… ¡La de sacudidas
que lanzaste sobre aquellas personas!… Lo que sucede es que es otro
público, heterogéneo, difícil. Pero no fuiste tú quien habló, fue la voz de
Mi Espíritu que unas veces es trueno y otras alondra…
Estoy complacido de la forma en la cual se condujo la conversación
entre X y tú, no esperaba menos de su generosidad. Sé siempre sencilla,
clara, es lo mejor. El tiene que superar, vencer muchas cosas en las que
creyó ciegamente. Créeme, era necesario este momento. Era necesario
que él llegase a tenerlas juntas, que dudase inclusive; para ir
encontrando las verdades presentes, debía encontrarse cara a cara con
falsedades pasadas… No, no es preciso que te lo aclare, Yo Soy la
Caridad y esto es suficiente.
Yo te amo mucho más de lo que Me amas tú a Mí…
Di al P. N. que es tan sencilla, tan evidente Mi lógica que solamente
quien camina en la fe absoluta, puede asimilarla. Para encontrarme,
basta con mirar hacia la Luz y la Luz atrae, no rechaza… Tú no lo
comprendes, él te lo explicará.
(De pronto cerré los ojos y cuando volví a abrirlos me llené de paz, nuevamente
sentí aquella dulzura en el corazón, tanta ternura que Me hizo llorar de
emoción.)
10

TODA PEQUEÑA COSA NO ES TAN PEQUEÑA
SI ES GRANDE EL AMOR POR ELLA
CS-10

24-Jun-97

Jesús

Mi pequeña nada, las cosas pequeñas, los pequeños sacrificios, las
renuncias de poca apariencia pueden valer mucho. Pero cada quien tiene
sus pequeñas cosas y no para todos valen las mismas medidas en algo
que se llama pequeño, o de la propia sensibilidad.
Mirar las apariencias es un error común, es materialismo, puerilidad.
Indagar y descubrir el valor intrínseco de los afectos que se ponen en las
cosas, es asunto de adultos. El niño desganado no puede saber el valor
del estudio y experimenta su fatiga. Por el contrario, el adolescente
estudia de buen agrado si está convencido del valor del estudio.
Las cosas pequeñas del niño para el adulto son bagatelas y las cosas
que son grandes para éste, son misterios para el chico, misterios que
ignora o desvaloriza por insuficiencia mental.
Toda pequeña cosa no es tan pequeña si es grande el amor por ella.
Observen el tocado de una novia, ¿acaso no es cosa pequeña un anillo
que será la corona de todos sus deseos? Es un aro pequeño de oro y sin
embargo, le han dado el nombre de “fe” por el gran valor moral que le
atribuyen.
Por eso voy encaminando a los Míos al descubrimiento del amor que
ellos ponen en las cosas que Yo no llamo pequeñas si veo que son muy
amadas.
Mira, con respecto a tu mamá, no quiero que te desesperes.
Suspendan la intervención ahora y déjame hacer a Mí… Cada acto de fe
es una entrega que no queda sin recompensa… Por favor, no Me
pregunten nada, ¿o es que creen que porque les otorgo todas estas
gracias, debo responder a cada impertinencia? ¡Vivan de fe!

CONSERVA EL LIBRO COMO ESTÁ
CS-11

26-Jun-97

Jesús

Mi hijita dulce, quiero que conserves el libro como lo has escrito, no
puedo decirte el motivo final, la meta, ahora, pero es mejor que lo
corrijan así, como fuiste escribiéndolo, con mayúsculas en lo que tú
consideras importante y respetuoso en tu vida… No lo toquen, es preciso
que quede así porque será favorable al estudio de tu personalidad con
respecto a la forma de escribir cuando estás y cuando no estás Conmigo.
Cuando escribes Nuestros dictados y cuando escribes cualquier otro
tema o trabajo en oficina.
Quien verdaderamente aprecia el contenido, lo menos que buscará
es el correcto uso de mayúsculas en estos dictados. Te amo mucho.
11

AFÉRRENSE A MI MADRE PARA VENCERSE A SÍ MISMOS
CS-12

27-Jun-97

Jesús

Mañana vas a casa de las monjitas y quiero que lleves este Mensaje.
No levantes polvo porque corrompes el aire, entretén la
concupiscencia y serás salva… No es raro que de lo poco se pase a lo
demasiado y en aquella materia bien sabes que todo depende del querer
y no del sentir. Cuidado con indagar por qué a veces es excesivo el
sentir, se acaba por perderse.
A todos les garantizo Mi compasiva asistencia y si hago ver que
permanezco ausente en sus pruebas, es porque deseo que el esfuerzo
necesario para vencerse deba parecer como hecho por sí solas y esto para
poder premiarlas con mayor abundancia.
Merece más el que por sí solo levanta una roca, que otro que se hace
ayudar. ¡Pero atentas! Es sólo una apariencia lo que Yo quiero suscitar o
suscito continuamente por su solo bien, porque venciendo sus pruebas
Yo deberé reconocer que en ellas se han comportado con el mayor
esfuerzo y que han merecido todo Mi premio.
¿Me comprenden chicas que están indecisas delante del gran portón
de oro de la casa paterna sin decidirse a entrar velozmente?
¡Cuántas cosas debo decirles para ablandar su dura cerviz y suavizar
la aspereza de algunas de ustedes! Yo puedo repetir Mis lecciones hasta
el infinito porque jamás experimentaré cansancio. Pero ustedes que están
sentadas en los bancos de Mi escuela y que tan pronto se cansan de
seguirme y oírme, ¿cómo harán para no darme oídos, si Yo He puesto a
Mis Angeles delante de la puerta de Mi escuela para impedirles escapar
y, por lo mismo, las obligo -aunque sea dulcemente- a escucharme por
fuerza o por amor? ¿O bien que tengo un Corazón grande, inmenso
como el Paraíso que quiero darles?
¡Pero, vamos, niñas Mías! Abran los oídos muy bien. Si están
acostumbradas a las derrotas, Yo en cambio, no conozco sino victorias y
no puedo perder… Yo debo vencerlas y ustedes deben perder…
¡Aférrense a Mi Madre para vencerse a sí mismas. Les doy Mi bendición.

EMPIECEN UNA GRAN CRUZADA DE EXPIACIÓN
CS-13

28-Jun-97

Jesús

(Estaba en oración ante el SSmo Sacramento, con el P. N.)
Necesito de todo acto de reparación que venga del hombre… La ira
del Padre está avanzando a ustedes clamando justicia. El pecado del
hombre ha volcado el cáliz que contenía la Justicia de Dios. El hombre
no quiere aceptar que hay un Dios encima suyo y que El es el dueño y
el amo de toda la creación. El hombre se ha cegado en su vanidosa
soberbia y juega hoy a ser también creador…
12

Esta ciudad, no por mérito de ningún viviente sino por decisión y
elección de Mi infinita Misericordia, ha sido elegida para recibir e
irradiar hacia el mundo la dulzura de Mi Madre, de cada uno de los
momentos de amor que fue engarzando con cada lágrima que viene
derramando por todo ser humano. De aquí debe salir al mundo la voz
del amor, es el último acto de Misericordia que se derrama sobre esta
generación malvada, que niega la divinidad de Nuestra Trinidad Santa.
Quiero que ustedes, junto a algunos grupos de oración, junto a los
religiosos que verdaderamente quieran hacerlo de corazón, empiecen
una gran cruzada de expiación, de oración por la salvación de este
Continente.
Ya es tarde para el mundo, solamente los actos de reparación y
sacrificio, la continua oración de Mis elegidos, el ofrecimiento de Mis
almas víctimas podrá detener que la mano del Padre también destruya
este lugar del mundo. ¿Quieren pensar en los millones de personas que
hoy sufren? ¿En los cientos de miles de hermanos suyos que no tienen
dónde habitar ni lo que llevar de alimento a los suyos? ¿El tiempo es
tuyo? ¡Oh,! ¿Por qué el hombre no sabe interpretar los signos de los
tiempos? ¿Cuántas veces deberé llamar a que vuelva el hombre hacia la
luz de Mi Presencia?…
Verdaderamente, no queda mucho tiempo hijos Míos, tan amados
por Mí, su Jesús, su hermano, su Dios, su amigo, su Redentor… Por
favor, escúchenme, ustedes no saben lo peligroso de la hora actual,
ustedes desconocen hasta donde pueden llegar con su atrevimiento y
su osadía… El hombre va camino a perderse porque no quiere
escucharme. El hombre va camino a su perdición, a su destrucción… a
lo que él mismo ha hecho de los dones que se le han otorgado.
¿De qué ha servido la inteligencia que se le dio? Han sabido
verdaderamente utilizarla para multiplicar los talentos que recibieron?
¿O por el contrario, han destruido esos talentos, sin siquiera enterrarlos;
los han utilizado para su autodestrucción, han ensuciado Mi obra con su
malicia y su soberbia?
Yo les pido que procuren que los actos de reparación ante Mi
Santísimo Sacramento sean multiplicados, que sean frecuentes…
Queda verdaderamente menos, mucho menos que unos minutos en la
historia de la humanidad y de personas como ustedes depende que
detenga Mi Padre Su justicia por otros tantos minutos más. ¿Saben lo
que esto puede significar?
Mi Paz, Mi Amor y Mi bendición queda con ustedes, los amados de
Mi Corazón Eucarístico… El perfume de Mi amada Madre los envuelva
en suave fragancia que los preserve del maligno…
Gracias, pequeña por tu entrega y lucha en pos de la Medalla…
Ustedes son Míos, no corran detrás de aquellos que entretengan sus
sentidos…
Quiero, cada vez que puedan, cada vez que recuerden, una pequeña
13

plegaria por todos aquellos
vanidad, por aquellos hijos
más que Mis heridas: Jesús,
Jesús, perdona a quienes te
apostasía de sus vidas…

hijos que a diario caen en el pecado de la
que cada día creen que sus placeres valen
ten Misericordia de los que no creen en Ti.
ofenden con la vanidad, la soberbia, con la

HAGAN LAS COSAS MÁS ORDINARIAS
CON AMOR EXTRAORDINARIO
CS-14

2-Jul-97

Jesús

Niña amada, sabes que Yo Soy la fuente del consuelo y la felicidad
aunque este consuelo no muchas veces sea todo lo inmediato que
ustedes desean. Todo debe alcanzar su tiempo puesto que su alma
necesita este tiempo de Mi amor.
Quiero que todo lo hagas con amor. Haz las cosas ordinarias con
amor extraordinario.
En más de mil páginas que hemos escrito del más puro amor, con
toda la paciencia posible, es claro que encontrarán mucha similitud con
otros Mensajes. Es más, de los verdaderos Mensajes que He dado en la
historia del hombre, Josefa, Faustina con el tema de la Misericordia;
muchos otros con el tema del amor, a pocos hijos con el tema del
porvenir… todo o casi todo lo He condensado ahora en ti, en los
Mensajes a Mi Catalina… repito, como el último llamado de amor
Misericordioso al hombre de hoy…
Se asombrarían si hicieran un estudio Teológico verdadero,
minucioso. Se asustarían al comprobar muchas cosas veladas hoy para el
hombre. Te amo, pequeña, te espero mañana, juntos repararemos al
Padre. Es jueves, estaré esperándote…
(El Señor se refiere al encuentro en la adoración al SSmo. Sacramento.)

VISÍTAME Y LLÉVATE MI TOQUE DE AMOR CONTIGO
CS-15

3-Jul-97 (Ante el SSmo. Sacramento.)

Jesús

Quiero que creas de tal forma en Mí y confíes tan fervientemente que
seas capaz de verme en todo y en todos. La única vida buena es ésta, la
vida en Mí. Tómate tu tiempo en esta contemplación y llénate de Mí…
ahora Mírame y déjate acariciar por Mi mirada… ¡Llévate Mi toque de
amor contigo… ¿Quieres ayudarme?

14

NO TEMAN ACERCARSE AL DULCE ABISMO DE MI AMOR
CS-16

5-Jul-97 (En Tarija.)

Jesús

Amada Mía, el fuego de Mi amor arde dentro de aquellas almas que
Me buscan. El amor indefinible, aquel que enseña e inspira
interiormente, llega a ser el amor que se manifiesta exteriormente…
Mi pequeña, gracias por ayudarme ayer con tu agonía. ¿No te He
premiado con creces? No es desconsiderado tu Dios, por el contrario fue
un premio, un regalo a este pueblo, a los Sacerdotes que estuvieron
presentes. A todos quienes nos acompañaron y también a los otros, los
descreídos… Primer viernes 4 de julio, cuántos acuerdos nefastos para la
humanidad se han firmado en este día… ¡Si no fuera por el amor de Mis
pocas almas víctimas, si no fuera por las oraciones de tantos hijos
Consagrados, este mundo ya no existiría. ¡Cuánta dulce y a la vez
dolorosa unión Conmigo! ¡Este es el verdadero Amor del alma amante!
Tú, llena de Mis dolores. Yo pleno de tu dulce amor, con compasión y
ternura infinitos. ¿Puede haber algo más plenamente adherido que este
Querer a Mi Voluntad?… Cuando te sientas cansada, agobiada,
incomprendida… recuerda estos momentos de indescriptible unión a tu
Señor.
Cuando llegan estas horas, tu alma es suspendida en alto dentro del
abismo del amor. Luego pasas a sumergirte dentro del núcleo en el cual
habita Mi Misericordia, el núcleo de Mi Corazón, de Mis llagas : el área
de pena y dolor que es también área de alegría y Amor. Felices aquellos
y feliz tú, quienes habitan en la casa de su Dios, donde el Corazón
Misericordioso es expuesto para la salvación del hombre.
Verdaderamente, quienes ven la agonía de un estigmatizado Mío y
no cambian radicalmente su vida, no tienen muchas más oportunidades.
Vistan sus vidas vistiendo Mis heridas con su amor. Sean bendecidos
con Mi cariño y perseveren en buscar la verdad de Mi amor.
Yo no los He dejado. Estoy aquí enseñándoles, tratando de conseguir
un lugar de pureza en sus corazones, en el cual descansar Mi cabeza.
Vengan, Hijos Míos al dulce abismo de Mi amor. Prendan fuego
dentro de sus corazones y búsquenme hasta que sea encontrado y Yo los
encuentre, ardientes, listos a recibir los efluvios de este Corazón.
Cuántos hijos tienen miedo de buscarme y crecen temerosos. Todo lo
que necesito es un corazón que sea humilde, honesto, deseoso de recibir
Mi Amor.
Niña Mía, que tomen todas las fotografías, filmes, lo que sea preciso
porque en mucho tiempo no tendrán ocasión de hacerlo… Eres Mi
pequeñita de corazón dulce, no temas, Yo hablo por ti…
(El Señor se refería a una charla que debía dar ante tres mil quinientas personas
y no sabía de lo que realmente debía hablarles. El me condujo a lo largo de toda
la exposición sin que hubiera alguna dificultad).
15

TODAS LAS LÁGRIMAS LAS HE DERRAMADO POR USTEDES
CS-17

8-Jul-97

Jesús

Hija Amada, sigamos escribiendo para Mis hijos: los hombres.
Abro los cofres del amor y regalo alegrías a todos, mientras todos o
casi todos, Me tienen alejado como si Yo no existiese. A los muy fieles
todo Mi impulso y un halago, a los tibios les parece extraño que Yo Me
interese por ustedes.
¡Yo, el Nazareno, qué incomprendido Soy! Y Mi Reino es el más
combatido, Mis victorias en ustedes son demasiado esperadas. Ustedes
no Me aman todo lo que quiero, no están tan listos como espero, no se
ayudan unos a otros para venir a Mí, no Me ayudan a construir lo que
quiero… Yo los veo tan desabrigados que Me mueve a pena tanto más
que a veces no aceptan reflexiones y si las aceptan pronto las olvidan.
¿Qué han entendido de Mi vida interior? Tal vez nada o tal vez lo
contrario a lo que fue. Yo también luché y si bien es cierto que estaba
exento del pecado, sin embargo luché para crecer delante de Mi Padre y
delante de los hombres.
El mayor testimonio que daba de Mí mismo, estaba íntimamente
ligado al trabajo que el Padre hacía en lo interior. ¿Puede ser posible que
Mi Humanidad deba ser oscurecida por Mi Divinidad? Al contrario la
ilumina e ilustra su plena semejanza con la de ustedes.
Hijos Míos… como era imposible que Yo ofendiese a Mi Padre, para
hacerme semejante a ustedes, cargué sobre Mí todas sus culpas: esto era
lo más grande y lo hice en una noche de traición y agonía. Libre del
pecado, pero víctima de todos los pecados: Yo, el que nunca había tenido
culpa; puro y sin mancha alguna, pero llamado a responder por todas las
culpas, por todas las impurezas, por todas las manchas, porque así lo
quería; humilde como ninguno, He rendido cuenta a Mi Padre de todas
las soberbias.
¡Qué luchas Me Ha costado Mi Reino! ¡Cuántas luchas sostuvo Mi
Alma, no sólo al finalizar Mi vida terrena!
Les digo todo esto porque deben reflexionar mucho: Yo fui el más
acosado. Si hacía el bien tenía como respuesta la ingratitud… Así fue
antes y así es aun hoy… Todas las lágrimas las He derramado por
ustedes que Me escuchan y mucho más por aquellos que no Me escuchan
o no Me entienden. ¡Quisiera poder llorar todavía más! ¡Tanto los amo!
Yo sé que las contrariedades son como mordidas que se reciben…
Ustedes no hagan como los animales que devuelven mordida por
mordida, no lo hagan porque esto es contrario a la mansedumbre, al
amor fraterno, a Mi deseo.
No existe humildad de corazón ni unión si se responden con
agresividad, con palabras de enojo, ofensivas. Recuerden Mis oraciones
porque hice que las transcribieran justamente para que ustedes hagan de
ellas materia de reflexión con el fin de obtener ejemplo y fuerza.
16

Recuérdenme crucificado, manos y pies perforados, pendiente de la
cruz, de ignominia, blasfemado, odiado, burlado y profanado. Todo Yo
sumergido con un baño de sangre. ¿Qué dije entonces? ¿Cómo recibí
tantas contrariedades? Con una oración: “Padre, perdónalos porque no
saben lo que hacen”
¿Entienden lo que quiero decirles? Yo no podré presentarlos un día a
Mi Padre si no se hacen semejantes a Mí…

SOY VERDAD Y LUZ
CS-18

8-Jul-97

Jesús

Yo Soy la Verdad y según Mi promesa quien Me sigue no anda entre
tinieblas porque seguirme significa alimentarse de Verdad.
Conozcan que la Verdad es el ser Mío y subsiste por sí sola, siendo la
verdadera esencia que es luz por sí misma. Como un sol que aun antes
de iluminar a otros tiene en sí lo máximo de luz y tiene tanta que puede
participarla sin perder, sin cambiar su luminosidad… De igual manera,
Soy luz de Verdad que vive de su propia luz que ilumina y que de por sí
se beatifica en el conocimiento de la propia Verdad. Yo Soy la Verdad en
esencia y Me doy a todos sin perder nada de Mí.
Mi ser es verdadero, verdadera la difusión que hago de Mí,
verdadero el amor que puedo participar porque todo en Mí es Verdad.
Soy la luz que conoce su propia infinita beatitud y esto porque la esencia
de Mi luz es la Verdad. Por lo tanto, Mi misma beatitud es infinita
porque Me veo a Mí mismo infinitamente amable y conozco la infinita
Verdad de Mi esencia y de Mis atributos. Soy la Verdad, Soy la Esencia y
Soy la Luz sin posibilidad de sombra alguna. La sombra sería falta de luz
y si existiera en Mí, Yo no sería la sola Verdad.
No lo niego, es difícil este discurso, pero He querido recordarles que
un Hombre como ustedes adora la Verdad y participa de ella
intensamente. Hijos, Este Hombre nació, vivió y murió, justamente para
restablecer la verdad venciendo a la mentira que encierra todo pecado…
Si Me aman deben estar felices de que Mi Humanidad pueda
conocer tanto de Mi Divinidad; que Mi adoración como Hombre, sea
perfectamente proporcionada a Mi misma Divinidad, y esto porque Mi
persona es una sola, y por consiguiente, Mi acción divina se difunde a
Mis acciones humanas - incomprensible a ustedes - que hago
continuamente por Mí mismo y por ustedes.
Así como por ser Dios Soy la Verdad, como Hombre adoro la
Verdad: conozco y veo Mi Divinidad, conozco y veo cómo Soy conocido
por ustedes, porque están en Mí, única Verdad que difundo
iluminándolos a todos… Yo Soy el sol que irradia, ustedes son o deben
llegar a ser Mis planetas.
Mírenme, fíjense en Mí, háganse conquistar por Mí en eterna
17

admirable Verdad y serán también ustedes la verdad, es decir, luz
centelleante que no tiene ocaso.
Vengan a Mí: debo escudriñar todos los pequeños rincones oscuros
de su alma y ofrecerles rayos y rayos, luz y luz, verdad y verdad…

SOY EL MENDIGO DEL AMOR
CS-19

8-Jul-97

Jesús

Mi niña, te haré escribir a oscuras. Tú Me has llamado y no resiste Mi
Corazón a tu llamado. Me gusta volcarme hacia ustedes, hacia ti, hacia
todos los que llaman con insistencia.
A cada uno He dado el deseo y debo acogerlo, porque si lo di es
justamente porque Me agrada verlos deseosos de Mí y,
consiguientemente, merecedores de recibirme en efusión y caridad entre
las llamas de Mi Amor; en la alegría suya y Mía.
Quienes gritan contra el pietismo dicen, sin saber, una verdad.
Porque solamente quien posee el verdadero Amor puede gustar Mis
delicias… Pero los denigrantes, los superhombres y supermujeres de
hoy, crean tan solo una hora, pero sin dudar, y entonces se convertirán
en trofeos de Mi Corazón.
Mi Espíritu está lleno de muchas delicias que ansío participárselas,
pequeños alumnos del Amor; a ustedes sedientos y perseguidos; a
ustedes, almas amadas que He rescatado en tantos días y tantas noches
de lágrimas. A ustedes —tengo que decirlo— que eran Míos y Me
abandonaron; debo participar la fragancia de Mis virtudes, a ustedes
elegidos y partícipes de Mi Pasión.
No quiero ya contener la plenitud de Mi afecto, por eso los llamo y
les pido que actúen como Yo lo deseo.
No les importe que sean ricos o pobres, que hayan sido inocentes o
pecadores, que sean jóvenes o ancianos, hombres o mujeres, pequeños
en amor o grandes, que vayan primero al Purgatorio y luego al Paraíso
o que Yo los recoja de la tierra y los transplante directamente a Mi
jardín… Que nada de todo eso les importe, porque Yo, el mendigo del
Amor, el sediento de sus almas, quiero abrazarlos con el abrazo puro y
perfecto del Amor, como quiero que todos se abracen y así
participarles Mi llama purísima que abrasa todo y a todos; que los hace
felices y semejantes a Mí, que no busco más que hacerles el máximo
bien sin ninguna recompensa, porque Me basta el Amor.
¡Oh, amados, compréndanme! ¡Ámenme porque Yo los amo tanto!
Y tú, Mi pequeña alma amante, tú que sabes dar tanto amor,
sumérgete en el abismo de este Corazón…

18

QUIERO INSTRUIRLOS EN LO QUE YO MISMO HICE
CS-20

13-Jul-97

Jesús

Pequeña hija del amor, Sé cuánta falta te hace Mi voz, a Mí también
Me falta tu ternura, tu atención. Considera siempre útil cuanto te digo y
aprovecha todo lo que quieras, puesto que quiero decirte aun muchas
cosas, todas para instruirte y cumplir el deseo de la utilidad de quienes
leerán cuanto escribes… De ellos sólo pido atención a Mis Palabras y que
no busquen explicaciones curiosas en ellas, sino que pidan fuerza para
hacer operante Mi Palabra también ellos.
Es un misterio insondable el que quiera Yo manifestarme a través de
una criatura al hombre de hoy… ¡Cuántos misterios humanos conocen
solamente por los frutos que ven de ellos, por sus efectos! No dudan solo
porque ven sus efectos y no las causas. Bien, el misterio consiste en que
los efectos son conocidos, advertidos en su autenticidad en la garantía
que les muestra el hecho de producir movimiento de almas hacia Mí.
Mis Palabras son las mismas; es más, He venido repitiéndolas a
través de los siglos a decenas de hijos y aun hay muchos que no Me
reconocen, que analizan, que buscan fallas… ¡Qué ciegos son!
Yo Sé que es de noche para una parte de la humanidad; pero, ¿a
quién le importa si Yo quiero entretenerme ahora, en este momento?
¿Puede la noche impedir Mis obras de Amor y Misericordia? Puedo no
ser comprendido, de acuerdo, pero Me conformo con que las criaturas
cumplan Mi Querer por su propio bien.
Permanezcan unidos a Mí, que Soy fuego lleno de Amor y vendrán
a ser Conmigo fuego que da calor y mucha luz. A esto voy y ustedes
imítenme siempre, haciendo las cosas que les digo porque son las
cosas que Yo mismo hice. ¡A Mi semejanza!
Las rosas y las espinas con las que te adorno nunca están sin su tallo
que las sostiene, porque sino caerían los pétalos y las espinas se
romperían. Las rosas son de varios colores, tenues y encendidos,
dominando las rojas. Las espinas son de variado tamaño para poder
pinchar.
En ti ves, sientes a la mujer, no puedes ver o sentir a la criatura que
He hecho a Mi semejanza, crucificada y doliente por todos los hombres…
Mi elección no ha cambiado y proseguiré haciéndote semejante a Mí que
fui abandonado por todos. Es necesario, entonces, experimentar ciertas
situaciones que dan vértigo, ya que en tales situaciones puedes
sostenerte simplemente en Mí, sin ningún apego aparente.
Más adelante se verá lo que entiendo por vértigo y serás libre si estás
firme en la fe…

19

EL PRIMER MILAGRO DE JESÚS
CS-21

13-Jul-97

María

Hijos Míos, hoy que Soy venerada y exaltada por el gran privilegio
que Me dio Mi Hijo, quiero decirles algo que será de su agrado. Si lo
aceptan, bien pueden considerarse en el amor santo en el cual vivo Yo,
juntamente con los Bienaventurados del Cielo.
La Iglesia habla mucho del primer milagro de Mi Hijo, justamente se
lo encuadra en el Querer santo que dispone el cumplimiento de ese
primer prodigio, por Mi intercesión ante Jesús. Pero ustedes desconocen
qué hechos precedieron a esas nupcias. Hechos que tienen que ver con
Mi Hijo y Conmigo, Madre ansiosa de estar cerca de Él.
Aquella familia estaba emparentada con José y por lo tanto también
Conmigo. Recibida la invitación, Yo decliné cortésmente la misma,
pensando que Jesús quería excusarse, porque lo noté algo indiferente.
Faltaban aun muchos días para la boda; preparé un mantel y lo envié a la
futura esposa con expresiones de simpatía y buenos augurios. Pero Jesús,
que veía y sabía qué sentimientos Me movían, cuando el mantel estaba
ya listo, Me dijo: “Madre, si Yo dejase Mi aislamiento y lograse que los
esposos insistan en esa invitación, ¿quisieras Tú acompañarme a las
bodas de Nuestros parientes?” El leía en Mi Corazón como en un libro
abierto y había despertado con delicadeza Mi deseo reprimido. “Hijo
Mío, repuse, no hay lugar a donde te guste ir, que no Me guste también a
Mí. Ahora enviaré este mantel y, puesto que Tú lo dices, iremos”.
Se hizo lo que Jesús había anunciado y el día fijado Nos dirigimos a
Caná.
En este marco de hechos que precedieron a las propias bodas,
ustedes, hijos Míos pueden ver las razones que Me movieron durante el
convite, a dar a conocer a Jesús las dificultades de la familia que Nos
hospedaba, respecto de la falta del vino y de la respuesta de Jesús a Mis
palabras. Respuesta que se encuadraba perfectamente en el estado de
ánimo del Redentor, cuyo tiempo para manifestarse al mundo en verdad
no había llegado.
Sin embargo, Su sabiduría va más allá de todo lo humano y
efectivamente, Jesús para contentarme hizo el milagro que ustedes saben.
Ahora Yo no puedo expresarles la gratitud que tengo hacia Jesús por
haber dado al mundo la manifestación de Su amor a Mí, y por haberla
dado de modo tan clamoroso. Mis afectos, Mis sentimientos son tan
ardientes que ni el más alto Serafín puede comprenderlos. Por eso Me
adaptaré a ustedes que también deben, de cualquier manera, participar
de la gratitud materna que Me incendia el Corazón.
Jesús, Mi dulce Hijo, aquí, ante Tu trono de Amor, ves a una criatura
Tuya que has elegido por Madre. Tú Me Has querido grande porque Tú
eres bellísimo, y Yo, conociendo que Mi nada no merecía sino un eterno
nada, declaro delante de todos Mis hijos y Tus hermanos, que la
20

grandeza que Has puesto en Mí es Tu sola Gloria, Tu justísima
exaltación. Me Has querido por Madre Tuya y por eso Yo Te tengo como
Mi amadísimo Hijo.
Jesús, es demasiado grande Tu amor por Mí, para que pueda
explicarse y, por consiguiente, es grande Mi reconocimiento hacia Ti. En
la tierra Me Has amado de manera ejemplar, Me Has dado las cosas que
no Te He pedido, Me Has honrado en público y en privado. ¡Hijo! La
corona inmortal que Te Ha dado el Padre, realmente se enjoya con este
Amor singular con el cual Me quieres con predilección.
Si todos en el Cielo quieren alabar lo que ven en Mí; eso es porque
ven que Yo no tengo valor que no sea recibido de Ti. Sí, Soy Tu Madre,
pero Tú eres infinitamente más para Mí, porque Tú, Mi amadísimo Jesús,
eres el Omnipotente que demuestra en Mí hasta dónde puede llegar Tu
misma Omnipotencia.
Hijo Mío adorado, por todo lo que Has hecho por Mí, ahora Yo, con
el poder que Me das, recojo almas para dártelas. Por todas las atenciones
con que Me rodeaste, ahora Yo voy por el mundo para encender fuego
de caridad por Ti, Mi celestial Hijo, alegría de Mis ojos, belleza sin igual.
No podré nunca igualarte en Amor, sin embargo, Me Has dado tanto
que en el mundo muchos Me tratan con inmenso amor.
Oh, Jesús, nombre dulcísimo. Todas las veces que Te vuelvo a ver
pequeñito en Mis brazos, Mi Corazón experimenta arrebatos
incontenibles y de inmediato corro a las almas, inspirándoles amor por
Ti. Ellas no saben que Yo en el Cielo puedo todo lo que Me fue vedado
en la tierra. Te traigo almas porque quiero verte sonreír de felicidad;
conduzco a Mis hijos ante el trono en el cual te asientas majestuoso,
amable, atractivamente lleno de luz.
Hijo Mío divino, si estos otros hijos Míos Me escucharan, diría cosas
del Cielo, pero no pueden oír, y ello Me limita a decirles tan solo que si
quieren agradarte mucho, sean fieles a Mí, hagan vida irreprensible,
piensen que aman a un Dios tan amable, que toda cosa del mundo es
menor que polvo en comparación con Tu Amor.
Jesús, vida y dulzura Mía, en el día de Mi Gloria, cuando congregues
a los hombres para cerrar la existencia del mundo, quiero que estos hijos
Míos, cuyos nombres He escrito en Mi mente, estén todos Conmigo.
Oh, Tú que cambiaste el agua en vino, oh Tú que Me diste tanta
alegría en aquel día en Caná, dame la alegría de tener cerca a todos Mis
hijos. Extiende sobre ellos, piadoso, Tu bondad; porque Yo Me empeño
en llevarlos a Tu trono, queridos y santos como Tú los deseas.
Hijitos Míos, recuerden Mi oración y sean solícitos en venir a Mí,
porque juntos debemos alabar a Mi divino Hijo que tanto nos ama.
Recuerden los deseos de una Madre y reflexionen cómo Jesús, para las
bodas de Caná, quiso satisfacer el deseo de Su Madre.

21

LOS ELEGIDOS DEL SEÑOR
CS-22

19-Jul-97 (En México.)

María

Niña Mía, querida hija, escribe para Mis hijos de Bolivia. Les dirijo
Mi voz materna y reconocida por el afecto que tantos hijos tienen para
con Mi Jesús.
Ustedes deben saber, oh hijitos, que desde las apariciones a Juan
Diego, estoy recorriendo el mundo para advertir a los pueblos del flagelo
que pende sobre ellos y los amenaza. No se Me escucha, Me rechazan,
Me ofenden. Sin embargo, no Soy sólo Yo la rechazada, la ofendida…
¡Cómo quisiera permanecer ignorada para que Mi Jesús sea conocido!
Pero si no Me aceptan a Mí, ¿cómo podrán conocer y reconocer a Él, su
hermano mayor, la Luz infinita que hace extasiar?…
Por eso Me detengo ahora para hablarles, amados hijos Míos,
engendrados por Mí al pie de la Cruz de Jesús, y les confío Mis penas
acerbas, estas lágrimas y ruegos Míos que, ciertamente han venido
deteniendo la Justicia santa que los hombres han provocado
desmesuradamente.
Hijos Míos, Estoy cansada de recorrer el mundo y encontrar tanta
incomprensión… Veo en peligro a Mi gran familia; a ustedes confío Mis
penas.
Sepan que en la fortaleza que Satanás se ha hecho en la tierra, He
advertido visiblemente a sus seguidores, pero él mismo ha borrado Mi
obra con engaños y astucias diversas para el daño de sus habitantes.
No los vencerá Mi enemigo, hijitos, no; lo que ahora le está
permitido, mañana será causa de su derrota.
¡Cuántos hijos han muerto en este último tiempo y cuántos más
morirán, víctimas del odio de su hermano: el hombre. No saben cuánto
hiere a Mi Corazón materno el espectáculo de millones de hombres que
se pierden por causa de pocos.
Yo quiero que este querido país suyo, en el que Jesús Ha puesto sus
ojos y al que Ha querido elegir como el centro desde el cual se irradie Su
Misericordia Divina, se salve a través de una Gran Cruzada de Amor, de
Misericordia, de Oración, para ayudar a tantos hermanos suyos que
viven oprimidos por miserias increíbles de todo género…
¡Cuán cansado está el pueblo de tan larga opresión! Debemos
liberarlo juntos.
Hijitos, observen que Estoy llena de Gracias para ustedes, si a veces
les parece que estoy ausente, no crean en las apariencias. Estoy junto a
ustedes cuando sufren.
Ayúdenme, hijitos bolivianos, ayúdenme hijitos a salvarlos. Muchos
se han hecho sordos y no creen en Mis promesas, pero Mi Corazón está
abierto para todos…
Si ustedes acogen a Mi Hijo en sus corazones, si ustedes Me ayudan
a ayudarlos, este próximo triunfo Mío no se hará esperar. Dejen que Mi
22

Corazón maternal encuentre entre ustedes muchas almas que, con
enamoramiento de mártires, amen a Dios.
Juntos en este gran acontecimiento que se prepara y que habrá de
repercutir en el fortalecimiento de la Iglesia, vamos hacia el Corazón
Eucarístico de Jesús que es, que debe ser, fortaleza para ustedes en esta
peregrinación terrenal. Ustedes no pueden ver una Comunión…
Fortalecidos por Él, Mi Santísimo Hijo los estrecha a Su Corazón lleno
de ternura, para sumergirlos en el gozo de la unidad de Amor de la
Santísima Trinidad.
¡Pueblo elegido, como tantos otros antes! En los eternos planes de Mi
Hijo están los actos de sus escogidos. Oh, con qué ansia espera que los
realicen. Podría Él llevar a cabo Sus planes aun sin ellos, pero Su bondad
Misericordiosa quiso incluir a las almas, a ustedes, en la difusión de los
frutos de la Redención en todo el mundo.
Hijitos, aquellos que no creen que Dios puede hacer todo lo que Él
quiere: lastimosamente, ustedes usan su conocimiento, su saber, no para
acrecentar la fe y la unidad, sino para dispersar y aumentar la
incredulidad. A ustedes les digo que procuren por medio de los
Sacramentos, atizar la llama de la fe, porque si la fe se robustece, crecerá
la esperanza y también el amor.
Con entera confianza pueden ustedes, Mis queridos hijos, contar con
su Madre celestial, quien está siempre cerca para que juntos podamos
seguir al Divino Redentor en la renovación de Su Santa Iglesia… Les
envío Mi maternal bendición desde este Santuario que han construido
para glorificar a Mi Hijo…

EL PODER DE MI SANGRE
CS-23

20-Jul-97

Jesús

(En México, después de la S. Misa con el P. M. en su casa.)
La voz de Mi Sangre es poderosa y llama, no inútilmente a grandes y
pequeños, a los pecadores, a nueva vida.
Derramé Mi Sangre para reunirlos a ustedes, elegidos de Mi Corazón
y cada gota que derramé tiene el poder de multiplicar la eficacia de Mi
Redención.
La efusión dolorosa, la feroz violencia de los perseguidores que Me
azotaron casi a muerte, estén presentes a esta generación de hombres
incrédulos e insensatos. El hombre olvida todo, sólo se acuerda de sí
mismo; el primero y el último siempre es él. ¡Pobre hombre, leproso de
la atómica! ¡Pobre hombre, descarnado de la nuclear! ¿Qué quiere de
Mí? No debería querer nada porque no Me cree o Me cree poco. ¡No te
envanezcas! Si eres grande, oh criatura Mía es porque te hice tal en el
centro de la creación; pero te hice Yo…
Quieres evadirte de ti mismo, ebrio de lujuria y de soberbia, sin
23

embargo las cosas más grandes están en ti porque Yo las He puesto y
tú no las ves. Lo sé, nada te importa hoy que Yo te recuerde que por tu
amor He derramado, con inmensos dolores, toda Mi Sangre… no lo
ves, no quieres verlo. Eres propenso a celebrar tu grandeza, o al menos
la que juzgas como tal. Pero créeme, Me das mucha pena, a Mí que
comprendo tus más pequeños movimientos.
Hombre insensato, detente. Mira lo que te dice quien te creó: Te
ofrezco Mi Sangre. ¿No dices nada? Estás tan ciego que no ves qué Luz
se desprende de Mi Sacrificio cruento que consumé en el Calvario. ¿No
es nada para ti Mi Sangre? Y si no es nada, como neciamente piensas,
¿qué se dirá cuando las sanguijuelas infernales hayan chupado hasta la
última gota de tu sangre, oh loco hombre del dos mil? Tu vida vale
mucho, créelo: no la gastes inútilmente. Tienes una vida que se
encamina hacia una meta; si no lo entiendes, pobre de ti!
Detente hoy, detente aquí, ante el Cristo sangrante, al pie de la
Cruz. ¡Mírame bien y no apartes de Mí tu mirada! Ya no te llamaré con
el nombre de loco, si mirándome en la Cruz, comprendes que ha sido
Mi Amor por ti el que Me ha llevado a la muerte, al derramamiento de
toda Mi Sangre.
Mi vida acabó por la privación de su alimento vital, compréndelo.
Sufrí la muerte por haber derramado toda Mi Sangre y todo por ti,
criatura Mía, por la cual Yo, tu Creador, no dudé en tomar tu misma
naturaleza, en el Verbo encarnado.
Tú también tienes sangre en las venas y pido un momento tu
atención en el hecho de que Mi divina Sangre estuvo exenta del impulso
que proviene del pecado. Tu sangre, en cambio, ha conocido más o
menos el escozor que proviene de la culpa: Mi Sangre valga por la tuya;
ésta, poco noble por estar mezclada de culpa, puede ser cambiada con la
Mía que, créeme, no sólo es noble, sino repleta de frutos y tiene un valor
infinito. Este es el trueque ideal, pero real que Yo te propongo.
¡Detente, criatura Mía, detente! Escucha esta voz Mía, acepta Mi
Sangre, mírame en la Cruz y verás Mi rostro todo cubierto y
precisamente de Sangre roja. He cubierto Mi rostro con lo rojo de esa
Sangre para que Mi Padre te viese a ti, a quien Yo representaba, lavado y
purificado. Queda tranquilo, las costras de Sangre que Me impiden casi
del todo abrir Mis ojos, las He querido para decirte que a través de Mi
Sangre, Mi mirada no quiere divisar tus fealdades.
Sí, He estado en un baño y He merecido para ti lo que tú no podías
nunca merecer. Recuérdalo y apréciame, porque si te He creado sin
trabajo, empero te He redimido a precio de Sangre y tú, hombre
extraviado, deberías pensar que no habría hecho lo que He hecho si Mi
Amor no fuese tan grande.
Ven, escucha… Ven a Mí porque debo sumergirte en el cáliz que
contiene Mi Sangre purísima. Ahí, en Mi cáliz, debes permanecer
cubierto con Mi Sangre, porque de ella y en ella deberás encontrar todo
24

lo que necesitas ahora y siempre.
Ven, vuelve a Mi Altar, donde un hombre como tú, pero que es más
digno que tú, ofrece el inmenso valor que contiene el cáliz bendito.
Vuelve a ese Altar muchas veces, más aun mientras te conceda la vida,
porque quiero hacer de ti adorador perfecto y partícipe de Mis
inagotables riquezas.
Sí, ven a Mí, vuelve siempre a Mí, para escuchar la voz de Mi Sangre
que es bendecida por el Cielo y por quien en la tierra Me ama. Vuelve y
escucha, Yo te hablaré de manera suave, muy atractiva y en Mi Sangre
encontrarás el porqué de tus porqué, mucha luz y claridad para
iluminarte a ti y a muchos, muchísimos otros, ahora miserables pero
destinados a asumir la herencia de valor infinito que está contenida en el
cáliz santísimo que ves en Mi santo Altar.
Ven, vuelve y escucha las voces de Mi Sangre humana y divina. Yo
te hablaré, pondré en movimiento tu sangre con el fuego de Mi Amor.
Estoy aquí, en el Altar, vuelve a Mí…

DEVUÉLVANME LA DIGNIDAD EN MIS ALTARES
CS-24

21-Jul-97

Jesús

(Ante el SSmo. Sacramento, en la Basílica de Guadalupe.)
Devuélvanme la dignidad en Mis Altares, hijos Míos. Ustedes no
alcanzan a comprender cuánta importancia tiene este próximo y último
Congreso en la vida de la iglesia…
Te extraña que esté la forma en medio de la Cruz, ¿por qué? ¿Acaso
no fue en la Cruz donde gané este premio para que hoy el hombre pueda
tenerme con él?
Ustedes deben profundizar más en Mi Pasión, no les gusta, ¿verdad?
Mal, muy mal; no puede haber redención sin cruz. Les gusta la imagen
del Cristo Resucitado, pero ¿de dónde nació Mi Resurrección? Todo
hombre debe morir para resucitar y únicamente muriendo al mundo
podrá tener redención…
Di al P. M que cuando Longinos traspasó Mi Costado, Mi
humanidad había cesado. Aquel agua que brotó juntamente con la
Sangre, fue la señal de que esa Sangre daba paso al torrente de agua viva
que lavaría sus culpas… La Sangre representaba Mi Humanidad y el
agua que es vida, venía de Mi Divinidad…

LLEVEN SU SUFRIMIENTO CON PACIENCIA
CS-25

21-Jul-97 (En la Basílica de Guadalupe.)

María

Hijos Míos tan queridos, estoy contenta de que lleven esas imágenes
de su Madre. Cuántas bendiciones llevarán a su Patria desde este
25

santuario; yo beso cada uno de sus pequeños corazones. Les pido que
lleven Mi voz de aliento a los que sufren. Cuando les llega un gran
sufrimiento corporal o espiritual y ustedes lo aceptan con espíritu de
oblación, aquello puede ser fuente de gracias innumerables. Pueden
pagar con esos sufrimientos los pecados, las omisiones de toda su vida y
al cancelar toda su deuda, pueden alcanzar, con su restante sufrimiento
llevado con paciencia, la conversión de los pecadores empedernidos y
dar gloria a Dios.
Las almas salvadas, convertidas gracias a los sufrimientos aceptados
por ustedes, pueden alcanzar inclusive la santidad.
Cuando pesa sobre ustedes la cruz del sufrimiento, recuerden que no
son sino peregrinos en la tierra. Más allá de la tumba hay un mundo
maravillosamente más bello, que Dios Ha preparado para sus hijos fieles,
donde los espera una felicidad mayor que la que merecían debido a sus
sufrimientos pacientemente sobrellevados.
Los llamo a ustedes, Mis queridos hijos, a un apostolado de especial
elección, para que soporten el martirio espiritual por los pecados de los
demás y, para que por medio del sacrificio de sus vidas, ofrecido con
gran corazón, Dios pueda derramar ríos de Misericordia.
Pueden salvar, una inmensa multitud de almas, de la eterna
condenación, si llevan con paciencia esa pequeña astilla de la Cruz de Mi
Santo Hijo, para que tomando la mano de su Madre participen ustedes
también de la obra de la Redención. Acepten siempre con humilde
entrega aquello que el Señor les da.
Ardan ustedes, hijos Míos, del deseo de ayudar a salvar a los que
sufren cautivos del pecado. Los esclavos del pecado son más dignos de
compasión porque las más de las veces ni siquiera están conscientes de
su estado de prisioneros y no piden un libertador. La oscuridad, la
ceguera del alma es más digna de compasión que todas las prisiones
oscuras. A estos quiero Yo rescatar.
Como ellos no quieren liberarse para que Yo pueda salvarlos, tengo
necesidad del ofrecimiento de vida de Mis hijos fieles, de su sacrificio al
aceptar con paciencia los sufrimientos y pruebas para que, uniéndolos a
los tesoros de Mi Hijo Santo, pueda Yo salvar a todos sus seres queridos
y multitud e almas, de la oscuridad que no tendrá fin.
Pidan a sus hermanos sufrientes, que Me entreguen todo para que
Yo lo de a Jesús, uniendo Mis oraciones de intercesión, porque Yo Soy la
Mujer que rescata a los que están en el cautiverio del pecado.
Verdaderamente, estas apariciones marcaron el inicio de una era
muy profetizada en la historia de la humanidad: la época en la cual Jesús
iba a comenzar a derramar su Misericordia sobre los hombres con Mis
Mensajes, dejándome conducirlos hasta El… Ayúdenme, hijitos en esta
última etapa de Evangelización.

26

REPARA POR TUS PECADOS Y LOS DE LA HUMANIDAD
CS-26

22-Jul-97 (En México, antes de la Comunión.)

Jesús

Repara, repara… Muy junto a Mi Corazón está el lugar de tus
delicias. Oh, alma que amante del amor reclamas la voz que te enamora.
¿Y qué puedes darme tú que ya no lo tenga? ¿Qué puedes ofrecerme
que Yo no posea?
Criatura pobre y miserable, exenta de generosidad, de pureza, de
verdadero renunciamiento a tu naturaleza humana. Tú, pequeña nada,
en quien deposito Mi amor y Mis cuidados.
Repara… repara por los pecados de la humanidad, repara por tus
propias faltas, ofreciéndomelo todo, ahora y siempre.
Hija, Mi Corazón espera el momento amoroso de unirse al tuyo,
prepárate, ¿quieres?

AMENME EN UN SILENCIO EUCARÍSTICO
CS-27

23-Jul-97

Jesús

Amada Mía, cuántos de Mis hijos tienen miedo de buscarme y crecen
temerosos, van por el mundo con miedo… Todo lo que es necesario es
un corazón humilde, honesto, deseoso de recibir Mi amor como un
hermano, como un hijo, como una esposa, como un amigo…
Mis pequeños, Mis queridos hijos, no pierdan la esperanza,
continúen sus esfuerzos. Mientras sean un cuerpo ansioso de virtud,
pero mortal, sentirán pesadez en el corazón. No siempre continuarán
virtuosos, es cierto, pero no pierdan la esperanza. Eso no, soporten con
paciencia ese abandono y aridez hasta que sean bendecidos por una
liberación que será benéfica porque los librará de la angustia del miedo.
Es bueno, en momentos, humillarse a sí mismos a acciones
exteriores, haciendo buenas obras y perseverando por la gloria venidera.
No todos Mis hijos pueden mantener una gracia de éxtasis espiritual,
pero pruébenlo.
Contemplen como sus sufrimientos ahora son menores, comparados
a la gloria que llegará a ustedes. Así, en esa luz, podrán perseverar,
buscarme y amarme con la gracia ardiente de Mi amor… Esta es la paz
final y la unión de identidad a obtener. Estén siempre buscando la
verdad… Amenme en un silencio Eucarístico.
Mi amor está siempre latente por ustedes y Mis sufrimientos de
amor por el hombre nunca cesarán hasta la gloria de su felicidad, hasta
que su tenacidad esté unida a la gloria del Dios Trino.
En verdad te digo que Mis hijos no serán capaces de entender la
profundidad de Mis Palabras, Mis lecciones. Pero al continuar
leyéndolas, estudiándolas, recurrentemente verán cómo cada frase, cada
oración está diseñada con infinito amor, para asistirlos en su camino…
27

Lo que pasará luego, confirmará muchas cosas… Tranquila, Mi
pequeña Misionera del Amor Eucarístico… Ad Deum.

LA HORA PRESENTE YA NO ADMITE EXCUSAS,
AYÚDENME A SALVAR ALMAS
CS-28

23-Jul-97 (En la Basílica de Guadalupe.)

María

Ayúdenme, pequeños, Yo voy reuniendo, juntando al rebaño de Mi
Hijo… Yo, su Madre, los He traído hasta aquí para pedirles que dejen de
lado la mala prudencia, dejen de lado sus comodidades… Evangelicen,
muéstrenle al mundo la hora tardía en que se encuentra. Háblenle al
hombre del Amor Misericordioso de Jesús… Yo los bendigo, hijos…
Reciban la bendición del Señor, para ustedes y para todos sus hermanos
en su país… La hora presente ya no admite excusas, por favor,
ayúdenme a salvar almas, por favor díganle al hombre que vuelva sus
ojos a Dios.
(En la capilla del Ssmo. Sacramento vi a la Santísima Virgen, sonriendo me dio
un mensaje y me mostró unos Rosarios en las manos que estaban extendidas
hacia mí.)

SI QUISIERAS AMARME, CUÁNTO GANARÍAS
CS-29

24-Jul-97 (En el avión de regreso a casa.)

Jesús

Hijo Mío tan amado. Llegada la primera fase del amor divino, el
alma corrige lo que le hago parecer imperfecto; aquellas cosas que quiero
sean corregidas.
La primera es aquella al inicio de la ascesis, cuando el alma pasa de
alegría en alegría, de un entusiasmo a otro. Pero además queda mucho
camino que recorrer, por lo que Me ocupo de impulsarlos hacia las otras
metas, desconocidas a ustedes, muy conocidas a Mí y sumamente
importantes.
Ustedes permanecen en el ciego mundo y bajan del entusiasmo al
abatimiento. He aquí la segunda fase que se asemeja al frío… Entonces
Yo digo: valor, alma, ahora, haremos un gran trabajo.
En esa situación, cada cual se regula de diferentes maneras, porque
la frialdad sensible produce varios efectos. Sin embargo es señal de amor
enfriarse en lo sensible y caldear la voluntad de resistencia, de fe y de
confianza; es señal de amor conocer una parte de la apropiada nada, sin
cometer impaciencias… Por eso, en esta fase particular, Yo Me preocupo
de ustedes mucho más que en la primera, sabiendo que la naturaleza
humana de por sí excluiría todo lo que no le agrada en el querer y en el
entender.
Digo que son muchos los que no entienden Mi juego y por eso Me
28

dejan. Luego ustedes hablarán de que tal o cual no se portaron bien y
esto porque no aceptaron el combatir contra sí mismos, principalmente
y, también contra Satanás que, durante las tentaciones, ayudaba a
desistir del bien esa pobre alma que Yo había destinado a ascender por
medio de la prueba.
En conclusión, pueden creer que en toda fase del alma, ya sea
entusiasmo, ya frialdad, Yo no dejo de amar a Mi criatura, es decir a
ustedes, criaturas Mías, que están hechas por Mi, semejantes a Mí en
cuanto a la naturaleza espiritual y que quisiera sublimar en la ascesis
mística para hacerlos llegar a metas mucho más altas y absolutamente
seguras, mientras en la tierra, en ustedes mismos, sin Mi ayuda, todas las
metas son inalcanzables o falaces.
Hombre, hombre, que resistes a tu Dios, ¿Qué palabras podrás decir
en tu excusa cuando te muestre cuánto te amé y cómo Me prodigué para
persuadirte del Amor? No obstante, te suceden muchas cosas a las cuales
no sabes dar una explicación y en vez de mirarme a Mí, tú, hombre
pequeño de verdad, te irritas y dices muchas tonterías. ¿No podrías al
menos callar? No te pido que ambiciones en seguida las cosas que te son
molestas. Te pido mucho menos: que calles, es decir que no hables con
quienes antes que tú o se rebelaron contra Mí o Me despreciaron de las
muchas maneras que sabe hacerlo el hombre…
Si en cambio quisieras amarme, ¡cuánto ganarías! ¿Y qué otra cosa
tengo que hacer, Yo que velo por ustedes día y noche, siempre atento a
sus intereses? Pero, ¿cómo es que creen que propiamente la tierra es
eterna? ¿Que la vida mortal dura para siempre? ¿Que están ustedes
llenos de la luz que no conduce al error?
Oh, criatura, oh alma Mía, ¡qué lejos vives de la verdadera y única
realidad!
¡Déjame hacer a Mí que Soy tu Dios! Déjame que pueda hacer con
Mis manos tus cosas, a ti te está reservada una gran cosa, créeme, grande
porque nadie que haga lo que Yo quiero queda imperfecto o bien
impaciente y ciego, ya que Mi Voluntad es paz y da paz; es perfecta, más
aun perfectísima y da perfección; es luz y da luz a todos, ahora y
siempre… Confía en Mí y aprende a esperar…

PASÉ DEL HOSANNA AL CRUCIFÍCALO ,
PARA DAR TESTIMONIO DE MI AMOR
CS-30

25-Jul-97 (En el avión de regreso a casa.)

Jesús

Mi amada alma, ahora que tienes tiempo, escribe. Hablaremos de un
tema que te apasiona.
Al entrar en Jerusalén, el pueblo se alzó en júbilo y Me ensalzó como
enviado del Padre, bendiciéndome sinceramente. Yo no Me opuse a
aquella alabanza, más bien la aprobé; pero con sentimiento de lástima
29

puesto que sabía que de allá a pocos días, la misma gente, engañada por
el Sanedrín, gritaría a Pilatos: ¡Crucifícalo!
Hija Mía, en el cambiante humor de las criaturas, solas o unidas,
quise afirmar que Mi eterno e incorruptible Amor dejaba atrás todo
concepto o expectativa humana.
Ante el Sanedrín respondí anticipadamente, advirtiendo que Mi
Humanidad sería glorificada a la diestra del Padre.
¿Por qué crucificar al Justo, sino para sofocar en sí mismos las
muchas injusticias de las que les habría reprochado? Pero el pueblo había
gritado “Hosanna”, aunque ese mismo pueblo luego se dejase engañar.
¡Cuán pocos apreciaron Mi obra y los pocos la acogieron
superficialmente!
Pueblo ciego, ingrato y deicida, pueblo sin amor, mezquino al punto
de considerar mucho más la propia ignorancia, su hartazgo material que
los prodigios que obraba, precisamente para despertar a Israel del
secular letargo en que yacía.
Pasé del “Hosanna” al “Crucifícalo”, con una sola ansia: poder dar la
vida en testimonio de Mi Amor por todos…
Despreciada Mi obra porque Me portaba humildemente y no
respondía a sus expectativas, no Me quedaba sino entregarme a manos
de los verdugos. La mortificación de Mi Espíritu debía materializarse en
golpes, persecuciones, escarnios, llagas y muerte física. La criatura podía
ensañarse con el Creador que se había hecho también criatura,
justamente para que Mi Alteza demuestre que, como Dios, no debía ser
obstáculo a la cercanía, más aun a la unión y que de esa unión Yo
esperaba y espero que Mi criatura predilecta se salve y se acerque a Mí.
¿Quién Me comprendía? ¿Quién Me comprende hoy? Todos quieren
el Tabor, casi ninguno el Calvario. Y sin embargo, a los pocos que no
temen perseguirme, quiero confirmarles Mi libérrima predilección… Yo,
el Cordero Pascual, Me puse en las manos de Mi amada Esposa en la
tierra, aun antes de entregarme a los verdugos. Esto era muy justo.
Con Mi recuerdo y con Mi Presencia continua, la Iglesia ha acogido
Mi deseo de aquella noche, de manera que dando la Comunión a Mis
Apóstoles presididos por Pedro, Yo Me entregaba realmente a la Iglesia
y le daba Mis riquezas para distribuirlas en los siglos a toda criatura que
hubiera aceptado Mi Palabra, Mi Don.
Moriría al siguiente día, pero antes Me daba Yo en don real a todos
ustedes.
Las personas dejan a sus seres amados, antes de morir, sus
recuerdos. Pero no pueden lograr que, una vez habiendo partido de este
mundo, los recuerdos permanezcan vivos en él. Ustedes saben dónde
pueden encontrarme vivo, y saben también que Yo los espero.
Pero ahora hablemos también del momento solemne en el cual di Mi
Cuerpo y me di todo Yo para testimonio de Amor. Juan, Mi discípulo
amado, ha referido mucho acerca de la doctrina que Yo mismo expuse en
30

el curso de Mi enseñanza a los discípulos y al pueblo; pero no ha dicho
muchas palabras para describir Mi última Cena.
Aquella noche Me enterneció el estremecimiento de Juan por la
traición de Judas. Después de Pedro fue a Juan a quien hice los más
grandes dones y quiero recordarles que Me es muy grata la pureza y la
premio siempre con gran generosidad.
Las llamas que ardían en el corazón de Juan Yo las He encendido y él
las ha alimentado con muchos sacrificios que Me han llegado al lugar
más profundo del sentimiento. Su larga vida mortal lo predispuso a la
inmortalidad que Yo le había preparado en previsión de su entrada
triunfal en Mi Reino… Yo fui su dulzura y su llama. El, hijo en lugar del
verdadero Hijo, ha tenido de Mí este máximo honor de hacer Mis veces
junto a Mi Madre, acto que permanece esculpido eternamente en Mi
Corazón…
El Evangelio suyo y Mío, ha permanecido para los hombres como
monumento de Mi Sabiduría y Mi Amor. El ha abierto a la humanidad el
gran libro que Yo quería darle y ahora le Soy deudor.
Por su amor, por sus obras lo He constituido entre los primeros y
Conmigo juzgará benignamente a todos los que no quisieron aceptar por
Madre a Mi Madre… Digo benignamente, porque Ella misma Me Ha
manifestado este deseo.
Mucho más deberá hacer en Mi Iglesia y su obra Me rendirá honor…
Pero cuántas alabanzas ha tenido al entrar al cielo, no sólo de los
Bienaventurados, sino especialmente de Mi Madre que debía
compensarlo del mucho amor que le demostró cuando Yo la dejé sola en
la tierra.
Les He hecho recuerdo de Mi Madre y de Juan. El recuerda a todos
su Evangelio y los invita a leerlo. Mi Madre demanda hijos amorosos y
Yo quiero decirles aun algo más.
Quien Me recibe, quien se alimenta de Mí, recuerde que comulgando
viene a hacer el trueque que Yo deseo: sus miserias a cambio de Mis
riquezas, harapos a cambio de espléndidas vestiduras: distorsiones por
celestial sabiduría y, sobre todo, desamor por Amor divino. Quiero
incendiarlos a ustedes como lo hice con Juan y con Mi Madre.
Vengan, los llamo al Banquete celestial, gusten el alimento que les
doy, sáciense de él, sáciense de Mí, porque en Mí encontrarán todo,
inclusive la paz que les falta.
Vengan y alivien Mi sed; quiero demostrarles con hechos, que los
amo con predilección. Yo los espero, no tarden Soy Yo justamente quien
los llama, que los atraigo, que los abrazo. Yo, el sediento, el hambriento
de ustedes… Yo que fui abandonado y traicionado, pero que Me alegro
de haber sufrido por ustedes, Mis amados, un Getsemaní espantoso, un
Calvario indecible.
Vengan, pues, calmen Mi sed, alívienme un tanto, porque Mi sufrir
continúa todavía en ustedes… No Me dejen solo, tengo deseo de
31

ustedes…

LA ARROGANCIA ATRAE AL MAL
CS-31

26-Jul-97

Jesús

Hijos, manifiestan un origen oculto las acciones de algunos hombres
que viven en la tierra en completa armonía con el rey de los abismos. Son
las víctimas de la arrogancia que se alzan para dominar imitando a
Satanás, para obtener el efímero placer.
¡Qué miseria! Luego entre ellos, algunos usan la táctica
contemporizadora que engaña con el fin de salir bien en la empresa de
supremacía… He conocido en la tierra y a ellos debo mucho de Mis
sufrimientos.
Recuerden que no inútilmente han sido puestos junto a personas de
las que recibirán angustias como Yo. No les digo quién vencerá pero los
exhorto a ponderar bien cada cosa, para que todo proceda según Mi
Querer que es Santo y Omnipotente. Me darán gusto cada vez que
utilicen Mis armas y les daré en cambio dones mayores…

PRONTO VOLVERÁS A MI CASA
CS-32

26-Jul-97

Jesús

Mi querida hija, estás preocupada… Todos los Rosarios que han
traído tienen Mi bendición especial para aquel que los reciba con amor.
En el momento en el cual ustedes entregan cada Rosario o denario, Yo
Me hago presente y doy Mi bendición, dejando sobre todo la paz y la fe.
Ya irán descubriendo la particularidad de cada uno de ellos, sus gracias.
Cuídenlos, puesto que serán protección en muchos momentos difíciles.
Pronto estarás en Mi casa en compañía de algunos familiares y Mi
amado P. N. a quien les pido lleven con ustedes. Será una querida
delegación que Yo recibiré para presentarla con amor a Mi adorado Hijo.
Con Sus bendiciones retornarán al grupo fuerte que comandará Mi
ejército boliviano… Llama a RC y dile que prepare este viaje juntamente
con GB.

PÍDEME QUE TE ENSEÑE A AMARME
CS-33

27-Jul-97

Jesús

Niña Mía, tu espíritu está prisionero, Mi Espíritu está presente y te
envuelve toda, te encuentras en estado de adhesión perfecta. Cada latido
no tiene vida humana sino porque contiene la Mía… No te quiebres la
cabeza tratando de indagar por qué te digo esto. Más bien imítame, haz
32

las obras Mías que son todas santas, todas bellas.
Si te elevo, considera siempre tu bajeza; si te humillo considera la
verdad de las palabras que dije en la gran soledad y que producen frutos
divinos en el alma. Recuerda que dije: “Padre, hágase Tu voluntad y no
la Mía.” Esto es lo que vale, no importa que estés en lo alto o en tu
miseria, porque en Mi Voluntad todo es sencillamente divino, aun en el
anonadamiento que a veces te pido. Ama siempre, pídeme que te enseñe
a amarme, hazme amar por los demás.
El amor es escala que conduce a las alturas cuya belleza intuyen
ustedes solo aproximadamente, ya que nunca es posible imaginar lo que
es alcanzar la perfección del amor. Si juzgan por las luchas que les toca
hacer contra ustedes mismos todo se ofuscará puesto que el amor propio
hace desesperar si sufre contradicción continua. Pero no deja de amarme
quien se humilla en la prueba y reconoce que está sin fuerzas propias. Es
grande la lucha que reclama el puro amor y no hay instante en que
pueda decirse que ha llegado sin ápice de contradicción. Pero Me
contenta si se apela a Mi bondad para mitigar la dureza de las pruebas.
No creas que Yo Me complazco en ver ir al fondo a Mi criatura. Me
es demasiado querido el que Me ama sinceramente. Me urge salvar a
quien Me sigue. Queda tranquila y ora, porque de estas dos cosas
depende el éxito. Cuando encuentres lo que hoy te falta, reconocerás que
era necesario que Yo hiciera lo que hago ahora.

VENGO EN TU AYUDA
CS-34

29-Jul-97

Jesús

Princesas del universo, son las almas que viven abandonadas a Mi
Querer, tanto que por ellas Yo conduzco el mundo de las almas entre las
maravillosas bellezas de la primavera celestial. ¿Cómo proceden estas
operaciones? Es cosa inexplicable a la limitada concepción de la vida del
espíritu.
Sin embargo, Mi amor triunfa a través de estas almas, Mi Querer se
cumple por medio de estas almas predilectas que viven abandonadas en
Mis brazos divinos. Pero no quiero decirte esto para revelarte Mis
misterios de amor, no; continúa el misterio, sólo se revela Mi intención
de unirlos a todos a Mí.
Grandes ocasiones, por lo tanto, las que te ofrezco en estos días para
poder concurrir al bien de las almas amadas por Mí; ocasiones que son
tanto más grandes cuanto menos reparas en ellas. Yo recurro al
expediente de no hacerte entender muchas cosas, precisamente porque
quiero que sea más íntegra tu donación y más divina tu donación al
misterio que acabo de mencionar.
Pero con todo, soy siempre comprensivo de tu miseria humana y en
lo que necesitas, vengo en tu ayuda ya con uno, ya con otro medio. Tú,
33

fija la mirada en la rueda motora y no te detengas en el movimiento de
las pequeñas ruedas que se mueven bajo la dependencia de la gran
rueda.
Cuando Yo juzgo que un determinado trabajo ha llegado a su
cumplimiento en tu alma, cesa Mi impulso relativo a ese trabajo y doy
inicio a otra operación que en general lleva los frutos de la precedente.
Tú esperas todo de Mí, para ti y para los demás mortales. Soy feliz
de que pienses así y así creas… quédate siempre pronto a cualquier
Querer Mío y no te admires si Yo dispongo cosas que no quisieras.
¿Me quieres de verdad? Pues toma todo Mi Querer sin atender a lo
que quiero, es decir, sin pensar en que sea bello o feo, humillante u
honroso.
Te quiero tranquilo, pacífico. Tú Me quieres glorioso y feliz. ¿Crees
que Yo pueda estar por mucho tiempo insensible a tu deseo? No sólo
eso, sino sabiendo bien que es una participación de Mi Bondad, Yo Me
ingenio para que tenga efecto real en ti y en otras diversas almas tu
amoroso y ardiente deseo. Esta es la causa por la cual te asocio a las
obras de amor en las almas predilectas.
Juntos conquistamos la mente y los corazones de los endurecidos, de
los reacios, de los obstinados, como te He dicho. Si sufres por Mí y por
ellos, bendito sea tu sufrimiento porque lo hago saludable a muchos.
Amado Mío, he aquí Mi Corazón. Míralo bien… He aquí Mi martirio
por las almas… Mira, mira bien: a esto Me reduje por tu amor y el de
todos.

QUIERO COMPARTIR TU VIDA, VIVIR ENTRE USTEDES
CS-35

3-Ago-97

Jesús

Hija Mía, tú prisionera de Mi Amor; Yo, prisionero por Amor a cada
uno de ustedes… No te preocupes, no temas, así debía ser. El P. N. no ha
hecho otra cosa que aquello que Yo He venido inspirándole. Aquí
pasaremos muchas horas juntos, ustedes serán la fuerza reparadora que
Me ayudará a romper cadenas.
Es Mi Voluntad que esta sea una casa de oración y reparación. Y
puesto que tú eres Misionera de Mi Corazón Eucarístico, es necesario
que Yo te premie, que te aliente con Mi presencia real. Quiero compartir
tu vida, vivir entre ustedes, ¿Ves cuánto te amo?
Bien, trabajen con los Mensajes, un día a la semana con la traducción
de la Tesis del P. N. es suficiente, puesto que ahora él integrará otra
comisión mucho más importante y podrá asistir a una que otra
exposición. Si le hubiesen dedicado más tiempo al trabajo, la Tesis estaría
lista, ahora no hay tiempo puesto que tendría que corregirla, revisar y de
allí elaborar una conferencia… por favor, obedezcan Mis instrucciones.
Ustedes dos, ocúpense de separar todos los temas que hablen de la
34

Eucaristía y de la Misericordia Divina, otros que se encarguen de los
demás temas. Elijan esto, imprímanlo, tienen suficiente material como
para presentar unas fotocopias o pequeño libro en el Congreso. Luego,
las autoridades que lleguen querrán hablar contigo y siempre será con tu
D. E.
Este Congreso es sumamente importante para Mí y por ende para
ustedes, por eso, es Mi Voluntad que hagan mucha oración, que ayunes
los viernes, que Me ofrezcan pequeños y grandes sacrificios, teniendo
como única meta el éxito del Congreso.
Ustedes ignoran cómo las fuerzas del mal trabajan para desbaratar
Mis proyectos… revístanse de confianza en Mí.
(Tuve un disgusto con una persona amiga.)
Mi pequeña, ¿ves por qué debes mantener cierta distancia? ¡El eterno
personalismo! ¡El siempre egoísmo! No pretendas que todos piensen
como tú, no esperes que todos sean generosos… Son tus libros, lo sé, eso
es lo que no se perdona en el fondo: que sean tuyos.

LA SONRISA DE MARÍA
CS-36

5-Ago-97

Jesús

Pequeños Míos, el hijo obtiene bienestar y confianza de la sonrisa
materna, porque en la sonrisa de la Madre hay algo que le da consuelo y
satisfacción; algo que estimula poderosamente su confianza. Sonriendo,
la madre demuestra visiblemente su amor por el hijo.
Nuestra Madre hace lo mismo: sonríe y llama maternalmente a Sus
hijos para hacer que reciban el beneficio del ardiente Corazón que le He
dado. Si llama es porque ama, si sonríe es porque prepara buenas cosas a
Sus hijos.
Ella es tan sabia que conoce las más pequeñas necesidades de
ustedes, y si dependiese sólo de Ella, nunca les faltaría nada. Sonríe Para
incitarlos a ir hacia Ella. Pero ustedes ya no advierten la sonrisa de
María, y por eso se desarman cuando acosa el viento de las
contrariedades. En cambio, Mi Madre cumple Su oficio siempre y no se
aparta nunca de ustedes, si bien obra muy ocultamente.
Su anhelo es hacer llegar a Sus hijos cuanto necesitan y no le molesta
si ustedes no se percatan de Ella y de Su obra. Así hace el que ama
verdaderamente, el que desea hacer el bien y hacer que el bien deseado
llegue a la persona que ama.
Me es muy placentero recordarles, hoy, aniversario de Mi Madre, la
condición de hijos en la cual los He puesto en relación con Aquella a
quien amo por sobre todas las criaturas, y les recuerdo de una manera
especial por qué para Ella He establecido este honor.
Infelizmente, Me toca a Mí remediar las incomprensiones de ustedes.
Me toca dar a la Madre tan amada, la contraparte de Su amor, que no
35

puede ser dada por ustedes a causa de sus cegueras. Lo hago de buen
grado, pero ustedes deberían comprenderla más y seguirla más
atentamente.
Hijos Míos, imítenme en el amor a Nuestra Madre. Ella les sonríe;
pueden esperar de María todo consuelo, pueden encontrar en Sus manos
todo lo que les agrada.
Tú, Madre Mía, abraza a estos tus hijos, porque a Mí también Me son
muy amados. En tu abrazo ellos Me encontrarán nuevamente…

POR LA FE, NO QUEDARÁN HUÉRFANOS
CS-37

6-Ago-97

Jesús

Los albores del Cristianismo vieron la difusión de Mi doctrina entre
las gentes, como una mancha de aceite que se expande en una hoja de
pergamino. La difusión inicial estuvo sustentada por Mis Apóstoles, para
que sirviera de ayuda a los demás.
Pero ahora tengo otro método con el pueblo ya cristiano. Obtenida la
fe, Mi pueblo puede progresar en Mi conocimiento y darme testimonio
sin que hagan falta milagros para confirmar su fe. El milagro es grande y
existe, porque el hombre cree sin ver y ustedes saben que Yo prefiero a
quienes creen sin el apoyo de las cosas sensibles.
¿Qué milagros buscan los que no creen? No ven el continuo milagro
que es Mi Iglesia que, en vez de morir, vive cada vez más fuerte entre las
naciones, aunque a veces perseguida? Verdaderamente ciegos y guías de
ciegos los que niegan al catolicismo y a Mi Papa actual. ¡Tienen ante sus
ojos enormes vigas y pretenden iluminar el mundo con otras doctrinas!
Ya existe la luz y es espléndida, mírenla bien y quedarán cautivos.
Quieren milagros para creer, los quieren para justificarse y como no
los ven, condenan sin juzgar debidamente.
Pero Yo vivo siempre en los Míos, no oigo las otras necias exigencias
y en vez de hacerlos ver, dejo que se vuelvan cada vez más ciegos.
El catolicismo no es cosa humana, sino en lo que es necesario para la
parte que debe recibirlo; por lo demás es cosa divina. Institución Mía a la
cual dedico cuidados de sobremanera particulares.
Hoy no hay milagros para los que no saben verlos, y tampoco para
quienes no los creen posibles. Pero hoy sí infundo a los hombres una fe
mayor a la de antes, y si las obras de muchos no corresponden a la fe que
tienen, ella queda en el hecho perenne, que no cambia con las opiniones
de los hombres: la inviolabilidad de la roca de Pedro. Este es el milagro
evidente, y quien quiere verlo no tiene sino que abrir los ojos, sin ir a
ninguna parte, porque Mi Iglesia está ya en todos los países.
Cálmense, hijos Míos, estén en paz, porque nada tienen que temer
bajo Mi protección. No abriguen sentimientos de desconfianza o de
impaciencia, porque haré las cosas prudentemente Yo que sé hacerlas
36

bien… Ustedes busquen la causa del temor que tienen y atribuyan
justamente, cada uno a sí mismo, el hecho de sentir temor.
¡Animo, no están solos. Les He dado a la que está por encima de los
Angeles ¿y quieren temer? Les He dado a Mi Madre ¿y quieren estar
vacilantes? Santifíquense, busquen Mi Gloria y tengan fe en Mis
promesas. ¡No, tampoco en este siglo: nunca los dejaré huérfanos!…

LA SABIDURÍA VIENE DE MÍ
CS-38

8-Ago-97

Jesús

Hijitos, pequeños Míos. La sublime subida y la horrible caída son
contrastes de los que es fácil maravillarse sin considerar que la primera
es fruto de Mi Querer y Poder, mientras que la otra es fruto de la
impotencia humana. La maravilla está precisamente en no conocer las
causas de la una y de la otra, y como los efectos son realmente fuertes,
hay que deducir que también las causas son fuertes.
Así es queridos Míos, en esta maravilla está encerrada la ignorancia
del hombre, pero es una ignorancia que jamás está sola, porque siempre
va unida a un amor bueno, si se trata de ascensión, o malo y desmedido
si se trata de caída.
Ninguna maestría sería suficiente para iluminar a la criatura de
modo total. Siempre florecen escuelas, pero se concluye poco porque
brillan luces que no tienen Mi asistencia, y porque aquellas desprecian
a otras ciertas escuelas…
A fin de que en el alma permanezca la certeza, es necesario que el
Inmutable haga en ella su residencia, su anhelada mansión. Fuera de Mí
reina constantemente la incertidumbre.
Es que el hombre no puede pensar en todo, avanza a saltos y a
brincos, mezquino y ciego como es, sin tener en cuenta la ayuda que
quiero brindarle. Por eso Yo Me ocupo en activarlo suavemente, para
que salga a la luz, venciendo sus dificultades.
Hijos Míos es todo un magnífico programa el que He emprendido
para ustedes y, por cierto, no lo entienden ni total ni suficientemente…
Prosiguiendo en Mi obra tendré tanto gusto en hacerlos aceptar
finalmente las alegrías que He reservado para ustedes mientras Yo
mismo suspiraba en la tierra.
Así, atentos en el trabajo, pasarán la vida terrena y entrarán, felices,
en la vida eterna que está llena de esplendor y de santa paz.
Cuánto sabré amar a los hombres si tanto y de tantos modos Me
afano porque acepten Mis efusiones…

37


Documentos relacionados


Documento PDF quiero tener recuerdos de baby shower
Documento PDF 29089 una noche traicionada 2 volumen
Documento PDF walsch neale donald conversaciones con dios
Documento PDF tercera de la libertad
Documento PDF sinhue el egipcio
Documento PDF sue os ilust 1


Palabras claves relacionadas