Caja PDF

Comparta fácilmente sus documentos PDF con sus contactos, la web y las redes sociales.

Compartir un archivo PDF Gestor de archivos Caja de instrumento Buscar Ayuda Contáctenos



misericordia .pdf



Nombre del archivo original: misericordia.pdf
Título: La Gran Cruzada de la Misericordia
Autor: Jesus

Este documento en formato PDF 1.1 fue generado por Texto / Acrobat PDFWriter 2.01 for Windows, y fue enviado en caja-pdf.es el 28/06/2011 a las 19:01, desde la dirección IP 186.87.x.x. La página de descarga de documentos ha sido vista 3315 veces.
Tamaño del archivo: 845 KB (212 páginas).
Privacidad: archivo público




Descargar el documento PDF









Vista previa del documento


LA GRAN CRUZADA
DE LA

MISERICORDIA

Jesús se presenta como quiere que se le
conozca y lo que espera de nosotros

COCHABAMBA — BOLIVIA
1997
1997
Edición: 1-Jul-1999

Arzobispado de Cochabamba
Casilia 129
Cochabamba - Bolivia

Telfs: 042-56562 / 3 Fax 042-50522

IMPRIMATUR:

Hemos leido los libros de Catalina y estamos seguros de que su único objetivo es conducimos a todos, por el camino de una auténtica espiritualidad, cuya fuente es el
Evangelio de Cristo. Subrayan también el especial lugar que corresponde a la Santisima Virgen Maria, modelo de amor y seguimiento a Jesucristo, a quien debemos
depositar como hijos suyos, nuestra plena confianza y amor.
Al renovar el amor y entrega a la Santa Iglesia Católica, nos iluminan en las acciones
que deberian distinguir al cristiano verdaderamente comprometido.
Por todo ello, autorizo su impresión y difusión, recomendándolos como textos de
meditación y orientación espiritual con el fin de alcanzar muchos frutos para el Señor
que nos llama a salvar almas, mostrándoles que es un Dios vivo lleno de amor y
misericordia.

+ Mons. René Fernández Apaza
Arzobispo de Cochabamba
2 de abril de l998

DEDICATORIA
+ A la memoria del sacerdote que me consagró al Inmaculado Corazón
de la Virgen María —y padrino de mi bautismo.
+ A la memoria de mi padre, hombre de fe y devoto de Jesús crucificado.
+ A mi esposo, que apoya con su oración y paciencia cada hora de mi
vida.
+ A mi padre espiritual, incansable maestro, guía y amigo, con inmensa
gratitud y cariño.
Instrumentos todos de la Voluntad de Dios para ayudarme a llegar al
mundo a través de esta Gran Cruzada.

Catalina

INDICE
PRÓLOGO ................................................................................................. i
INTRODUCCIÓN ...................................................................................... iii
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27

T IEMPO DE M ISERICORDIA ...................................................................... 1
T Ú E RES L IBRE DE E LEGIR ....................................................................... 1
IDENTIFÍCATE C ONMIGO ......................................................................... 2
S É M ISERICORDIOSO Y A MA ................................................................... 2
L A C ONTEMPLACIÓN : V IDA DEL A LMA ................................................. 5
R ECONOCE T U PECADO PARA O BTENER M ISERICORDIA ........................ 5
L A M EDALLA DEL A POSTOLADO DE LA N UEVA A LIANZA ..................... 6
PIDO QUE SE C ONSAGREN A LOS S AGRADOS C ORAZONES ..................... 8
C ONOZCO LOS INCENTIVOS M ÁS PROFUNDOS
DEL C ORAZÓN H UMANO ...................................................................... 10
E SPOSAS , M ADRES , SALVEN A S US FAMILIAS ....................................... 10
A PÓSTOLES DE LA N UEVA A LIANZA : A MEN ........................................ 12
N UEVA E VANGELIZ ACIÓN .................................................................... 13
L ES D OY M I A MOR ............................................................................... 14
B ÚSQUEN PRIMERO EL R EINO DE D IOS ................................................. 16
PERMANEZCAN C ERCA DE M Í .............................................................. 17
T RANSFORMA T U S UFRIMI ENTO EN A LEGRÍA ....................................... 17
L A O RACIÓN E STREMECE M I C ORAZÓN .............................................. 18
N O SE D ESANIMEN EN LAS D IFICULTADES ........................................... 18
S EAN PACIENTES Y H UMILD ES ............................................................. 19
S EAN O BEDIENTES ................................................................................ 20
T ODO ES POSIBLE PARA EL QUE C REE ................................................... 21
C ONOCE EL V ERDADERO A MOR ........................................................... 23
A MAME SOBRE T ODO ............................................................................ 24
U NANSE A M I C ORAZÓN E UCARÍSTICO ............................................... 27
E L QUE H A R ECIBIDO M I PERDON , O LVIDE S U PECADO ...................... 28
D IOS ES INTRODUCIDO EN LA H UMANIDA D A T RAVES DE M ARIA ....... 29
L A S EMILLA INDESTRUCTIBLE DE M I PALABRA .................................... 38

S E G U N D A P AR T E
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
39
40
41
42
43
44
45
46
47
48
49
50
51
52
53
54
55
56
57
58
59

E SCUCHA A M I IGLESIA Y O BEDÉCELA ................................................. 45
JOSÉ , PATRONO DE LA B UENA M UERTE ................................................ 45
JESÚS JARDINERO .................................................................................. 51
R ENUNCIAR AL M UNDO ....................................................................... 51
S É M I SAMARITANO .............................................................................. 53
B IENAVENTURADOS LOS POBRES DE E SPÍRITU ...................................... 54
V ENZAN AL T ENTADOR ........................................................................ 55
E L S EÑOR A S U M ADRE ........................................................................ 56
S É A UTÉNTICO ...................................................................................... 57
L A D IGNIDAD QUE Y O LES C ONFIERO .................................................. 58
L AS E SPINAS S ON PARTE DE LA FLOR Y EL FRUT O ............................... 60
A PRENDE A H ACER M I V OLUNTAD ...................................................... 61
E L N OMBRE DE M I M ADRE ................................................................... 62
M I D IVINO Q UERER .............................................................................. 62
A BANDONEN LA INFANCIA E SPIRITUA L ............................................... 64
T U A LMA ES UNA PEQUEÑA E STRELLA ................................................ 65
E L E LEGIDO D EBE A CTUAR C ONMIGO ................................................. 66
T RATO AL A LMA CON E XTREMA D ESTREZA ......................................... 66
E L A RCÁNGEL S AN G ABRIEL ................................................................ 68
Q UIERO E STAR E NTRE U STEDES ,
N O EN A LTARES L LENOS DE POLVO ..................................................... 68
L A N OCHE DE B ELÉN ............................................................................ 70
M ARÍA PARTICIPA DE M I D IVINIDAD ................................................... 71
A RDAN CON EL FUEGO QUE Q UIERO D ARLES ...................................... 71
Y O S OY LA R ESURRECCIÓN Y LA V IDA ................................................. 73
M E A GRADA Q UIEN PERSEVERA EN LA O RACIÓN ................................ 74
O RA POR Q UIENES T E D AÑAN ............................................................. 75
M I E SCUELA .......................................................................................... 76
H E PUESTO M IS O JOS EN T I .................................................................. 77
M I A MOR D IVINO SE A BAJA A H ABLARLES .......................................... 79
Y O S OY EL PAN DE V IDA ...................................................................... 80
Y O C ULTIVO S U T ERRENO Y LO L IMPIO DE M ALEZAS .......................... 81
S ANTA L OCURA EL R ECIBIR UNA B OFETADA
Y P RESENTAR LA O TRA M EJILLA ........................................................... 82

60
61
62
63
64
65
66
67
68
69
70
71
72
73
74
75
76
77
78
79
80
81
82
83
84
85
86
87
88
89
90
91
92
93

E L M ÉRITO LO D OY Y O ........................................................................ 83
L A E UCARISTÍA , SACRAMENTO DE M I A MOR ....................................... 83
E L PARAÍSO E S V UESTRA M ETA ........................................................... 85
O REN POR LAS A LMAS DEL PURGATORIO ............................................. 87
O REN CON H UMILDAD ......................................................................... 88
¡C REAN EN M Í Y S ATANÁS S ERÁ D ERROTADO ! .................................... 89
Q UIERO QUE T ODOS M E R ECONOZCAN COMO M ADRE ....................... 89
Q UIERO S ALVARTE ................................................................................ 90
L A C RUZ PREPARA S U S ALVACIÓN ...................................................... 92
E L G RANO DE T RIGO D EBE G ERMINAR ................................................ 93
M I Q UERER Y M I PENSAMIENTO S ON M IS L EYES ................................. 94
A CEPTA CON A MOR LO QUE T E D OY ................................................... 95
Y O H AGO DE IMÁN EN T US A DVERSIDADES , SÍGUEME ........................ 97
Q UIEN M E S IGUE N O SE E QUIVOCA ,
LO P RESERVARÉ DEL E NGAÑO .............................................................. 99
M I M ADRE : C ORONADA DE G LORIA .................................................. 100
Y O C ULTIVO CON C UIDADO A MOROSO M I JARDÍN ........................... 101
Y O A CARICIO T U A LMA ..................................................................... 102
V ENGAN A M I C ORAZÓN D ESEOSO DE U STEDES ............................... 103
S OY M ENDIGO DE C ORAZONES .......................................................... 104
E L A MO R ES S U B IEN PRESENTE Y FUTURO ........................................ 105
E L G ETSEMANÍ ES UN O CÉANO DE C ARIDAD ..................................... 107
E L A MOR DE D IOS LO M OVIÓ A H ACERSE
C RIATURA DE S US C RIATURAS ............................................................ 108
A NGELES , A CUDAN Y D EFIENDAN A LOS QUE M E A MAN ................. 110
Y O E STOY S OBRE T ODOS T US A FANES ............................................... 111
Y O S OY EL M AR , U STEDES LOS G RANOS DE A RENA ........................... 111
Q UIEN M E S IGUE N O CAMINA EN T INIEBLAS .................................... 112
E LEGIDOS , A FÉRRENSE A LA M ANO DE M I M ADR E............................ 112
Y O S OY LA V ID , U STEDES LOS S ARMIENTOS ....................................... 113
Q UIERO V IVIR EN EL H OMBRE ............................................................ 114
D EBO H ACER UN G RAN FUEGO Y Q UIERO S ERV IRME DE T I ............... 117
JESÚS H ACE R ICOS A LOS QUE SE R ECONOCEN POBRES ...................... 118
Y O S OY EL B UEN PASTOR ................................................................... 119
N O Q UEDARÉ INSENSIBLE A S US R ECLAMOS ...................................... 119
S OY Y O EL QUE T E E STRECHA A M Í.................................................... 120

94 Y O S OY EL PERDÓN , Q UIERO V ERLOS L IMPIOS ................................... 121
95 JUDAS PODÍA S ALVARSE S I H UBIESE C REIDO
EN M I A MOR M ISERICORDIOSO .......................................................... 122
96 E L D ESAPEGO DE LAS C OSAS H ABILITA PARA A MAR A D IOS ............. 123
97 POCAS A LMAS SE C OMPADECEN DE M I A GONÍA ............................... 125
98 L A H UMILDAD ES UN A CTO INTERIOR DE S UMISIÓN .......................... 126
99 M I C ORAZÓN : H ORNO A RDIENTE DE A MOR ...................................... 127
100 H AN N ACIDO DE M Í Y A M Í D EBEN R ETORNAR ................................ 128
101 Q UE EL A MOR E NCIENDA LA L LAMA EN T I ....................................... 130
102 Q UIERO PONER EN T I FUEGO DE C ARIDAD ........................................ 131
103 E L S ANTIGUARSE E S UN A CTO DE FE Y DE A MOR .............................. 131
104 PERMANEZCAN C OMMIGO , O RAREMOS JUNTOS ................................. 132
105 M I IGLESIA E S T ESTIGO DE M I E VANGELIO ........................................ 133
106 A LIVIA M IS S UFRIMIENTOS ................................................................. 134
107 M I D OCTRINA E S S ANTA , M I Y UGO E S S UAVE ................................... 135
108 C UANDO Y O HAGA DE U STEDES LA V IOLETA ,
EL L IRIO , LA R OSA QUE QUIERO ......................................................... 135
109 M IREN CON A FECTO AL C RUCIFIJO .................................................... 137
110 D IRÍGETE S IEMPRE CON EL C ORAZÓN Y LA M ENTE A M Í ................... 138
111 E SPERO QUE T ODOS V ENGAN JUNTO A M I JESÚS ............................... 140
112 L O QUE E S PARA LOS H OMBRES E STIMABLE ,
E S A BOMINABLE ANTE D IOS ............................................................... 141
113 T ODOS T ROPEZARÁN C ONMIGO ......................................................... 143
114 ¡M ADRE DE JESÚS : D IOS S EA B ENDITO !
¡JESÚS : M ARÍA S EA B ENDITA ! ............................................................. 144
115 PERSIGUE T ENAZMENTE LA B ELLEZA DE A MAR ................................. 145
116 C ON LA O RACIÓN SE A DQUIERE EL E SPÍRITU DE PENITENCIA ........... 148
117 V IGILIA DE PENTECOSTÉS .................................................................... 149
118 POR U STEDES A CCEDÍ DE C ORAZÓN A H ACERME V ÍCTIMA ............... 152
119 PERMANEZCAN L EJOS DE T ODA O FENSA C ONTRA M Í ....................... 154
120 D ESDE LA H OSTIA LOS M IRO CON A MOR ........................................... 155
121 N O T EMAN ANTE LAS D IFICULT ADES ................................................. 155
122 C ONMIGO T ENDRÁN T ODO LO QUE Y O POSEO .................................. 156
123 A PRECIO LA H UMILDAD ..................................................................... 157
124 E N EL S UFRIMIENTO EL A MOR POR M Í C RECE ,
A M EDIDA QUE C REEN ........................................................................ 158
125 T ODA M UERTE L LEVA C ONSIGO EL G ÉRMEN DE O TRA V IDA ............ 159

126
127
128
129
130
131
132
133
134
135
136
137
138
139
140
141
142
143
144
145
146
147
148
149
150
151
152
153
156

L A S ANGRE DE LOS M ÁRTIRES FUE S EMILLA FECUNDA ..................... 160
L OS ILUMINO S IEMPRE , A UN C UANDO N O LO A DVIERTEN ............... 162
S OY LA L UZ DEL PADRE ...................................................................... 162
L ES O FREZCO EL R EFUGIO DE M I C ORAZÓN ...................................... 163
E L C AMINO E S LA R ENUNCIA A LOS A TRACTIVOS ............................. 164
T E E LEGÍ Y A HORA E RES M ÍO ............................................................ 165
S ER PASTOR S IGNIFICA UNA S OLA C OSA : D AR LA V IDA .................... 166
E NTRÉGUENME S U A BSOLUTA C ONFIANZA ....................................... 167
S OY A UXILIO DE T ODOS LOS C RISTIANOS ........................................... 168
E L Ú NICO N OMBRE QUE M ERECE S ER INVOCADO Y A MADO
E S EL DE JESÚS .................................................................................... 170
FIESTA DE LA S ANTÍSIMA T RINIDAD ................................................... 170
M ARÍA E NGENDRÓ N O S OLO AL H OMBRE ,
S INO T AMBIÉN A S U D IOS .................................................................. 171
V ENGAN A M Í, HAY C ONSUELO PARA T ODOS ................................... 173
T E H E E LEGIDO D ESDE LA E TERNIDAD .............................................. 175
C ON LA E UCARISTÍA H ÁGANSE FAROS DE L UZ DE M I PUEBLO ......... 176
S OY A LIMENTO PAR A S US A LMAS ,
S OY V ERDAD PARA S US M ENTES ........................................................ 177
M I PRESENCIA EN LA H OSTIA C ONSAGRADA
E S EL A CTO M ÁS G RANDE DE M ISERICORDIA .................................... 180
N INGUNA C RUZ L LEVADA CON A MOR M ERECERÁ D ESPRECIO ......... 180
M UCHAS C RUCES S ON H ECHURA DE U STEDES M ISMOS .................... 181
FELIZ EL A LMA QUE Q UIERA C OMPLETAR M I PASIÓN ....................... 182
FELIZ EL A LMA QUE Q UIERA C OMPLETAR M I PASIÓN ....................... 184
A MAR N O E S E NCERRARSE EN EL C ÍRC ULO DE LOS PROPIOS
S ENTIMIENTOS .................................................................................... 184
M I L ENGUAJE C ANSA A LOS E GOÍSTAS ............................................... 185
S ON POCOS LOS C ORAZONES S INCEROS C ONMIGO ............................ 185
E L S UFRIMIENTO LOS PREPARA AL G OZO E TERNO DEL M AÑANA ..... 186
¡O H, SI S UPIERAN LO QUE L ES H A PREPARADO S U S EÑOR ! ............... 187
D ERRAMO T ORRENTES DE L UZ Y A MOR S OBRE U STEDES ................... 189
D ÍA DEL S AGRADO C ORAZÓN DE JESÚS ............................................. 189
L AS L LAMAS DEL A MOR M ISERICORDIO SO ......................................... 191

PRÓLOGO
Una de las inquietudes del hombre creyente de hoy es ciertamente la
de preguntarse si el Señor sigue hablando a la humanidad; si es que Dios
terminó de hablar o es que se necesitan más revelaciones para orientar a
nuestro mundo. Lo cierto es que los hombres necesitan en todas las
épocas un lenguaje nuevo que les recuerde determinados contenidos de
nuestra fe para refrescar su conocimiento relacionado a Jesús.
Tanto el hombre de ayer como el de hoy está viviendo una situación
de desconcierto y abandono de fe a nivel mundial. Si es cierto que el
hambre material ha sido siempre un fenómeno que ha caracterizado toda
época, igualmente el problema del hambre espiritual está tocando más
que nunca la conciencia y el corazón de los hombres de toda cultura, de
toda raza y de todo nivel social.
Si el Señor se materializara hoy tal vez tendría la misma impresión y
expresión que tuvo hace dos mil años ante la multitud: “Sintió
compasión de ellos porque estaban como ovejas que no tienen
pastor.” (Marcos 6, 34). Parece que las ovejas, dispersas por las distintas
partes del mundo, han dejado de escuchar la voz del Pastor. Por
consiguiente, son muchas las abandonadas, las que padecen hambre, las
que lloran porque nadie las atiende, las que son heridas; muchas se
encuentran en el fondo de los precipicios, en la oscuridad, sin que
álguien pueda darles esperanzas. Todas, de alguna manera, gritan y
suplican al Pastor para que no se canse de buscarlas y las devuelva al
rebaño.
Tenemos la impresión que la humanidad se encuentra frente a un
fuerte apagón respecto de los valores y respecto a la dimensión del más
allá. La ‘luz’ opaca del progreso técnico, económico, de los medios de
comunicación social, del bienestar, del dinero, de la diversión, de la
seguridad, han contribuido al crecimiento de la indiferencia frente a la
Luz verdadera que debía brillar. “La Luz vino a su propia casa pero los
suyos no la recibieron.” (Juan 1, 11).
Muchas falsas luces opacas han ofuscado la dirección y el gérmen de
eternidad sepultado en todo ser humano. Nuestra cultura, en sus
declaraciones y manifestaciones, está organizada para ofrecer un
planteamiento que directamente prescinde de Dios; los ídolos de nuestra
cultura, con todas sus expresiones de toque materialista, manifiestan
síntomas de una humanidad que está perdiendo de vista a su Bien
Supremo, sustituyéndolo con los ‘bienes’ que derivan de su ingenio,
inteligencia, opulencia y seguridad.
Es necesario preguntarnos, con el Evangelio en las manos, si es que
la ‘cizaña’ ha ahogado la buena semilla; si la semilla de la Palabra de
Dios sigue aprisionada entre los espinos o si de veras ha sido arrebatada
por las ‘aves inescrupulosas’. ¡Cuán pocas semillas cayeron en buen
terreno y lograron producir frutos! (Cf. Lucas 8, 5-15). Con mucha razón
i

el Señor nos denuncia que buena parte de esa semilla de la Palabra
sembrada por El ha sido ahogada por las preocupaciones de las riquezas
y placeres de la vida (Lucas 8, 14). Los hombres, atormentados por sus
esclavitudes y afán de bienestar, confundidos por las ideologías que los
hombres inventan, ya no pueden dar cabida a la Palabra.
Hemos de reconocer que, a pesar de tanta infidelidad de los
hombres, el Señor —como ayer— sigue sembrando Su Palabra. Los
terrenos son siempre variados: pedregosos, espinosos, asolados,
expuestos para ser pisados, terrenos fríos y, finalmente, terrenos fértiles
que reúnen las condiciones para acoger la semilla.
El Señor no se resigna a que sus criaturas se aparten de El. Desde
siempre está llamando al hombre —Su obra maestra— para reunirlo
desde todos los confines y ofrecerle la vida en plenitud. En verdad, gran
parte de la humanidad ha quedado hechizada por los avances
vertiginosos de la ténica; expectadora y artífice a la vez de nuevos
artefactos, desde la computadora hasta las innovaciones más sofisticadas
de la ciencia, está corriendo incansablemente hacia la afirmación de la
autosuficiencia, desalojando el campo de la fe para instalar la razón
como único recurso. Es así como la sociedad, empapada de materialismo
y ateísmo práctico, no puede ya abrirse a la trascendencia, no tiene
tiempo para escuchar la voz de Dios que habla desde lo más profundo;
tampoco tiene tiempo para buscar la Luz. Su paraíso terreno es el
obstinado objetivo de su vida; se lo ve abierto a las fábulas y a las
doctrinas llamativas que hacen arrinconar el rostro del Dios verdadero.
Los escritos que siguen son la misma voz de Dios que habla, con un
corazón de Padre, a todos los hombres de buena voluntad que,
entusiasmados por el Evangelio, miran con esperanza el futuro. En todo
lo que encontraremos no hay nada de novedad respecto a la Palabra
Eterna del Evangelio. El discurso de Jesús vuelve a reiterar la exigencia
del amor, de la fe, la observancia de los Mandamientos, la paz y la
unidad entre los hombres.
El Señor ha estado hablando a una elegida suya y le ha pedido que
extendiera lo que El mismo le ha ido dictando para que Su amor
misericordioso vuelva a convivir en las mesas de los creyentes. El
contenido que encontramos en estos escritos es como una campana que
vuelve a tocar armoniosamente las notas del amor misericordioso. En
algún momento exhorta, en otro suplica; luego, su invitación afectuosa
llama al abrazo fraterno que pasa por la oración, por la vivencia de los
sacramentos y de la Eucaristía, por la devoción hacia su querida Madre.
Todo su discurso repica sobre estos elementos de la fe tradicional
llamándonos a jugar bien nuestra última carta. Todo aquello que tú,
querido hermano, encuentres en estas páginas, es la misma palabra dulce
de Dios Padre, de Jesús, de la Virgen —nuestra Madre— que expresan en
tonos distintos su preocupación de reconducir a todos hacia el cielo, la
Patria que ha sido destinada a cada uno de nosotros.
ii

INTRODUCCIÓN
No podemos negar que la época actual tiene la oportunidad de
conllevar en sí un sentido espiritual muy profundo.
Desde 1531 los cielos de América adquieren mayor esplendor gracias
a un milagro maravilloso que anuncia la aparición de la Santísima
Virgen en un momento concomitante al descubrimiento de América por
los españoles. En Ella, otra vez, es la Madre que viene a abrazar a sus
hijos desorientados que no saben vivir en paz cuando dos culturas, hasta
entonces desconocidas, se juntan por vez primera.
Pero esta voz no se hará escuchar únicamente en tierra mexicana,
luego será la voz de Venezuela, en Coromoto, y la peregrinación
continuará hasta nuestros días.
Los extraordinarios eventos, reconocidos por la Iglesia Católica,
como Lourdes (1856), Fátima (1917), Siracusa (1954), son la prueba de
esta presencia viva que acompaña regularmente la experiencia terrena y
espiritual de los hombres.
La ‘luz de la vida’ nos trajo el brillante esplendor de su visita
mediante la imagen de un Cristo que llora en el valle y cuya devoción ha
sido autorizada por la jerarquía, luego del estudio y análisis
correspondiente.
Pero ese amor divino, preocupado ante la frialdad de los hombres
del siglo XX, envía otra muestra de su amor a Bolivia mediante unos
Mensajes dictados a su hija Catalina, con quien además ha firmado un
convenio de amor dejando en sus manos y pies los signos que
distinguieron su pasión: ‘Sus estigmas’.
En diversas publicaciones se ha descrito este acontecimiento que se
une a experiencias similares asombrosas vividas por diferentes
miembros elegidos de nuestra Iglesia. Hoy, nuestro país vivencía esta
gracia y lo hace con reverente gratitud. Los mensajes acarician nuestros
valles y sus montañas con palabras tiernas y generosas, con un
vehemente contenido de orientación y consuelo; cada palabra, al
encontrar residencia abierta en nuestros corazones, se convierte en un
sabroso mensaje tan dulce como la miel temprana.
En este contexto, tenemos a bien poner a disposición del hermano
lector, otro texto con lecturas gratas para el alma y cuyo origen podrá
identificar fácilmente el corazón generoso y el espíritu sencillo.
Luego de la “La Gran Cruzada del Amor”, llega a nosotros “La Gran
Cruzada de la Misericordia”, representando las piedras angulares de aquel
Mensaje que desde Fátima a Conyers (Atlanta), desde Betania
(Venezuela) a Medjugorie, desde Akita (Japón) a San Nicolás
(Argentina), expresan el tema más querido por nuestro Señor: EL AMOR
Y LA MISERICORDIA.
¿Dónde encontrará el hombre la dulzura del corazón? Se pregunta
Jesús, y sólo hay una respuesta: ‘En Su corazón’… A El nos llama
iii

mediante una actitud tan poco comprendida por el rebelde hombre de
hoy: la humildad —aquella que nos invita a hacer Su voluntad.
¡Qué curiosidad! Toda la instrucción psicopedagógica que el hombre
cultiva, sugiere al hombre construir ‘su propia identidad’ y se trabaja
para ello: nombre, apellido, escuela, colegio, instrucción superior,
profesión… pero se descuida en medida sorprendente la ‘verdadera
identificación’ —aquella de naturaleza espiritual.
Y para quienes toman en cuenta la sugerencia, el mensaje es
provocativo: ‘nuestra identidad’ la encontramos al seguir las huellas de
Cristo, cuando damos testimonio vivo de sus instrucciones, cuando nos
convertimos en los pastores que cuidan las ovejas de Quien las creó. ¡Qué
extraño el hombre: viene de Dios, pero no pocos buscan su principio y fin, lejos
de El!…
Y donde está El… está Su Madre. No puede dejar de insistir en la
honra que espera para Ella, nos orienta en el lugar que la Madre debe
tener en nuestras vidas. Jesús refiere a Catalina: “Mi Madre dice al Padre
que me ve en cada uno de ustedes.” Son diálogos del cielo, nos revelan
nuevos susurros de amor tan cálidos como los que la Virgen expresaba al
tierno niño de Belén.
También refiere: “Mi Madre, ¡qué bella era en Su esplendor virginal,
cuando Me llevaba en su seno, nutriéndome con Su sangre! ¡Cuán
delicada, cuando ocultamente adoraba y se humillaba sabiendo que tenía
en Sí misma a Su Creador!”
“Hablaba Conmigo íntimamente, Me nutría mientras Yo alimentaba
Su alma. Ella Me gobernaba a Mí, que gobierno el universo y, desde
entonces, todas las cosas que le He dado han pasado a Sus manos como
Su propiedad.”
“Ustedes, saben, hijos Míos, que entre todos fue colocada a Mi
diestra. Sin embargo, ¿quién creería que cuando Yo crecía en Ella, le
fueron reservadas ásperas críticas y amargas perversidades?”
A pesar de lo amargo de ciertos capítulos de la vida contemporánea,
los Mensajes nos invitan a estar en calma, aunque no dejan de
instruirnos: “Reconozcan las señales”. ¿Por qué? ¿Es que realmente
vivimos una época especial que nos invita al verdadero cambio de vida?
El hombre de espíritu abierto tendrá que preguntarse: ¿Por qué
tantos mensajes en cada país del mundo? Apariciones, lacrimaciones,
fenómenos naturalmente extraordinarios… Dios nos habla cada
momento y, si ha escogido este modo masivo de hacerlo, ciertamente
tiene razones para ello y el hombre no tiene por qué cuestionar o limitar
sus acciones. Más bien, está invitado a una orientadora sabiduría en
humildad, oración y disposición interior.
Los mensajes que se presentan son para todos, pues todos somos
discípulos del Señor. Sin embargo, a cada uno recuerda sus deberes
específicos. Por ejemplo, a los comprometidos con la vida pública
expresa: “Para ti que eres político te digo que, quien quiera contribuir a
iv

mejorar la vida social y económica debe examinar continuamente la
pureza de las propias intenciones y de los medios empleados, conocer las
disposiciones interiores que deben acompañar los cambios estructurales
propuestos y ayudar a los demás a adquirirlos.” A los consagrados
recuerda: “Quien se consagra a Nuestros Corazones, quien participa en la
consagración de su nación y de la humanidad, debe tener conciencia de las
ambigüedades que se esconden en el mundo y en el corazón. Debe sentir
profundamente la necesidad de redención y tener una gran confianza en el poder
Redentor del mundo.” “Por ello, la consagración a Nuestros Corazones,
incluye la oración constante por la purificación del propio corazón y por
el establecimiento de relaciones interpersonales más sanas, aún en vista
de un mejoramiento de la vida pública.”
Los mensajes revelan, asimismo, la preocupación de Jesús por el
individuo y aquella célula viva de la sociedad que es la familia y a la cual
en esta circunstancia designa como pueblo. No sin razón dicta la siguiente
plegaria, introduciéndola con esta petición:
“Te pido que unas a tu familia y hagan esta pequeña oración: Señor,
Dios Padre todopoderoso, este Tu pueblo está enfermo; enfermo del
alma y enfermo del cuerpo. Y nosotros queremos clamar en este
momento: cura a Tu pueblo de toda falta de amor; cura a tu pueblo de
toda cerradez del corazón, de toda tristeza y angustia, de toda falta de fe
y perdón. ¡Oh Señor!, socorre a Tu pueblo en las dificultades de
crecimiento espiritual: socorre a Tu pueblo carente de Tu gracia y de Tu
amor. Ten Misericordia de nosotros en el nombre de Jesucristo, Tu Hijo,
Amén. En Mi nombre, perdonen, hija Mía”…
Los mensajes nos muestran al Padre cuya constante presencia sigue
cada respiro nuestro: le apena ese carnaval tan rodeado de pecado, la
ausencia de ejercicios de piedad, aquella ceguera que no permite ver las
puertas del cielo y que con tanta insistencia quiere atravesar solo las
puertas de la tierra en cuyo destino final espera la caducidad.
Es siempre Maestro y se preocupa, nos sugiere algunas prácticas:
“Estudien la Biblia, nútranse del Evangelio permanentemente. Permitan
que su comportamiento hable por las palabras de sus acciones, no hay
tiempo para derramar energías cuando Yo les concedo el regalo del
amor, a través de esta enseñanza.”
+
+
+
+
+
+

Lectura de la Sagrada Biblia y de los Evangelios.
Oración.
Encuentro Conmigo en la Eucaristía.
Conversaciones, diálogos frente a Mis Sagrarios.
Sumergirse en el amor de Mi Sagrado Corazón.
Hacer obras para el prójimo.

Comprensivo como es, nos previene que el cambio no es inmediato,
nos vamos formando gradualmente, pero no hay que olvidar que con su
v

divina gracia, nada nos falta.
No ofrece el camino fácil, anuncia las dificultades, los escollos a
encontrar, pero también nos vuelve a iluminar: “Con las piedras que
encuentres en el camino, sé delicada y llévatelas. Y si no las puedes cargar en los
hombros como a hermanas, al menos, déjalas atrás como a amigas.” Nos habla
de una planta que crece en el corazón de quienes se convierten y van en
pos de Dios: ‘la alegría’, pues la paz interior es risueña.
“No se asusten de la lucha” —continúa— “porque no es eterna y,
sobre todo, porque es necesaria. El hombre que lucha consigo mismo,
puede vencer y puede perder; lo esencial es que tenga la última victoria,
aquella que conduce a la vida eterna. Recuerden que Yo les garantizo
amor aun cuando algunos no me busquen y otros tengan la impresión de
que no existo.”
Cada mensaje es enriquecedor, su contenido vivencial. De especial
ilustración es la narración relativa a la preparación a su vida pública.
Explica su crecimiento interior, su soledad, sus sufrimientos, una
constante de la cual hasta hoy no se puede liberar: la ingratitud de los
hombres.
Jesús nos recuerda que Dios Padre fue su fortaleza y el
incondicionado amor de su Madre le mostró que Ella le acompañaría
siempre. Son capítulos de honda humanidad, se conoce al Hombre-Dios,
con una carne que experimentaba pesares y que superaba, mostrándonos
como ejemplo la fortaleza que cada uno de nosotros debe tener al seguir
sus huellas. Las secuencias nos ilustran el camino que siguieron los
primeros santos de la Iglesia cristiana: sus amados apóstoles.
“Lavé los pies a doce toscos pescadores, Me abajé a ellos para dar
ejemplo, sí, pero además para que, dejándome a Mí mismo en alimento a
las almas, conocieran todos por anticipado que Yo quiero purificarlos
completamente, además de saciarlos de Mi amor.”
Nos insiste en la necesidad que tenemos de purificarnos. Solo su
dulce paciencia y su amorosa Sabiduría pueden mejorar el conocimiento
de nuestro yo interior. Debemos imitar a Pedro cuando repuso con
convicción: “Si es así lávame no sólo los pies, sino también las manos y la
cabeza.” Nos dice al final: “Ustedes que militan en la tierra, únanse en
palabras de alabanza a Mi primer Vicario, primer ejemplo de alma
generosa. El encomio que más interesa a Pedro es que lo sigan junto a
Mí. Ardan con el fuego que quiero darles; pídanmelo, les daré y mucho.
Sean generosos y confíen en Mi obra. Pero antes deben tener fe en ella y
luego, si Me aman, se fiarán de Mí.”
Nos advierte sobre una realidad bastante ignorada por los
autosuficientes hombres de fin de siglo: “el peligro de ser arrojados en
las garras de Satanás”, su eterno enemigo Aquella constante realidad
que, a diferencia de las verdades divinas, está siempre como espada
suspendida sobre la cabeza de todos y es espada que se advierte sólo
cuando cae sobre nosotros. De aquí la invitación a una vida recta, pura,
vi

límpida, encendida por la oración y la frecuencia de los sacramentos.
Nos habla del cielo, del purgatorio, del tránsito a la otra vida; sus
palabras son verdaderamente Palabras de Vida Eterna, invita a exclamar
con el salmista: “¡Señor, qué grande es Tu Nombre… en toda la tierra!”
Es un lamento cuando dice: “Doy mensajes y mensajes, todos llenos del
mismo amor, sin acordarme que el hombre Me olvida. ¿Qué debería pensarse de
Aquel que no se enoja contra tantos desamorados y que mantiene con el hombre
el pacto de amor que el hombre mismo ha violado? Por ésto Soy olvidado, porque
uso el amor y los hombres —en su mayoría— no recuerdan cuánta aflicción tuve
por ellos. Si Mi amor pudiese tener término, sería el fin de todos, nadie escaparía
a la muerte eterna.”
Tiene algunas palabras enfáticas sobre la Sagrada Eucaristía, donde
nos invita a ser MISIONEROS DE LA EUCARISTÍA, ve la importancia
de comprender mejor esa presencia viva y difundirla en su mayor
extensión. “¡Una Misa!… ¡Piensen —dice— que el sacerdote que Me
llama a sus manos tiene un poder que no le He concedido ni siquiera a
Mi Madre! Reflexionen que si en lugar del sacristán sirvieran al sacerdote
los más excelsos Serafines, no serían suficientemente dignos de estar
junto a él. Pregúntense si, no obstante la grandeza del don que les hago,
son aún dignos de estar en la Misa pensando en otra cosa que no sea
Yo… Lo justo sería que, humillados y agradecidos, palpitasen en torno a
Mí y con toda el alma Me ofreciesen al Padre de las Misericordias. Sería
justo que consideraran el Altar, no porque lo han hecho los hombres sino
por lo que vale dada Mi presencia mística pero real… Miren la Hostia en
la cual toda especie está anulada y Me verán a Mí, humillado por
ustedes. Miren el Cáliz en el que Mi sangre vuelve a la tierra, rica como
es de toda bendición. Ofrézcanme al Padre, no olviden que por ésto Yo
vuelvo a ustedes.”
“Si les dijeran: vamos a Palestina a conocer los lugares donde Jesús vivió y
donde murió, su corazón saltaría de gozo, ¿no es cierto? Sin embargo el Altar al
cual Yo bajo ahora es más que Palestina, porque de allí partí hace veinte siglos y
al Altar vuelvo todos los días vivo, verdadero, real, aunque oculto. Pero soy Yo,
justamente Yo, que palpito en las manos de Mi ministro. Yo, el que vuelvo a
ustedes, no simbólicamente, ¡oh, no!, sino verdaderamente. Les digo una vez
más: ¡verdaderamente!”
“¡El ojo humano que quiere ver, qué grosero es y cuánto daño causa!
Yo les He dado un ojo más agudo, más penetrante. Hagan uso de él y
verdaderamente verán a Quien hoy les habla, que hoy les recuerda su
sacrificio, y que hoy y mañana quiere incendiarlos de amor.”
“¡Getsemaní, Calvario, Altar! Tres lugares de los cuales el último, el
Altar, es la suma del primero y del segundo; son tres lugares pero es uno
solo el que encuentran ahí.”
Mensajes de profundo significado que Catalina, su secretaria de la
tierra, difícilmente podría componer en minutos o pocas horas como ella
los presenta.
vii

Todas estas palabras son mensajes de orientación, nacen del corazón
del buen Pastor que atraviesa senderos hasta encontrar la oveja perdida.
El quiere encontrarnos, no hagamos que su búsqueda se prolongue, pues
luego y junto a El, como verdaderos discípulos, iremos detrás de otras
ovejas perdidas.
Nos invita a ingresar en el trabajo de la mies para gloria de Dios y no
propia: “Tengo una serie de discípulos que riegan el huerto de todas las
virtudes, pero no lo hacen por amor a Mí sino por su utilidad presente y
futura. Muchos son los que hacen así y por eso no dan grandes pasos en
la vía de Mi amor. Pero algunos otros han comprendido esta verdad y se
esfuerzan en obrar por Mi amor. Estos son los predilectos, pues ellos han
encontrado la perla preciosa de Mi Reino y son semejantes a Mí, por eso
reconocen Mis palabras de Misericordia pura.”
Un amigo del alma

Cochabamba, Octubre de 1997.
Mes del Congreso Eucarístico Mariano

viii

TIEMPO DE MISERICORDIA
CM-1

3-Ene-97

Jesús

Mi pequeña misionera del amor, Yo busco a Mis hijos para
abrazarlos, deseando que Me permitan amarlos y deseando su amor a
cambio. Busco un romance con ellos; un romance de intimidad, no sólo
de amistad sino de amor sincero y para ello les digo: Hijos Míos, confíen
y crean que Yo Soy su Padre y como tal los cuidaré y Me preocuparé por
ustedes…
Este es un tiempo de Misericordia que Mi Padre Me Ha concedido
para enseñarles y guiarlos. Despierten, queridos Míos, a esta verdad y
dejen que al menos la posibilidad exista en sus mentes y en sus
corazones, Yo Me haré cargo del resto; voy a sanarlos y moldearlos en
sus imperfecciones.

TÚ ERES LIBRE DE ELEGIR
CM-2

Más tarde

Jesús

Hijita, no te pongas triste, no estés tensa a la idea de ir a trabajar…
¿Acaso Yo no velo por ti? No te preocupes; si tú ordenas tu tiempo y
priorizas tus actividades, tiempo te sobrará… No voy a tenerte muy
ocupada. Es verdad, no van a ser los Mensajes como hasta hoy, pero por
supuesto que te hablaré…
(Lloro y le digo que yo no podría vivir sin escucharlo.)
Yo tampoco quiero pasar mucho tiempo sin hablarte. ¿Dónde
encontraría la dulzura de este corazón? Sucede que, por ahora, es mucho
más importante el trabajo que podrías hacer para la Iglesia. Es por eso
que te necesito activa.
(¿Por qué no me lo dijiste, Señor? ¿Por qué no me ordenaste que lo hiciera?)
Jamás voy a ordenarte nada. Te guío, te hablo a través de otras
personas, te muestro las cosas buenas y malas, pero eres tú quien debe
decidir. Yo propongo, tú tienes libertad de elección.
El hombre debe preocuparse por vivir el momento presente en todos
sus detalles, con rectitud, no angustiarse tanto por el momento que ha de
venir porque no sabe ni cómo ni cuando vendrá, ni tan siquiera si éste
llegará.
Tú hablas de que quieres ser santa y ni siquiera sabes lo que en
verdad es ser santa. Mira, te voy a decir lo que es ser santa: santa es
quien ha hecho de sí un crucifijo de Mi Voluntad… Medita sobre ello.

1

IDENTIFÍCATE CONMIGO
CM-3

4-Ene-97

Jesús

(Tuvimos un retiro de primer sábado y en la noche.)
En verdad te digo que Mi Madre es la Reina de Mi Corazón, porque
fue de Su Corazón que la Trinidad formó Mi Corazón…
Al honrarla, Me honran a Mí y Ella dice a Dios Padre que Me ve en
todos ustedes. ¡Eso significa lo mucho que los ama!
El tema de reflexión para hoy es este: la única manera de ganar
verdadera identidad es perdiéndola, comprendiendo que los hombres no
saben amar si no Me conocen. Si ustedes Me conocieran, no tendrían
miedo de perder su identidad. Quiero decir que el mañana vendrá, pero
que si se preocupan con ansiedad, bloquean el alivio de Mis gracias.
De modo que, pongan todos los pensamientos inútiles a un lado.
Descansen, estén en paz por medio del descanso de cada día creado por
Dios y permanezcan Conmigo porque ustedes no están solos, Yo sabré
fortalecerlos en cada momento.
Sean pacientes, acepten el estado en el cual están, reconozcan las
señales y estén en calma, abiertos únicamente a Mí. Ustedes han sido
creados individualmente en Mi amor y donde está el amor ustedes
deben estar. No luchen contra el cambio en su interior. Yo estoy con
ustedes, creando una nueva identidad para ustedes, más real. Este
cambio toma tiempo, únicamente cuídense de no adelantarse o de
regresar a sus formas anteriores. Están cerca a la cima de la montaña. El
temor querrá que regresen, porque al lugar al cual se dirigen el miedo no
puede llegar. Entonces, no le hagan caso, no pongan atención al miedo.
Enfréntense al miedo y vénzanlo. Yo no Soy una ilusión, Soy real y estoy
aquí con ustedes, ¿de qué tienen miedo?

SÉ MISERICORDIOSO
CM-4

6-Ene-97

Y

AMA
Jesús

(Ante el Santísimo Sacramento.)
Amada mía, haz de tu corazón un brasero de amor para cobijar a tu
Dios. Quiero hablarte de mi Misericordia, quiero enseñarte Misericordia,
quiero que tú prediques mi Misericordia. Pero para hablar de ello
necesitas sentir amor, hablar de él, porque no puede conocer la
Misericordia quien no ame.
Si tú amas es porque Yo te amé primero. Así como Yo soy el Amor,
quien sabe amar permanece en Mí y Yo en él. Mi Padre no me envió
como ofrenda porque ustedes me hubiesen amado, sino porque mi Padre
es Amor y Yo soy uno con mi Padre. Por tanto, entiende que nada es más
dulce que el amor, porque procede de quien es el autor de todo.
De modo que, si tú quieres ser misericordiosa con tu hermano, tienes
2

que amar primero a esa persona y ser compasiva con ella; y si quieres
tener Misericordia, debes dejarte amar. La Misericordia es la cadena que
se une al amor, porque no se puede amar sin ser misericordioso.
Entiende: mi amor es sin medida, no siente carga, ni valora esfuerzos,
simplemente se da. Ustedes, en cambio, son débiles en el amor e
imperfectos en la virtud, necesitados de mi fuerza, de mi consuelo. Soy
Yo quien valora los trabajos que ustedes hacen, sean grandes o
pequeños.
Al hablarte a ti, hablo a mis otros hijos; enciendo en ti el deseo de
buscar lo que es perfecto. Amame siempre más que a ti misma, ama a
todos los demás en mí. Todo aquel que es engendrado por Dios puede
conquistar al mundo con su fe y su amor. Quien no esté listo a sufrir y
resignarse a la voluntad divina no es merecedor de ser llamado un ser
amante y, por lo tanto, no puede conocer la Misericordia.
Quiero que profundices en todo ésto. El amor es una comunión en la
cual la caridad se permite ser obtenida por mi bondad. Amor es
gentileza, fuerza, gracias humildes, porque el amor mantiene guardia
alerta sobre todos los sentidos. El amor es casto y sensato por la unión de
su fidelidad. El amor es prudente, valeroso, paciente, sufriente y
perdurable: ¡Yo Soy el Amor!
Si ustedes se aman Yo habito entre ustedes y mi amor alcanza la
perfección en ustedes. En el camino del amor tendrán dificultades,
sufrirán, pero se sentirán siempre amados si ustedes experimentan el
amor. La verdadera virtud del amor es ofrecerse a sí mismo con todo su
corazón, con todo su ser, a la Voluntad de Dios sin buscar ningún tipo de
consuelo. Si el sufrimiento los tiene vencidos, no piensen que deberían
dejar de sufrir sino sepan que, cuando el consuelo interior desaparece,
caminan en el verdadero y correcto camino de la paz sin importar cuán
oscuro sea, esperando el día en el que verán mi rostro con gran alegría…
Y ahora, dulce niña Mía, hablemos del dolor y del perdón porque,
para poder entender la Misericordia, deben entender el sufrimiento y
saber perdonar a los demás. Cuando sufras una injusticia, cuando
soportes pruebas por el reconocimiento de Mi presencia, piensa que es
Mi gracia que está trabajando en ti. Cuando, sufriente, te sumerges en
Mí, te abandonas, entonces el sufrimiento es muy doloroso pero es la
máxima prueba de tu fe en Mí porque sabes que la salvación será el
resultado de Mi Misericordia.
El sufrimiento interior es el más viable, porque es el sufrimiento que
el hombre no puede ver con sus ojos, sino con su corazón. Permite que tu
corazón se una a Mi Corazón y ello permite que seas misericordiosa,
porque te deja amar mediante la compasión. Cuando eres capaz de
unirte a tus semejantes en armonía y compasión, te estás uniendo a Mí
en Amor y Misericordia.
Yo he dicho: “No juzgues y no serás juzgado; perdona y serás
perdonado.” Ahora te digo: Deshazte de toda amargura, toda pasión
3

mala y enojo, de las groserías, las calumnias y la malicia. Trata de ser
amable, de ser compasiva. Perdona como Yo te he perdonado y recibirás
mi Amor Misericordioso… El amor y la Misericordia no pueden existir
donde hay división. Perdónate a ti misma para que Yo te pueda
perdonar. No acumules condenas negativas en contra de ti misma.
Amate a ti misma, sé misericordiosa contigo misma, se compasiva. No
puedes perdonar sin olvido; no podrías tener el corazón puro; y la
Misericordia está relacionada con el perdón.
La Misericordia, hija Mía, es el amor, es la unión con Dios, y la unión
con Dios es la certeza de la victoria y abundancia eterna de virtudes. La
Misericordia es la prueba incuestionable de amor por Mí.
La justicia humana no va con la Misericordia. La justicia es algo
impuesto por el hombre en venganza de una persona que ha sido
lastimada por otra. Mi Padre no Me envió al mundo a condenarlo, sino
para que pudiera ser salvado por Mí. El hombre no debe tomar venganza
por sí mismo, sino dejar eso a la voluntad de Dios.
Si has pecado, admite tus culpas y pide perdón, regresa siempre a
Mí. Sumérjete en Mi Misericordia, que te redimirá. Ten Misericordia y
compasión de quienes te ofenden, ora por ellos y por quienes pisan
senderos de maldad. Perdona sus pecados porque el resto de su herencia
está en Mis manos, no continúes enojada y no juzgues, ten Misericordia.
Hijos Míos, si son culpables, regresen a Mí, limpien sus manos y
purifiquen sus corazones, no paguen mal con mal. Sométanse a Mí,
levántense contra el mal que trata siempre de destruir el amor mediante
las leyes de los hombres… Ustedes juzgan, condenan y luego dicen ser
misericordiosos y amarme. ¿Es ésto Misericordia?… No puede serlo. Son
sus pecados los que los ciegan y los que los hacen esconder su rostro de
Mí. Yo no quiero eso, pequeños…
En el último momento, no tendrán nada con qué defenderse, excepto
Mi Misericordia. Comprendan que la Misericordia es amor, y el amor
puro da fuerza al alma en el instante de la muerte. A quien le falta
Misericordia es ciego, se olvida de purificar sus propios pecados
pasados. Evidentemente, no prosperarás si ocultas tus pecados, pero
recibirás Mi Misericordia si te arrepientes y confiesas tus culpas. Si Yo
irradio raudales de Misericordia sobre ustedes que son pecadores,
ustedes deben irradiar Misericordia sobre sus semejantes.
Yo He conquistado al mundo, no ustedes. Si aman son engendrados
por Mi amor; si tienen Misericordia conquistarán al mundo porque
vivirán en Mí y en la pureza del amor. La gracia que Yo les doy es
Misericordia porque Yo les doy amor, porque Me doy a ustedes.
Entonces, usen esta gracia y Yo les daré un corazón nuevo que
reemplazará sus fríos corazones. Vivan bajo la gracia, no bajo la ley.

4

LA CONTEMPLACIÓN : VIDA DEL ALMA
CM-5

6-Ene-97

Jesús

Pequeña nada, escucha el viento… ¡Qué fuerte llega a ser su
murmullo, haciendo eco e inhalando vida!… ¡Así es Mi Espíritu, dulce
niña!
Piensa, medita sobre ésto: cuando el alma se encuentra sedienta, no
de vida mundana sino espiritual, completamente desprendida de todo lo
terreno, es cuando obtiene las gracias de su unión Conmigo y glorifica al
Padre. La privación del espíritu, de todas las ataduras mundanas, llega
para quienes están en feliz unión Conmigo.
Así, toda la maldad de las ligaduras de los hombres con el mundo, a
través de los sentidos y el espíritu, deben ser desprendidas, purificadas,
de modo que Dios encuentre Su lugar interno de reposo. Aspira la
belleza de lo más simple de la creación, manténte en unión con la
serenidad de la tierra, con aquella parte de la tierra donde ha sido
sembrada una semilla. Observa afuera: cada uno de esos árboles frente a
tu casa es diferente, pero todo converge hacia una belleza tranquilla,
serena, en la cual los pájaros desgranan sus cantos. Escucha el silencio y
ve la riqueza de la soledad, de la contemplación.
La unión del silencio es necesaria, es esencial para la vida del alma,
aunque tu Ministerio sea activo. La contemplación es vital, es la espina
dorsal para cualquier ministerio. En síntesis, primero tienes que
encontrarte frente a frente en la soledad Conmigo, luego frente a ti
misma, para poder hacer frente a los demás.
¿Por qué el poco éxito de algunos ministerios bulliciosos? Porque no
encuentran primeramente la contemplación en la soledad y el silencio,
sino que se lanzan a una maratón de bailes y cantos que más que nada
son para ellos mismos. ¿Para qué impresionar a los demás? Los
verdaderos carismáticos —aquellos que arrastran multitudes a través de
algunos años ya— son quienes saben orar y escucharme en el silencio.
Entonces, pequeña, primero debes permitirme llegar a ti y encontrar
Mi lugar de reposo a través de tu propia crucifixión y purificación en
soledad, unirte amorosamente a Mis dolorosas llagas, orar en silencio,
escuchar el silencio. Dejar que, como el viento, Mi Espíritu respire por
todos los recodos de tu alma…

RECONOCE TU PECADO PARA OBTENER MISERICORDIA
CM-6

16-Ene-97

Jesús

Mi pequeña hijita, cuando has confesado tus culpas tu alma, que
sufre dolor por los remordimientos, reconoce su falta de poder, su estado
de oscuridad, de vacío. Ahí es cuando Yo te enseño a entregarte más a
Mí que a ti misma.
5

En ese instante, Me gusta que alabes a tu Dios prestando poca
atención a ti misma y centrándote aun más en Mi bondad. Bendíceme,
porque Mi Misericordia está sobre ti. No te centres en el estado de tu
alma sino en Mi amor, en Mi compasión. Esto es vivir en camino hacia
Dios.
El hombre nada puede sin Mí y es todo Conmigo. Yo He venido por
ustedes para darles vida en abundancia, para que puedan alcanzar los
frutos de Mi viña. Es Mi amor quien moldea y sostiene a los corazones
más duros…
Hijita, di al hombre que no se esconda en su pecado. Yo Soy
Misericordia y sabré limpiarlos cuando se vacíen al pie de la Cruz.
Hijos Míos, la cosecha es rica y los trabajadores son pocos. Reúnanse
los verdaderos trabajadores y vengan a Mi viña; aquí está el campo en el
cual deben trabajar.
Comprendan que el estado de independencia de sus almas no es la
libertad que ustedes tienen. La libertad existe únicamente cuando el alma
está en total dependencia de Dios. Ahí reside su fuerza y su poder. Allí
estoy Yo, en las tranquilas profundidades de su alma, a la espera de que
se den a sí mismos.
Esta libertad, únicamente se encuentra a través de la disciplina, de la
obediencia a Mí. Busquen primero hacer Mi Voluntad cegándose al
camino del mundo, negándose a sí mismos para que Yo pueda
limpiarlos, renovarlos; Entonces serán capaces de vivir en el mundo,
libres, íntegros, en pureza de alma y de mente.
Pequeña, Yo Soy el camino. Aquel que Me conoce, conoce el camino.
Yo Soy Aquel que da vida eterna. Yo Soy el Juez, no la gente que te
rodea… Haz caso, obedece los consejos del Padre NN… Yo te amo, tú
eres Mi pequeñita de corazón dulce…

LA MEDALLA DEL APOSTOLADO DE LA NUEVA ALIANZA
CM-7

21-Ene-97

Jesús

Amada, esta tarde tendrán la reunión. Más de una persona se sentirá
molesta, ofendida… Despreocúpate, pequeña. La conciencia es el juicio
práctico de la razón humana, iluminada por los altos principios de la ley
natural —que es la ley eterna de Dios— participada por la criatura
racional…
Quiero que leas este Mensaje: Hijos Míos, ¿cuándo ha sido la última
vez que se han confesado? Nadie puede tener dones extraordinarios si
no tiene fe y solamente Yo puedo dar fe, ciertamente, si se es lo
suficientemente humilde para espararla de Mí y de nadie más.
A Mí solamente Me pueden ver cuando se ponen de rodillas, aunque
el hombre piense que esa posición es incómoda o indigna (Me refiero al
arrodillamiento interior). Si inclinas la cabeza, mirándote a ti mismo,
6

contemplando tu interior, sabiendo la miseria que tienes, podrás
descubrirme; mas si crees que porque asistes a Misa diariamente o
porque haces ésto o lo otro ya eres digno de merecer Mi aprobación,
estás muy equivocado, hijo Mío. El apostolado no es algo optativo, es
algo exigido por el propio Bautismo y por la Confirmación. De modo
que, cuando ejerces tu acción apostólica, no pienses que ya estás
haciendo algo más de lo que te corresponde; al contrario, no estás
haciendo otra cosa que cumplir con la estricta obligación que un cristiano
ha recibido en esos Sacramentos al recibir al Espíritu Santo.
Ahora quiero decirles algo que hubiese querido aclararles hace un
año atrás, cuando debió salir el último libro: el por qué del nombre del
libro (El Arca de la Nueva Alianza).
Sepan ustedes que cuando el hombre, por su pecado e infidelidad
quebró la alianza con Dios nuevamente, con Mi Crucifixión, el Padre
decidió enviar a Mi Madre para restablecer aquella Alianza. Con ello
quiero decir que la antigua Alianza tenía un Arca y un Templo que hoy
no existen. Mi Madre fue el Arca viviente de la Alianza en Mi primera
venida y es el Arca escatológica para la Parusía. Es el refugio amoroso
que se les ha preparado para este tiempo.
Por ésto la medalla que He pedido que acuñen. El vínculo Sagrado
de los dos Corazones heridos y enmarcados por la corona que hirió la
cabeza que, en vida no tuvo dónde reclinarse. Mi Corazón fue un
pedacito del Corazón Inmaculado de Mi Madre, Mi Sangre fue Su
Sangre, Mi carne herida salió de Su carne. Ese es el símbolo que restaura
la Alianza con Dios. ¿Cómo pueden objetar que esa medalla sea fuente
de gracias especiales? Del otro lado la Custodia, Mi cárcel de amor, el
pequeño e inmenso tesoro por el cual tantos mártires murieron, tantos
santos se sacrificaron… Pero lo uno va ligado con lo otro. El lugar donde
Mis hijos Me adoran, es cuando Mi cuerpo está expuesto en una
Custodia. ¡Cuánto sufre Mi Corazón al ver que son Mis mismos hijos
quienes obstaculizan a la humanidad que tiende hacia los valores
verdaderos!
Ahora, hijitos, no pierdan más tiempo porque llega la noche.
Trabajen mientras sea de día. Pero no trabajen por las cosas materiales
que, les repito, no van a poder disfrutar. Este mundo tiene una urgente
necesidad de apóstoles que sean contemplativos y testigos fieles, no de
aquellos que no ponen en práctica en sus vidas cuanto pregonan o de
quienes de la Iglesia hacen una profesión lucrativa.
No vivan pensando cómo ganarán un poco más de dinero o dónde
podrán hacer un negocio más lucrativo. Busquen Mi Reino. Si ustedes
siguen Mis Palabras, no podrán errar e irse por las sendas del pecado.
Finalmente, pregúntense si están siendo signos verdaderos a nivel
personal, familiar, como grupo o comunidad, o si solamente se sienten
bien cerca de los exteriormente limpios, de la figuración, de las alabanzas
y los honores mundanos. ¡Despierten!, es hora de que comprendan la
7

verdad de Mi sacrificio Redentor…

PIDO QUE SE CONSAGREN A LOS SAGRADOS CORAZONES
CM-8

5-Feb-97

Jesús

Continuemos, Mi dulce pequeña. Lean Sabiduría 11, 23 a 12, 2.
Ustedes saben que Yo no puedo sino amar al mundo que He creado,
pero debería maravillarlos ver cómo amo a un mundo sumergido en el
pecado, con qué compasión miro a una humanidad que, con su rebeldía
hacia Mí, ha caído en una inmensa miseria. Y más maravillados deben
quedar ahora cuando comprueban que, así como a Mis Apóstoles les
confié una misión solemne en el mundo, la misión de anunciar el amor
con el que Yo los había amado, ustedes, Mis Apóstoles de la Nueva
Alianza, unidos en Mi Corazón, deben permanecer unidos para que el
mundo reconozca y sienta con qué amor Mi Padre Ha enviado al Hijo
como Redentor.
Hoy los He llamado para que consagren al mundo a Nuestros
Corazones… Hijos Míos, los devotos a Mi Sagrado Corazón y al Corazón
Inmaculado de Mi Madre no son hombres encerrados en sí mismos. Son
hombres que se consagran al Corazón Redentor y al Corazón Purísmo y
se unen de este modo a Nuestro amor universal. Toda la Iglesia debe
saber que está al servicio del amor de Nuestros Corazones por la
salvación del mundo. Pero la Consagración del mundo a Nuestros
Corazones obvia también otro peligro: el de los activistas que piensan
poder salvar al mundo y mejorarlo mediante la manipulación de sus
estructuras económicas, culturales y sociales, atizando el odio y la lucha
de clases contra otras clases y pueblos. Como si todos no fueran un sólo
pueblo: el Mío.
Lo más importante, lo urgente, es el cambio de los corazones, la
lucha contra el egoísmo individual y colectivo, la conversión al
verdadero amor y a la verdadera justicia. En síntesis, no es otra cosa que
la conversión a la fuente de todo amor a Dios.
Los Profetas —sobre todo Jeremías y Ezequiel— cuando predicen la
renovación de los corazones hablan contemporáneamente de la “Nueva
Alianza”, de la nueva solidaridad salvífica entre los hombres, de la unión
a Nuestros Corazones…
La consagración del mundo hecha por cada comunidad, por cada
grupo y por la Iglesia Universal, es un acto solemne de solidaridad
salvífica, un compromiso solemne con la misión que Yo les confío al
decirles: “ustedes son la sal de la tierra; ustedes son la luz del mundo”…
Cada individuo, en particular, no puede unirse a esta consagración si no
asume conscientemente su parte de corresponsabilidad por el mundo
que Nuestros Corazones le confían; corresponsabilidad que es una
misión honorífica, pero también llena de sacrificios.
8

Este compromiso posee algunos acentos que no se pueden
descuidar: el mundo tiene urgente necesidad de corazones llenos de
amor que saben distinguir el amor verdadero del falso, hombres que
ayudan a poner puentes de corazón a corazón, seres que inspiran el
sentido de la totalidad representado por el símbolo de Nuestros
Corazones.
Para ti que eres político te digo que, quien quiera contribuir a
mejorar la vida social y económica, debe examinar continuamente la
pureza de las propias intenciones y de los medios empleados, conocer las
disposiciones interiores que deben acompañar los cambios estructurales
propuestos y ayudar a los demás a adquirirlos.
Quien se consagra Nuestros Corazones, quien participa en la
consagración de su nación y de la humanidad, debe tener conciencia de
las ambigüedades que se esconden en el mundo y en el corazón; debe
sentir profundamente la necesidad de redención y tener una gran
confianza en el poder Redentor del mundo.
Por ello, la consagración a Nuestros Corazones incluye la oración
constante por la purificación del propio corazón y por el
establecimiento de relaciones interpersonales más sanas, aun en vista
de un mejoramiento de la vida pública.
Cada uno debe decir: Me consagro y santifico por ellos, por todos los
cristianos y por todos los hombres, para que ellos también sean
verdaderamente santificados y redimidos. El devoto de Nuestros
Corazones no puede ser un renunciante. Si alguna vez se aleja de las
preocupaciones y de los deberes mundanos, lo hace para poder después
dedicarse, nuevamente, con un amor más puro y fuerte al servicio de los
hombres, aun en la vida pública, según sus posibilidades.

ORACIÓN
Consagración a los Sagrados Corazones, a nombre del mundo.
Jesús, consciente de ésto, me uno a la oración solemne que dirigiste al
Padre frente a tus discípulos. Conmovido por tu oración de
consagración, digo no a cualquier forma de egoísmo individual y de
grupo. Haré lo que esté a mi alcance para que los corazones de los
hombres se abran unos a otros. Trataré de tener un corazón lleno de
amor, que sea generoso con los pobres y los abandonados, sin por ello
excluir a los ricos, a los poderosos y a las personas más importantes de
este mundo, porque también a ellos les anunciaré la alegre noticia de su
redención y posibilidad de salvación. Ellos no están condenados a servir
al dios dinero ni al dios poder y mirando a Tu amor redentor, pueden
liberarse y dedicarse a la causa de la justicia y de la paz.
Me uno a la consagración de la humanidad a los Sagrados Corazones,
esperando todo de la potencia de su gracia. Sagrados Corazones,
9

purifiquen, dilaten y refuercen nuestros corazones para que lleguemos a
ser realmente lo que según Su plan salvífico somos: Apóstoles de la
Nueva Alianza y Luz del mundo. Amén

CONOZCO LOS INCENTIVOS MÁS PROFUNDOS
DEL CORAZÓN HUMANO
CM-9

10-Feb-97

Jesús

Amada Mía… Martes de Carnaval, de esta horrorosa fiesta en la cual
el sexo, el alcohol y la droga, los crímenes y la degradación del hombre
son su mayor felicidad.
Pobre Mi hijo: el hombre. Buscando siempre apoyo y aceptación de
otros hombres; buscando, decidiendo cuál camino va a tomar en lugar de
abandonarse a Mi Espíritu para que pueda conducirlos hacia el camino
correcto… Llenos de orgullo y soberbia se ofenden, se lastiman con
palabras, con acciones… Sólo Yo puedo saber quiénes son culpables y
quienes son inocentes.
(Había estado viendo el juicio de un atleta, al que acusan de homicidio. Como
siempre converso con Jesús, le dije: ¿Tú qué dices de ésto, Señor?)
Conozco los incentivos más profundos en el corazón de cada
hombre, todo lo que dan y lo que reciben. Yo Soy quien juzga pero los
hombres no confían en Mis palabras; no quieren aceptar que es Mi juicio
quien los hará libres.
Cuando hablen con los presos, díganles que ofrezcan en sacrificio
aquella pequeña crucifixión y Yo prometo estar cerca suyo, ayudándolos
en todo momento. La paz llega al confiar y adorar, es una gracia porque
la paz te busca y te encuentra.
Recuerda, hombre, que si tú confías en Mí, tendrás la paz que Yo te
concedo… Estarás tan firmemente plantado en el suelo que nada te
sacudirá y tus frutos habrán de ser abundantes…

ESPOSAS, MADRES, SALVEN A SUS FAMILIAS
CM-10

11-Feb-97

Jesús

(Una amiga me había comentado que estaba a punto de divorciarse y realmente
se la veía desesperada. Estaba orando por ella cuando Jesús me habla…)
Cuando vean casos de éstos, que ahora se cuentan por millares,
díganles todas estas cosas que hoy voy a instruirte para personas con
estos problemas. La esposa y la madre, casi siempre son llamadas para
que lleven a la salvación a su familia. Háblenles del amor que les tengo y
de que, a través de ellas, quiero llevar la salvación a su matrimonio, a su
familia, a sus relaciones familiares en sí. Mas, primero deben ver la
realidad.
10

La mujer de hoy pierde mucho tiempo en salones de belleza, en el
cuidado de su cuerpo y de cómo vestirse. Creen que manteniendo una
fisonomía linda y muy bien vestida, será suficiente para mantener
encendida la llama del amor que se encendió en su matrimonio. Pero un
buen día, el esposo alcanza a ver las arrugas, las primeras canas, las
huellas del tiempo —a pesar del peluquero, los vestidos, la gimnasia, las
fiestas, los compromisos— y, lo peor, las huellas en la mente de la esposa
van llenando su corazón de más futilidades: revistas que la llevan a
fantasías románticas e inducen a un comportamiento pecaminoso.
Así, sin darse cuenta, el tiempo va marcando el corazón de las
mujeres que pierden horas y horas en las novelas, en la televisión, en las
reuniones sociales, en el teléfono y estas vanidades ingresan a su hogar
llevando, la mayoría de las veces, al adulterio de los esposos que por
medio de las novelas son inducidos a una vida de aventura y a conocer
jóvenes como las que hoy están endiosando las telenovelas… Si las
mujeres continúan teniendo una vida vacía no estarán en condiciones de
dar nada a sus maridos y a sus hogares, porque nadie puede dar de lo
que no tiene. “De la abundancia del corazón hablan los labios”…
La mayoría de las mujeres desconocen la sabiduría, no tienen alegría,
sus rostros son fríos, marcados por los problemas, por las tristezas, por el
pecado de la vida, y al hombre no lo atrae ésto pese a la gimnasia, al
peluquero, a las ropas nuevas; pese a tantos pretendidos remedios.
Hijas Mías, existen dos caminos para su vida: el de la ignorancia que
no tiene sabiduría, ni alegría, ni vida. El otro, que es la solución para la
vida individual, para la del matrimonio y para la educación de los hijos.
Este último, les dará alegría de vivir, belleza, inteligencia, paz. Es el
único camino que les dará vida y llevará a la salvación a ustedes, a su
matrimonio y a sus hijos. Al buscar primero el reino de Dios y Su
Justicia, serán salvados sus matrimonios, a pesar de las violentas
tentaciones del mundo actual y, por medio de ustedes, también sus hijos.
Lean Mateo 6, 33 y Hechos 16, 31.
No traten de ocultarse diciendo que el mundo es el culpable.
También la culpa es suya, porque no han buscado un tiempo para la
oración, para el crecimiento espiritual como pareja y como familia. La
culpa es suya por no haber participado de la Santa Misa y en ella recibir
su medicina: Yo mismo. La culpa es suya por no haber llenado su
corazón de sabiduría, verdad, luz, salvación, alegría, paz y el amor de Mi
Padre. Todo ésto viene por el conocimiento de la Santa Biblia.
Yo Soy la solución, y esta solución viene por medio de la Palabra.
Buscar, en primer lugar, el Reino de Dios quiere decir buscar, en primer
lugar, al Rey de Reyes, y todo rey ejerce su reinado por medio de sus
edictos, de sus normas, de sus leyes. Yo, como Rey, ejerzo Mi reinado
sobre ustedes por medio de Mi Palabra, donde les digo lo que deben y
no deben hacer.
Corran, hijas Mías, aun es tiempo de salvar a su familia, ¡corran! No
11

pierdan ni un día más, corran hacia la Misa y participen de ese encuentro
Conmigo en la Eucaristía. Oren todos los días, únanse a Mi Madre en el
Santo Rosario, que es la oración por medio de la cual se unen Conmigo a
través de la mejor esposa y madre que hubo en la historia de la
humanidad: María.
La Biblia dice que la palabra nunca vuelve a Dios sin producir fruto,
y hoy ella deberá producir fruto en tu corazón. Sólo Yo puedo tomarte
de la mano y decirte: “No, por ahí no, por ahí es la muerte, el
sufrimiento, la destrucción. Ven hacia acá, donde está la vida, donde está
la alegría, donde está la salvación”.
Conságrense y consagren sus familias a Nuestros Corazones.
Empiecen a orar con los suyos, sin imponerse. Una pequeña oración en la
mañana, en la mesa, en la noche… Quien no ora, no tiene deseo de orar.
Familia que ora, es familia que vive unida. Esposo que ora, es esposo fiel.
Esposa que ora, es esposa responsable de su familia. Hijos que oran, son
respetuosos de sus padres. ¿Quién tiene la culpa de que sus hogares
estén mal? ¿el mundo?…

APÓSTOLES DE LA NUEVA ALIANZA: AMEN
CM-11

15-Feb-97

Jesús

El estilo de vida que Yo quiero que adquieran está cimentado en las
Sagradas Escrituras y refrendado en Mis Mensajes, desglosada toda cita,
toda enseñanza, porque al hombre de hoy, descreído y doliente a causa
de una sociedad violenta, de una Iglesia desacralizada, debo hablarle con
palabras actualizadas, ejemplos contemporáneos puesto que no tienen
tiempo ni ganas de leer la Biblia.
Ahora hablo al Apostolado de la Nueva Alianza y les pido que no
permitan que gente con poder humano los asusten. Muchos hijos se
alejan por el temor a ser valorados, porque no ven más allá de los
prototipos humanos.
¡Cuán grande es el deseo de una gran intimidad con Mis hijos!
Conmigo no van los estándares humanos. Mis Santos son simples,
sencillos, y llamo a todos a ser Santos… Yo deseo aclararles que, querer
amar es cuando hay hambre de amar; pero amar verdaderamente es
vivir sin decepción, sin hambre de amor, porque quien ama está
satisfecho… Todo el mundo desea ser amado, por ello es que son tan
difíciles las relaciones en este mundo moderno. Porque no saben amar.
Cuando vayan enseñando a otros Mis Mensajes, cuando vayan
instruyendo a otros grupos, verán que en la simplicidad de Mi amor les
enseño para que sepan cuán amados son cuando dan amor a cambio.
Comprobarán que hacer la Voluntad divina es confiar en que, aquello
que estás haciendo para que Mis deseos sean satisfechos será hecho
realidad, por su confianza en Mí y no en el Mensaje. Cuando dudan de lo
12

que están haciendo, por inseguridad, entonces ésto no viene de Mí. Es el
maligno que les quita fuerzas y siembra las dudas en sus almas, para que
no ejecuten Mi Voluntad. El dudar, generalmente llega cuando miras tus
propias acciones, tus intereses, y ello falla. Si fue de acuerdo a tu diseño,
a tus propios planes, no es la Voluntad de Dios.
La mayoría de las veces ustedes diseñan su plan y parece trazado así,
pero se olvidan de que Yo Soy el alfarero y ustedes arcilla; y cuando
dibujan una línea a la derecha, Yo añado dirección; cuando su línea está
torcida, Yo la enderezo; unas veces con amor, las más con Misericordia y
muy pocas únicamente con justicia. Entonces, Mi Voluntad se hace
siempre en quienes confían en Mí…

NUEVA EVANGELIZACIÓN
CM-12

16-Feb-97

Jesús

(He conocido a una persona que, de alguna manera, estará ligada
espiritualmente a mi vida.)
Hija Mía, soy Yo quien ha previsto esta cita, este encuentro y este
momento de hoy, junto a Mi hijo, rico en amor, en sabiduría, con amplios
conocimientos, para que sea Mi representante en la tierra, para que
escuche tus confesiones y te guíe con sus consejos. Lee Isaías 44 y pídele
a él que también estudie esta cita. Misericordia es el poder divino de Mi
amor que fluye hacia quienes se encuentran necesitados.
Pequeña, hoy empiezan un camino sumamente serio y de muchas
responsabilidades. Quiero que, como primer paso, tomen conciencia de
lo mucho que los amo; de que nada es más dulce que este amor, puesto
que procede del Padre. Así, cuando ustedes pasen a través de
turbulentas aguas, Yo estaré con ustedes y no se ahogarán; cuando
caminen a través del fuego, las llamas no los consumirán. Cada persona
que Ha sido marcada con el signo de Dios conquista al mundo con el
poder de su fe y su amor. Quien no esté listo a sufrir todas las cosas y a
quedar confiado a la voluntad de su amado, no es merecedor de llamarse
Mi alma amante.
Tomen conciencia de que el amor es una comunión, es gentileza,
fuerza, gracias sumisas. El amor, al mantener la guardia sobre todos los
sentidos, es casto y sensato, fiel a Dios. Ahora, si Yo amo tanto a Mis
hijos y quiero salvarlos, ustedes deben amar de igual manera al hombre,
para llegar a él con Mis Palabras, con los cientos de Mensajes que tienen,
para ser Mis dignos Apóstoles, así Mi amor alcanzará la perfección en
ustedes.
No piensen que en este camino de la Nueva Evangelización nunca
sentirán ninguna dificultad, ni sufrirán cualquier aflicción; la verdadera
virtud del amor es justamente ofrecerse a sí mismo con todo su corazón
sin buscar consuelo en cosas chicas o grandes, sin esperar que alguien se
13

los agradezca. Contrariamente, su camino estará lleno de obstáculos, de
críticas, de envidias. Pero si son uno sólo Conmigo, verán Mi rostro con
gran alegría, sabiendo que fueron llamados a algo grande y que están
haciendo lo correcto.
Cuando sufran injusticias o soporten pruebas por el reconocimiento
de Mi presencia, siéntanse felices porque ésto no es otra cosa que Mi
gracia trabajando en ustedes…
Quiero que lean Juan 17, 22. Con respecto a Mis afirmaciones de su
inserción en el amor del Padre por Mí y en Mi amor por Mi Padre, van
más allá de lo que podrían imaginar. Si aceptan con fe estas
afirmaciones, transformarán sus corazones, los llenarán de una alegría
sublime y serán conquistados íntegramente…
Veamos, Mi Padre no se limitó a revelar su amor por ustedes en Mi
corazón y a presentarles Mi amor como el modelo por imitar, sino que
los inserta en el amor que hay entre El y Yo, cuando aman creyendo y
creen amando. Ahora lean Juan 15, 9 y se encontrarán realmente ante el
misterio más íntimo del Dios trinitario que quiere llevarlos a Mi ardiente
Corazón.
Próximo a afrontar Mi Pasión y muerte dolorosísima, hablé a Mi
Padre de Mis discípulos; pero hablé también de todos los que, mediante
Mis enviados, abrazarían la fe. Hablé de ustedes, oré por todos ustedes
para que, amándose mutuamente y permaneciendo unidos, participen
de Mi amor por el Padre y del amor del Padre por Mí.
Cuando tengan que salir a evangelizar, lean esta cita y oren con
confianza ilimitada. Este es el programa maravilloso que les propongo:
sumergidos en el amor de Dios, amarme a Mí y a Mi Padre; en el Espíritu
Santo, entregarse sin reservas al Padre y a Mí, confiados totalmente, para
percibir la misión de salvar almas.
Enfréntense con la realidad: el tiempo de segar llega y la cosecha es
abundante… ¿Quieren comprometerse Conmigo?

LES DOY MI AMOR
CM-13

17-Feb-97

Jesús

Amada niña, Soy Yo quien decide qué carisma doy a cada cual; el
carisma que le corresponde en Mi plan de amor. Me parece ilógico que se
proponga algo que no va de acuerdo a Mi Voluntad… ¿Tendría alguno
de ustedes que cuestionar por qué hice de Teresa una Monja y no de
ustedes? O, ¿por qué Francisco de Asís fue Santo y no Lenin?… Hijitos,
no se tomen atribuciones que no son humanas ni se sientan responsables
de actos que no son de su exclusiva creación.
Den gracias por el regalo que reciben y oren para que Mi gracia
ilumine muchas almas en tinieblas, a través de sus futuras acciones
evangelizadoras, pero no busquen cuestionamientos desde el primer día.
14

Yo Soy su Dios y sólo Yo sé por qué quito y por qué doy. Les
aseguro que no es por méritos suyos sino por gratuidad…
Para empezar su sesión, primero leerán Efesios 3, 14-19. Bien, no ha
sido una casualidad que hubieran empezado este estudio después del
miércoles de Ceniza. Lean Marcos 1,15. Metanoeite, que es palabra griega,
significa una nueva disposición interior, la renovación del corazón
obrada por la apertura al evangelio, que Soy Yo, y por la confiada
donación mediante una fe comprometida.
Lean Ezequiel 36, 25-26. Ahora les explico. La alegre noticia es la
expresión del amor divino por ustedes; la conversión, el cambio de las
disposiciones interiores es posible porque Yo les doy un corazón nuevo y
Me propongo enviar Mi Espíritu a sus corazones, a sus mentes, a sus
bocas, siempre y cuando ustedes así lo quieran.
Yo deseo inscribir Mi amor como un don, como Mi nueva ley en sus
corazones, pero limpios y entregados. Quiero que sean capaces de
pensar, de querer y desear de una manera totalmente nueva. Quiero
darles el don del conocimiento, fruto del amor, de este amor que va de
Mí y los trae a Mí, que Soy el amor en persona.
Lean Mateo 5, 8; Efesios 3, 17; Efesios 1, 14… Atiendan lo que voy a
revelarles.
En el lenguaje de las Sagradas Escrituras, corazón significa la
conciencia que ha llegado a ser perspicaz y sensible en virtud del amor.
Se trata de un modo de conocer totalmente nuevo, al unísono Conmigo y
con la comunidad de Mis Apóstoles, de una nueva experiencia de la
solidaridad salvífica. De una conciencia que ha comprendido
profundamente el sentido comunitario y vicario de la redención.
Con el conocimiento de Mí y de Mi Padre, la conciencia humana
adquiere una nueva capacidad cognoscitiva, con nuevos horizontes, con
un nuevo ardor por la verdad, el bien y la belleza. Esto, pequeños, es
pura gracia y no sólo una justificación que viene de lo externo.
Lean Juan 6, 44; Lucas 10, 22; Mateo 11, 25. Con el conocimiento
Nuestro en virtud del amor redentor todo aparece en su verdadera luz…
El ojo del corazón, su conciencia profunda, se vuelve perspicaz; ahora ve
todo de manera distinta y posee una fina sensibilidad.
El descanso sobre Mi pecho, la inserción en Mi Corazón, hacen que
la conciencia pueda ver todo con Mi mirada, hasta el sentido profundo
de cada mandamiento. Logran que pueda captar extraordinariamente los
signos de los tiempos, los posibles modos de hacer, aquí, ahora, el bien y
de dar testimonio.
El huracán de las pasiones que los destrozan y los afanes de un ‘Yo’
egoístico callan, cuando llegan a descansar en Mi pecho. La paz del alma
es el arraigamiento de su verdadero ‘Yo’ en Mi amor; entonces los
inundan nueva fuerza y alegría; ven con ojos nuevos el sentido de cada
uno de Mis mandatos y aun de las pruebas; las decisiones de su
conciencia se tornan más convincentes.
15

Si el corazón del hombre se deja conquistar por Mi amor y por la
capacidad de amar Conmigo, si la memoria agradecida llega a plasmar
ésto de manera suficiente entonces su conciencia, unida al subconsciente,
podrá llegar a una paz profunda, semejante a las aguas cristalinas de un
lago tranquilo. Todo ésto, hijos Míos se manifestará, no solamente en
decisiones perfectamente conscientes sino que se traslucirá en su forma
de evangelizar. Lean Mateo 15, 18 y Mateo 6, 21. Si han hecho todo por
Mi Reino, por Mi amor que supera toda comprensión, entonces
limpiarán su memoria y será transformada en una memoria agradecida
para alabanza del Padre… Exito, hijitos, estoy con ustedes…

BÚSQUEN PRIMERO EL REINO DE DIOS
CM-14

19-Feb-97

Jesús

Hijos Míos, quiero que estén conscientes de que todo entusiasmo es
bueno, pero los prevengo para que autoevalúen que sus intenciones no
sean nunca para ustedes mismos, sino para la gloria de Dios. De este
modo, es bueno que iluminen su mente y espíritu a través del
entusiasmo, pero tengan cuidado de que sus intenciones no sean para su
propia satisfacción por vanidad, en lugar de ser satisfacción para los
cielos.
No vayan a sobrecargarse por el trabajo que realicen por Mi causa,
de modo que los perturbe. Les digo ésto porque muchas cargas de
responsabilidad vendrán y pasarán. Serán atacados, mas no por mucho
tiempo porque deberán poner su confianza en Mí.
Dense tiempo para evaluarse y permanentemente irán verificando
que sus acciones y manera de vida son aquellas que confirman Mi
presencia, Mi amor. Les digo ésto porque muchos empiezan entusiastas
para conquistar, pero pocos se dan cuenta de que la manera de
conquistar es dejarse primero conquistar por Mí.
Quiero decir que todos los placeres de uno mismo deben ser
primeramente conquistados y, por su naturaleza humana, pueden ser
conquistados únicamente en medio del dolor, de la oración. Tengan
cuidado cuando hagan cambios, para que esos cambios sean en favor de
su bienestar en Mi Reino y no por su bienestar en la tierra. Créanme que
habrá una enorme diferencia y Yo la buscaré en la pureza de su alma
para engrandecerla.
Estudien el texto que tienen, agárrense de la Biblia, coman Evangelio
permanentemente. Permitan que su comportamiento hable por las
palabras de sus acciones, no hay tiempo para derramar energías cuando
Yo les concedo el regalo del amor, a través de esta enseñanza.
Han empezado el estudio de este libro en Cuaresma. Nada impide
que no puedan aprenderlo en estos cuarenta días. La clave es ésta:
16

+
+
+
+
+
+

Lectura del texto.
Lectura de los Evangelios.
Oración.
Encuentro Conmigo en la Eucaristía.
Conversaciones, diálogos frente a Mis Sagrarios.
Sumergirse en el amor de Mi Sagrado Corazón.

Y como resultado de todo ésto, el cambio, el pulimento de todas las
aristas, minuto a minuto…
No hay fórmulas mágicas. El auténtico evangelizador se va
formando cada día, con el encuentro con su Dios, no como Eliseo.

PERMANEZCAN CERCA DE MÍ
CM-15

20-Feb-97

Jesús

Quiero que Mis hijos sepan cómo Yo deseo que la felicidad interior
sea su modo de vida. Para tener paz, un hombre no debe perder el
sentido de sí mismo; debe utilizar bien y multiplicar los talentos y dones
que les fueron dados. Invertir en el éxito en lugar de invertir en la
adoración del éxito, porque estos medios pueden confundirse con los
fines.
No Me vean como un instrumento de su felicidad, sino como el fin
intrínseco de vida que buscan para su propio bien.
Ustedes son como una malla fina tejida por dentro de Mi Corazón,
por eso los He elegido. Por favor, no se inmunicen contra sus propios
sentimientos. Véanlos como un crecimiento de su humildad para
ejemplificar Mi amor puro.
No pierdan de vista la verdad, no permitan que el mal contamine la
claridad de la visión que deben tener. Permanezcan cerca Mío a través de
su fe. Crean en Mí y el fracaso no existirá porque creerán en ustedes
mismos. Trátense los unos a los otros como si Me trataran a Mí, porque
Yo estoy en ustedes. Sean buenos consigo mismos y serán buenos
Conmigo. Amense a sí mismos tiernamente, aun a través de sus fracasos,
y Me amarán. Busquen servir a otros y estarán sirviéndome a Mí.

TRANSFORMA TU SUFRIMIENTO EN ALEGRÍA
CM-16

21-Feb-97

Jesús

(Para una señora que cumple años en este día.)
Hija Mía, sólo una reflexión para ti en este día.
Con las piedras que encuentres en el camino, sé delicada y llévatelas.
Y si no las puedes cargar en los hombros, como a hermanas, al menos
déjalas atrás como a amigas.
17

El hombre es desdichado porque no sabe que es feliz. Le gustaría
haber nacido y vivido de otra manera y, así, se lastima. Le gustaría
alcanzar una estrella con sus manos, pero es bajito… No te entristezcas
por nada. ¿Te crees una estatua de arcilla? ¡No! Eres aurora y campana,
arquitectura que, para ser Catedral, sólo necesita de tu comprensión y
acogida, de tu benevolencia y cariño con tu destino.
Sé feliz porque son muchos los que esperan participar de tu lumbre,
contagiarse de tu alegría.
No vas a vivir más que una sola vez, no puedes darte el lujo de
despilfarrar tan bella oportunidad. No puedes permitir que se deshoje
inútilmente esta roja amapola (Tú Me entiendes qué quiero decirte con
esta flor). Llena tu casa (tu alma) de armonía y el mundo se llenará de
armonía.
Ten presente que la existencia es una fiesta y el vivir un privilegio
que Yo te otorgo. ¿No vas a agradecérmelo? Entonces adelante, hay una
planta que debes cuidar diariamente, con especial cuidado y mimo: la
alegría.
Cuando esta planta inunde tu casa con su fragancia, todos sonreirán.
Arroja a la basura los sueños, apaga las llamas y toma serena y
sabiamente en tus manos la realidad. Transforma tus sufrimientos en
brazos de comprensión para ti misma y tus entrañas en un regazo de
acogida a la verdad que He puesto entre tu descendencia…
Con amor, Jesús.

LA ORACIÓN ESTREMECE MI CORAZÓN
CM-17

23-Feb-97

Jesús

Hija Mía, tan amada por tu Dios. Así, así es como debes orar, es la
forma de estremecer, de conmover el Corazón ardiente de tu Dios. Oren,
encuéntrense más a menudo Conmigo en la oración, no saben cuánto
necesitan de la oración diaria por Mi Iglesia, por ustedes…
Empiecen con calma los caminos del Apostolado, lee nuevamente las
lecturas de hoy. Eso sí, que nada los calle; si no se puede por un camino,
vayan por otro, pero no se dejen atemorizar…
Por todo ésto es que les pido mucha oración, ayuno.
Haz una confesión de vida con el Padre (menciona el nombre del
sacerdote.)

NO SE DESANIMEN EN LAS DIFICULTADES
CM-18

23-Feb-97

Jesús

Mi niña, ¿no les dije que vendrían problemas? Los problemas
vendrán y pasarán; se moverán hacia dentro y fuera de su camino como
18

marea que hace oleaje en una noche de luna llena. No se desesperen
porque, si supieran para lo que han sido elegidos, no se quejarían de su
carga ahora. Todos Mis Santos y elegidos han ganado la gloria del Cielo
sufriendo muchísimos problemas y dificultades… Acepten con amor sus
dificultades, porque una dificultad ofrecida con amor y fiel compromiso
es el grano más grandioso de la cosecha.
Mantengo la mirada fija sobre ustedes en el compromiso de Mi amor
y Mi elección por ustedes. Nada pasará en lo que Mi mano no esté
también ahí. Confíen en Mí. Debo hacerlos hermosos por dentro para
que puedan ser hermosos por fuera. Solamente quien los ha creado sabe
qué es lo que necesitan para hacerse hermosos a través de estas pequeñas
purificaciones, de estas pequeñas pruebas. Es como fundir metales en
fuego vivo para convertirlos en instrumentos perfectos. Voy utilizando a
la gente y a muchas otras fuentes, todas relacionadas de alguna forma
con ustedes, para formarlos, para fortalecerlos. Su respuesta dicta su
progreso.
Una vez más les pido que sean pacientes. Vayan despacio y confíen
en Mí en los momentos difíciles de su compromiso en la fe y de la
dirección de su amor, estén más necesitados de ser templados y
enfocados en Mí. Ustedes son vasos de amor demasiado importantes en
este mundo; por ello les pido que tengan valor y no se desesperen,
porque lo que les espera superará todos los momentos de dificultad
presentes.

SEAN PACIENTES Y HUMILDES
CM-19

24-Feb-97

Jesús

Pequeña, quiero que digas a Mis hijos que se encaminen siempre a
Mí, tanto cuando tienen tiempos buenos como cuando llegan los
sufrimientos.
El corazón es humilde cuando no le permiten a la conciencia dar
testimonio de su inocencia. Pero ésto no hiere al corazón humilde puesto
que él confía más en Mí que en sí mismo.
Sus acciones hablarán. Los protegeré y calmaré sus corazones a
tiempo. Nadie los herirá con sus palabras, solamente se herirán a sí
mismos. No teman al hombre mortal, pongan su confianza en Mí. Sean
pacientes y humildes, vuelquen sus ojos tierna y confiadamente hacia Mí
y Yo los libraré de su confusión.
No tienen por qué justificarse. Simplemente, permanezcan
silenciosos y prudentes, hallen discernimiento en medio de la oración
cuando alguien se ponga en contra suya. El silencio habla… siempre que
su silencio no conduzca a ocasión de escándalo o pecado a los débiles.
Permanezcan en silencio y cuidadosos. Sin embargo, pongan paz a
cualquier temor sin sentido. Mis Palabras deben penetrar de sus
19

pensamientos directamente al núcleo íntimo de su corazón y ser
resguardadas en un lugar a salvo: el lugar de Mi Corazón en el suyo, Mi
Corazón en el corazón de todos Mis hijos.
Conforme van creciendo en su camino, estén alertas para que su
espiritualidad no los engañe en vanidad, pues entonces se convertirían
en ladrones de sí mismos. Los amo tanto que no quiero verlos usar
energías perdidas en angustias sobre controversias que el hombre impío
y cruel pueda crear.

SEAN OBEDIENTES
CM-20

25-Feb-97

Jesús

Amor de Mi Pasión, aquellos que se humillan en obediencia a sus
superiores, son obedientes a Mí. Quienes se humillan al principio y luego
suben sus cabezas para desobedecer a sus superiores, están demostrando
un orgullo oculto que ha sido plantado muy hondo dentro de ellos.
Yo les pido que sean obedientes a sus superiores en los buenos
trabajos de Dios. El orgullo puede ser engañoso, hijitos; muchos desean
ir por sí mismos pensando que Me obedecen, pero únicamente es a su
orgullo a quien están sirviendo.
En verdad te digo, que a menos que sean obedientes a sus superiores
religiosos, no pueden servir a ningunos de sus hermanos y menos hacer
bien los trabajos de Dios.
Niña querida, todos los trabajos buenos que ustedes hagan
provienen de Mi Gracia. Yo estoy pronto a dar pero, ¿están listos para
recibir? La oración, obediencia, discernimiento y prudencia los
protegerán de una decepción. El mal los puede engañar mediante un
orgullo oculto, jugando a ser Dios…
Sé siempre obediente a tu P. Espiritual. Esto te mantendrá pura y
pobre en pecado. Toma ejemplo del buey. Este animal, mientras trabaja
con la cabeza encerrada en el yugo, trabaja bien y el amo puede juntar
grano para el establo; pero cuando este animal sube la cabeza, el granero
queda vacío…
Atiendan al discernimiento a través de la obediencia. Escuchen en el
silencio. Es mucho mejor vivir en el silencio que vivir en la decepción y
el orgullo. Si sus directores espirituales dicen que pueden hablar sobre
un determinado tema, entonces los buenos trabajos de Dios fluirán a
través de ustedes porque primero han recibido la aprobación de quien
los asesora.
El Mensaje para Mis hijos, como un ejemplo a través tuyo, es que si
ellos son religiosos, entonces primero serán obedientes a sus superiores
espirituales, y siendo así están obedeciéndome a Mí. Toda gloria, toda
alabanza deben primeramente ser dados a Dios silenciosamente,
prudentemente; mediante discernimiento, amor, bondad, docilidad y
20

humildad. Todo orgullo debe abandonar el cuerpo completa y
cuidadosamente, para permitir al cuerpo de Cristo absorber y poseer el
alma, a través de la pureza.
Quiero que tomen ejemplo: así como Yo humildemente Me hago
carne entre las manos de Mis Sacerdotes al consagrar Mi Cuerpo,
ustedes, a través del amor, deben hacerse humildes siendo obedientes a
sus superiores.

TODO ES POSIBLE PARA EL QUE CREE
CM-21

26-Feb-97

Jesús

(Estaba pidiendo por una amiga enferma y me pidió que escriba.)
Pequeña nada, quiero que envíes este Mensaje a aquella a quien
tanto amo, a una de Mis almas víctimas.
Hija Mía, empieza por leer Marcos 9, 23-24. El padre del niño me
dijo: “Si puedes hacer algo”… Yo contesté: “Todo es posible para el que
cree.”
¿Acaso no transformé el agua en vino y dándolo a beber a la gente
mostré Mi gracia y Mi poder?… En la ciudad de Naim, ¿no resucité al
hijo de una viuda? En el desierto de Judea, en Samaria, en Galilea y en
Cafarnaún, ¿no demostré Mi compasión y Mi amor?
Lo mismo que hice hace dos mil años, estoy haciéndolo hoy en el
corazón y en las familias de quienes creen en Mi nombre, en el poder de
Mi nombre. Esto es lo que el hombre de hoy necesita hacer: Creer en Mí,
y para creer en Mí necesitan conocerme, meditar, vivir Mi Palabra con la
fuerza de Mi Espíritu.
Yo quiero hacer maravillas en tu vida y en tu familia. Basta una sola
cosa… Lo que dije al padre del niño, lo digo también para ustedes, a
través de Mi Palabra, lo Estoy diciendo para ti, María, para ti, Fernando,
para ti, Pedro, para ti, Yola, pequeñita Mía: Todo es posible para el que
cree.
Lee Marcos 16, 17-18. Yo les He delegado todo poder para expulsar
espíritus del mal, que oprimen los corazones y la vida de los hombres.
Esto es lo que necesitan hacer: apropiarse del nombre que cura, del
nombre que salva, del nombre que libera, del nombre ante el cual toda
rodilla se dobla en el cielo, y en la tierra.
Sí, cada vez que sientan la acción del enemigo en su vida, en su casa,
en su familia, hablen con autoridad, como Yo lo hice: En el nombre de
Jesús, retírate, Satanás. En el nombre de Jesús, retírate, depresión. En el
nombre de Jesús, retírate, enfermedad física, enfermedad espiritual. En el
nombre de Jesús, lejos de nosotros todo lo que pertenece a Satanás,
porque somos de Jesús, somos hijos de Dios, sólo a El pertenecemos y
somos en este momento lavados y purificados con la Sangre de
Jesucristo, porque la sangre de Jesús tiene poder. Experiméntalo en tu
21

vida, hijita. Aférrate a Mi mano y vence todos los problemas espirituales.
Si tú no das testimonio de Mí en tu familia, ¿cómo van a conocerme?
¿Cómo va a invocarme la gente que no Me conoce? ¿Qué poder puede
tener quien no sabe lo que es Mi vida? La vida que Yo prometo y doy es
Yo mismo y no una vida condicionada por las circunstancias, buenas o
malas. Llámame, hija Mía, implora el poder de Mi sangre redentora
porque solamente ocurren los milagros para el que tiene fe, para el que
cree.
Tú no sabes cuánto consuelas a Mi Corazón desgarrado por los
sufrimientos; tú ignoras cuántas veces tomo tu mano y beso con infinito
amor tu frente, tu rostro dolorido… Pero es preciso que leas, medites y
vivas Mi Palabra cada vez más. El ser humano no es una isla, necesita de
una comunidad de fe, de un grupo de oración. Gente que vaya a orar
contigo, que te impulse a vivir Conmigo las 24 horas de cada día… Sin la
Eucaristía y la oración personal, es difícil crecer en la fe y en Mi
conocimiento. Así como en una casa santa sientes Mi paz, en un alma
santa encuentras Mi amor.
Ora alabando a Mi Padre en las mañanas y luego de llenarte de
Nosotros, pide Mi Espíritu. Entonces harás como un pequeño exorcismo,
te doy un ejemplo: En el nombre de Jesús, yo te lo mando: retírate,
Satanás, retírate depresión, retírate enfermedad física, mental, odio,
amargura y pecado, porque yo Soy de Jesús, soy hijo de Dios y yo te lo
mando. Espíritu del mal, póstrate delante de Jesús y aléjate de Mí, de
esta casa, porque la Palabra de Dios dice: “al nombre de Jesús, dóblese
toda rodilla en el cielo, en la tierra y en el abismo. Y toda lengua
proclame que Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.” Retírate,
Satanás, en el nombre de Jesús, porque Jesús tiene compasión de mí.
Luego agradece, pequeña, siempre agradece el poder de Mi Nombre, el
poder de Mi Sangre…
Luego viene el momento de la gracia. Entrégame estos minutos y
colócate en Mi presencia, para Conmigo adorar al Padre. Confía en Mí,
Yo sé exactamente cuáles son las necesidades de cada hijo y tú, ¿sabes
cuáles son Mis necesidades con respecto a ti, a tu familia? Medita, hija,
llénate de Mi Palabra y acoge a Mi Espíritu en tu corazón para que te
inunde de fe; que encienda en tu pequeño corazón la fe ardiente, el amor
a Mi Palabra la esperanza, la caridad para que puedas ser una cristiana
resuelta.
Te pido que unas a tu familia y hagan esta pequeña oración: Señor,
Dios Padre todopoderoso, este Tu pueblo está enfermo. Enfermo del
alma y enfermo del cuerpo. Y nosotros queremos clamar en este
momento: cura a Tu pueblo de toda falta de amor, cura a Tu pueblo de
toda cerradez del corazón, de toda tristeza y angustia, de toda falta de fe
y perdón. Oh, Señor, socorre a Tu pueblo en las dificultades de
crecimiento espiritual, socorre a Tu pueblo carente de Tu gracia y de Tu
amor. Ten Misericordia de nosotros en el nombre de Jesucristo, tu Hijo,
22

amen. En Mi nombre, perdonen, hija Mía…
Ahora, dime, ¿no quieres parecerte a Mí? Mi pobreza es reina del
mundo… Tu voluntad de amar es la libre desnudez de tu sensibilidad,
su purificación. Tu corazón ama sin saberlo y tus obras siguen sus
impulsos. El vacío de tu corazón es el sobrante del Mío ansioso de amar
y de darse… El vacío de un alma —adquirido por experiencias,
renunciamientos y sacrificios— es el lleno del Amor. Para que pueda dar
su plena medida, el recipiente tiene que estar vacío de las vanidades
mundanas. Es éste el motivo de por qué quiero de ti el desprendimiento
de lo creado para dar todo el lugar a lo increado. En él volverás a
encontrar tu sensibilidad de amor purificada.
Yo siembro el amor a manos llenas, pero únicamente produce
cuando la tierra está bien preparada para recibir la Simiente celestial. Los
pequeños mendigos del amor, los hambrientos, se nutren y a su vez
nutren a Aquel que los alimenta. El vaivén del amor no cesa en las almas
que lo aceptan. Lo máximo del amor es amar a través de todos los
sufrimientos de la vida; es el hacer de tu corazón un brasero de amor y
de caridad; es la transparencia del amor metamorfoseándose en piel del
cuerpo humano; es lo sobrenatural transformando lo natural; son las
escorias del pecado desapareciendo en las enormes profundidades de lo
divino para allí ser exterminadas… Es la voluntad del alma
profundamente unida a la Mía y lo natural solo se mueve bajo la acción
del Espíritu del amor, es como un tul transparente que se conforma con
lo que recibe libremente de Mi ternura y a su vez, se hace también
ternura…

CONOCE EL VERDADERO AMOR
CM-22

28-Feb-97

Jesús

Voy a hablarte de un tema que tal vez lo estabas esperando
inconscientemente. Quiero que leas Juan 3, 16 y luego el Salmo 61, 6. Y
voy a contarte una historia. Había una mujer judía, mayor, que por
imposición de su hijo acepta como cocinero a un hombre de color, más
joven que ella. Al principio sintió una aversión grande hacia él, no por
racista, sino porque se le había quitado su libertad de hacer lo que
quisiera con su cocina.
Con el tiempo, y como fruto del diálogo que se fue estableciendo
entre ellos, nació la amistad, una relación de amor y de respeto humano
tan profunda entre los dos que, al final, pasados los años, ella sentía más
gusto de estar con su amigo cocinero que con su propio hijo…
En la vida espiritual del hombre ocurre así: Mi amor se instala en su
corazón como con un toque de magia y muchas veces quieren que sea
así. A veces tienen una experiencia fortísima de Mi amor, pero como con
esta señora y con su cocinero, fue necesario el tiempo y el diálogo para
23

que ese amor se fuera asentando, construyendo. Conmigo sucede igual,
también ustedes necesitan tiempo y diálogo para acoger Mi amor. No
sólo eso, también necesitan algo que está en las escrituras: disciplina.
Lean Proverbios 6, 23.
Para que Mi amor se instale permanentemente en su vida, necesitan
disciplina en su vida espiritual. Obsérvalo, en razón de la convivencia de
aquella señora con su cocinero, fue naciendo entre ellos un amor muy
grande; de la misma manera, la convivencia de ustedes Conmigo los
hará conocer y vivir el gran amor. Lean Juan 15, 9. El instrumento para
que el amor fuera instalado entre la mujer de Mi parábola y su cocinero
fue el diálogo, la palabra. Yo actúo con ustedes de la misma manera. El
modo como Dios los ama es también a través del diálogo de Su Palabra.
Y es justamente allí donde entro Yo porque, Yo Soy la Palabra, Yo Soy el
Verbo de Dios.
El amor de esta parábola, no es el amor carnal, sino el amor que
viene del respeto mutuo, de la admiración, del servicio, de la convivencia
y del diálogo. Conmigo es igual, el diálogo y el amor se van
estableciendo lentamente entre ustedes y Mi Padre, a través Mío, a través
de la oración, de la lectura y de la vivencia de la Palabra de Dios.
Así como el cocinero diariamente iba a la casa de aquella señora y
poco a poco fueron conversando y conociéndose, también ustedes, si son
disciplinados, si se detienen diariamente para orar, para conversar
Conmigo, para leer las Escrituras Sagradas, para participar en la Misa y
recibirme en la Eucaristía, para ir a un grupo de oración, también este
diálogo con su Dios se irá estableciendo y experimentarán Mi amor.

AMAME SOBRE TODO
CM-23

4-Mar-97

Jesús

Mi dulce hijita, ¿extrañabas Mi voz? Es así, Me gusta dejarme buscar
y encontrar por ti. Debes saber que Yo moldeo a Mis elegidos, muestras
vivientes de Mi amor, sin importar cuán impuros sean, cuán imperfectos
se muestren. Este es el modo en que Mis hijos pueden asegurarse de Mi
enseñanza. Quiero decir que si fueras una persona sabia en teología o
muy enterada de Mi vida y enseñanzas, no sería posible persuadir a Mis
hijos. Pero Yo te elegí a ti, mujer común y corriente, pecadora como
cualquiera; caprichosa como pocas, arrogante, orgullosa… Así quise
tomarte y hacer en ti Mi mayor obra contemporánea de Misericordia y
amor para el mundo para que, al sacarte de la oscuridad a la luz de Mi
Reino, aumente la esperanza de Mis hijos…
Quiero que sepas que quienes dejan de lado sus egoísmos, pueden
obtener amor propio… Hablo del verdadero amor propio. Quiero decir,
un amor propio para amar verdaderamente, un amor propio que
solamente se enfoca en Dios; un amor propio que se niega a sí mismo y
24

tan sólo quiere obtener aquello que Yo quiero. El amor propio que Yo
inculco es amarme sobre todo, por arriba de sus deseos, ser paciente,
soportar.
Son felices aquellos que se regocijan en Mí cuando todo marcha bien,
pero no se alegran voluntariamente cuando llegan los sufrimientos.
Desean seguirme únicamente cuando todo parece bien, pero no pueden
seguirme cargados de una cruz. Y quiero que sepan que los verdaderos
seguidores Míos, Me aman tan incondicionalmente que solamente
anhelan los frutos de Mi viña, maduros o por madurar, es decir, sean
tiempos buenos o malos.
Quiero aclararte algo: Yo doy la paz que el mundo no conoce;
aquellos que, abrumados, se abandonan completamente hacia Mí, viven
en Mi paz; una paz de unión, como cuando tienen una comida juntos,
partiendo el pan, caminando hacia adelante y no dándole vueltas al
pasado.
A este amor propio Yo aliento cuando, especialmente en los tiempos
malos, esa unidad del amante y el pecador es transfigurada en unidad de
amante a amante. Entonces, la cruz viene a ser el enlace entre el Norte y
el Sur, el Este y el Oeste… Las pruebas del seguidor mediante la cruz,
vienen a ser la dulzura, la fructífera consumación de la unión total. Esto
es cuando un alma es purificada para ser vista digna ante los ojos de
Dios, para amar como Yo amo, para ser Misericordioso así como Yo Soy
Misericordia.
Tomen su decisión, su compromiso final y su confusión se disipará.
Luego, todos los obstáculos llegarán a ser las puertas; su deseo será
únicamente el Mío y el amor propio podrá comenzar a guiarlos a la
unión de la consumación de Mi amor.
No sospechas cuánto te amo, querida niña. Es por eso que te
disciplino, para enseñarte… Si no te amara tanto, no te partiría para
darte a los demás, Yo no hubiese sido partido en humilde resignación
para salvarte.
Ahora, pasando a la clase de Biblia, ni se imaginan cuán bueno es
que estudien todo ésto, que puedan nutrirse de Mi Palabra. Necesitan
tiempo para ser amados por Mi Padre a través Mío. Es preciso que lean,
mediten y vivan la Palabra en el poder del Espíritu Santo. Necesitan
tener su oración personal como les enseñé Yo mismo. Lean Mateo 6, 6. Es
preciso que sean amados por Mí en el silencio de su corazón, porque su
corazón y su alma tienen sed de Mí; lo dije hace pocos días…
Mira, hijita, los novios suelen encontrarse para intercambiar entre sí
su amor humano. Ustedes necesitan enamorar a Dios a través Mío. Como
los enamorados, necesitan gastar tiempo uno para el otro. La persona
que es amada por Dios no sufre soledad; la persona que es amada por Mí
tiene el sentido de la vida y —escucha bien— nadie vive solo cuando
tiene a Dios en el corazón. Mi amor tiene el poder de suplir todas las
necesidades de sus almas.
25

Antes les hablé de la disciplina. No se acuesten por la noche sin
haber tenido durante el día un tiempo de oración y de lectura de Mi
Palabra. Tienen un horario para trabajar, para comer, para tantas cosas.
Es necesario también tener disciplina en su vida de oración, para leer las
Sagradas Escrituras, para reflexionar en todos los Mensajes que les voy
dando. Así Mi amor se irá estableciendo en sus corazones día a día y
serán transformados por este amor poderoso. Del mismo modo también
perdonarán y amarán más a sus hermanos. Pedir amor a quien no tiene
amor para dar es imposible. El hombre únicamente puede amar en la
medida en que primero se sienta amado por Dios.
Lean el Salmo 61, 6. Aquí está la solución para todos. Si quieren ser
felices, si quieren vivir la paz, ser alegres, si quieren tener vida, no una
vida cualquiera sino vida en plenitud, vida de hijos de Dios Padre,
busquen, experimenten cada día, cada hora Mi amor, porque así tendrán
todo aquello que desean en su vida y podrán también difundirlo entre
sus hermanos tan carentes de amor, todo el amor que Yo estaré
derramando en sus corazones.
Hoy les pido, dejen que Yo los ame a través de la lectura de las
Sagradas Escrituras, de la Eucaristía, de la oración personal y silenciosa.
Para aquella hija que tiene tanto sufrimiento, para todos ustedes que
no saben orar, pequeña Mía, escribe unas oraciones, tú sabes cómo
hacerlo.

ORACIÓN
Padre Dios, Padre santo, Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de
amor, Padre creador, te amo, te alabo, te adoro, creo firmemente en Tu
amor, creo en Tu poder creador, creo en Tu perdón porque lo he
experimentado, creo que Tú eres un Dios lleno de compasión y lleno de
Misericordia para con nosotros. Padre, creo que Tú nos amaste tanto
que nos diste a Jesús, Tu Hijo unigénito, como nuestro único y
suficiente salvador… ¡Oh, Padre!, hoy, movida por Tu Palabra, quiero
estar en Tus manos, quiero entregarme totalmente, incondicionalmente
a Ti y a Tu amor.
Amado Jesús, Toca mi corazón, lléname de Tu presencia, con Tu amor,
con Tu poder. Unenos en una sola fe, en un solo bautismo, en un solo
espíritu, para que podamos adorarte. Tú eres el amor del Padre para con
nosotros, te agradezco, Señor por Tu SI al Padre, por Tu obediencia, por
ser nuestro intercesor delante del Padre. Jesús, unida a Tu Corazón,
quiero abrirme totalmente a Tu amor, a Tu Espíritu para poder,
Contigo, en Ti y por Ti, adorar a nuestro Padre eterno. Solamente a
través Tuyo puedo sentir, experimentar y probar este amor que salva,
cura y libera.
Te amo, Jesús, te agradezco y quiero decir SI a este amor tan grande.
26

Quiero abrir mi corazón en un acto de fe, un acto de mucha confianza,
un acto de mucha entrega y quiero acogerte en mi vida. Señor, puede
ser que Tú encuentres mi corazón en mal estado, tal vez con pecados,
sin alegría, sin mucha esperanza, lleno de amargura, lleno de dolor y
angustia, pero Tu Palabra me ha llenado de esperanza y de fe. Sé que
solamente Tú puedes expulsar de mí todo este vacío de vida, de
angustia, todo este estado de búsqueda.
Tú eres la vida y yo te acojo en mí, te recibo como a mi salvador. Ten
Misericordia de mí, ven a mi corazón y lávame en Tu sangre preciosa,
perdona mis pecados. Ten Misericordia de los tiempos en que andaba en
la ignorancia de Tus leyes, de Tu Palabra, de Tu amor. Ten compasión
de todo el odio que encuentres en mi corazón, ten compasión de tanta
amargura, de tanto rencor, de tantas ideas tontas, de tanto deseo de
venganza. Jesús, ten Misericordia, mira los lugares de mi ser que están
sometidos al mal… A veces no logro vencer las tentaciones, ten
Misericordia de mí y por el poder de Tu nombre y de Tu sangre,
líbrame. Tú sabes que mi confianza y mi esperanza están en Ti. Todo
aquel que deposita lo suyo en Ti es una nueva criatura que no puede ya
estar bajo el dominio de Satanás, bajo el dominio del pecado, sino bajo
Tu gracia.
Señor, dame la gracia de ser inundada con Tu Espíritu, de ser lavada.
Que esta fuente de agua viva brote en mi corazón y me arrastre hacia la
vida eterna, limpiándome, purificándome, vivificándome, curándome,
salvándome.
Espíritu Santo de Dios, amor del Padre y del Hijo, ven a mi corazón.
Tú, que eres la luz divina, expulsa las tinieblas que existen dentro de
mí, quema toda maldad que encuentres. Ven Espíritu de amor, yo te
pido en el nombre de Jesús que hagas de mí una criatura nueva, ven
Señor y cura mi corazón. Te lo entrego todo, mis sufrimientos, mis
dolores, mis pecados, toda rebeldía que pueda existir dentro mío, te
entrego todo apego a las cosas materiales, toda falta de conciencia de
pecado, te entrego lo que soy lo que tengo y lo que puedo.
Espíritu de Amor, dame el don de la oración, dame el entendimiento de
Tu Palabra, revélame la presencia de Jesús en la Eucaristía, intégrame
en Tu Iglesia, dame el gusto por la vida espiritual. Te lo pido con mi
madre, la Virgen María, quien camina conmigo e intercede por mí y en
nombre de mi amado: Jesús.

UNANSE A MI CORAZÓN EUCARÍSTICO
CM-24

15-Mar-97

Jesús

(Durante un retiro espiritual en Santa Cruz.)
Amor de Mi Pasión, mañana hablarás de la Comunión y quiero que
digas a Mis hijos que, en este encuentro, les pido que se unan a Mi
27

Corazón Eucarístico durante la Santa Misa de cada día; que acojan las
infinitas riquezas que allí les otorga Mi Corazón, para aplicarlas en favor
de toda la humanidad.
Que, durante el día, renueven esta intención mediante la unión a Mi
Sacrificio perpetuo. Que Me ofrezcan al Padre, que ofrezcan el amor y la
paciencia de Mi Corazón Eucarístico. Con la ofrenda de Mi Corazón,
suplen infinitamente todos los ultrajes que Mi Padre y Yo recibimos;
suplen la falta de amor de muchas almas, aun de almas consagradas.
Hijos Míos, piensen, compruébenlo, ¿por qué estoy juntando a Mi
rebaño y ansío unir a estas ciudades para que se extienda su influencia al
resto de su Patria?
Esta ciudad será salvada mediante la adoración a la Santa Cruz. Allí
empezó su redención. En Cochabamba se adorará Mi Corazón
Eucarístico y todo ésto será encaminado por un grupo que trabajará por
La Paz… Piénsenlo, no hay casualidades en los planes del Cielo.
Ahora, pequeños, Mi Corazón se gozaría si se esforzasen por recibir
la comunión con el fervor que deseo. No les pido mucho: Tan sólo que
los pensamientos, las acciones, los sacrificios, se orienten hacia el gran
momento de la Comunión para obtener todas las gracias que Mi Corazón
desea darles en ese encuentro con el Amor…

EL QUE HA RECIBIDO MI PERDON, OLVIDE SU PECADO
CM-25

18-Mar-97

Jesús

Hija amada, ya estamos nuevamente en nuestra casita.
Verdaderamente ha sido una jornada que dará muchos frutos, en su
momento. Se han sembrado pocas semillas pero muy profundas y la
tierra en esas almas está fértil y hambrienta.
Estos hijos Míos han abierto una vez más sus manos y esa
generosidad Yo sabré recompensarla. Cuando lleguen, les dirás que Yo
derramaré abundantes gracias, bendigo con la misma generosidad ese
hogar que Me da mucho contento.
Por favor, di a Mi hija que Yo He olvidado el ayer, ¿por qué se
empeña en recordármelo? Si no son capaces de perdonarse a sí mismos,
difícilmente podrán perdonar a los demás… No quiero que vuelva a
sumergirse en los recuerdos, eso no es Mío. Lo Mío es un sincero
arrepentimiento, sí, pero no enfermizo con respecto a pecados ya
confesados y perdonados. ¿Por qué dudan de Mi Misericordia?
Ahora que hay tanta pobreza y necesidad de alimentos corporales y
espirituales, no derrochen sin justificativo lo que generosamente se les
da…
El Apostolado de la Nueva Alianza necesita de guías que
ejemplaricen con sus actitudes, con su vida modesta y sincera; tan
límpida que Me muestre en cada uno de ustedes.
28

Hija amada, cuídense, no todos tienen la misma forma de pensar y
quienes se aman demasiado, aunque lo proclamen, no tienen espacio ni
capacidad para amarme.
Dejen los comentarios, sean más Jesús en todo momento. Aun con
todo el tiempo que requeriré de ustedes, primero están sus obligaciones
familiares, no descuiden sus responsabilidades. Amenme en sus seres
queridos, en sus amigos y vecinos; ámenme en el necesitado…

DIOS ES INTRODUCIDO EN LA HUMANIDAD
A TRAVES DE MARIA
CM-26

25-Mar-97 (En el día de la Anunciación)

Jesús

Quiero volver a hablarles de Mi Madre… Bajo la guía materna todo
hijo puede llegar a crecer fuerte, vigoroso, si ha tenido vitalidad sana la
madre en el momento de la concepción.
Nací de una Virgen Purísima y bajo todo aspecto sana y Santa. Tomé
Su vigor físico y una vitalidad que debía representar a todos los
hombres.
Todo lo debo a Mi Madre, que lo fue sólo por virtud divina. Quien
niega la Virginidad de María, Mi Madre, está equivocado, puesto que
considera imposible una creación sin concurso paterno. Sin embargo,
aquel que niega la Virginidad de Mi Madre, intente añadir un puñado de
tierra al globo terrestre, intente añadir una lengua de fuego al sol que lo
ilumina. ¿Qué habrá logrado? Tomar un poco de tierra de un lado y
ponerlo en otro; dar al sol una llama que anteriormente donó el sol…
¿Entonces?
Sucede que el hombre no haría nada de nuevo, porque se serviría de
las cosas que a él le dieron. Por tanto, no crearía nada, porque tomaría de
aquí y de allá y únicamente cambiaría de puesto las cosas, pero nada
añadiría, nada crearía.
Y Yo, que Soy el Creador, ¿podría suprimir por una vez la ley que
He dado y que mantengo? Quise, pude y lo hice porque así convenía. He
dado eficacia divina y He puesto cambio en las leyes humanas para
formar la humanidad especialísima que no habría tenido nada que no
sea relacionado directamente con la Divinidad. ¿A quién ha fastidiado la
Virginidad de Mi Madre?
He querido anteponer esta afirmación de la Virginidad de María a
pasajes de Mi vida, porque todo hijo digno defiende a su madre de los
ataques que le hacen los que no la comprenden, y todo hijo bueno siente
que debe mucho de sí a su madre. Defiendo a Mi Madre con el poder que
He tenido en el Cielo y en la tierra y no tardo en abatir a quienes la
ofenden. Abatir con la gracia o con la justicia.
Mi Madre, ¡Qué bella era en Su esplendor virginal, cuando Me
llevaba en su seno, nutriéndome con Su sangre! ¡Cuán delicada, cuando
29

ocultamente adoraba y se humillaba sabiendo que tenía en Sí misma a Su
Creador!
Hablaba Conmigo íntimamente, Me sujetaba a Sí, mientras Yo
dependía de Ella; Me nutría mientras Yo nutría Su alma. Ella Me
gobernaba a Mí, que gobierno el universo y, desde entonces, todas las
cosas que le He dado han pasado a Sus manos como Su propiedad.
Ustedes saben, hijos Míos, que entre todos fue colocada a Mi diestra.
Sin embargo, ¿quién creería que cuando Yo crecía en Ella le fueron
reservadas ásperas críticas y amargas perversidades?
El mundo es lo que es y la Madre de Dios era incomprendida. Yo no
callaba si alguno se permitía ofenderla; a cada palabra irrespetuosa, Mi
alabanza prorrumpía cálida, afectuosa, clara, de Mi pequeño Corazón,
entonces en formación.
Comenzó Mi vida oculta en la relación filial que mediaba entre
ambos; porque si vine por todos ustedes, oh hombres, más todavía vine
por María, a quien amo por encima de toda criatura. Debía ocuparme de
ustedes, pero antes de Mi Madre. Ciertamente por diferentes motivos,
pero siempre con la predilección que He tenido por Ella.
Cuánto quisieran saber ustedes acerca del tiempo que pasé en Su
seno como un cuerpito que se formaba, especialmente en las relaciones
con la Divinidad de Mi Padre y la Maternidad de Ella… Yo mismo,
verbo hecho Hombre, les contaré algunas.
Gabriel trajo a María el anuncio que saben. Ella aceptó y por eso
inmediatamente tomé forma en Su seno virginal. El primer movimiento
de vida que tuve, en cuanto hombre, fue en el instante en el que Ella dijo
“fiat”.
Pequeños Míos, contemplen la grandeza inigualable de Mi Madre.
Criatura frágil en sí misma, pobre e impotente. Pronuncia una palabra,
expresa Su voluntad y, con Su “fiat”, Me trae al mundo a Mí, el Cristo
esperado, el Hijo del Padre hecho criatura humana.
Mi Madre no creó con Su “fiat”, pero Su voluntad unida a Mi
Omnipotencia lleva a cabo un acto creativo que es superior a la Creación
del mundo y de cuanto en él se contiene.
Yo hice el sol, los astros, los cielos, la tierra, el agua, las plantas, pero
todo ésto perecerá en el caos final. María Ha sido llamada a participar en
Mi acto creativo con el cual Me hice a Mí mismo Hombre. Acto de
infinito poder, acto en el cual Mi Madre obró y quiso obrar a semejanza
Mía, que creó de la nada.
Y así fue. María, Madre solitaria, Madre sin concurso de hombre;
movida por Mí, quiso libremente que Yo naciese en Ella. Por eso Su acto
es el más semejante a Mis actos, porque Yo creo siempre en Mí mismo,
porque nada de lo que hago sale fuera de Mí. Así fue en María, que tuvo
la omnipotencia participada, que prestó, que donó Su humanidad a Mi
Divinidad.
Heme aquí, Hombre entre los hombres, Criatura entre las criaturas,
30

Hijo entre los hijos de los hombres, pero permaneciendo Hijo Eterno del
Padre. En un principio, cuerpo informe; luego, gradualmente, pequeño
niño, hasta la completa manifestación de Hombre en el cual se posaba
toda la complacencia del Padre.
Entonces era natural que, apenas tuve una palpitación de vida, todo
lo refiriera a Aquel de quien descendí y al Cual debía el homenaje y el
amor de Hijo consustancial a El. Por lo tanto, Mi primer acto humano,
mientras todavía estaba oculto en el seno de María, fue de humildad;
acto en el cual no estuve solo sino unido a Mi Madre que, a partir de
entonces, participó de manera inmediata en todos Mis actos.
Me sometí todo Yo al Padre y le di el completo dominio sobre Mí,
hecho Hombre. En seguida, le confirmé el amor que Nos unía en relación
de la Divinidad común. El estuvo satisfecho por sí mismo y por los
hombres, a quienes Yo representaba.
Hijos Míos, deben saber que este primer acto de sumisión y amor al
Padre, fue también de reparación por la rebelión de Lucifer y sus
secuaces y también por las rebeliones de ustedes por lo cual, en aquel
instante, los espíritus rebeldes del infierno se retorcieron de rabia y furor,
tratando inmediatamente de vengarse de Mi Madre. ¡Infames criaturas
que solamente buscan venganza!
¿Puede el Dios del amor acceder a sus requerimientos? ¿Puede el
Dios del perdón conceder al infierno la expresión rebelde de sus
voluntades llenas de odio? No puede, apenas lo permite muy
limitadamente en comparación con los desenfrenados deseos de los
miserables condenados. Pero queda el hecho importante que un Hombre
ha reparado las ofensas hechas por esos espíritus rebeldes y ésto es gran
escarnio para ellos.
Mi misión era —efectivamente— antes que redimir a los hombres, la
de devolver el equilibrio en la creación universal. Equilibrio que había
sido roto por Lucifer.
Pero Yo había descendido por el Padre antes que por las criaturas y
al Padre Me He encaminado todo Yo sin perder de vista al hombre y al
Angel rebelde.
Así, al anuncio de Gabriel, el cielo pidió a una Mujer el asentimiento
para obrar los fines preestablecidos, de modo que esta Mujer fue elevada
al plano divino y vino a ser parte necesaria, como querida por Mí, en el
restablecimiento de todas las cosas que Yo mismo inicié encarándome en
Ella.
Aquí está la razón por la cual María está presente en toda
manifestación Mía que se relaciona con la Redención. Y si Yo He
exaltado así a una Criatura Mía, aquel que se opone a Mi Querer de
glorificación de Mi Madre caerá miserablemente.
Solemnemente les digo que, quien desprecia a Mi Madre y se obstina
en ofenderla, perecerá para siempre.
Por eso Me alegraré siempre que alaben a la que Me hizo y seré
31


Documentos relacionados


Documento PDF misericordia
Documento PDF julio de 2013
Documento PDF sue os ilust 1
Documento PDF tercera de la libertad
Documento PDF cuarta de la libertad
Documento PDF canalizacion grupal bogota 2012 malena carrion 2


Palabras claves relacionadas